Foro: El Cable pyme y el Proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual






descargar 102.47 Kb.
títuloForo: El Cable pyme y el Proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual
página1/4
fecha de publicación11.02.2016
tamaño102.47 Kb.
tipoDocumentos
p.se-todo.com > Ley > Documentos
  1   2   3   4











FORO: El Cable PYME y el Proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual


Ing. Néstor Roasio - Dra. Silvia Vázquez de Tabernicce
Moderador: Sr. Raúl Malisani
Introducción

Sr. Raúl Malisani

Muchas gracias a Jorge por hacer este espacio dentro de este 13º Encuentro para tratar un tema tan candente y tan interesante como es este del proyecto de la nueva ley. Muchas gracias a la Sra. Diputada y por supuesto con Néstor compartimos como 20 años de debatir franca y saludablemente la problemática que nos ha traído hasta aquí con el sector cableoperador PYME que fue el fundador en la Argentina de la Televisión por cable desde los años 60 con la necesidad de construir antenas comunitarias para ver televisión, y luego lo que todos sabemos con el desarrollo de los años 80 y demás.

Este nuevo capítulo que nos espera en adelante va a requerir como siempre, como toda etapa nueva que se inicia, agudizar un poco más el ingenio y trabajar ya mancomunadamente en un conjunto de otras cosas. .

A nosotros nos parece oportuno aprovechar este encuentro donde la mayoría de los cableoperadores son Pymes para reunirnos a debatir sobre esto, así que no quiero extenderme, Néstor te doy la palabra.
Exposiciones:

Ing. Néstor Roasio

Bueno, muchas gracias, gracias por venir, como presidente de la Cámara Argentina de Industrias Culturales Pymes, agradezco a los organizadores como recién lo agradeciera Raúl, porque nos permiten expresar nuestra voz en este evento tan importante, un especial agradecimiento a la señora diputada Silvia Vázquez que accedió gentilmente a acompañar y escuchar a las empresas Pymes del cable, y a los empresarios Pymes que hoy nos acompañan, a ustedes también les agradezco estar presentes.


En este foro pretendemos dejar sentado tanto nuestra voluntad inquebrantable de seguir protagonizando procesos de integración y desarrollo cultural, como la necesidad imperiosa de contar con la seguridad jurídica desde el momento mismo de la sanción de la nueva ley, y que su articulado garantice la continuidad de las Pymes del sector en el proceso de comunicación en el interior profundo, de nuestro país que es donde naturalmente desarrollamos nuestras actividades.


Para hacer una correcta evaluación de nuestra problemática PYME, consideramos conveniente historiar sobre el desarrollo de nuestra actividad. Primero decir que el cable nació en la argentina a fines de los 60 como servicio federal, por prestadores de cada localidad que permitían la recepción de TV por cable en todo el país, fundamentalmente en aquellas localidades en que no llegaba la televisión abierta. En segundo lugar fueron prestadores privados y pioneros de cada localidad, los que brindaron a sus comunidades el acceso a la información y la cultura por medio de la televisión a nivel local, nacional e internacional.


También nació el cable como empresa privada de riesgo, pues su regulación en la ley 19.798 de telecomunicaciones de 1972 y luego en 1980 en la actual ley 22.285 se trato de servicios complementarios de radiodifusión sin ninguna exclusividad ni privilegio. No debemos olvidar que muchos sectores de la realidad nacional que tenían cerrada su voz en los grandes medios nacionales durante los días oscuros de nuestra historia pudieron encontrar espacio de contención para su voz y opinión en nuestras pequeñas empresas independientes y federales.

Fue la modificatoria por parte del Estado Nacional, y no nuestra voluntad, la que permitió que en la década de los 90 que grupos extranjeros y nacionales poderosos se quedaran con las principales plazas del país.


Este proceso de concentración en manos de grandes grupos económicos tuvo su única y obstinada resistencia en los cables Pymes que seguimos defendiendo nuestra independencia, generando mano de obra local, mayoritariamente joven, profesional, y no lo digo porque esté la diputada presente, también femenino.

Fuimos y somos los pequeños cables del interior los que mantenemos viva la actividad cultural de nuestros pueblos, los que filmamos y hacemos conocer a las comunidades las fiestitas de los jardines, cumpleaños, graduaciones, los logros obtenidos por nuestras comunas, las fiestas populares, las ferias artesanales e industriales locales, eventos todos que no tendrían cabidas en los grandes medios.

Esta realidad de la actualidad, propia del país, de neto carácter federal, local y cultural debe ser garantizada por la nueva ley brindando protección legal a la subsistencia de estas empresas de TV por cable Pymes.


Señora diputada, lejos de nuestra intención, está la idea de limitar la competencia y la aparición de nuevas empresas Pymes. Pero no se puede obviar las diferencias de escalas económicas y tecnológicas entre las Pymes y las corporaciones, así como tampoco las ventajas de carácter económico, político y de penetración territorial que detentan las cooperativas de servicios públicos monopólicos, la mayorías de ellas con más presupuesto que los municipios donde operan, interesadas hoy en sumarse a la operatoria de cable cualquiera fuera la dimensión del mercado donde operan.


Es a toda vista evidente que estas unidades económicas no deben ingresar a la industria del cable bajo la forma jurídica que hoy detentan en las pequeñas localidades, si la intención del legislador es mantener la existencia de las Pymes y el empleo que ellas sostienen.


Coincidimos en la necesidad de sanción de una ley que sostenga la democratización y la pluralidad de los medios de comunicación. Coincidimos con el espíritu de la nueva ley en su intención de promover y defender las industrias culturales argentinas, lo que significa un cambio cualitativo en cuestiones de soberanía de diversidad cultural y en la generación de trabajo nacional, pero formulamos observaciones orientadas a garantizar los mayores porcentajes de producción propia y condiciones de equilibrio para todos los sectores


Sra. Diputada, evitemos juntos que los grupos que hipócritamente invocan el nombre de la democracia y el pluralismo que usted y nosotros con compromiso en nuestras actitudes practicamos, terminen arteramente poniendo a las Pymes del cable como el pato de la boda. Evitemos que este grupo de pioneros Pymes que resistimos a la concentración nacional y extranjera de los 90, veamos extinguidos nuestros sueños y nuestras luchas con el ingreso a la actividad del cable en las pequeñas localidades de los grupos concentrados y las cooperativas de servicios públicos de posición dominante con economías de escalas totalmente desproporcionadas. Muchas gracias

Dra. Silvia Vázquez de Tabernicce

Buenos días a todos, muchísimas gracias por la invitación que la Cámara de Industrias Culturales Pyme me hizo para estar en Rosario con ustedes. La verdad es que coincido plenamente con lo que ustedes han estado diciendo hasta aquí, así que me voy a permitir como un inicio hacer un poco el encuadre político en el que surge la necesidad de la discusión y el debate de la ley de radiodifusión. La Argentina sostienen todavía 3 leyes muy importantes que provienen de la dictadura, una es la ley de radiodifusión, otra es la Ley de entidades financieras, y la otra, sugestivamente, es la ley de Partidos Políticos, los partidos políticos con algunas modificaciones que ha habido, como parches que hubo en la ley de radiodifusión, y algunos cambios en la ley de entidades financieras, mantenemos una ley que se llama y todavía se la recuerda como la Ley Mor Roig, de la época de Lanuse, la verdad es que no es casual que el poder económico, que la estructuración y el armado del poder político, y las relaciones de poder en la Argentina, y las relaciones entre el poder económico y el poder político, reguladas o intermediadas por los medios de comunicación, sostengan en una especie de triangulo el andamiaje de la dictadura. Eso significa además que estas leyes, fueron leyes que en determinado momento se le dio a la nación para sostener la doctrina de la seguridad nacional, desde la ley de radiodifusión, y el consenso de Washington en lo que tenía que ver con la política neoconservadora o neoliberal que se aplicaron en el país.


Nosotros no podemos seguir ni un día más con estas leyes, digamos, tenemos 25 años de ejercicio continuo de la democracia, estaríamos faltándonos a nosotros mismos, y les estaríamos faltando a nuestros hijos si no tuviéramos el coraje de por fin cambiar esta historia.


La concentración fenomenal que los medios de comunicación han tenido en la Argentina, sobre todo en la década de los 90 no, digamos, no reconoce demasiados antecedentes en el mundo. El crecimiento desmesurado, desproporcionado que los monopolios mediáticos fueron adquiriendo en nuestro país no se corresponde ni siquiera con el nivel de la actividad económica que la Argentina ha tenido.


Yo siempre digo que reemplazaron las balas y los tanques por las cámaras y los micrófonos, y si lo veo en esa perspectiva, digo ha habido un avance, por lo menos ahora discutimos en el terreno de lo simbólico. No vamos a buscar a la gente, la sacamos de la casa, la encarcelamos, la torturamos, o la hacemos desaparecer, pero construimos una especie de realidad paralela que es eso que podría ser la diferencia entre la temperatura y la sensación térmica, eso también es un invento criollo, y construimos una suerte de realidad paralela en la que la concentración de los medios hace que el ciudadano pueda llegar a sentir una distancia y un quiebre tan grande entre lo que vive como realidad cotidiana y eso que cree que le está pasando.


Por ejemplo hace un mes estaba en Jujuy, en Purmamarca, entro a comer una empanada de carne cortada a cuchillo en Purmamarca, el televisor con TN, que pasa TN como gran noticia para todo el país, hace un mes y pico de esto, el cambo de mano de la calle Pueyrredón, desde ya la verdad que le dije, si me hace el favor y lo apaga o lo cambia, porque la verdad yo me vine, me hice casi 2000 K, para estar acá y en lugar de vivir la realidad de Jujuy y Purmamarca y la de la montaña, la magia del lugar de la puna, de la quebrada me vengo a encontrar con que es importante para usted, que no hay una calle asfaltada, si cambia la mano de la Av. Pueyrredón.


Entonces, miren ha habido manipulación de la información y manipulación de los contenidos y de los medios pero la distancia que veo hoy no a he visto en estos 25 años. Como vamos a estar de acuerdo en que haya diversidad de voces, en que haya pluralidad, en que haya reconocimiento de la diversidad cultural, que cada uno pueda conectarse en su lugar con su realidad y le dejen de estar administrando por endovenosa todo el tiempo lo que es importante para la ciudad de Buenos Aires como si fuera importante para todo el país. Como no van a estar de acuerdo. Yo además soy de la provincia de Buenos Aires y vivo en el conurbano.

El conurbano no tiene identidad cultural y como va a tener identidad cultural si no se puede conectar nunca consigo mismo. Si lo que vive como realidad cultural cada vez que enciende el televisor o la radio es una realidad que vive otro, que se la hace ver como si fuera propia.


En el conurbano cuando empezaron los cables en la década de los 80, comienzos de los 80, 85 – 84. Me acuerdo el primer cable fue un cable en Avellaneda, bueno lo que representaba era justamente, lo que teníamos ahí era la representación de la realidad local, al poco tiempo, a poco de andar, como el cable era un buen negocio y los cables eran importantes y la gente los veía porque se sentía reflejada, paso lo que paso, salieron a comprar los cables por todo el país y nos quedamos también sin eso, con excepción, de los que, como ustedes, como bien lo dicen, resistieron, garantizaron esa diversidad y esa pluralidad y desde esa resistencia, y desde esos lugares mantuvieron los cables abiertos.


La ley de radiodifusión es un imperiosa necesidad que tiene Argentina, porque miren, si no resolvemos esto no hay país, no hay manera de hacer política, no hay relación de poder que valga, vamos a tener que ir a preguntarle, y yo lo digo con nombre y apellido, a Magneto que quiere que digamos. Si eso es la vida para adelante, sinceramente, nosotros no vinimos a cambiar de amos, simplemente no queremos amos, queremos una construcción democrática donde todas las voces tengamos un lugar, pero no vamos a cambiar de amos.


Por otro lado la verdad es que la concentración monopólica también ha obedecido a una concepción del poder político, esto tampoco es inocente. Los mismos monopolios se sentaron con todos los dictadores, se sentaron con los gobiernos de facto, y también acordaron con ellos digo, porque por otro lado esta es una historia recurrente del nacimiento de los medios de comunicación en la Argentina.

Los medios nacen en 1920 de facto, sin regularización y vamos a estar sin ley hasta 1953. La primera ley va a llegar 23 años después.


Después casualmente todos los gobiernos militares lo primero que tocaban era la ley de radiodifusión y armaban un COMFER con los representantes de las 3 Fuerzas Armadas más la SIDE, y cada vez que había un gobierno democrático no se podía llegar a tocar la ley de radiodifusión porque te caías antes. Yo soy una militante política, milito desde el 82 por una cuestión de edad, que es cuando empezamos a caminar, a transitar la reconstrucción de la democracia en Argentina, fui parte de la generación que acompaño a Raúl Alfonsín a la presidencia, fui parte de los que distribuíamos los 100 puntos, fui parte de los que profesamos casi como una religión que una de las primeras medidas que íbamos a tomar era esta, porque además la dictadura nos había dejado comprometidos con las licencias que había otorgado y que el gobierno de Alfonsín no pudo tocar, pasaron más de 18 años para que el estado nacional volviera a abrir licitación de licencias, todo fue irregular y de facto, y les digo la verdad, yo lo vivo como un sinónimo, en lo cultural, de la resistencia que hemos tenido los argentinos que aún cuando no tuviéramos legalizada la situación, de todas maneras nos lanzamos a hacerla, nos lanzamos con las radios FM, con los cables, y a veces tuvimos que acudir a la justicia, lo digo porque también fue parte de un debate en estos días, y había que acudir a los jueces con un recurso de amparo. Y los jueces porque otorgaban el recurso de amparo?, esto lo digo, para que los que hipócritamente, dicen que acusan al directorio del COMFER por una radio trucha, una FM trucha… en los 80 eran todas truchas. Si el estado tardo casi 20 años en volver a dar licencias, no había otro modo, el estado no cumplía con su obligación, por eso los jueces otorgaban los amparos.


Evidentemente hay que incluir a todos los sectores en este debate, y esto yo también quiero decirlo con todas las letras, necesitamos para un debate semejante, donde, les voy a contar una anécdota: nuestro bloque presentó el proyecto de ley de radiodifusión el 10 de diciembre del año pasado como homenaje a los 25 años de democracia, bien, todos los partidos políticos del campo nacional y popular, y hay más de 60 proyectos presentados a la Cámara a lo largo de 25 años, evidentemente no fue la política la que no quiso aggiornar la ley de radiodifusión, sino que fueron los intereses de los medios los que una y otra vez amenazaron con las tapas de los diarios y mandarte las cámaras para que no se tratara la lay de radiodifusión. Días antes cuando se enteraron de que nosotros estábamos presentando el proyecto hicieron una operación buscando que no lo presentáramos porque decían “nosotros ya lo convencimos a Kirchner de que se deje de embromar con la ley de radiodifusión y ahora vienen ustedes a actualizar el debate”. Pero quien sos, el dueño de la palabra??, pero si sos el dueño de la palabra, sos el dueño de la riqueza, sos el dueño del poder, sos el dueño de nuestras vidas, bueno, la verdad es que no. Si queres te mandamos el proyecto y lo discutís, ahora que quieras silenciar, es decir lo que buscaban era silencio, que no se debatiera, por eso es muy importante que los foros se hagan a lo largo y a lo ancho de toda la Argentina, porque yo les quiero decir esto, la gente, y aun hoy todavía, está muy ajena a este debate, todavía involucrar a la ciudadanía en este debate es una construcción casi ciclópea porque los primeros interesados obviamente son los que están vinculados al tema, participan gente de la cultura, participan la gente de los sindicatos vinculados a esto, participa el sector empresario vinculado a esto, participan las cooperativas, pero todavía nos falta un montonazo para que la gente entienda qué diferencia hay entre una cosa y la otra.

Y además explicarle algo tan sutil como la comunicación, porque no estamos hablando de una obra pública, de las jubilaciones y pensiones, estamos hablando de las comunicaciones, una tremenda sutileza porque trabaja sobre el imaginario de la gente.


Evidentemente entonces, este esfuerzo implica que los proyectos que hemos presentado, tanto en el caso nuestro como el anteproyecto que se está debatiendo en todo el país, necesitan un nivel importante de consenso.

La limitación a la cantidad de licencias es un tema que es central a todos estos proyectos, tanto en el del ejecutivo como en el nuestro. Que coincidimos además en el número de licencias a otorgar y la limitación en el tiempo de la licencia también, en que exista licitación pública también, el que haya un registro público de adjudicación, de licenciatarias para que la información esté al alcance de todos también, que no permitamos la constitución de redes también, y esto es lo digo, permítanme, porque hay proyectos presentados por la oposición, como el de Silvana Giudici o el de Margarita Stolbizer que facilitan la construcción de redes, exactamente lo opuesto a lo que sería la protección, porque lo que yo digo es que si te voy a limitar las licencias pero después no te voy a poner ningún límite para que vos constituyas redes, bueno, sencillamente me entras por izquierda, y por otro lado es exactamente lo contrario lo que estamos promoviendo nosotros, que es la producción de programas, producción de contenidos diversificada a lo largo y a lo ancho de la Argentina y n concentrado en la ciudad de Buenos Aires o en algún lugar más, además de plantear un 70% de producción nacional en todos los medios, que haya una cuota pantalla para el cine nacional, para la producción de telefilmes también, que haya un defensor del usuario también, y en esto también somos coincidentes.


Ahora bien, el punto en cuestión, donde a ustedes les empieza a hacer ruido, que es esto que puedan entrar las telefónicas en el mercado y que puedan entrar las cooperativas en el mercado, miren si tenemos un criterio de amplitud, necesitamos decir, yo personalmente, si nosotros no planteamos el tema de las telefónicas, acá no hay con que darle a Clarín, digo no hay capital nacional que pueda contrabalancear el crecimiento desmesurado que el grupo ha tenido, esta es la realidad. Ahora también hay un dato de la realidad que nosotros tenemos que tener en cuenta a la hora del debate de la ley, que son los cableoperadores que están instalados en las pequeñas comunidades, que han resistido durante todos estos años, que nos han garantizado esa pluralidad, esa diversidad y esa producción de contenidos y a los que también tenemos que proteger, es decir, todos tenemos que estar involucrados en la nueva ley, si, las telefónicas sí, ellas también, las cooperativas sí, también. En las cooperativas creo que vamos a tener que hacer una regulación, creo que el tema no es decir las cooperativas no, sino decir las cooperativas sí, bajo ciertas condiciones, eso es lo que vamos a tener que debatir, es lo que vamos a tener que armar con ustedes, que nos van a tener que decir también cuál es la medida o tendremos que llegar al punto de equilibrio en el que obviamente, en una comunidad donde ya no es negocios que haya dos cables no podamos permitir que quien está en ventajosa situación porque ya tienen una infraestructura instalada por otra cuestión, y porque tiene ingresos por otra cuestión, vaya y también ponga un cable, obviamente estaríamos matando al que esta, ese es el punto que nosotros vamos a agregar en esta ley, es el punto del debate que tenemos que garantizar. Pero yo les garantizo además que tanto el bloque nuestro, como creo puedo hablar por la mayoría, por lo pronto el bloque del Frente para la Victoria, estamos en un total acuerdo con esto. Es decir, si ustedes piensan que en la Cámara de Diputados pudiera haber acuerdo para hacer una entrada triunfal arrasadora de monopolios que vayan a parar a las telefónicas, monopolios no ya nacionales, sino monopolios que se pueden constituir a nivel provincial, regional, municipal, sean ya de una cooperativa o sea lo que fuera, bajo ningún punto de vista.


Esta ley es para garantizar la diversidad, de ninguna manera otra vez, no vamos a cambiar de amo, no es el tema Clarín sí, Clarín no, pero entonces que sea el otro, entonces son las telefónicas, no…. nadie, somos todos, en esta ley vamos a caber todos por eso es una ley de la democracia.


Yo los quiero invitar a ustedes a que sean una parte activa de todo esto, de hecho lo que estábamos viendo era primero de generar un ámbito en la propia Cámara de Diputados, primero porque nosotros ya tenemos un proyecto presentado con estado parlamentario, de modo que en el curso, incluso antes del 28 de Junio, el proyecto del ejecutivo va a estar en el Parlamento, de modo que también podemos hacer este encuentro o parte de este encuentro, porque ustedes son los actores más que importantes en todo esto, lo podemos replicar en la Cámara de Diputados cuando ustedes me digan, digo generar un foro y un debate para invitar a los legisladores de todos los bloques a que escuchen su posición para que cuando entremos al debate en comisión, ustedes ya hayan hecho escuchar su voz, y yo les digo con toda absoluta sinceridad, van a tener el acompañamiento de todos nosotros, porque además ustedes están levantando la misma bandera que nosotros, no hay discrepancia, no hay en lo absoluto ninguna discrepancia de modo que necesitamos que todos estemos en este debate, que todos defendamos nuestras posiciones porque no es fácil la pelea, porque les vuelvo a repetir, el que maneja del 70 al 80% del mercado comunicacional en la Argentina, no quiere debate, quiere silencio, porque cree que en democracia se puede hablar de todos menos de ellos, y van a tener que entender que en la democracia se habla de todo y de todos, de ellos también, no hay nadie ajeno a la crítica del otro, no hay nadie que pueda estar ajeno al control del pueblo, no hay nadie que pueda estar ajeno a la mirada que la ciudadanía hace sobre cada uno de nosotros y además porque este debate es muy bueno porque también necesitamos enseñar a la gente a tamizar lo que se escucha, hay muy poco tamiz, hay como una cuestión muy pasiva en todo esto, creo que a mucha gente le han hecho creer a lo largo de esto 25 años que participar de lo que pasa en el país es sentarse en un sillón cómodamente mirando la tela y apretando un control remoto, en la vida real vos no tenes un control remoto, en la vida real a las cosas que queres, a las empresas que te propones les tenes que poner el cuerpo, entonces, si queremos mejor ciudadanía, si queremos mejor Argentina, si queremos mejor calidad de vida, bueno también tenemos que enseñarle a la gente que tiene que ponerle el cuerpo, que no es que participa de la cuestión porque la mira desde la tribuna. Nosotros somos todos, ustedes porque participan en una cámara, yo porque participo en política, tal vez algunos de ustedes también lo hacen, le ponemos el cuerpo a las cosas, nos equivocamos, acertamos, discutimos, pero sabemos que vivimos la vida, somos protagonistas de la vida y yo, la verdad, que quisiera trasmitirle a la gente que se vive mucho mejor siendo protagonista de la vida que siendo espectador desde la tribuna, esperando a que otro venga y te lo resuelva, y te lo arregle y encima teniendo la soberbia pretensión de que el que venga y lo arregle por vos, lo arregla a tu gusto y medida. La verdad en la vida cotidiana esto no sucede, no se verifica y si no se verifica en la vida personal de cada uno de nosotros, no hay porque pensar que se puede verificar en la vida institucional de un país. Muchas gracias.

Inicio del debate
  1   2   3   4

similar:

Foro: El Cable pyme y el Proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual iconResumen: Multiples experiencias, iniciativas y políticas de comunicación...

Foro: El Cable pyme y el Proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual iconVersión taquigráfica del debate de casi 20 horas en el que se convirtió...

Foro: El Cable pyme y el Proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual iconRegúlanse los Servicios de Comunicación Audiovisual en todo el ámbito...

Foro: El Cable pyme y el Proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual iconAutoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual “2010...

Foro: El Cable pyme y el Proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual iconAutoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual “2010...

Foro: El Cable pyme y el Proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual iconAutoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual “2010...

Foro: El Cable pyme y el Proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual iconAutoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual “2010...

Foro: El Cable pyme y el Proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual iconAutoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual “2010...

Foro: El Cable pyme y el Proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual iconCompetencia en los servicios de televisión por cable

Foro: El Cable pyme y el Proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual iconResumen Foro: “Por una Ley de Comunicación democrática”






Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
p.se-todo.com