Francisco Eugenio Xavier de la Santa Cruz y Espejo –ese es su nombre completo- nació en el año 1747; la fecha exacta no se conoce






descargar 33.25 Kb.
títuloFrancisco Eugenio Xavier de la Santa Cruz y Espejo –ese es su nombre completo- nació en el año 1747; la fecha exacta no se conoce
fecha de publicación22.02.2016
tamaño33.25 Kb.
tipoDocumentos
p.se-todo.com > Historia > Documentos
EUGENIO ESPEJO: CERTEZAS Y DUDAS

Espejo, personaje cumbre en la Historia Ecuatoriana. Polémico como el que más, debido a las calumnias de sus enemigos cuando vivió y a la manipulación incluso política, luego de su muerte. Cómo podríamos comprender al personaje y su época si hasta no hace mucho tiempo atrás, la historia la escribían todos (literatos, abogados, médicos,...) menos los historiadores? Cómo aceptar a pie juntillas lo que sabemos si solo nos conformamos con repetir lo que ya muchos han dicho de él?

Presentamos un muy breve resumen de nuestro patrono con la intención de que estudiantes y maestros, continúen investigando y leyendo el tema, ya que estamos seguros que este primer paso antecederá a muchos que seguramente los darán ustedes.

Francisco Eugenio Xavier de la Santa Cruz y Espejo –ese es su nombre completo- nació en el año 1747; la fecha exacta no se conoce, no así la de su bautizo que está registrada el 21 febrero de ese año en la parroquia El Sagrario de Quito. Sorpréndase, querido lector, el doctor Espejo está inscrito en el libro de los españoles, -léase blancos-. Es decir, se ha confundido su fecha de nacimiento con la fecha de su bautizo y nace la duda de que si sabemos –como dice la historiografía ecuatoriana- que fue indígena, hijo de un indio de Cajamarca y de una mulata liberta, cómo aparece inscrito en el libro de blancos, no solo él sino sus hermanos y su madre?1 Además, su madre, no fue ni india ni mulata, como lo declaró el P. Sancho de Escobar, Fray Joseph de Rosario (enemigos de Espejo) y corroboró González Suárez sin investigarlo ni interpretarlo.2

En conclusión: todas las partidas de bautizo de la familia Espejo Aldaz al igual que la partida de matrimonio de María Manuela –su hermana- con José Mejía y la partida de nacimiento de un hijo natural del Precursor con una señora de apellido Bamonte, están inscritas en el libro de blancos en las parroquias de San Sebastián y El Sagrario.3

En sí, Eugenio Espejo es un mestizo acriollado, como usted o como yo, vestido a la usanza de la época colonial, perteneciente a un grupo medio en ascenso social ya sea por su preparación académica o económica y prestigio.

En lo referente a su educación, citamos textualmente al Dr. Freile-Granizo cuando dice que Espejo “Estudió todo lo que pudo, cursó las cuatro carreras universitarias que se ofrecían en su tiempo; leyó con una pasión desbordada libros en cuatro o cinco idiomas y observó con ojo despierto las enfermedades físicas, morales y sociales de sus compatriotas” (Freile-Granizo, 2008, pg. 15). Las cuatro carreras universitarias que había en el Quito de la época fueron Medicina, Filosofía, Teología y Derecho y Eugenio Espejo se tituló en todas ellas. Nada más. No fue economista, pedagogo, epidemiólogo, politólogo, etc. ni todas las profesiones que se le quiere atribuir. Es otra cosa el que haya leído, indistintamente varios temas y, hasta cierto punto los haya dominado, pero de allí a que tuvo esos títulos académicos y los ejerció, es muy arriesgado afirmar.

Escritos de Eugenio Espejo:

1779 El Nuevo Luciano de Quito.

1780 Marco Porcio Catón.

1781 La Ciencia Blancardina.

1781 Dedicatoria del Tratado de Longinos.

1787 Cartas Riobambenses.

1785 Reflexiones sobre las viruelas

1788 Cartas Latacungueñas.

1789 Discurso de la Concordia.

1792 Primicias de la Cultura de Quito.

1795 Testamento.

Obras que se le atribuyen

1780 El Retrato de Golilla

1792 Carta a Europhilia

1794 Pasquines de las banderitas4.

Además, cartas, escritos religiosos, apelaciones, oficios ya sea por encargo, propios, privados, públicos que se han podido identificar, no sin olvidar que un buen número de obras jamás se conocerán ya que están en manos y archivos privados.

Prisiones

La primera

Es el año de 1783, luego de dar a conocer sus tres primeras obras, en las que hace énfasis y critica la manera de enseñar en las universidades quiteñas, el Presidente José León y Pizarro busca una excusa para liberarse de tan incómodo personaje que podría incluso mal predisponerlo ante la Corte. Aprovecha para nombrarlo médico oficial en una expedición hacia el Marañón, a cargo del Ing. Francisco Requena. Espejo le da largas al asunto y finalmente no acata la orden. Capturado en esa ciudad, es devuelto a Quito, acusado de reo de grave atentado. “permaneció un mes y medio en el cuartel de infantería y sin proceso jurídico alguno se le devolvió la libertad”. (Paladines, 2007, pg.32).

La segunda

Tiene mucho que ver su Tratado sobre las Viruelas. Tanta era la presión, que Villalengua solicita a Espejo que se retire de la ciudad hasta que se calmen los ánimos, que cambie algunas páginas y se retracte; Espejo no accedió. A manera de autoexilio, va camino a Lima, deteniéndose nuevamente en Riobamba, donde los párrocos del lugar solicitan los servicios profesionales de Espejo para contestar una acusación del Colector de Tributos de la Corona, Ignacio Barreto. Como resultado de este acto jurídico aparece la Defensa de los Curas de Riobamba en la que se ven involucrados muchos personajes públicos. Villalengua se pone en alerta y formula un plan para apresar a Espejo. Lo primero era desacreditar al Precursor, acusándolo de sedición, crimen de estado contra el gobierno real y de autor de pasquines subversivos.

Afortunadamente, cuando se lo aprendió, no se encontró en su poder documento alguno como La Golilla, del que se le acusaba ser autor, ni otros papeles subversivos ni pasquines de ningún tipo.

Luego de remitido el proceso y estudiado por las autoridades virreinales en Bogotá, el Fiscal Estanislao de Andino lo declara inocente y le da el sobreseimiento definitivo el 11 de noviembre de 1789.

La tercera

El año 1795 se torna trágico para él. Son dos veces en este lapso de tiempo que Espejo es tomado prisionero. La primera vez, por sospechas de que estaba implicado en lo de las banderitas, esto fue el 30 de enero de ese año. El fiscal Pedro de Rubianes examina la causa; asegura que son meras suposiciones y no hay motivo para que siga encarcelado: pide su libertad; esto ocurría el 7 de marzo de 1795. La segunda y última vez que el Dr. Espejo es aprehendido en este año es … al día siguiente de su puesta en libertad. Esta vez se lo acusó de cómplice de su hermano el presbítero Juan Pablo Espejo, ya que éste mantenía amoríos con una mujer de apellido Navarrete a la que en conversación le contó sobre las acciones subversivas que se tenían previstas; ella consideró comunicarlo a su madre y esta, a su vez, a un hijo de ella que era religioso franciscano; este, ni corto ni perezoso, pidió cita con el Presidente Muñoz y le puso al tanto de todo lo que sabía.

La respuesta de las autoridades no se hizo esperar. Juan Pablo Espejo, por ser religioso gozaba de fuero eclesiástico y fue encarcelado por dos años en el convento de los franciscanos de Popayán. Por otro lado, en lo que se refiere al Precursor “ni la declarante Francisca Navarrete, ni su madre, ni su hermano el fraile franciscano Vicente Navarrete, comprometieron en forma alguna a Eugenio Espejo, (Naranjo, 2008, pg.219) pero nadie le quitaba de la mente al Presidente de la Audiencia, que el mentalizador de todo esto era Eugenio y nuestro doctor fue a parar en prisión.

Nuevamente y confiando en la justicia imparcial, Espejo apela su causa ante el Virrey Espeleta, en Bogotá; éste ordena su inmediata libertad. La orden llegó a Quito el 21 de noviembre de 1795 y es cumplida de inmediato; El doctor Espejo, ya muy enfermo remite una carta de agradecimiento al Virrey, diciéndole que con esta decisión le devolvía la vida que de a poco se le iba. A decir verdad, le quedaba más o menos un mes de vida. El 23 de diciembre dicta su testamento; nombra albacea a su hermana Manuela. El 27 de diciembre de 1795, muere.

Se lo enterró en una cripta de la capilla de San José en el Tejar, lugar donde lo condujo el padre Joaquín Lagraña, según lo certifica el padre Mariano Parra, cura de la parroquia de El Sagrario, en su certificado de defunción, inscrito en el libro de indios, negros y esclavos.

El rostro del Dr. Espejo.

Resulta de gran curiosidad conocer el verdadero rostro del doctor Espejo, mas no sabemos cómo era en realidad. A lo mucho contamos con un retrato al oleo sobre latón que se encuentra en el Museo Archivo Flores Jijón de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, obra anónima. Por otro lado, tenemos un lienzo firmado por José Cortés de Alcocer, del siglo XVIII, que se encuentra en el antiguo Hospital San Juan de Dios de Quito, hoy, Museo de la Ciudad, en el que, los estudiosos y conocedores de la Historia del Arte ven, a más del Presidente de la Audiencia, a Fray José del Rosario y al doctor Espejo, junto a otros betlemitas, pacientes hospitalizados y varios personajes secundarios y miembros de la Cofradía Hospitalaria.

La única descripción es la que encontramos en el mandato de su primer arresto, luego de que no aceptara ir en la expedición a cargo de Francisco Requena al Marañón, que fijaría los límites entre las posesiones españolas y portuguesas en América, la que elude, siendo capturado y devuelto a Quito; esta descripción dice de Espejo que: “tiene una estatura regular, largo de cara, nariz larga, color moreno y en el lado izquierdo del rostro un hoyo bien visible” ( Astuto, 2003, pg. 83).

CONCLUSIONES

Consideramos al Dr. Espejo un personaje único en nuestra historia y para amarlo y aceptarlo debemos conocerlo primero. Este resumen pretende despertar la curiosidad por seguir su pista y darle el valor que merece. Las conclusiones representan interrogantes a futuro. A nuestros estudiantes les corresponde como deber moral continuar con las investigaciones y desenterrar la verdad.

Aún quedan preguntas por responder sobre nuestro patrono y la época en la que vivió, el reto es buscar, leer y escribir sobre las mismas. A continuación planteamos varias de ellas que sabemos, serán apoyadas por los maestros e investigadas por los estudiantes.

  • Cuál es el verdadero origen racial del Dr. Espejo? Fue indio, blanco o mestizo?

  • Los escritos presentados de autoría de Espejo son todos? Faltan algunos? Por qué no conocemos los que faltan?

  • Cuál fue el peso intelectual de la lectura, en su manera de pensar y escribir?

  • Cómo influyeron en él los acontecimientos mundiales (Revolución Francesa, Revolución Norteamericana) que le tocó vivir, para que se enfilara por el movimiento revolucionario?

  • Si tenía tantos enemigos políticos e incluso personales, cuáles fueron sus amigos; compartían su misma línea de pensamiento político?

  • Si su preparación académica fue tan acertada y completa, por qué nunca tuvo una cátedra en la universidad quiteña?

  • Cuál fue el futuro de sus hermanos, Manuela (esposa de José Mejía) y Juan Pablo Espejo (capellán de los ejércitos libertarios) y de su hijo natural con la señora Bamonde?

  • Perteneció Espejo, al grupo masón habiéndose comprobado sus acercamientos con Nariño y otros personajes de esta filiación?

  • Murió pobre, como lo hace aparecer la historiografía tradicional y se cumplió su testamento? Dónde fue a parar su magnífica biblioteca?

  • Qué hay sobre su probanza (documento legal que prueba la ascendencia noble del solicitante) de limpieza de sangre –por línea materna- y con qué motivo la realizó? Sus contemporáneos la aceptaron?

Es usted, estimado colega y sus estudiantes, los encargados de esclarecer éstas y muchas interrogantes más que de a poco aparecerán. Eso es hacer historia y dar el lugar que se merece el Dr. Eugenio Espejo.

BIBLIOGRAFIA

Sugerimos publicaciones de fácil acceso para el estudio del personaje. Es una bibliografía básica que se puede ubicar sin dificultad en varias bibliotecas de Quito como en la de la Universidad Católica, Andina Simón Bolívar, …

.ANDRADE MARIN, Luciano, “Notas bibliográficas sobre un libro autógrafo de Espejo”, en

Boletín de la Biblioteca Nacional de Quito, septiembre, 1954.

. ASTUTO, Philip, Eugenio Espejo, Reformador Ecuatoriano de la Ilustración,

Colección Media Luna, Vol.1, Quito, 2003.

.BENITES, Vinueza, Leopoldo, “Un zapador de la Colonia. Notas para la biografía del

Precursor Espejo” en Revista del Colegio Nacional Vicente Rocafuerte, No. XVIII

Guayaquil, Ed. Vicente Rocafuerte, 1941.

. BÜSCHGES, Christian, Familia, Honor y Poder, LA Nobleza de la Ciudad de Quito

En la Epoca Colonial Tardía (1765-1822), B.B.Q, Vol. 12, Fonsal, Quito,

2007.

. CHIRIBOGA, Marco, Vida, Pasión y Muerte de Eugenio Francisco Xavier de Santa Cruz y

Espejo, Fonsal, Quito, 2005.

. FREILE-GRANIZO, Carlos, Eugenio Espejo, Precursor de la Independencia, Biblioteca del

Bicentenario de la Independencia, Vol. 12, Fonsal, Quito, 2008.

. FREILE-GRANIZO, Carlos, Cartas y Lecturas de Eugenio Espejo, Biblioteca del Bicentenario

Vol. 10, Banco Central del Ecuador, Quito, 2008.

. FREILE-GRANIZO, Carlos, “Eugenio Espejo: Indio Real o Simbólico”, en Revista del Centro

Nacional Investigaciones Genealógicas y Antropológicas, No. 9, Quito,

1991.

.GANGOTENA y Jijón, Cristóbal de, “La familia de Eugenio Espejo”, en Boletín de la

Academia Nacional de Historia, Vol. XXXII, No. 80 (julio- diciembre), 1952,

Quito.

. GARCÉS, Enrique, Eugenio Espejo, Médico y Duende, Quito, Imprenta Municipal, Casa de la Cultura Ecuatoriana,2ª.edición, Quito, 1959,

. GONZALEZ SUAREZ, Federico, La Obra de Espejo, Colección Luna de Papel,

Quito, 2006.

. GONZALEZ SUAREZ, Historia General de la República del Ecuador, Tomo 7, 2da. Edición,

Editorial Cadena, Quito, 1931.

. KEEDING, Ekkehart, Surge la Nación, La Ilustración en la Audiencia de Quito, Biblioteca

Del Bicentenario, Vol. 1, Banco Central del Ecuador, Quito, 2005.

. MINCHOM, Martin, El Pueblo de Quito, 1690-1810, Biblioteca Básica de Quito, Vol.13,

Fonsal, Quito, 2007.

.NARANJO, Plutarco y Fierro Rodrigo, Eugenio Espejo: Su Epoca y su Pensamiento,

Biblioteca de Historia, Vol.25. Universidad Andina Simón Bolívar, Quito

2008.

. PALADINES, Carlos, Pensamiento Ilustrado Ecuatoriano, Biblioteca Básica del

Pensamiento Ecuatoriano, Vol. 9, Banco Central del Ecuador, Quito, 1981,

. PALADINES, Carlos, Juicio a Eugenio Espejo, Biblioteca del Bicentenario, Casa de la

Cultura Ecuatoriana, Quito, 2007.

. PALADINES, Carlos, Espejo y la Lectura, Colección Luna de Papel,

Quito, 2006.

. PALADINES, Carlos, Eugenio de Santa Cruz y Espejo, Obras Completas, Colección

Bicentenario, Tomo V, Casa de la Cultura Ecuatoriana, Quito, 2009.

. ROIG, Arturo Andrés, Humanismo en la Segunda Mitad del Siglo XVIII (segunda parte),

Vol. 19, Banco Central del Ecuador, Quito, 1984.

. VILLALBA, Jorge S.J. Las Prisiones del Doctor Eugenio Espejo, Editorial de la PUCE, Quito,

1992.

Oscar Ortega Medina

Unidad Educativa Municipal Eugenio Espejo

1

El Dr. Fernando Jurado Noboa trata el tema de la línea materna de Espejo, en base de la genealogía y presenta interesante información que deja en entredicho lo afirmado hasta hoy. Ver en Andrés Roig, Pensamiento Ilustrado Ecuatoriano, Biblioteca Básica del Pensamiento Ecuatoriano, Vol. 9, Banco Central del Ecuador, Quito, 1981, pg. 24.

2

Jorge Moreno en Freile-Granizo, 1991, pg.113.

3

Carlos Freile-Granizo, “Eugenio Espejo: Indio Real o Simbólico”, en Revista del Centro Nacional Investigaciones Genealógicas y Antropológicas, No. 9, Quito, 1991, Pp. 109- 133.

4

Ver Ekkegard Keeding, en Fierro, 2008, pg. 133. donde se aclara, según documento de la época, que Espejo fue posiblemente el autor intelectual de las banderitas… Nuestro patrono nos reta, una vez más, a aclarar lo citado.

similar:

Francisco Eugenio Xavier de la Santa Cruz y Espejo –ese es su nombre completo- nació en el año 1747; la fecha exacta no se conoce iconLengua castellana y comunicacióN. Segundo año medio nombre fecha curso

Francisco Eugenio Xavier de la Santa Cruz y Espejo –ese es su nombre completo- nació en el año 1747; la fecha exacta no se conoce iconNombre completo / nombre comúN / abreviatura

Francisco Eugenio Xavier de la Santa Cruz y Espejo –ese es su nombre completo- nació en el año 1747; la fecha exacta no se conoce iconResistencia indígena se relanza en Santa Cruz

Francisco Eugenio Xavier de la Santa Cruz y Espejo –ese es su nombre completo- nació en el año 1747; la fecha exacta no se conoce icon¿Cuánto durará la tregua en Santa Cruz?

Francisco Eugenio Xavier de la Santa Cruz y Espejo –ese es su nombre completo- nació en el año 1747; la fecha exacta no se conoce iconLiteratura “Santa Cruz de la Sierra 2014”

Francisco Eugenio Xavier de la Santa Cruz y Espejo –ese es su nombre completo- nació en el año 1747; la fecha exacta no se conoce iconGobierno autónomo municipal de santa cruz de la sierra

Francisco Eugenio Xavier de la Santa Cruz y Espejo –ese es su nombre completo- nació en el año 1747; la fecha exacta no se conoce iconEs el nombre por el que se conoce el diseño de dibujos en los arrozales

Francisco Eugenio Xavier de la Santa Cruz y Espejo –ese es su nombre completo- nació en el año 1747; la fecha exacta no se conoce iconCoordinadora por la autodeterminacion de los pueblos y el medio ambiente coodapma santa cruz

Francisco Eugenio Xavier de la Santa Cruz y Espejo –ese es su nombre completo- nació en el año 1747; la fecha exacta no se conoce iconActividad Descripción 1 Título En el debe consignarse el nombre de...

Francisco Eugenio Xavier de la Santa Cruz y Espejo –ese es su nombre completo- nació en el año 1747; la fecha exacta no se conoce iconEjes transversales del pensamiento de Edith Stein
«Berührtwerden von der Hand Gottes» («ser tocado por la mano de Dios»), o «die Hand, die mich anrührt» («la mano que me toca»), o...






Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
p.se-todo.com