Entrevista "Algunos dicen pavadas, yo tengo que construir". Entrevista: canciller Almagro






descargar 155.44 Kb.
títuloEntrevista "Algunos dicen pavadas, yo tengo que construir". Entrevista: canciller Almagro
página1/6
fecha de publicación02.01.2016
tamaño155.44 Kb.
tipoEntrevista
p.se-todo.com > Ley > Entrevista
  1   2   3   4   5   6
1. Cancillería
Entrevista
"Algunos dicen pavadas, yo tengo que construir". Entrevista: canciller Almagro

En entrevista con LA REPÚBLICA, el canciller Luis Almagro explicó los fundamentos de la posición de Uruguay que, a su juicio, no tiene mayores novedades respecto a la tradicional política sustentada por nuestro país a partir de 1982
En apoyo al reclamo de soberanía de la República Argentina sobre las islas Malvinas. Respecto a este tema, opinó que parte de la oposición se ha movido con "superficialidad" y "falta de criterio político" y, que en algún caso, trasluce cierto "sentimiento antiargentino".
Se ha fundamentado la prohibición del ingreso de barcos con bandera de Malvinas que se conoció hace pocos días, entre otras, en la resolución de Unasur adoptada un año atrás. Sin embargo, entre enero y noviembre ingresaron 20 barcos de Malvinas a puerto. ¿Por qué se toma ahora la decisión de prohibirles la entrada?
Cuando se adoptó esa decisión en Unasur, Uruguay fue el país que hizo el planteo para que se incluyera una frase que dijera que esta decisión fuera compatible con el derecho internacional y el derecho interno de los países. Desde hace un año estudiamos cómo compatibilizamos esa decisión política con el ordenamiento jurídico y el derecho internacional. La decisión de Unasur no había sido implementada en Uruguay. Creo que recién ahora tenemos los elementos jurídicos técnicos y políticos para avalar esa decisión en un sentido de coherencia total. Pero además, nosotros le dijimos a la gente de estos pesqueros que la prohibición se venía, que se prepararan. Hoy tenemos las interpretaciones jurídicas que son suficientemente claras como para avalar esta decisión política, incluso sin modificar la propia Ley de Puertos. El tema es que se trata de un enclave colonial al que no le reconocemos jurisdicción.
¿Tiene un costo político y comercial tomar una decisión de ese tipo? Tenemos un muy buen diálogo con Gran Bretaña, hay un tema puntual que nos separa y es Malvinas, pero esto no lo inventaron el presidente Mujica y el canciller Almagro, es la posición del país desde siempre. Obviamente que no esperábamos que les hiciera gracia la decisión de impedir que ingresen barcos con bandera de Malvinas. Esperábamos un planteo y han sido respetuosos, correctos, y las instancias de diálogo están abiertas. No hay cataclismos diplomáticos. Hay gente que ha querido pintar esto como un alineamiento a la política argentina y eso es de una superficialidad tan grande, de una falta de criterio político tan garrafal que a uno lo deja perplejo. Esto ha sido avalado por todos los países del continente en Unasur, y como si fuera poco, los países del Mercosur se reafirmaron en su posición en la última cumbre. En todo caso que digan que todo el continente se alineó con Argentina. Nuestros pasos son de absoluta coherencia, consistentes con la política exterior.
Desde la oposición han surgido críticas muy fuertes?
-También apoyos muy fuertes desde el Partido Colorado y el Partido Nacional.
¿Cómo define la relación con Argentina?
El año pasado, si se repasan las encuestas a esta fecha, se estimaba que el principal logro del gobierno de Mujica era el mejoramiento de la relación con Argentina. Este año la relación con Argentina fue todavía mejor porque tenemos los dos dragados, también se avanzó en acuerdos energéticos y los temas comerciales se han resuelto. Las exportaciones hacia Argentina fueron las que más crecieron en el año, lo mismo ocurrió con el turismo de argentinos. Mientras muchos se quejan y destruyen, nosotros seguimos creciendo en la relación con Argentina.
Sin embargo, desde la oposición se insiste en que hay, en diversos temas, una suerte de alineamiento frente a Argentina?
No tengo tantos inconvenientes con las expresiones de los líderes políticos opositores. Muchos han hecho reconocimientos sobre algunos logros como el levantamiento del bloqueo del puente, el dragado, el comercio, etc. Creo que hay grupos muy minúsculos dentro de los partidos tradicionales que pretenden facturar cierto sentimiento antiargentino. Pero yo no me puedo dejar afectar por eso. Algunos pueden decir pavadas, yo tengo que construir todos los días.

¿Está ideologizada la política exterior de Uruguay?
Es muy difícil contestar una pregunta solamente en términos de ideología. En algunas cosas podemos coincidir con la oposición, como en el caso de los buques de las Malvinas, la plataforma continental, la lista gris de OCDE o mejorar la relación con Brasil. Pero sí sentimos la distancia con la oposición en el tema derechos humanos. Fue un punto de distancia que no sé si es ideológica, puede serlo, pero nosotros no podemos creer otra cosa que lo que hemos sostenido siempre. No creo que sea negativo tener una visión política cuando está basada en principios y valores. Nuestra política exterior no es residual, no es el promedio de otras políticas exteriores. Nuestro rumbo está basado en principios y en valores, y todo el mundo sabe que hay una coherencia y un rumbo cierto, nadie puede dudarlo. Es también una política exterior acumulativa, porque construimos sobre lo que se hizo bien. En el tema derechos humanos nos gustaría estar de acuerdo con todos y la agenda del gobierno ha sido muy positiva en ese sentido. Se han dado pasos inéditos, como la revocación de los actos administrativos, restablecer la pretensión punitiva del Estado, declarar que los delitos no prescriben. Esta ha sido una agenda muy positiva.
¿Cuándo se firma el acuerdo de intercambio de información tributaria con Argentina?
Tiene que preguntarle al ministro (de Economía y Finanzas, Fernando Lorenzo).
¿El dragado fue una concesión de Argentina para la firma de este acuerdo tributario? No. La relación con Argentina no puede ser un juego de suma cero. Si se repasa la agenda de temas de Anchorena, una veintena eran de interés de Uruguay, menos Malvinas y algún otro que era de interés argentino. Nosotros no tenemos 20 cosas para negociar con ellos.
Se dice que la información tributaria es como entregar las joyas de la abuela. Bien podría valer veinte temas a cambio.
Tenemos los dos pliegos de licitación de los dragados, se desbloqueó el Puente General San Martín, tenemos un acuerdo político para la regasificadora, o sea, tenemos avances notorios en temas de infraestructura, energéticos, de navegación y todo eso sin que hayamos limado esto.




Mercosur: "No hay plan B".

¿Por qué se aprobaron cambios arancelarios en la cumbre del Mercosur?
Lo importante es que las crisis llegan a Uruguay cuando llegan a Brasil y a Argentina. La estabilidad económica, comercial, de Brasil y Argentina, es fundamental para nuestro país. Nosotros estamos en un contexto de crisis económica y financiera internacional muy fuerte, hay gente que se olvida de eso, y que ha contraído muchos mercados de países desarrollados. En cualquier otro contexto, y como pasó en el pasado, lo primero que se contraía para Uruguay eran estos mercados, de Brasil y Argentina. Nosotros hemos logrado crecer en esos mercados y tenemos que mantener esta tendencia, pero también ser funcionales a sus necesidades de estabilidad económica y de equilibrio comercial. Para amplios sectores de la economía nacional no hay plan B. El 70% de bienes industriales de Uruguay se exportan al Mercosur. Y si los intentara exportar a otro lugar del mundo, no podría. Uruguay tiene que trabajar estos temas con una visión estratégica. (La República)
"Fórmula no viola Tratado de Asunción"

¿Por qué tanta insistencia para que Venezuela ingrese al Mercosur?
Venezuela le da al Mercosur un poder económico y una expansión fortísima con una economía complementaria con el resto de los socios.
¿Cuál fue exactamente la fórmula que propuso Uruguay en la Cumbre para incorporar a Venezuela?
Cuando en el Mercosur se creó la categoría de Estado asociado, no se necesitó la aprobación de ninguno de los parlamentos. En el futuro se puede crear otra categoría de país que tenga un vínculo con el Mercosur sin perjuicio de que no tenga todas las ratificaciones. O sea, si eso fuera violatorio del Tratado de Asunción no lo hubiéramos propuesto. Y si no, la categoría de Estado asociado habría sido violatoria del Tratado.
¿Se estaba proponiendo una solución que rigiera de inmediato?
No, porque los tiempos políticos tienen que ser respetados. Es mucho más importante la acción coordinada de los países para alcanzar la membresía plena de Venezuela que la solución intermedia.
¿Es una categoría que está prevista o que se crea?
Es como la creación de la categoría Estado asociado, que fue creada en su momento, pues podemos crear una nueva categoría de Estado. Pero primero hay que coordinar.
DDHH: puse una gota en el océano. "es un tema transversal a toda la politica del gobierno"

  • En materia de derechos humanos usted estuvo en la primera línea y en determinado momento, muy en la primera línea?

  • Solo? (se ríe)
    Eso lo dijo usted.
    No, nunca estuve solo. Nunca estuve solo (se ríe).
    En virtud de las decisiones que se acaban de adoptar respecto a la prescripción, por ejemplo, ¿usted lo siente como una victoria personal?
    Ni remotamente, ni de casualidad. Este era un tema institucional, un tema de política de gobierno. El tema de derechos humanos es transversal a toda la política de gobierno. Si nosotros decimos salario digno, más empleo, vivienda digna, acceso a la salud, educación mejor, todos estos son derechos humanos, económicos, sociales y culturales. Entonces, es acción de gobierno, de bancada, de la fuerza política. La contribución de Luis Almagro es en cualquier instancia, es una gota en el océano. Hubo gente que trabajó más y durante muchísimo más tiempo. Y las coordinaciones que se hicieron a través del presidente del Frente Amplio, (Jorge) Brovetto y del presidente Mujica, sin eso no hay nada. En absoluto lo siento como algo personal. (La República)


2. Gobierno
Mujica en el Vilardebó: "Se puede, lo dice uno de ustedes". El presidente recorrió la institución por primera vez en su gestión

El presidente José Mujica visitó ayer el Hospital Vilardebó por primera vez en su gestión y se manifestó sobre los derechos humanos del pasado y de la actualidad.
"Hablamos mucho de los derechos humanos, sobre todo de los que se fueron, pero muy poco hacemos por los que están. Dicen que nunca vino un presidente. A los presidentes no les gusta ver las cosas feas, pero somos todos humanos", dijo en declaraciones a Canal 10.
El presidente, que recorrió las instalaciones del nosocomio, manifestó que "a los pacientes les toca la aventura de luchar por recuperar la azotea, con esas idas y venidas que llevamos adentro"
Mujica recordó la época en la que estaba detenido y lo que significaba el encierro y la angustia de permanecer aislado.
"Conozco lo que es eso y lamento que en nuestras sociedades no miren estas cosas, hasta que un golpe familiar o las vueltas de la vida las hace mirar. Tuve una suerte bárbara porque estoy vivo", indicó.
En una comparación entre su prisión y los pacientes del Vilardebó, aseguró que "se puede salir y se puede seguir andando. Nunca hay que perder la esperanza".
Además, contó el momento cuando fue internado en el Hospital Militar porque sufría alucinaciones y consiguió el permiso para leer y escribir. "Ahí empecé a copiar los libros de preparatorio de química para poder disciplinarme la cabeza. Era una cosa que me daba vueltas y no la podía parar. Y de escribir la empecé a sujetar de a poco", expresó.
El presidente se refirió a los trabajadores del lugar y destacó su vocación de servicio. "Día a día se esfuerzan para que los pacientes salgan adelante de la manera más digna; dan un poquito de ternura a las políticas del Estado", manifestó. En ese sentido, pidió que "no se entreguen, no bajen los brazos. Siempre se puede, se los dice uno de ustedes", les expresó el presidente a los internos.
El presidente, que concurrió por primera vez al hospital, estuvo acompañado de la presidenta de Asse, Beatriz Silva. Silva afirmó que la salud mental y los sistemas de cuidado son una de las prioridades que el gobierno definió como ejes estratégicos de la reforma social. (Ultimas Noticias)
3. Parlamento
Cierran el año con dos leyes polémicas. Definen. Senado vota despenalizar aborto, bajo críticas de los Obispos, e impuesto a tierra

El Senado está convocado para mañana martes, en la que sería la última sesión del año, para aprobar dos proyectos de ley polémicos: el impuesto a la tierra que grava a los propietarios de más de 2.000 hectáreas, y la despenalización del aborto dentro de las 12 semanas de gestación. En el caso del Impuesto a la Concentración de Inmuebles Rurales (ICIR), de aprobarse mañana, sería ley, pese a que la semana pasada fracasó por falta de quorum de la bancada del Frente Amplio. La despenalización del aborto debe pasar todavía por la Cámara de Diputados.
La coalición de izquierda votará el ICIR en contra de la opinión del vicepresidente Danilo Astori y de los ministros Fernando Lorenzo (Economía) y Tabaré Aguerre (Ganadería).
También en el caso del aborto hay discrepancias en la bancada oficialista. Al menos el senador Carlos Baráibar, de Asamblea Uruguay, se opone y pediría licencia para que ingresara su suplente. Fuentes del FA dijeron que Baráibar igual argumentará en contra.
Este fin de semana, en ocasión de sus mensajes de Navidad, los obispos uruguayos hicieron un llamado a los legisladores a no votar la despenalización del aborto. "Están decididos a promover la muerte de los más inocentes de entre los inocentes y lo hacen a conciencia", dijo el obispo de Minas, Jaime Fuentes.
Pablo Galimberti, obispo de Salto, afirmó que "cuando prevalecen los totalitarismos ideológicos, la vida humana vale poco o nada, la ciencia no sirve y las declaraciones y convenciones de derechos son letra muerta", y pidió a los legisladores que "no duden en defender al vida desde la concepción". (El País)
4. Salud
A los usuarios de la salud les falta la "cultura de la queja", según MSP. Poco. En tres meses hubo 22.850 reclamos, casi 10 veces menos que en otros países

Los uruguayos no están acostumbrados a reclamar o denunciar cuando un servicio de salud no los conforma. Reprochan las deficiencias de los servicios en su núcleo más cercano, pero no lo hacen ante las instituciones o el Estado.
Uruguay tiene un promedio de 2,5 reclamos anuales de usuarios de la salud cada 1.000 habitantes, cuando a nivel internacional la media oscila entre 15 y 20 reclamos por mil habitantes, según cifras del Ministerio de Salud Pública (MSP).
"Acá no hay cultura de la queja", dijo a El Observador la directora del Sistema Nacional Integrado de Salud, Elena Clavell. "En Uruguay no llegamos a la mitad de los estándares internacionales", advirtió. Uruguay "está muy lejos" de que los usuarios conozcan sus derechos, destacó.
Desde el MSP se advierte que existe una diferencia entre los usuarios del sector público (ASSE) y las instituciones privadas. Del total de reclamos y denuncias reportadas entre julio y setiembre de este año (22.850) quienes se atienden en ASSE realizaron el 2% mientras que el 98% restante fueron presentadas por usuarios de las mutualistas.
Las "fallas en la relación interpersonal" con el equipo de salud, las demoras en ser asistidos, las dificultades para acceder a los números de consulta y los problemas económicos que generan los servicios fueron algunas de las causas que provocaron las quejas.
Tanto los afiliados como las instituciones tienen "resistencias" al proceso de reclamos. Según la jerarca, los usuarios de las instituciones de salud que tienen menos socios muchas veces "temen" denunciar si algo no los conforma porque creen que puede haber represalias.
A su vez, las instituciones ven las críticas de los afiliados "como algo negativo" -dice Clavell- "y no como una oportunidad de mejorar sus gestiones". De allí que la jerarca advierte que existe un "sub registro" de las críticas que existen por parte de los afiliados.
Todas las instituciones están obligadas a tener una oficina de atención al usuario, sin embargo no todas cumplen con las exigencias que impone el MSP.
Según el informe al que accedió El Observador, de las 39 instituciones relevadas por el Ministerio, tanto en Montevideo como el interior del país, cinco cumplieron con el envío de información al MSP de "manera irregular" mientras que dos mutualistas no aportaron datos.
Las cifras de los hospitales público muestran una realidad distinta. De las 30 unidades ejecutoras de Salud Pública relevadas, 13 enviaron información de "forma regular", 10 "no cumplieron con el envío" y siete lo hicieron "en forma irregular".

Reclamos

El estudio elaborado por el MSP y presentado por Clavell días atrás ante la Junta Nacional de Salud, da cuenta que 40% de las denuncias presentadas en el tercer trimestre del 2011 (julio-setiembre), tanto por usuarios del sector público como privado, se deben a "fallas en la relación interpersonal" con los equipos de salud.
Si bien el MSP tiene la información discriminada por institución, no la hace pública de esta forma sino que muestra un panorama global, tanto del sector mutual como de Salud Pública. Según Clavell, lo que el Ministerio pretende es "utilizar la información para el proceso de mejora de las instituciones, y no para castigarlas".
Entre los principales reclamos también figuran las "demoras para concretar las prestaciones", la "entrega de medicamentos similares", los "problemas económicos" que ocasionan al usuario los servicios de salud, así como también la "dificultad para reservar telefónicamente en todas las consultas".
Frente a algunos de los problemas presentados, la cartera de Salud tiene previsto implementar estrategias nuevas a partir del año 2012.
"El sector público está mucho más atrasado en esto. Al menos ahora empezó a tener oficinas de atención al asuario", señaló Clavell.
Cómo se gestiona un reclamo en la salud

Primera instancia
La institución a la que el usuario pertenece es la primera que debe saber el problema para darle respuesta y solución a la brevedad. El usuario siempre debe quedarse con una constancia de haber presentado su caso ante la institución.

Plazos para contestar
Si se trata de un reclamo por cuestiones administrativas, la respuesta debe llegar en 48 horas máximo. Si la denuncia es por una prestación que la institución no cubre, 20 días. Y si hay un daño de por medio, este plazo se puede extender a 90 días.

Segunda instancia
Si la institución no dio una respuesta al usuario, o la misma no le satisface, puede concurrir a la oficina de atención al usuario del Ministerio de Salud Pública (con la constancia de la primera instancia) para continuar con su petitorio.

¿Quién puede denunciar?
Los usuarios, familiares directos o representantes por poder o autorización. Esta denuncia debe realizarse por escrito (en forma personal) o por medios electrónicos (fax, correo electrónico).

Vías de comunicación
Para recibir asesoramiento del MSP, la vía de comunicación es el servicio de atención al asuario por el 0800 4444, de lunes a viernes de 8 a 18 horas. También se puede consultar a través de Internet al correo atencionalusuario@msp.gub.uy
Cifras

22.363 denuncias. Esta fue la cifra de denuncias y reclamos que reportaron haber recibido 39 mutualistas en el trimestre julio-setiembre de 2011.

487 denuncias. Fueron realizadas por usuarios de la Administración Nacional de Servicios de Salud del Estado) en el trimestre julio-setiembre de 2011.




Problemas y soluciones .Denuncias y reclamos
Acceso. Los usuarios señalan dificultades en acceder a la consulta (hay que pedir hora solo por teléfono, las agendas de los médicos se abren una vez por mes, etc.)
Fármacos. Hay quejas de que que en las farmacias de las instituciones dan "similares" y no los originales.
Registros. Se reclaman problemas con las historias clínicas (pérdida, mala letra).

Posible solución
Facilidades. El MSP pretende que los usuarios puedan pedir número para médico durante todo el mes, en persona y por teléfono.
Difusión. El MSP quiere difundir entre los usuarios que lo importante es el "principio activo" del fármaco que se le indica al usuario, y no la marca comercial.


Digital. El MSP quiere las historias en digital. (El Observador)



  1   2   3   4   5   6

similar:

Entrevista \"Algunos dicen pavadas, yo tengo que construir\". Entrevista: canciller Almagro iconLa entrevista la entrevista es el género mediante el cual un profesional de la información

Entrevista \"Algunos dicen pavadas, yo tengo que construir\". Entrevista: canciller Almagro iconEntrevista-a-vargas-llo aspx >Este fue el segmento de la entrevista...

Entrevista \"Algunos dicen pavadas, yo tengo que construir\". Entrevista: canciller Almagro iconEntrevista: La entrevista es la comunicación directa entre el reportero...

Entrevista \"Algunos dicen pavadas, yo tengo que construir\". Entrevista: canciller Almagro iconEntrevista: podrás ver, leer, y escuchar diversas entrevistas relacionadas...

Entrevista \"Algunos dicen pavadas, yo tengo que construir\". Entrevista: canciller Almagro iconJosé Luis Jordán Peña Madrid
«al sistema», nosotros los pacíficos, apuntamos su culpa a la misma antropomagma, [Ved Nota N] a las personas trastornadas con vectores...

Entrevista \"Algunos dicen pavadas, yo tengo que construir\". Entrevista: canciller Almagro iconCanciller de España reconoce que en Venezuela o hay presos políticos

Entrevista \"Algunos dicen pavadas, yo tengo que construir\". Entrevista: canciller Almagro iconChina concede importancia a inquietudes e intereses de Africa: canciller

Entrevista \"Algunos dicen pavadas, yo tengo que construir\". Entrevista: canciller Almagro iconTítulo original: La sombra del caudillo
...

Entrevista \"Algunos dicen pavadas, yo tengo que construir\". Entrevista: canciller Almagro iconEntrevista-por-competencias-como-es-y-que-evalua/ >entrevista por...

Entrevista \"Algunos dicen pavadas, yo tengo que construir\". Entrevista: canciller Almagro iconAlmagro: negociaciones 'no están trancadas'. Uruguay. 'No vamos a cerrar nunca la puerta'






Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
p.se-todo.com