Prologo






descargar 1.09 Mb.
títuloPrologo
página1/34
fecha de publicación18.11.2015
tamaño1.09 Mb.
tipoDocumentos
p.se-todo.com > Historia > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   34



LOS GRANDES CONTACTADOS

Por: Manuel Navas Arcos

A los Contactados de todos los tiempos.

A los Hombres Puente. A aquellos, que en todo tiempo y lugar nos han acercado: Lo Alto, lo Imponderable y lo Divino a la razón y al corazón del hombre.

Asi mismo, a todas las personas de buena volun­tad. que en este tiempo nuestro han sabido inter­pretar el real signif cado de las Luces en el Cielo.


PROLOGO



Recuerdo, hace casi 20 años, cuando empezaba a investigar el extenso y transcendente campo de la Ufología, como ya en los años 50, cierto sector de la ciencia, hacía mil peripecias con tal de no aceptar la presencia de los ovnis en los cielos del planeta. Pero, poco a poco, la evidencia de los discos volantes u ovnis, se fue abriendo paso en la razón y en el intelecto del hombre.
Pasaron algunos años, y dentro y fuera del estudio ufológico, surgió la siguiente interro­gante: ¿Quiénes tripulaban los ovnis?. Entonces, en reuniones, charlas y conferencias se llegaron a barajar las mas variadas hipótesis. Todo, menos aceptar la evidencia, que detrás de un ovni suele haber una inteligencia extraterrena, que nos supera en ciencia y en conciencia. Así pues, gracias a la valentía de algunos investigadores, salieron a la luz publica algunas de las experiencias y encuentros mantenidos, entre algunos personajes de la Tierra y estos seres del espacio. Estos personajes fueron denominados: LOS CONTAC­TADOS.
Y la historia volvió a repetirse... Así fue, como los primeros Contactados de este nuestro tiempo, fueron tachados de locos, visionarios, alucinados etc. Algunos de ellos fueron perseguidos, escarnecidos y vituperados. Pero con el paso de los años, los Contactados han adquirido credibilidad, volúmen y resonancia mundial. Hoy están en las primeras paginas de la prensa especializada, en la radio y en la televisión. Sus opiniones empiezan a tenerse en cuenta. No en la medida que se debería tener. Pero tarde o temprano la verdad siempre se abre camino.
Efectivamente, el abrumador testimonio portado por los Contactados: Médicos, ingenie­ros, hombres de ciencia, hombres de negocios, líderes políticos y religiosos es innegable y no admite dudas. Es por todo ello, el animarme a transcribir en este libro, algunas de las experiencias vividas por algunos de los Contactados que han existido a lo largo de nuestra historia.
Asimismo, me he permitido a través de mi razón y del pobre bagaje de mi conciencia, el comentar y ampliar algunos de los conceptos que se barajan en estos encuentros o contactos. Todo ello, con el solo fin de facilitar al lector el trino aspecto con que debe enfocar el estudio de las experiencias de contacto y del propio mensaje extraterrestre.
Queramos o no, la presencia extraterrestre es una realidad operativa en nuestro plane­ta. Los Hombres Dioses han regresado. Su presencia, debe provocar un serio despertar de nuestras conciencias y estimular una mayor responsabilidad nuestra frente a la Economía Creativa del Cosmos. Podemos no comprender su lógica, ni abarcar sus inteligencias, que nos superan en ciencia y conciencia. Pero SI debemos tratar de entender y sobre todo autorrealizar, el discurso que nos ofrecen a través de los Contactados. Este discurso podría llevar muy rápidamente a esta Humanidad a los valores de la Justicia, de la Paz y del Amor Universal, con las gratificantes consecuencias que este logro conllevaría.
Mi agradecimiento, para todos los estudiosos e investigadores, tanto a nivel privado como de asociación, que durante estos últimos 40 años se han dedicado al estudio y divulgación de la Temática Extraterrestre. Ellos, con su esfuerzo y trabajo han hecho posible este libro.

El autor




CAPITULO – 0



...Era una bola de fuego o globo luminoso que giraba y giraba sin cesar, envuelto en un indescriptible halo multicolor. Su velocidad era de vértigo. Aquel globo se vino frente a mí.

MI EXPERIENCIA OVNI

Antes de pasar a transcribir algunas de las experiencias de los grandes contacta­dos, quisiera relatar al lector, mi propia experiencia ovni (digo ovni, no extraterres­tre). Quizás, esto le ayude posteriormente a comprender mejor, ciertas matizaciones que hago sobre algunas de las experiencias vividas por los contactados.

Son 17 años, los que llevo investigando el mundo de los ovnis y la temática extra­terrestre. A lo largo de este tiempo, he tenido la suerte de asistir a siete avistamien­tos ovnis. Siendo la primera experiencia ovni, la más expectacular. Y la que de alguna manera cambió mi vida. Fué una experiencia directa, total y transcendente.
Este es mi relato:

En Agosto de 1.977, yo pasaba las vacaciones con mi familia en Carboneras. Siendo este un encantador pueblecito de nuestra inigualable costa almeriense. Hoy día, Carboneras ha sufrído una notable transformación con su Central Eléctrica (Endesa). Siendo una de las primeras de España por su producción de Kw. y por su tecnología punta. Así mismo, Hornos Ibéricos ha construido una modernísima fábrica de cementos. Una de las primeras del mundo, por su producción y exporta­ción. Un puerto debidamente equipado, cubre todas las prestaciones de este complejo industrial. Actualmente, se esta construyendo un puerto pesquero.

Todo este progreso y desarrollo, no ha privado a Carboneras de su embrujo marinero. Por algo a Carboneras la llaman: La Mar Divina. Por ello su oferta turística ha crecido espectacularmente. Siendo ésta, una oferta atractiva para el turismo nacional e internacional.

En aquel verano del 77, yo, ya llevaba tres o cuatro años metido de lleno en el campo de la Ufología e investigando la Temática Extraterrestre. Así mismo, por aquel tiem­po, trataba de sacar adelante las clásicas interrogantes que todo hombre lleva dentro de sí: ¿Quien soy?. ¿Que hago aquí'?. ¿A dónde voy?. Pues bien; todas las noches, después de cenar, cogía el coche y me retiraba a una playa muy cerca a Carboneras (El Algarrobico), en aquel tiempo solitaria. Allí, me enfrascaba en mis meditaciones y reflexiones, contemplando el firmamento. Para entonces, mi yo interior, tenía claro que los extraterrestres existían. Intuía quiénes eran. Y por qué nos visitaban de nuevo. Pero mi humana personalidad y mi espíritu crítico querían una prueba de su real presencia. Por ello, todas las noches, les pedía a los extraterrestres, que me dieran una prueba mas o menos tangible de su presencia.

Aquella noche del 28 de Agosto, estábamos cenando juntos: Mi cuñada Isabelita., su esposo y entrañable persona (ya fallecida) Simón Fuentes. Dos matrimonios amigos suyos de Madrid. Mi esposa Charo y yo. Terminada la cena, la velada se alargó hasta la 1,30 de la madrugada. Poco rato después, nos retiramos todos a descansar.

La casita alquilada para las vacaciones era de planta baja. Cercana al mar. Mientras mi esposa ultimaba las cosas para acostarnos, yo saqué a la puerta una vieja mecedora de mimbre. Sentándome, encendí un cigarrillo. Fumando, miraba al firmamento y me lamentaba el no haber podido ir esa noche a mi retiro en la playa. De pronto, sin saber por qué, meto la mecedora en casa, y le digo a mi esposa que me marcho un rato a la playa. Ella, trata de persuadirme, diciéndome que es muy tarde. Le respondo que no se preocupe, que vuelvo en seguida.

Poco después, enfilaba mi viejo R 6 por la carretera que va hacia Mojacar. Al poco rato, llegaba aquel lugar ya tan familiar para mí. Eran aproximadamente las 2.30 de la madrugada. Me bajo del coche y me dirijo directamente a la orilla de la playa. Frente al mar, me siento. Con los pies cruzados hacia adentro. Mi mente, ya estaba en el espacio. Los ojos en el firmamento. Así estaría unos veinte minutos. Pasado este tiempo, me levanto. De pronto, de Este a Oeste apareció aquello. Era una bola de fuego o globo luminoso, que giraba y giraba sin cesar envuelto en un indescriptible halo multicolor. Su velocidad era de vértigo. Aquel globo se vino frente a mí. Y se quedó suspendido sobre el nivel del mar, yo calculo que a una altura de unos 30 o 40 m. Y a una distancia de mí, en línea recta, de unos 70 o 80 m. Su tamaño me pareció enorme. Entre 8 a 14 m. de diámetro. Seguidamente, la extensa gama de colores que el globo irradiaba, fue perdiendo intensidad. Todos los colores se fueron tornando hacia un tenue color rosa. Inmediatamente, en el centro de aquel globo, se formo una diadema de luz blanca. No deslumbrante, sino transparente. Y me pareció ver dentro de aquella luz, como unos puntos oscuros o sombras moverse. De nuevo el globo empezó a girar vertiginosamente. En aquel remolino, las luces o colores se entremez­claban, formando el mas bello expectáculo que mis ojos han contemplado. Pegando un salto, y describiendo una parábola, en decimas de segundo se lo tragó la noche. Yo, me quedé anclado en la arena. Petrificado. En aquel momento, sentía dentro de mí, una mezcla de alegría, miedo y exaltación. Al poco rato, aquello pasó. Pasando a sentir una beatitud y una paz, inimaginable.

Esta ha sido una experiencia ovni más. Entre las cientos de miles que se vienen dando en todo el planeta. Pero como toda experiencia personal, es intransferible. Efectivamente, algo mío murió aquella noche y algo aletargado despertó. No para ser mejor o peor. Sino que en el plano personal de la concienciación, se ha producido una mutación cambio. Hoy, veo la vida bajo otra óptica. A lo largo de estos años de inves­tigación, he observado, que este cambio de concienciación personal, se hace mas extenso y profundo en los contactados.

Dentro del extenso campo de la Ufología y de la temática Extraterrestre, he obser­vado, como la experiencia personal, enriquece las facultades de indagación, investi­gación y deducción. Asimismo, dota a la comprensión de unas características más transcendentales. Por ello, invito al lector, que a lo largo del presente libro, profundice en el trino aspecto de la experiencia personal de los contactados.

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   34

similar:

Prologo iconPrólogo

Prologo iconPrologo

Prologo iconPrólogo

Prologo iconPrologo

Prologo iconPrólogo

Prologo iconPrologo

Prologo iconPrólogo

Prologo icon1. Prólogo

Prologo iconPRÓlogo

Prologo iconPrologo






Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
p.se-todo.com