Después de varios años de debate público iniciado por el movimiento de mujeres de Suecia, la Ley que Prohíbe la Compra de Servicios Sexuales entró en vigor el 1






descargar 105.46 Kb.
títuloDespués de varios años de debate público iniciado por el movimiento de mujeres de Suecia, la Ley que Prohíbe la Compra de Servicios Sexuales entró en vigor el 1
página1/2
fecha de publicación25.10.2015
tamaño105.46 Kb.
tipoDocumentos
p.se-todo.com > Ley > Documentos
  1   2



Gunilla Ekberg1,

Después de varios años de debate público iniciado por el movimiento de mujeres de Suecia, la Ley que Prohíbe la Compra de Servicios Sexuales entró en vigor el 1 de enero de 1999. Esta ley es el primer intento por parte de un país de dirigirse a la causa primera de la prostitución y de la trata de personas con fines de explotación sexual: la demanda de los hombres que dan por sentado su derecho a comprar personas con el fin de prostituirlas. La ley es la piedra angular de los esfuerzos realizados en Suecia para crear una sociedad contemporánea y democrática, donde las mujeres y las niñas puedan vivir libres de toda forma de violencia de los hombres. En combinación con la educación pública, las campañas de concienciación y el apoyo a las víctimas, la Ley junto con otras legislaciones establece una política de tolerancia cero respecto a la prostitución y a la trata con fines de explotación sexual. Cuando los compradores se arriesgan a ser castigados, el número de hombres que compran personas prostituidas disminuye y el mercado local de la prostitución desciende. Los traficantes elegirán otros destinos más lucrativos.
En las últimas décadas, la prostitución y la trata de mujeres y niñas para su explotación sexual ha aumentado de una forma alarmante. La industria de la prostitución está en plena expansión en el mundo. Muchos países se adscriben a una ideología de libre mercado, un mercado en el que las mujeres y las niñas son sólo un producto más frente al infinito número de artículos que pueden ser vendidos. De esta manera, la trata de mujeres y niñas para su prostitución es el negocio que genera más beneficio después de la venta de drogas y del tráfico de armas. Mientras tanto, los neoliberales han normalizado la prostitución como una manera de entretenimiento sexual en la que sujetos en las mismas condiciones intercambian servicios por dinero. “Ser una trabajadora del sexo” se ha convertido en una carrera legítima para las mujeres y las oficinas de empleo de los Países Bajos -donde la prostitución ha sido legalizada- sugieren que optar por trabajar en un prostíbulo es una opción legítima. Lo que antes se veía como una forma grave de explotación ahora se considera un derecho de las mujeres a hacer con su cuerpo lo que quieran y una manera de llegar a la liberación sexual y a la autodeterminación. Este cambio es un ejemplo pertinente y contemporáneo del resurgimiento de una visión política represiva y reaccionaria que pone en marcha políticas que responden a diferentes posturas sobre la prostitución y la trata de personas: desde las visiones académicas o intelectuales a los discursos populares. Sin embargo, no todos los países del mundo defienden con tanto entusiasmo ésta postura sobre la prostitución y la trata de personas con fines de explotación sexual, según la cual la prostitución es realmente un trabajo y la explotación sexual de las mujeres, por parte de los hombres, debe ser comercializada y legalizada. El gobierno sueco, cuyo objetivo es prohibir la compra de servicios sexuales, afirma:

“Al prohibir la compra de servicios sexuales, se puede luchar contra la prostitución y contra sus efectos nocivos más efectivamente de lo que se ha hecho hasta ahora. Además, el gobierno considera que no es razonable castigar a la persona que vende un servicio sexual, pues en la mayoría de los casos ésta persona constituye la parte más frágil que es explotada por aquellos que sólo quieren satisfacer sus imperativos sexuales.”2

PRINCIPIOS DE LA POLÍTICA SUECA Y DE LA LEGISLACIÓN CONTRA LA PROSTITUCIÓN Y EL TRÁFICO DE PERSONAS

Durante mucho tiempo la lucha contra la prostitución y la trata de mujeres ha sido una prioridad política en Suecia, tanto en el ámbito nacional como en el internacional. En este sentido, ésta lucha se considera parte esencial del esfuerzo para crear una sociedad contemporánea y democrática en la que la igualdad de género sea la norma y se reconozca el derecho a la igual participación de mujeres y hombres, niñas y niños en todas las áreas de la sociedad.
En Suecia, se entiende que una sociedad que defiende principios de igualdad en los diferentes ámbitos tanto legal como político, económico o social para las mujeres y las niñas, debe rechazar la idea de que las mujeres y las niñas y algunos niños, sean mercancías susceptibles de ser compradas, vendidas y sexualmente explotadas por hombres. Entenderlo de otra manera es permitir que una clase separada de personas del sexo femenino, especialmente mujeres y niñas que son marginadas económica y racialmente, sea excluida de estas medidas y de la protección universal de la dignidad humana, contemplada en los instrumentos internacionales que se han desarrollado en los cincuenta últimos años sobre los derechos humanos. (Ministerio de Industria, Empleo y Comunicaciones, 2004). De hecho las feministas suecas en las primeras décadas del siglo XX fueron pioneras al luchar contra la prostitución y la trata de mujeres y relacionarlo con la posición de las mujeres y las niñas en la sociedad.
En Suecia, se considera la prostitución como una forma de violencia sexual masculina contra las mujeres y las niñas. Una de las piedras angulares de la política sueca contra la prostitución y la trata con fines de explotación sexual es reconocer que su causa primera es la demanda de los hombres de utilizar mujeres y niñas para la explotación sexual, sin la cual la industria mundial de la prostitución no podría ni florecer ni expandirse. La prostitución es un grave problema que es perjudicial para las mujeres prostituidas y para las niñas que son también prostituidas, es un problema de toda la sociedad.
Así pues, las mujeres y niñas prostituidas son consideradas como víctimas de la violencia de los hombres y no deben ser perseguidas ni penalizadas. Por el contrario, tienen derecho a recibir ayuda para escapar de la prostitución. Los proxenetas, los traficantes y los prostituidores explotan la debilidad de las víctimas debida a la alta tasa de pobreza, de desempleo, a las prácticas laborales discriminatorias, a la desigualdad de género y a la violencia contra las mujeres y las niñas. Desde un nivel estructural, Suecia reconoce que para tener éxito en la campaña contra la explotación sexual, las condiciones políticas, económicas y sociales en las que viven las mujeres y las niñas deben mejorar con la introducción de medidas de desarrollo, como por ejemplo, la reducción de la pobreza, el desarrollo sostenido, medidas que promuevan la igualdad de género y programas sociales que se centren específicamente en las mujeres.
En Suecia, la prostitución y la trata de personas con fines sexuales son temas que no pueden y no deben separarse, ambas son prácticas dañinas intrínsecamente unidas. Se entiende que el reclutamiento, el transporte, la venta o la compra de mujeres y niñas por los traficantes, por los proxenetas y por los miembros de grupos del crimen organizado, tanto en el ámbito nacional como en el internacional, tienen como propósito la captación de estas mujeres para la industria de la prostitución.
En Suecia, cualquier medida legal o política que legalice o regularice las diferentes actividades de la prostitución, como la ejercida en los prostíbulos, o cualquier medida que despenalice a los agentes de la industria de la prostitución, incluidos proxenetas, traficantes o dueños de clubes, así como a los compradores, es considerada hoy en día una de las amenazas más graves contra la igualdad de género y contra los derechos de las mujeres y las niñas por vivir libres de la violencia de los hombres. Se entiende que la legalización de la prostitución normalizará inevitablemente una forma extrema de discriminación sexual y de violencia, y reforzará la dominación de los hombres respecto a las mujeres.
La legalización de la prostitución significa que el estado impone normativas con las que puede controlar a un tipo de mujer, la mujer prostituida. Por consiguiente, se afirma que la trata de personas con fines de explotación sexual nunca será eliminada, a menos, que la comunidad internacional tome medidas concretas contra la prostitución, contra la explotación sexual y contra la expansión de la industria internacional de la prostitución.
La lucha contra la prostitución y la trata requiere una amplia perspectiva y una voluntad para actuar en un amplio abanico en las diferentes áreas de la política. También requiere la participación y la colaboración de una amplia variedad de agentes privados y públicos. En Suecia, no es sólo el Gobierno el que desempeña este trabajo sino también los movimientos de mujeres y las ONGs. (Ekberg, 2003)
Para hacer efectivo su compromiso con la igualdad de género y para prevenir y suprimir la prostitución y la trata de personas con fines de explotación sexual, el Gobierno sueco, bajo la coordinación de la División de la Igualdad de Género, está preparando actualmente un Plan de Actuación Nacional para Combatir la Prostitución y la Trata de Personas con fines de Explotación Sexual, especialmente para Niñas y Mujeres (N2004/7678/ JÄM); Wahldén, 2003).
El Plan, que será presentado al Parlamento en otoño de 2005, incluirá medidas adicionales para prevenir la prostitución y la trata e incluirá medidas especiales para contrarrestar la demanda que se da en todo tipo de explotación sexual de personas, especialmente de mujeres y niñas. Además de medidas para luchar contra la prostitución y la trata dentro del sistema judicial y el sistema de la seguridad social, también serán desarrolladas y se implementarán medidas que impliquen la asistencia a las víctimas de prostitución y trata. Finalmente, el Plan, incluye medidas que promuevan y protejan los derechos humanos de las mujeres y de las niñas, y terminen con las desigualdades políticas, sociales y económicas en los países de origen y en los países de tránsito.

LA LEY QUE PROHÍBE LA COMPRA DE SERVICIOS SEXUALES

El 1 de enero de 1999, la Ley que Prohíbe la Compra de Servicios Sexuales entró en vigor. Esta Ley reconoce que son los hombres quienes compran mujeres (u hombres) con fines sexuales por lo que son ellos los que deben ser penalizados y no las mujeres. La Ley es neutral en cuanto al género y, como se menciona anteriormente, es una parte fundamental de la estrategia global sueca para combatir la prostitución y la trata de personas con fines de explotación sexual.
La iniciativa de penalizar a los compradores de prostitución tuvo su origen en los movimientos de mujeres. Las feministas analizaron la posición de las mujeres en la sociedad y el hecho de que los hombres, mediante el ejercicio de la violencia contra las mujeres, hacen que la posición de subordinación de éstas se perpetúe, este análisis incluye a los hombres que utilizan a mujeres o niñas para la prostitución. Ellas, de acuerdo con otras feministas del mundo, concluyeron que la prostitución era otra herramienta de opresión con efectos nocivos para las mujeres y las niñas inducidas a la prostitución, así como una forma extrema de violencia de los hombres utilizada para controlar a las mujeres como una clase social. Desde el comienzo de los ochenta, las feministas suecas han defendido con contundencia que los hombres que compran mujeres prostituidas deberían ser penalizados (Welborn, 1990) y que las mujeres y las niñas prostituidas deberían ser consideradas víctimas de la violencia de los hombres y, por consiguiente, con derecho a ayuda para escapar de la prostitución.
En 1987, la Organización Nacional de Casas de Acogida para Mujeres en Suecia (ROKS), reivindicó parte de su Plan de Acción, un plan que incluía una lista de demandas que fueron presentadas a las mujeres parlamentarias cada año. Gracias a la intensa presión y al trabajo político ejercido por estas feministas, así como a la ayuda de mujeres políticas desde sus partidos, la Ley llegó al Parlamento y se aprobó con una oposición muy pequeña y, finalmente, entró en vigor el 1 de enero de 1999.
La ley era parte de un Decreto contra la Violencia contra las Mujeres (Kvinnofrid), promulgado el 1 de julio de 1998. El Decreto fue el resultado de dos Comisiones de Investigación: la Comisión de Prostitución (1995) y la Comisión de Violencia contra las Mujeres (1995), que contemplaban varias enmiendas a leyes relacionadas con la violencia de los hombres contra las mujeres, incluida una ley de acoso sexual. Además se creó un nuevo delito, el de la violación grave de la dignidad de la mujer o la violación grave de la dignidad de la persona haciendo efectivo el castigo de los diferentes casos de la violencia de los hombres contra las mujeres en el marco de una relación íntima (Ministerio de Trabajo, 1998). La Junta Nacional de Salud y Bienestar, de acuerdo con el Decreto, tenía como tarea reunir información y examinar la extensión y el desarrollo de la prostitución en Suecia, así como apoyar a las autoridades locales en el desarrollo y la creación de medidas contra la prostitución. La Junta informa regularmente al Gobierno.
Es importante destacar que esta ley se centra exclusivamente en los compradores de personas prostituidas. Las personas explotadas en la prostitución, es decir, las víctimas de la violencia de los hombres, no son sujetos de ninguna acción criminal, ni son objeto de ninguna repercusión legal o administrativa. El Gobierno, asimismo, garantiza dinero y asistencia a las mujeres que son víctimas de la violencia de los hombres, lo que incluye a las mujeres prostituidas. De esta manera, el Estado es responsable en cierto modo de asistir a mujeres para que abandonen situaciones de violencia como la prostitución y de proveerlas de casas de acogida, asesoramiento, educación y formación profesional. Son los diferentes Ayuntamientos de las distintas ciudades suecas los que tienen en realidad la responsabilidad de proveer de servicios a las víctimas de prostitución y a las personas traficadas, de acuerdo con la Ley (Ministerio de Asuntos Sociales, 2001).

ENMIENDAS A LA LEY

En 2001, el Comité Parlamentario de Delitos Sexuales dio a conocer un informe detallado sobre las enmiendas propuestas para la legislación de delitos sexuales, en el capítulo 6 del Código Penal (Ministerio de Justicia, 2001). El Comité propuso una serie de cambios que contemplaban los delitos sexuales existentes, no sólo referidos a los delitos de apropiación de mujeres, sino también a los delitos de violación y de ataque sexual. En este informe, el Comité también recomienda que la ley que prohíbe la compra de servicios sexuales sea enmendada y reforzada. El Comité puntualizó que la Ley eximía de responsabilidad criminal a aquellos que comprasen regularmente a las mismas mujeres prostituidas. Además de esto, la Ley no contemplaba los supuestos en los que una persona o grupo de personas comprasen un servicio sexual, destinado a otra persona. Esta situación se da cuando un grupo de hombres van juntos a una fiesta de soltero para celebrar el matrimonio de uno de ellos, y los amigos compran una mujer para el soltero como regalo de despedida, o cuando una empresa provee de servicios de acompañamiento a sus clientes y a sus asociados empresariales.
En respuesta, el Gobierno sueco preparó un proyecto de ley que fue presentado al Parlamento en la primavera de 2004 que, incorpora las enmiendas propuestas, al capítulo 6 del Código Penal. Estas enmiendas entraron en vigor el 1 de abril de 2005.
Actualmente el delito se expresa en los siguientes términos:

“Una persona que, en casos distintos a los expuestos previamente en este capítulo, obtenga una relación sexual casual a cambio de dinero, será sentenciada por la compra de un servicio sexual a una multa o hasta seis meses de prisión. Lo dispuestos en este primer párrafo es aplicable también en el caso de que el pago del dinero sea prometido o realizado por una tercera persona”.
El delito incluye todo tipo de servicios sexuales, tanto si son comprados en la calle, como en prostíbulos o en los llamados salones de masajes, desde los servicios de compañía hasta la compra de servicios sexuales, en circunstancias similares. Cualquier tentativa de compra de un servicio sexual puede ser castigada. Si una tercera persona ha prometido entregar una compensación económica por la compra de un servicio sexual o la ha entregado, puede ser castigado como cómplice. En cuanto a la duración del tiempo en prisión, lo máximo que puede establecer el Gobierno sueco a cualquier hombre que haya cometido un delito criminal es diez años. La Corte Suprema establece 50 días de multa, sin embargo, en los casos de reincidencia la pena se agrava y los tribunales imponen hasta 150 días de multa.

DINERO PARA QUE LA POLICÍA ASEGURE SU CUMPLIMIENTO

Cuando entró en vigor ésta legislación, el Gobierno destinó un millón de dólares aproximadamente para que la policía garantizase su cumplimiento. El presupuesto fue asignado a los cuatro distritos policiales que incluyen las ciudades más grandes del país. En 2003, el Gobierno sueco asignó unos 4,1 millones de dólares para tres años destinados a la Policía Nacional, especialmente, para tomar medidas con el objeto de combatir la prostitución y la trata de personas. Durante el primer año de vigencia de la ley, los esfuerzos para asegurar el cumplimiento por parte de la policía se centraron, principalmente, en los hombres que compraban mujeres en la calle donde se ejercía la prostitución; sin embargo, más adelante también se luchó contra los prostituidores que compraban mujeres en prostíbulos, clubs porno, salones de masaje o agencias de compañía.

NÚMERO DE PERSONAS EN EL ÁMBITO DE LA PROSTITUCIÓN EN SUECIA.

En 1999, se calculaba que unos 125.000 hombres suecos compraban alrededor de 2.500 mujeres prostituidas, una o más veces al año. De todas estas mujeres, aproximadamente 650 ejercían la prostitución en la calle. Desde 1999 hasta ahora, el número de personas que ejercen la prostitución en la calle ha disminuido entre un 30 y un 50 por ciento, mientras que el reclutamiento de nuevas mujeres, prácticamente, se ha detenido. Se estima que desde que la ley entró en vigor el número de mujeres prostituidas ha disminuido de 2.500 en 1999 , a menos de 1.500 en 2002 (S-S Mänsson, Escuela de Trabajo Social en la Universidad de Malmö, conversación privada el 12 de enero de 2004; T. Ekman, Director del Grupo contra el Tráfico de Personas, de las Fuerzas del Orden en Gothenburg encargadas de la investigación de crímenes relacionados con la prostitución y el tráfico de personas, conversación privada mantenida el 16 de enero de 2004; Gripenlöf, 1991-2002; M. Sjöstrand Persson, Director del Grupo de Prostitución de los Servicios Sociales del Malmö, conversación privada el 16 de enero de 2004)
El número de mujeres que ejerce la prostitución en Suecia es considerablemente menor ahora que cuando la ley entró en vigor en 1999. Actualmente, no más de 500 personas ejercen la prostitución una o más veces en el curso de un año (el número de habitantes de Suecia es de 9 millones). Esta cifra debería ser comparada con el número de personas que ejercen la prostitución en Dinamarca, que tiene 4.5 millones de habitantes. A principios de los noventa, unas 2000 mujeres ejercían la prostitución en las calles de Dinamarca, mientras que en 2004 eran entre 5.500 y 7.800 (“Love Bestemmer Antal Prostituerede, 2004). Dinamarca no tiene ninguna ley que prohíba la compra de servicios sexuales.
No existe ninguna prueba de que la Ley haya originado un aumento en la prostitución que se realiza a través de contactos en Internet (Consejo Nacional de Salud y Bienestar, 2004; Gripenlöf, 1991-2002). La industria mundial de la pornografía y la prostitución ha sido siempre rápida en aprovechar cada avance tecnológico que pueda beneficiar sus actividades y promover la venta de sus productos. El Net Sex Project (proyecto de sexo en la red), de la Universidad de Gothenburg, en una investigación que estudia la utilización de Internet para establecer contactos sexuales, llega a la conclusión de que el número de mujeres suecas que son prostituidas vía Internet está estabilizado entre 80 y 100 mujeres, las cifras son las mismas en las mujeres que se anuncian en los distintos portales de Internet. El estudio también concluye que el uso de Internet para fines de prostitución es una consecuencia del rápido desarrollo de Internet y no una consecuencia de la legislación sueca, (Ftes. P. 7). La presencia de mujeres extranjeras que ejercen la prostitución en la calle ha desaparecido prácticamente (Ftes. P. 7) y el número de prostituidores ha descendido de un 75 a un 80%, (Ftes, p. 7).

¿QUIÉNES SON LOS HOMBRES SUECOS QUE COMPRAN MUJERES PROSTITUIDAS?

En Suecia, uno de cada ocho hombres mayores de 18 años, es decir, aproximadamente el 13% de los hombres entre 18 años y más, compran al menos una vez a una persona para prostituirla en Suecia o en otros países, (Ftes. p. 7). Estos hombres representan cualquier edad, sin embargo, la mayoría de los compradores tienen entre 30 y 55 años, proceden de cualquier clase social y de cualquier grupo étnico. La mayoría de estos hombres están casados, o lo han estado, o viven con su pareja y con frecuencia tienen niños/as. Los hombres que han tenido muchas parejas son los compradores más habituales de prostituidas, lo que deshace el mito de que son los hombres solitarios, sexualmente poco atractivos, y sin otra opción que la de comprar mujeres prostituidas los mayores consumidores de prostitución. Otro estudio llevado a cabo en Estocolmo en 2000, prueba que un 10 % de chavales y hombres jóvenes de entre 16 y 25 años ha pagado alguna vez por un servicio sexual. (Instituto Nacional de Salud Pública).

EL CUMPLIMIENTO DE LA LEY

El objetivo primordial de la Ley es prevenir la compra de servicios sexuales. De esta manera, y siguiendo la legislación, la policía sueca debe intervenir antes de que se cometa el delito. Sin embargo, tiene la misma importancia el arresto y la persecución de los ejecutores. Muchos informes policiales ofrecen pruebas de tentativas de compra de servicios sexuales. Se considera tentativa cuando un comprador ofrece algo, ya sea dinero, droga o un lugar para quedarse, en forma de pago por un servicio sexual a una persona prostituida.
De acuerdo con las últimas estadísticas del Consejo de Prevención de Crímenes proporcionadas por Kerstin Öhrnell (ftes. p. 7), se han contabilizado 914 hombres desde que entró en vigor la ley en enero de 1999 hasta marzo de 2005. De los 300 que fueron detenidos por comprar servicios sexuales en 2003, más de 200 cometieron el delito en la zona céntrica de la capital, Estocolmo. De forma parecida, de los 156 compradores sujetos a los supuestos de la ley, 109 arrestos tuvieron lugar en la zona céntrica de las tres ciudades más importantes: Estocolmo, Gothenburg y Malmo. Alrededor de 234 hombres han sido culpables, o imputados por haber comprado servicios sexuales durante los primeros cinco años de la puesta en vigor de la Ley. (1999-2003) El número de condenados en 2004, aún no se conoce. Sin embargo, es presumible que el índice de condena vaya a aumentar de forma considerable. La mayoría de los hombres arrestados se confiesan culpables para evitar no sólo el juicio, sino también la posibilidad de que sus parejas o esposas averigüen que han comprado y utilizado mujeres prostituidas. El hombre de mayor edad arrestado en aplicación de la Ley (2002) tenía 70 años y el más joven 16(2000). El promedio de edad de los compradores era de 44 años, (Fte., 8).
La policía y los fiscales, para asegurar que se cumpla la ley contra los compradores y arrestarlos, han llevado a cabo diversas investigaciones sobre la actividad de los prostíbulos y sobre los casos relacionados con la trata de personas con fines de explotación sexual. En un caso de trata investigado, en la última mitad de 2002 y perseguido en la primavera de 2003, el proxeneta, que explotaba su negocio únicamente a través de Internet, recibía aproximadamente 25.000 correos electrónicos solicitando información sobre las mujeres que se anunciaban en los portales de la red, los “clientes “eran suecos y también de otros lugares. El proxeneta guardaba un registro, con todos los nombres de los clientes, que superaba la cifra de 1.500 compradores. En este caso, mediante la aplicación de la ley, 571 se consideraron sospechosos de haber comprado servicios sexuales, de éstos sólo 73 pudieron ser identificados. En este caso, 41 hombres fueron perseguidos por comprar servicios sexuales y 25 fueron culpables o declarados culpables. Las multas en total alcanzaron los 379.000 (moneda sueca), unos 53.000 dólares. En otro caso, en 2004, en la aplicación de la Ley, 36 hombres fueron condenados o se confesaron culpables. Los compradores pagaron un total de 64.900 dólares en concepto de multas de día.
En última instancia, el cumplimiento efectivo de la Ley lo determinan la actitud de los altos mandos de la policía, además de cada agente de policía, el fiscal y las autoridades judiciales. En Suecia, las fuerzas policiales son masculinas, homosociales y representan un ambiente de trabajo conservador- unas fuerzas policiales a las que se les ha exigido hacer cumplir una ley, que pone en cuestionamiento los valores tradicionales masculinos.
Consecuentemente, en un principio, los representantes de la policía sueca fueron muy críticos a la ley, y manifestaron que sería muy difícil hacer que se cumpliera. (Fte., p.8). En algunos casos, por ejemplo, en los que se arrestó a hombres por comprar servicios sexuales, los agentes de policía acordaron enviar la carta de notificación del delito cometido a una dirección elegida por el sospechoso y no a su propia dirección. Esto evitaba que la esposa u otros miembros/as de la familia conocieran el delito perpetrado por el delincuente.
Con objeto de hacer más competentes a los oficiales de policía y dotarles de un mayor conocimiento de la prostitución y de la trata de personas, la Policía Nacional Criminal, en colaboración con la División de Igualdad de Género, y otras fuerzas policiales locales y regionales, han establecido programas de formación y de educación dirigidos a su personal en esta materia. Esto ha tenido efectos claros e inmediatos. La crítica inicial a la ley, en la que se afirmaba la dificultad de su cumplimiento, ha desaparecido; por ejemplo, el Inspector Jefe Hagestam del Grupo Anti-Tráfico, dentro del Proyecto Europa, del Distrito Policial de Estocolmo fue muy crítico con la Ley cuando entró en vigor, sin embargo ahora afirma que se equivocó. De acuerdo con Hagestam, la Ley funciona muy bien, y dificulta enormemente el establecimiento de traficantes en Suecia, (Fte, 9).

EFECTOS DE LA LEY EN EL TRÁFICO DE PERSONAS

La persona responsable de informar en el ámbito nacional de la Trata de personas con fines de explotación tomando como base el Departamento Nacional de Investigación Criminal (NCID), es Kajsa Wahlberg responsable de la recogida de datos de las investigaciones y condenas por delitos de tráfico en Suecia, así como del hecho de informar anualmente al Gobierno sueco acerca de la Trata de personas hacia Suecia y dentro de Suecia. En sus informes, publicados en 2003 y 2004, ella destacó que existían pruebas fehacientes que indicaban que la Ley había tenido efectos directos y positivos a la hora de limitar la trata de personas con fines de explotación sexual.
El NCID estima que cada año en Suecia, entre 500 y 600 mujeres son traficadas, proceden principalmente de la Europa del Este y de países como Estonia y Lituania, y Rusia. En general, esta cifra se ha estabilizado en los últimos años. Este dato debería ser comparado con el número de mujeres que son víctimas de la trata con fines de explotación sexual en los países escandinavos, es decir, Finlandia, Dinamarca y Noruega, en los que la compra de servicios sexuales no está prohibida. En Dinamarca cada año son prostituidas entre 5.500 y 7.800 mujeres y se calcula que el 50% o más de estas mujeres son víctimas de la trata, (fte., 9).
En el informe de 2003, de la División Finlandesa de Inteligencia Criminal del la Central Nacional de Investigación, se calcula que entre 10.000 y 15.000 mujeres procedentes de Estonia, Rusia, Letonia y Lituania son prostituidas cada año en Finlandia, (Leskinen, 2003). En su informe de 2003, la NCID afirmó que, a pesar del aumento de los casos conocidos y recogidos por las fuentes de información sobre casos de trata en otros países del área, no hay un aumento equivalente en el número de mujeres víctimas de la trata en Suecia, (NCID, 2001, 2004).
Antes del 1 de julio de 2002, cuando entró en vigor una nueva ley contra la Trata de personas con fines de explotación sexual, los delitos de trata en Suecia eran perseguidos cuando se producía la captación o el reclutamiento de una mujer, o según los casos, su secuestro, la privación ilegítima de su libertad, el mantenerla en una situación desesperada, el ejercicio de la coerción sobre ella o su explotación sexual.
Entre 1999 y 2003, 30 personas fueron condenadas y sentenciados a prisión por crímenes relacionados con el tráfico de personas. En el año 2004 se iniciaron 28 investigaciones preliminares (9 sospechosos) bajo la misma legislación. Este mismo año fueron condenadas 20 personas por captación de mujeres o captación masiva de mujeres en casos relacionados con la trata.
Desde la implementación de la nueva legislación criminal sobre todo tipo de trata de personas, cuatro individuos han sido condenados y sentenciados.
Las víctimas de la Trata con fines de explotación sexual venían principalmente de Europa del Este, de los países bálticos y de Rusia y la mayoría eran prostituidas en apartamentos que funcionaban como prostíbulos en Suecia (ftes. P. 10). En los casos de Trata, la mayoría de los proxenetas eran extranjeros con residencia en Suecia o nacionalizados como suecos, y tenían contactos con el crimen organizado de sus países de origen que suministraba las víctimas. Sin embargo, esto no nos ofrece una imagen real del tráfico de personas en Suecia. Existen algunas pruebas de que pandillas de moteros suecos y daneses están involucradas en prostitución y en la Trata en Suecia, especialmente en el sur.
El NCID ha recibido información de la Europol y de las fuerzas nacionales de policía de otros países que indican que Suecia no es ya un mercado atractivo para los traficantes. Los traficantes y los proxenetas son hombres de negocios que calculan beneficios, factores de marketing y sopesan los riesgos que corren de ser cogidos cuando deciden en qué países venderán mujeres con fines de prostitución. En las conversaciones que se han grabado durante las investigaciones criminales, los proxenetas/captadores y los traficantes han expresado su frustración a la hora de establecer tiendas en Suecia para atraer clientela que desee comprar a las mujeres prostituidas. De acuerdo con conversaciones telefónicas interceptadas, o por testimonios adicionales de mujeres que han sido víctimas de tráfico, los proxenetas y los traficantes están teniendo las siguientes dificultades:


  • Las mujeres prostituidas deben de ser escoltadas para hacerlas llegar a los compradores, lo que supone mayores dificultades y menores ganancias para los proxenetas que en el caso de que las que obtendrían en el caso de que las mujeres fueran prostituidas en la calle.

  • Los hombres suecos que desean comprar mujeres para prostituirlas han declarado tener un gran miedo a ser arrestados y perseguidos por la aplicación de la Ley por lo que exigen a los proxenetas y a los traficantes absoluta discreción.

  • Para minimizar la posibilidad de estar expuestos y ser detectados, los proxenetas y los traficantes son forzados a funcionar en apartamentos- prostíbulos ubicados en distintos lugares y a cambiar de emplazamiento muy frecuentemente. De esta manera el modo de funcionamiento es caro y requiere que el proxeneta tenga contactos locales.


La necesidad de diversos locales ha sido confirmada en casi todas las investigaciones preliminares que se han llevado a cabo en 2003 y 2004. En base a testimonios de víctimas, los proxenetas y los traficantes prefieren vender sus mujeres en países como Dinamarca, Alemania, Países Bajos y España donde las condiciones son más atractivas y los compradores no son criminalizados y donde cierto tipo de prostitución es o bien tolerada o bien está legalizada.
La Inspectora Kajsa Wahlberg mencionó que la policía letona había llegado a la conclusión de que los traficantes letones no venden mujeres en Suecia por los efectos negativos que la Ley supone para sus negocios en desarrollo.
En su informe de 2004, el NCID llegó a la conclusión de que la ley que prohíbe la compra de servicios sexuales “sigue siendo un obstáculo contra el establecimiento de traficantes en Suecia” (NCDI, 2004, p. 35). Está claro que la Ley es disuasoria. Los traficantes están eligiendo otros países de destino donde su negocio pueda reportar mayores beneficios y no sea estorbado por leyes similares (Fte., p 11)
JURISDICCIÓN EXTRATERRITORIAL

Todas las leyes suecas son extraterritoriales. Esto significa que los ciudadanos pueden ser acusados, perseguidos y condenados por las leyes suecas cuando hayan cometido un delito en otro país, si ese país tiene una legislación similar a la sueca. Es notorio y va en aumento, los comportamientos de los hombres occidentales de viajar a países subdesarrollados donde las mujeres y las/os niñas son vulnerables por sus difíciles condiciones de vida, y donde la situación social, política y económica de las mujeres y de las niñas está gravemente deteriorada. En los países en los que la prostitución está legalizada o es tolerada, la idea de que las mujeres son objetos de placer para los hombres, y, por tanto, pueden ser vendidas y de hecho son vendidas, es una idea aceptada. Por ello, es totalmente aceptable que los hombres vayan a prostíbulos para comprar y explotar sexualmente a las mujeres. Obviamente, esto tiene un efecto directo en cómo los hombres consideran a las mujeres y a las niñas. Los turistas sexuales viajan consecuentemente y preferentemente a Australia y Países Bajos, países donde la prostitución esta reglamentada. Por el contrario, desde que la Ley entró en vigor, no ha habido un aumento significativo del número de hombres suecos que hayan viajado a países extranjeros como turistas sexuales.

APLICACIÓN DE LAS FUERZAS DE PACIFICACIÓN.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas es responsable de mantener la paz internacional y la seguridad ,de acuerdo con el artículo 20 de la Carta de las Naciones Unidas (ONU). Dentro de estas obligaciones se encuentra la capacidad de iniciar operaciones de pacificación. Entre 1985 y 1992, la ONU llevo a cabo más de 13 misiones de pacificación en diferentes partes del mundo, (Peck, 1995). Algunas más han sido iniciadas desde entonces, como la operación de pacificación de Somalia y, más recientemente, las misiones de la ONU en Timor Oriental y en Kosovo.
A pesar de que el objetivo de cualquier misión de pacificación es suavizar la tensión del conflicto y llegar a una solución pacífica, muchas mujeres y niñas fueron excluidas de esta protección en los países donde se habían apostado estas tropas, (Peck, 1995). De hecho, las fuerzas de pacificación de ONU han estado directamente implicadas en la prostitución y la trata de mujeres en varios lugares alrededor del mundo. El acceso sexual a las mujeres y a las niñas solicitadas se da por supuesto por los hombres que sirven en el ejército o por los que están luchando en un conflicto armado o en una guerra. En cualquier lugar hay una base militar con proxenetas, striptease, nightclubs y propietarios de prostíbulos que ven esta situación como un mercado potencial.
Un ejemplo, es el de Camboya donde la Autoridad Transicional de Naciones Unidas en el país (UNTAC) supuso una presencia de 16.000 soldados en el periodo que va de febrero de 1992 a septiembre de 1993. Esto supuso un aumento de mujeres y niñas que ejercían la prostitución de 6.000 a 20.000 en Phnom Penh. El comandante en Jefe Yasushi Akashi del UNTAC respondió a las quejas sobre la conducta de los hombres pacificadoras diciendo:
  1   2

similar:

Después de varios años de debate público iniciado por el movimiento de mujeres de Suecia, la Ley que Prohíbe la Compra de Servicios Sexuales entró en vigor el 1 iconLa 'ley Sinde' aprobada por el pp entrará en vigor en marzo (El país)

Después de varios años de debate público iniciado por el movimiento de mujeres de Suecia, la Ley que Prohíbe la Compra de Servicios Sexuales entró en vigor el 1 iconVersión taquigráfica del debate de casi 20 horas en el que se convirtió...

Después de varios años de debate público iniciado por el movimiento de mujeres de Suecia, la Ley que Prohíbe la Compra de Servicios Sexuales entró en vigor el 1 iconEstados unidos: El movimiento social después de Ayotzinapa, analizado...

Después de varios años de debate público iniciado por el movimiento de mujeres de Suecia, la Ley que Prohíbe la Compra de Servicios Sexuales entró en vigor el 1 iconNació en Arauquita municipio de Colombia. Tenía casi 17 años cuando...

Después de varios años de debate público iniciado por el movimiento de mujeres de Suecia, la Ley que Prohíbe la Compra de Servicios Sexuales entró en vigor el 1 iconDevoradas por el público. Aplaudidas por la crítica. Avaladas por...

Después de varios años de debate público iniciado por el movimiento de mujeres de Suecia, la Ley que Prohíbe la Compra de Servicios Sexuales entró en vigor el 1 iconMujeres en el movimiento político-social afrocolombiano

Después de varios años de debate público iniciado por el movimiento de mujeres de Suecia, la Ley que Prohíbe la Compra de Servicios Sexuales entró en vigor el 1 iconEsta Ley prohíbe que los funcionarios públicos se procuren beneficio...

Después de varios años de debate público iniciado por el movimiento de mujeres de Suecia, la Ley que Prohíbe la Compra de Servicios Sexuales entró en vigor el 1 iconInvitados por miembros de la Juventud Peronista, algunos vecinos...

Después de varios años de debate público iniciado por el movimiento de mujeres de Suecia, la Ley que Prohíbe la Compra de Servicios Sexuales entró en vigor el 1 icon60 trampas detrás de la Ley de Servicios Audiovisuales

Después de varios años de debate público iniciado por el movimiento de mujeres de Suecia, la Ley que Prohíbe la Compra de Servicios Sexuales entró en vigor el 1 iconForo: El Cable pyme y el Proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual






Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
p.se-todo.com