Programa “Escuela y Medios”






descargar 331.93 Kb.
títuloPrograma “Escuela y Medios”
página1/8
fecha de publicación27.10.2015
tamaño331.93 Kb.
tipoPrograma
p.se-todo.com > Historia > Programa
  1   2   3   4   5   6   7   8
(Créditos)

Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología

Ministro de Educación, Ciencia y Tecnología

Lic. Daniel Filmus




Secretario de Educación

Lic. Juan Carlos Tedesco



Autores

Programa “Escuela y Medios”
Dra. Roxana Morduchowicz

Lic. Atilio Marcón

Lic. Paula Camarda

Asistentes



Constanza Barredo

Diego Marco del Pont



Con el apoyo de Editorial Puerto de Palos




Marzo 2007
La Escuela al cine 2007”

Introducción
Analizar un filme es comprender la forma en que el mundo es representado y mediado. Es una pregunta constante sobre el modo en que damos sentido al mundo, y a la manera en que el cine, como otros medios de comunicación, le da sentido para nosotros. Porque sólo preguntándonos respecto de la forma en que los medios producen significados, podremos comprender cómo modifican e influyen sobre nuestras percepciones de la realidad.
Un conocimiento profundo de la manera en que el cine representa la realidad, nos orienta en nuestra propia percepción del mundo. Este es, entonces nuestro primer concepto clave en el análisis de los medios de comunicación: representación.
Entender la representación del universo a través del cine es analizar dónde está cada uno de nosotros en ese universo de imágenes y representaciones. Los filmes nos hablan del europeo, del africano y del latinoamericano, nos ofrecen una imagen del joven, del anciano y del niño, nos hablan de guerra y de paz, del pobre y del rico y nos proponen su idea de autoridad, de belleza y de felicidad.
Los filmes, por lo tanto, trazan identidades. Y éste es, el segundo concepto clave de este abordaje: identidad.
Las historias filmadas representan a grupos e individuos cercanos o distantes a nosotros. Aprendemos quién es el otros por su imagen en una película. Y los otros aprenden quiénes somos nosotros por nuestra imagen en ellas. Las que reciben a miles de kilómetros de nuestra casa, sin conocernos más que por una pantalla o por una información periodística.
¿Cómo representan los filmes a los grupos sociales? ¿Qué dicen del europeo, del africano, del latino, del hombre o de la mujer? ¿Dónde estamos en las representaciones e imágenes que proponen sobre el mundo? ¿Hablan de nosotros? ¿Cómo? ¿Y del otro? ¿De qué manera? ¿Qué dicen de cada uno? ¿Qué no dicen? ¿Qué omiten?
Nosotros y ellos. Representación e identidad: dos conceptos esenciales en este abordaje para que el alumno comience a entender el lugar de cada uno y del otro en los filmes y en el mundo real.
En esta relación representación-realidad giran otros dos conceptos fundamentales para el análisis: valores y estereotipos. Las películas, dijimos, construyen identidades, en base a imágenes en que pueden reforzar estereotipos que ya existen en la sociedad o bien desafiarlos. Un receptor crítico debe reconocer y analizar la relación entre la representación y el grupo real al que esa representación alude.

¿La imagen que los medios ofrecen de los argentinos, se parece a los argentinos reales? ¿Y la del extranjero? ¿Refuerza estereotipos existentes? ¿Lo desafían y contradicen?
Estos conceptos serán el marco desde el cual analizaremos en este módulo los filmes y los mensajes que ellos vehiculizan. Pensar el cine, además de sentirlo. Explorarlo y analizarlo, además de vivirlo. Pasar de la emoción a la reflexión.
En esta dirección se inscribe este libro. Las páginas que siguen buscan ser una guía para aquellos docentes y alumnos que se acercan a un flime desde la emoción y el placer, hacia el análisis y la reflexión.
El texto ofrece además propuestas para la reflexión personal y el trabajo en el aula. Se trata de un material práctico porque remite ejemplos concretos del cine y de las posibles maneras de estudiarlo. Es también teórico porque ofrece un encuadre conceptual a partir del cual los docentes pueden repensar sus clases o proyectos.

Nueve Reinas
FICHA ARTÍSTICA
Marcos Ricardo Darín

Juan Gastón Pauls

Valeria Leticia Brédice

Federico Tomás Fonzi

Vidal Gandolfo Ignasi Abadal

Berta Elsa Berenguer

Sandler Oscar Núñez

Washington Alejandro Awada

D´Agostino Antonio Ugo
FICHA TÉCNICA
Director Fabián Bielinnsky

Productor Ejecutivo Pablo Bossi

Director de fotografía Marcelo Camorino

Director de arte Marcelo Salvioli

Vestuario Mónica Toschi

Compaginación Sergio Zottola

Director de sonido Osvaldo Vacca
Fecha de estreno: 31 de Agosto de 2000
Argumento
La historia comienza una madrugada y termina a la mañana del día siguiente. En poco más de 24 horas, Juan y Marcos, dos estafadores de pequeña escala se enfrentarán a una experiencia que involucra centenares de miles de pesos. Ambos, deben tomar decisiones sobre una inminente estafa. Tan seductora, que les permitirá dudar. Juan y Marcos se embarcan en un “negocio” a través del cual transita un mundo de ladrones y farsantes, de buscavidas y pícaros. Un mundo de pequeños y grandes corruptos.

El “maestro” Marcos introduce al joven e inexperto Juan en una estafa en la cual cada revelación parece esconder una mentira. En la que cada promesa oculta una trampa. En la que la verdad, se convierte sólo en apariencia. Y el burlador, en burlado.


Para escribir una historia hay que investigar mucho”

Fabián Bielinsky

¿Qué hace el director de una película?
El director es quien coordina a todo el equipo que trabaja en una película. El es quien le indica a los actores cómo deben actuar cada una de las escenas. En realidad, en una película confluye el trabajo de muchísima gente: el del actor, el del iluminador, el director de arte, el de la vestuarista, el maquillador y el de la gente de producción que cuida que no falte nada en el momento de la filmación. El trabajo de toda esa necesita una coordinación. Esa guía, la persona que de algún modo tiene más en claro la manera en que todos los elementos se combinan y sabe hacia dónde deben apuntar, es el director de la película.
¿Cómo surge la idea de una filme?
La primer idea de la película puede empezar con un personaje. Otras veces, puede iniciarse con una escena. A veces, también, puede empezar a partir de un lugar que de algún modo inspira una historia. También puede surgir con una pequeña anécdota, una noticia, un hecho concreto. Las posibilidades son infinitas. En Nueve Reinas, la idea surgió de mi propio interés por el tema. Creo que la pequeña estafa callejera y el ingenio como herramienta del delito, causa cierta atracción en la gente. Tuve la sensación de que en eso había una buena posibilidad de crear una historia. Porque las estafas son pequeñas historias en las que el tema suele ser el engaño, la mentira, la verdad aparente y la realidad que no es tal. Y a partir de aquí surgió todo.
¿Cómo se escribe el guión de una película? ¿Hay que investigar mucho?
En el caso de Nueve Reinas yo soy director y guionista, es decir el que escribió el texto y los diálogos de los personajes. La investigación es un filme es fundamental y es previa a escribir el guión. Yo por ejemplo, para escribir los diálogos de los personajes investigué todo lo que pude sobre el tema de la película. Busqué noticias en los diarios y hablé con mucha gente: con policías, con ladrones, con las víctimas de estas historias, con gente que fue estafada. Todos ellos me dieron muchos datos, y eso me ayudó a escribir el guión.
¿Y cuando el libro y los diálogos están listos, cómo seguís?
Ahí comienza la preparación de todo lo que se necesita antes de filmar: eso se llama preproducción y dura de 6 a 8 semanas. Durante estos días todos los que trabajan en la película se reúnen, charlan sobre el filme con el director, leen el guión varias veces y definen todo lo que se necesitará para que durante la filmación de la película no falte nada. Durante la preproducción los actores ensayan con el director de los personajes y las diferentes escenas que tienen que caracterizar.
¿Cualquier actor puede hacer cualquier personaje? ¿Cómo se elige a los actores en un filme?
Los actores deben tener ciertas características que los acerquen al personaje y que lo hagan creíble. Por ejemplo, el aspecto físico, su edad, su apariencia, y también su personalidad. El director siente que un actor jamás podrá acercarse a un personaje si está muy lejano a su personalidad y a su forma de ser. Es cierto que un buen actor puede hacer cualquier personaje y de hecho algunos de ellos lo hacen. Pero también es cierto que esto implica un gran esfuerzo para el actor y para el director.
¿El actor tiene posibilidades de cambiar el guión?
Sí. Depende de la relación que tenga con el director. En general, siempre tiene la posibilidad de sugerir algún cambio que tenga que ver con su personaje. Ricardo Darín, por ejemplo, interpreta a Marcos. Ha tenido que estudiar su personaje y trabajarlo mucho, antes de actuarlo. Puede hacerle propuestas al director porque de alguna forma llegó a conocer y saber más de su personaje, que el propio director.
¿Cuánto tiempo puede llevar filmar una escena de tres minutos?
Tres minutos de película se filman en general en un día de trabajo, es decir en unas doce horas. La duración depende de la complejidad de la escena. Pensemos en la escena que transcurre en Puerto Madero que era un poco más complicada, porque incluía dobles de acción, correr por el medio de la calle, la presencia de los autos y muchos extras. En este caso, a estos minutos, los habíamos planificado para dos días de filmación.
¿En el cine es más importante la imagen o el sonido?
La película es imagen y sonido en una combinación permanente con resultados sumamente interesantes. La música es muy importante porque le da a la escena una dirección emocional más precisa. Las imágenes expresan lo que el director quiere mostrar, pero la música apunta directamente a la emoción y refleja cuál es la emoción predominante en esa escena.
¿Cuánto depende una película del dinero de que disponga?
El dinero es importante en una película porque el cine es una actividad muy cara. Los equipos son muy caros, los sueldos de la gente que trabaja en el filme son en general altos porque son técnicos muy especializados, los procesos de laboratorio para revelar la película son caros, hay que hacer vestuarios, alquilar escenografías o construirlas, en fin, todos los procesos que supone una película son muy caros. El director puede pensar en una escena que transcurra en una cancha de fútbol y llenarla de miles de extras es muy caro. Si no dispone de un buen presupuesto no podrá hacer esa escena y tendrá que buscar alguna otra alternativa que implique un gasto menor. Creo que disponer del dinero necesario da más tiempo para filmar. Si en vez de filmar tres minutos por día, el director pudiera filmar sólo medio minuto, podría dedicarle más tiempo a las escenas, ensayarlas más y seguramente filmarlas más veces para después poder elegir la correcta. El tiempo en cine cuesta, porque significa seguir pagando por más semanas el trabajo de toda la gente.
Mientras filma ¿el director piensa en algún momento en el espectador que verá la película? ¿Cómo se lo imagina?
Sí, siempre piensa en él. Cuando uno está haciendo una película, la está haciendo para que alguien la vea. El director trata de algún modo de anticipar la reacción del público. El espectador es el destinatario de lo que el director produce, es como si fuese el destinatario de una carta. El director piensa en el espectador como la persona a la que quiere emocionar, sorprender, reír o divertir.
Y ya que hablamos del público, ¿no tenés miedo de que se quede con una imagen demasiado simpática de la figura del estafador?
Yo no siento que la película reivindique al estafador. Estafar a un estafador, como pasa en “Nueve Reinas”, es la ilustración de un juego, de un deseo. Es como ganar un juego con las armas del otro. Yo no intento reivindicar a la estafa. No la veo como una acción moralmente aceptable.
¿Te acordás de alguna anécdota de la filmación que quieras contarnos?
Sí, de una en particular. Durante la filmación de la escena de la persecución, Gastón Pauls, se cayó, se lastimó y tuvimos que ir al hospital. Fue muy dramático. Paramos la filmación varios días y cuando la retomamos, tuvimos que cambiar el plan de la filmación, es decir el orden de las escenas que filmábamos. Como Gastón podía salir pocos de su casa después del accidente, tuvimos que filmar escenas en las que él estuviera sentado o parado sin caminar. Después, agregamos las escenas en las que caminaba sólo 10 o 12 pasos; las que caminaba media cuadra y así fuimos avanzando de a poco hasta llegar a las escenas donde Gastón corría. Esta anécdota nos enseñó que en una película es muy importante estar preparados para responder a los imprevistos. Una película siempre tiene imprevistos, siempre pasan cosas que no se pueden planificar. Nunca hubiéramos pensado que íbamos a seguir un plan de filmación de acuerdo a cómo caminara Gastón. Y sin embargo, lo tuvimos que hacer.

A propósito de Nueve Reinas...

Las verdades mentirosas y las mentiras verdaderas

Por Alicia Entel (*)
Los medios de comunicación suelen retomar y recrear géneros de la literatura, el teatro, las expresiones artísticas previas a la existencia de la televisión, el cine o la radio.
El melodrama, convertido en telenovela, tiene antecedentes en la literatura popular del Medioevo. La sátira y los géneros con humor, pueden rastrearse hasta en el teatro griego de Aristófanes. Los pícaros, esa especie de antihéroes, mansos al fin, pero de gran vuelo para las astucias, hunden sus raíces en el importante género de la picaresca. El Lazarillo de Tormes, el Periquillo Sarmiento y tantos otros, fueron pícaros universales.
Nueve Reinas continúa esa tradición. En los relatos de pícaros, la narración –con imágenes o con palabras- tiene fuertes imprevistos. Son, en general, modelo de cómo lograr suspenso y suelen desembocar en un final asombrosamente desconocido. En Nueve Reinas, ¿quién iba a imaginar que aquel tímido muchacho era el que había inventado toda farsa y creado los personajes? Sucede como en los policiales, pero con humor, y con un dejo de reflexión filosófica explícita o no.
Porque la picaresca muestra, a veces magistralmente, que en un tiempo y un espacio determinados, hay diferencias entre apariencia y realidad. Las cosas, la realidad, se cuentan de una manera, pero la verdad es otra. Por eso, la picaresca suele tener éxito en tiempos de crisis de valores.
En la tradición nacional –ya en el siglo XX- Payró hizo una pintura del pícaro en sus Divertidas historias del nieto de Juan Moreira, una historia que no era tan “divertida” y expresaba una crítica a la política y a la sociedad que festejaba el Centenario.
¿En Nueve Reinas, el pícaro es un triunfador?
De ninguna manera. Más bien es un buscavidas. Se trata de esos personajes que en la pelea por la supervivencia, en tiempos de crisis, también entregan una parte de sí mismos. Y, para colmo, suele resultar burladores burlados. ¿En qué consiste la entrega de sí? En dar una parte de humanidad –valores, comportamientos honestos- a cambio de la supervivencia. El pícaro comienza sus aventuras de una manera y, en el camino, aunque “gane” va perdiendo, pierde mucho de sí.
Por eso Nueve Reinas no sería la apología del malandrín. El pícaro, como el astuto, aparentemente van ganando. Pactan con el mundo un contrato que luego traicionan. Sin embargo, en ese itinerario también ellos pierden mucho de su calidad humana. En la literatura, el astuto máximo es Ulises u Odiseo quien hizo un largo camino con enormes obstáculos para regresar a su reino de Itaca donde Penélope lo estaba esperando. Evitó el seductor placer de las Sirenas y logró combatir a los Cíclopes llenando de mentiras sus frases. En ese trayecto, también él entregó en cada acto pícaro un trozo de su humanidad.
El protagonista de Nueve Reinas atraviesa toda una serie de peripecias, despliega una pedagogía de cómo engañar al prójimo. Sólo que, casi a su lado, un joven con cara de inocente, de “yo no quiero meterme”, desanda sus peripecias y entrampa al protagonista en honor a la verdad.
El burlador quedó burlado, el amor ganó por sobre todo y cierta ola justiciera desarticuló las tramas pícaras. Aunque la película no lo explicite, todos los escenarios “hablan”. Se preguntan sin palabras y con chispa cotidiana cuáles son las verdades verdaderas en un mundo en el que abundan las verdades mentirosas.
(*) Alicia Entel es investigadora en Comunicación (UBA – UNER)

y Directora de la Fundación Walter Benjamín.

Para seguir explorando...
Análisis de la manera en que el filme narra una secuencia.
ELIJAN UNA ESCENA DE LA PELÍCULA
En un nivel descriptivo, preguntaremos:


  1. ¿Cómo se ve a los personajes? (en detalle, en un primer plano, en plano general)

  2. ¿Qué colores predominan?

  3. ¿Cómo es la luz? ¿A quién o a qué se ilumina más?

  4. ¿Quiénes aparecen en el cuadro?

  5. ¿Qué objetos se incluyó?


En un segundo nivel de lectura, las preguntas serán:


  1. ¿Por qué habrá utilizado este plano esta escena?

  2. ¿Qué significa este punto de vista en la distancia de la cámara?

  3. ¿Por qué aparecerá el personaje con tan poca luz (o muy iluminado)?

  4. ¿Por qué habrá dejado fuera del cuadro a otros personajes? ¿Qué querrá decir?

  5. ¿Qué podemos inferir de la acción o del personaje a partir del lenguaje visual utilizado?


En suma...

En el camino de analizar un filme, no son pocos los pasos que debemos dar. En primer lugar es conveniente decidir sobre qué trabajar:


  • ¿Sobre uno o varios filmes?

  • ¿Sobre todo el filme?

  • ¿Sobre una secuencia?


Una vez tomada esa decisión, deberemos pensar qué analizar:


  • ¿La historia?

  • ¿Los personajes?

  • ¿El lenguaje visual?

  • ¿Integrar las tres dimensiones?


El tercer y último paso, entonces, será estructurar el análisis sobre las dos dimensiones: descripción e interpretación.


  • En la descripción, incluiremos las preguntas encabezadas por el “qué” y el “cómo”.

  • En la interpretación, enunciaremos las preguntas originadas en el “por qué” y el “qué significa / qué quiere decir”.


En todos los casos, tendremos siempre en cuenta el objetivo final, la respuesta última de este trabajo, es comprender y explorar la manera en que el filme construye significados, que cotidianamente influyen sobre nuestra manera de captar la realidad y de percibir el mundo.
  1   2   3   4   5   6   7   8

similar:

Programa “Escuela y Medios” iconPrograma “Escuela y Medios”

Programa “Escuela y Medios” iconPrograma “Escuela y Medios”

Programa “Escuela y Medios” iconJosé Noe Ávila Guerrero. El fenomeno de los medios de comunicación...

Programa “Escuela y Medios” iconPrograma de comunicación y medios

Programa “Escuela y Medios” iconPrograma de comunicación y medios

Programa “Escuela y Medios” iconAprende “CÓmo ser un líder en la sociedad actual”: programa formativo...

Programa “Escuela y Medios” iconEl programa que selecciona las noticias de cientos de medios en el Mundo, entre ellos

Programa “Escuela y Medios” iconEmpieza a emitir la denominada «Estación Escuela número 41», perteneciente a la
«Estación Escuela número 41», perteneciente a la Cadena Azul de Radiodifusión (car), más tarde conocida como Radio Langreo

Programa “Escuela y Medios” iconLa mayor parte de mi educación era muy fantástica. Durante la escuela...

Programa “Escuela y Medios” icon“Garantizar a los trabajadores, un ambiente de trabajo seguro y los...






Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
p.se-todo.com