No se puede estudiar el Sionismo sin estudiar a cuatro personalidades Judías que jugaron un papel muy importante en ello. Por lo tanto, le echaremos un vistazo a estas cuatro personas antes de proseguir






descargar 35.41 Kb.
títuloNo se puede estudiar el Sionismo sin estudiar a cuatro personalidades Judías que jugaron un papel muy importante en ello. Por lo tanto, le echaremos un vistazo a estas cuatro personas antes de proseguir
fecha de publicación10.01.2016
tamaño35.41 Kb.
tipoDocumentos
p.se-todo.com > Derecho > Documentos
Movimiento Sionista

Por Diego Ascunce
El movimiento nacionalista Judío que ha tenido su meta en la creación y el apoyo de un estado nacional Judío en "Palestina," el hogar Escritural de los Judíos, Eretz Yisra'el o La Tierra de Israel, por medio del Sionismo. En el siglo 18 el movimiento cultural filosófico (Hebreo: Haskala) apremiaba a los Judíos a asimilarse a la cultura secular occidental. A principios del siglo 19 y a pesar del Haskala, los Judíos Europeos orientales no se asimilaron y como reacción a los pogromos zaristas formaron el Hovevei Ziyyon ("Amantes de Sion") para promover el asentamiento de familias de granjeros y artesanos Judíos en La Tierra de Israel, su tierra dada a ellos por YAHWEH Elohim Tzavaot.

 

No se puede estudiar el Sionismo sin estudiar a cuatro personalidades Judías que jugaron un papel muy importante en ello. Por lo tanto, le echaremos un vistazo a estas cuatro personas antes de proseguir:

Theodore Benyamin Za'av Herzl (1860-1904)

Chaim Weizmann (1874-1973)

David Ben-Gurion (1874-1973)

Asher Hersh Ginsberg (1185-1927)

 

Theodore Herzl (1860-1904)

Nació en Budapest, Hungría, en el Imperio Austriaco (Ahora Hungría) el 2 de Mayo de 1860 a una familia de clase media acomodada y murió en Edlach, Austria el 3 de Julio de 1904. Estudió en una escuela secundaria científica, pero para escapar de su atmósfera antisemita se transfirió en 1875 a una escuela donde la mayoría de los estudiantes eran Judíos. En 1878 la familia se mudó de Budapest a Viena, done entró a la Universidad de Viena para estudiar leyes. Recibió su licencia para practicar la ley en 1884 pero escogió dedicarse a la literatura. Por un número de años fue periodista y autor dramático moderadamente exitoso.

En 1889 Herzl se casó con Julie Naschauer, hija de rico hombre de negocios Judío de Viena. Herzl tenía un gran apego a su madre, cual no tuvo la facilidad para llevarse bien con su esposa. Estas dificultades aumentaron por las actividades políticas de sus años postreros, en cuales su esposa tomó poco interés.

Un profundo cambio surgió en la vida de Herzl poco después que el principal periódico de Viena, Neeue Freie Presse, publicó un boceto de él, el cual condujo a su nombramiento como el corresponsal del periódico en París. El llegó a París con su esposa en el otoño de 1891 y se horrorizó de encontrar en la cuna de la Revolución Francesa el mismo antisemitismo con el cual se había familiarizado tanto en Austria. Hasta aquí él había pensado que el antisemitismo como un problema social al cual los Judíos podían sobreponerse sólo abandonando sus sendas distintivas y asimilándose con el pueblo que vivían. Al mismo tiempo su trabajo como periodista profundizó su interés en, y el conocimiento de, los asuntos sociales y políticos y lo llevaron a la convicción que la respuesta al antisemitismo no era la asimilación sino un esfuerzo en contra de ello por los Judíos. El asunto Dreyfus en Francia también cristalizó este pensamiento (ver el capitulo El Rostro del Antisemitismo). Herzl dijo años después que había sido el caso Dreyfus el que lo había vuelto un Sionista. Siempre que el antisemitismo existiera, la asimilación sería imposible, y la única solución para la mayoría de los Judíos sería la emigración a un estado propio de ellos. Herzl no fue el primero en concebir un Estado Judío. Los Judíos Ortodoxos habían tradicionalmente invocado el regreso a La Tierra de Israel en sus oraciones diarias. En 1799 Napoleón había pensado establecer un Estado Judío en la antigua Tierra de Israel. El estadista Inglés Benjamín Disraeli, un Judío, había escrito una novela Sionista, Trancred. Moses Hess, un amigo y compañero de labores de Karl Marx, había publicado un libro importante, Rom und Jerusalem(1862) en el cual él declaraba la restauración del estado Judío como una necesidad ambos para los Judíos y para el resto de la humanidad. Entre los Judíos de Rusia y Europa oriental, un número de grupos estaban ocupados en asentar emigrantes en colonias agrícolas en La Tierra de Israel. Después de los pogromos Rusos de 1881, Leo Pinsker había escrito un panfleto, "Auto Emancipación," una apelación a los Judíos de Europa accidental para que asistieran en el establecimiento de colonias en La Tierra de Israel. Cuando Herzl lo leyó algunos años después, él comentó en su diario, que si hubiera sabido de esto, quizá nunca hubiera escrito El Estado Judío.   

El primer esfuerzo Sionista de Herzl fue una entrevista con el Baron Maurice de Hirsch, uno de los hombres más ricos de su época. De Hirsch era un Judío que había fundado la Asociación Judía de Colonización con la mira de asentar Judíos provenientes de Rusia y Rumania en Argentina y en otras partes de América. El periodista de 35 años de edad arribó a la mansión del Barón en París con 22 páginas de notas, cuales utilizó para argumentar la necesidad de una organización política para reunir a los Judíos bajo una bandera propia de ellos, al contrario de dejar todo en las manos de los esfuerzos filantrópicos de individuos como el Barón. La conversación fue notable por su efecto en Herzl más bien que en el Barón Hirsch, quien rehusó oírle. Esto llevó al famoso panfleto de Herzl El Estado Judío, publicado en Febrero de 1896 en Viena. La cuestión Judía, él escribió, no era una cuestión social o religiosa sino una cuestión nacional que podría ser resuelta sólo el hacerla "una cuestión política mundial a ser discutida por las naciones civilizadas del concejo mundial." Algunos de los amigos de Herzl pensaron que era una idea loca, pero el panfleto ganó reconocimiento favorable de las sociedades Sionistas de Europa oriental. En Junio de 1886, cuando Herzl estaba de viaje hacia Constantinopla (Estambul) con esperanzas de hablar al sultán Otomano acerca de obtener el otorgamiento de "Palestina" como país independiente, su tren paró en Sofía, Bulgaria; cientos de Judíos estaban presentes en la estación para acoger a Herzl y aclamarlo como un líder. A pesar de que él permaneció en Constantinopla por 11 días, fracasó en llegar al Sultán. Pero había comenzado la carrera como organizador y propagandista que terminaría sólo con su muerte ocho años después. En 1897, el 29 de Agosto, Herzl convocó la Primera Conferencia Sionista en Basilea, Suiza. Presentes estaban 197 delegados de 16 países quienes formularon la política Sionista inicial. Esta reunión probó ser un evento primordial para el establecimiento del moderno Estado de Israel.

Después Herzl escribió en su diario: "Si yo fuera a recapitular el Congreso de Basilea en una palabra la cual me guardaré de pronunciar públicamente, sería esta: 'En Basilea yo formé el Estado Judío. Quizás en cinco años pero seguramente en cincuenta todos lo sabrán."

De hecho, el Estado de Israel fue declarado el 14 de Mayo de 1948 – 50 años y 9 meses después. Desgraciadamente Herzl no lo vio suceder. El murió a la edad de 44 años de un ataque al corazón que siguió a la tormentosa controversia envuelta en la propuesta que el Pueblo Judío hiciera su hogar en Uganda.

La historia de Herzl es una historia trágica. El murió habiendo dado su vida por la causa y murió en bancarrota habiendo gastado todo su dinero en su causa. Quizás lo más triste fue que él no dejó descendientes para llevar la obra a cabo después de él. Su esposa Julia, quien ni era Judía, trató, pero ella murió a la edad de 35 años. De sus tres hijos – Pauline, Hans y Trude – todos murieron trágicamente. Pauline se convirtió en una drogadicta y murió en Francia. Hans, después de convertirse al catolicismo, se pegó un tiro el día del funeral de Pauline. Trude Margarethe murió en Theresienstadt a las manos de los Nazis. El único nieto de Herzl, Stephen Theodor (el hijo de Trude) cambió su nombre a Norman y cometió suicidio saltando de un puente a un río en América.

Herzl fue sepultado en Europa, pero después de que el Estado de Israel fue declarado, su cuerpo fue desenterrado y traído a Israel. Está sepultado en Yerushalayim en un cementerio conocido como el Monte Herzl, donde hay varios cabezas de Estado también sepultados.

 

Chaim Weizmann (1874-1973)

Chaim Azriel Weizmann nació a humildes padres en Noviembre de 1874, en Motol, remanso de aldea en el Imperio occidental Ruso, el tercero de quince hijos de Ezer Weizmann, un transportista de madera. Motol está situada cerca de un denso bosque, alrededores que instilan en un niño el amor a los árboles que fue tan persistente el resto de su vida. El pasaba los veranos de la adolescencia montado en las balsas de troncos de su padre río abajo hacia los puertos del Báltico.

A pesar de que tenían medios estrechos, sus padres dispusieron para que sus hijos recibieran el beneficio de una educación avanzada siguiendo la estricta disciplina Judía Ortodoxa en su niñez. Todos excepto uno de los hijos finalmente se hicieron científicos, médicos, dentistas, ingenieros, y pedagogos. El propio Chaim, al llegar a los 11 años de edad, fue enviado a escuela secundaria en la cercana Pinsk, donde su inusual aptitud científica fue estimulada por un maestro con discernimiento.

Al matricularse (1891), el joven estudiante, fastidiado por las cuotas universitarias restringiendo las admisiones Judías, se fue de Rusia para estudiar química en Alemania y Suiza, ganándose su sustento, además de pequeñas remesas del hogar, enseñando ciencias y Ruso. Después de obtener un Doctorado magna cum laude en Fribourg, Suiza (1900), Weizmann enseñó química en la Universidad de Ginebra y concurrentemente se enfrascó en la investigación en química orgánica, concentrándose en materia colorante, aromas y especias. Al vender algunos descubrimientos patentizados a finales de los 1890, él atenuó su condición crónica económica y pudo ayudar a sus hermanos y hermanas menores a través de la universidad. En 1900 conoció a Vera Chatzman, una estudiante de medicina, en Ginebra, y seis años después ellos se casaron; tuvieron dos hijos.

Weizmann se asentó en Inglaterra en 1904 al tomar una cátedra en la Universidad de Manchester. Durante la Primera Guerra Mundial él dio una asistencia muy valiosa a la industria de municiones Británica, entonces (1916) en una necesidad extrema de acetona, un ingrediente de la pólvora, él inventó un proceso para extraerla del maíz. El logro ayudó a las negociaciones políticas Sionistas que él estaba entonces conduciendo con el gobierno Británico.

A pesar de que él había obtenido renombre internacional como químico, fue como político que él tuvo mayor eminencia. De joven él absorbió la cultura nacional Judía e ideales bajo la influencia de su padre. A la edad de 11 años escribió una carta en Hebreo a su maestro Hebreo en Motol urgiendo con fervor juvenil que el pueblo Judío debe regresar a Tziyon.

Por el tiempo de los años de estudiante y maestro él asumió un desarrollado dominio como un político Sionista. El inicialmente obtuvo prominencia como líder de los "Sionistas Jóvenes," opuestos a Theodor Herzl, el fundador del Sionismo moderno, especialmente en "la Disputa de Uganda," cual hizo erupción en 1903-05 sobre una propuesta Británica para asentamientos Judíos en el este de Africa. Elegido al Concejo General (Comité de Acción) en 1905, él jugó sólo un papel secundario en el movimiento hasta 1914. Entonces, durante los primeros años de la guerra sostuvo una parte importante en las negociaciones que llevaron a la Declaración Balfour del gobierno (Noviembre 1917), favoreciendo el establecimiento de un hogar nacional Judío en La Tierra de Israel "Palestina."

Mientras en Yerushalayim él viajó a Acaba, al sur de Transjordania (Junio 1919), donde se reunió con el Amir Faysal de Hejaz (después rey de Irak) para discutir la cooperación Judeo-Arabe. Ellos se reunieron de nuevo y llegaron a un acuerdo escrito durante la conferencia de paz de Versailles (Julio 1919). Como observador, Weizmann asistió a la conferencia de San Remo de los Poderes Aliados (1920), la cual confirmó la Declaración Balfour y entregó el Mandato Palestino a Gran Bretaña. El mismo año, Weizmann, quien había sido presidente de la Federación Sionista Inglesa desde 1917, se convirtió en la cabeza de la Organización Sionista Mundial. Desde 1921 en adelante viajó el mundo incansablemente, predicando la ideología Sionista y apelando por fondos en reuniones masivas.

La destreza de Weizmann como negociador fue duramente probada durante los años de la década de 1920. Gran Bretaña, confrontada por los problemas que se amontonaban y los desórdenes civiles que brotaron del recién nacido del nacionalismo Arabe, gradualmente retrocedió de su acometido de fomentar un hogar nacional Judío. Un intrépido protagonista, Weizmann no obstante se sumergió en los incesantes enredos de las vacilaciones de la política Británica, las revueltas Arabe-Judías, y las disputas violentas Sionistas y conflictos que estaban relacionados con la oposición a él por adversarios.

A pesar de todas las disputas con sus adversarios, y de haber sido apartado de la presidencia del Sionismo, él fue enviado a Washington por el liderazgo Sionista para conversaciones cruciales con el presidente Harry Truman. Weizmann persuadió a los Estado Unidos a abandonar su plan de administrador legal para Palestina. – un plan que hubiera puesto en peligro el nacimiento del Estado de Israel – y de dejar su propuesta de excluir la provincia sureña (Neguev) de Israel. Su intervención también llevó al reconocimiento del nuevo proclamado Estado de Israel (14 de Mayo 1948) y al otorgamiento de un préstamo de $100,000,000. Ese Septiembre, Weizmann fue presidente del Concejo Estatal Provisional y el siguiente Febrero fue elegido presidente del Estado de Israel.

Agotado por la tristeza y las arduas peleas políticas, y afligido por una salud frágil y la vista nublándosele, él no obstante mantuvo un frente valiente en los años de la posguerra. Murió en Noviembre de 1952, después de larga enfermedad. Le fue dada una sepultura de dignatario en su heredad en Rehoboth. Más de 250,000 personas fueron su velorio de realeza. La tumba simple y sin adornos es visitada por cientos de miles todos los años.

 

David Ben-Gurion (1886-1973)

Su nombre original fue David Gruen nacido el 16 de Octubre de 1886 en Plonsk, Polonia, Imperio Ruso [ahora Polonia], murió el 1ro de Diciembre de 1973, en Tel Aviv-Yafo. Israel.

Estadista Sionista y líder político, el primer Primer Ministro (1948-53, 1955-63) y Ministro de Defensa (1948-53, 1955-63) de Israel. Fue Ben-Gurion quien, el 14 de Mayo de 1948, en Tel Aviv, entregó la Declaración de Independencia de Israel. Su personalidad carismática le ganó la adoración de las masas después de su retiro del gobierno y luego del Knesset (la casa de representantes de Israel), fue reverenciado como "El Padre de la Nación."

Ben-Gurión, nacido David Gruen, fue el hijo de Victor Gruen, uno de los líderes en Plonsk de los "Amantes de Tziyon," un movimiento que diseminó entre los Judíos oprimidos de Europa del este la idea del retorno a su hogar original de Israel. El sionismo le fascinó a David Gruen, y él se volvió convencido que el primer paso para los Judíos que querían revivir a Israel como nación era emigrar a "Palestina" y asentarse allí como granjeros. En 1906, Gruen de veinte años arribó en "Palestina" y por muchos años trabajó como granjero en los asentamientos agrícolas Judíos en las llanuras de la costa de Galilea, en la región norte de Eretz Israel. Fue entonces que él adoptó el nombre de Ben-Gurion. Sufriendo los estragos de los primeros pioneros, incluyendo malaria y hambruna, él nunca perdió de vista su meta. Fue debido a sus esfuerzos que en la convención del Partido Socialista Sionista de 1907, Poale Tziyon ("Trabajadores de Tziyon"), incluyó la siguiente declaración en su plataforma: "El partido aspira a la independencia política del pueblo Judío en esta Tierra."

Con el estallido de la primera Guerra Mundial, los gobernantes Turcos de "Palestina," sus sospechas despertadas por su actividad Sionista, arrestaron a Ben-Gurion y le expulsaron del Imperio Otomano. Durante lo más fuerte de la guerra, él viajó a Nueva York, donde conoció y eventualmente se casó con Pauline Munweis, nacida en Rusia. En las últimas etapas de la Primera Guerra Mundial, los Ingleses suplantaron al régimen Turco en el Mediano Oriente; y con este cambio los asentados Judíos y sus amigos y defensores en el extranjero comenzaron a darse cuenta que el Sionismo podía contar con asistencia futura de Inglaterra como también con los segmentos adinerados e influyentes de la Judería Americana. A raíz de la publicación el 2 de Noviembre de 1917 de la Declaración Balfour por Gran Bretaña, que prometió a los Judíos un "hogar nacional"  en "Palestina," Ben-Gurión se enroló en la Legión Judía del ejército Británico y navegó de regreso al Medio Oriente para unirse a la guerra por la liberación de "Palestina" del Imperio Otomano.

Los Británicos ya habían derrotado a los Turcos cundo la Legión judía llegó al campo de batalla, y, cuando Gran Bretaña recibió el  mandato sobre "Palestina," el trabajo de realizar "el hogar nacional de los Judíos" había comenzado. Porque para Ben-Gurión, el "hogar nacional" era un paso hacia delante hacia la independencia política. Para implementarlo, él hizo un llamamiento para la acelerada inmigración Judía hacia "Palestina" en un esfuerzo de crear un núcleo Judío que sirviera como fundamento para el establecimiento de un Estado Judío. El núcleo fue el Histadrut – la confederación de trabajadores Judíos en "Palestina" fundada en 1920 por Ben-Gurión (quien fue elegido su primer secretario general)  y sus colegas. La Histadrut rápidamente se convirtió en una fuerza social, económica, y aun en asuntos de seguridad, obteniendo la posición de "un estado dentro de un estado." Diez años después, en 1930, un número de facciones laborales se unieron y fundaron Mapai, el Partido de los trabajadores Israelitas, con Ben-Gurion a la cabeza. En 1935 fue elegido director del Ejecutivo Sionista, el más alto cuerpo director del mundo Sionista, y dirigente de la Agencia Judía, la rama ejecutiva del movimiento.

Mientras los asentamientos Judíos fortalecieron y profundizaron sus raíces en "Palestina," la ansiedad se levantó entre las Arabes "Palestinos," resultando en violentos enfrentamientos entre las dos comunidades. En 1939 Gran Bretaña cambió su política para el mediano oriente, abandonando su posición simpatizante hacia los Judíos y adoptó una actitud simpatizante hacia los Arabes, llevando a restricciones severas la inmigración Judía y asentamientos en "Palestina." Ben-Gurion reaccionó con un llamamiento a la comunidad Judía para que se levantara contra Inglaterra, así comenzando la década del "Sionismo guerrero." El 12 de Mayo de 1942, él convocó a una conferencia de emergencia de los Sionistas Americanos en la Ciudad de Nueva York, la convención decidió por el establecimiento de una nación Judía en "Palestina" después de la guerra. Al final de la Segunda Guerra Mundial, Ben-Gurion de nuevo dirigió a la comunidad Judía en su exitosa lucha contra el mandato Británico; y en Mayo de 1948, de acuerdo con una decisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, con el apoyo de los Estados Unidos y la Unión Soviética, el Estado de Israel fue establecido.

David Ben-Gurion fue el Primer Ministro y el Ministro de Defensa. A través de luchas políticas internas que exasperaron a ambas la izquierda y la derecha, él tuvo éxito en deshacer los ejércitos clandestinos que habían peleado contra los Británicos y los fundió en un ejército nacional, cual se convirtió en el modelo y símbolo de la madurez de la Nación Israelita y una fuerza efectiva contra los ejércitos Arabes invasores de Siria, Jordania, Irak y Egipto. A pesar de que la lucha terminó con una victoria Israelita, los miembros Arabes rehusaron entrar en negociaciones formales de paz con el Estado De Israel.

Ben-Gurion consideró al recién nacido Estado de Israel como una directa continuación de la Historia Judía que, en su opinión, había sido interrumpida 2,000 años antes cuando las Legiones Romanas habían aplastado a los guerreros Judíos y habían desterrado a los Judíos de La Tierra de Israel.

 

Asher Hersh Ginsberg (1856-1927)

Nació el 18 de Agosto de 1856 en Skvira, cerca de Kiev, Imperio Ruso [ahora Ucrania], murió el 2 de Enero de 1927 en Tel Aviv, Israel. Se cambió el nombre a Ahad Ha'am "Uno del Pueblo." Fue un líder Sionista cuyos conceptos de la cultura Hebrea tuvieron una definitiva influencia en los objetivos de los primeros asentamientos en "Palestina."

Criado en Rusia en una estricta familia Judía Ortodoxa, él dominó la literatura rabínica pero pronto fue atraído a la tendencia medieval de la filosofía Judía y a los escritos de la Haskala, un movimiento liberal que intentó integrar al Judaísmo con el pensamiento moderno occidental.

A la edad de 22 años, Ahad Ha'am fue a Odessa, el centro del nacionalismo Judío llamado Hibbat Tziyon ("Amor por Sión"). Allí él fue influenciado por ambos el nacionalismo Judío y por las filosofías materialistas del nihilista Ruso D. I. Pisarev y los positivistas Ingleses y Franceses. Después de unirse al comité central de Hibbat Tziyon, publicó su primer ensayo, "Lo ze ha-derekh" (1989; "Esta no es la senda"), cual enfatizó la base espiritual del Sionismo.

En 1897, después de dos visitas a "Palestina," fundó el periódico Ha-Shiloah, en el cual criticó al político Sionista Theodor Herzl, el principal líder nacionalista Judío de ese tiempo. Ahad Ha'am permaneció fuera de la organización Sionista, creyendo que un Estado Judío sería el último resultado de un renacimiento espiritual Judío más bien que el comienzo. El clamó por un renacimiento de la cultura del idioma Hebreo, y para ese fin él alentó la creación de un hogar nacional Judío en "Palestina" como un centro modelo para la vida Judía en la Diáspora.

Ahad Ha'am era un íntimo consejero del líder Sionista Chaim Weizmann durante el tiempo que Weizmann estaba jugando un papel principal en sacar del gobierno Británico su Declaración Balfour de 1917, un documento que apoyaba un hogar nacional Judío en "Palestina." Sus últimos años fueron pasados en "Palestina," presionando el carácter racional y moral del Judaísmo, Ahad Ha'am creía que la meta de recrear una nación Judía no se podía alcanzar por meramente medios políticos sino que requería un renacimiento espiritual. La claridad y precisión de sus ensayos hicieron de él un principal estilista en el leguaje Hebreo y una fuerza influyente en la literatura Hebrea moderna.

En 1897 él escribió en el Estado Judío y los Judíos:

"Este asentamiento Judío, cual será de crecimiento gradual, se convertirá en el curso del tiempo el centro de la nación, donde su espíritu encontrará expresión pura y se desarrollará en todos los aspectos al más alto grado de perfección del cual es capaz. Entonces, desde este centro el espíritu del Judaísmo radiará a la gran circunferencia, a todas las comunidades de la Diáspora, para inspirarlos con una nueva vida y para preservar la unidad de nuestro pueblo. Cuando nuestra cultura nacional en "Palestina" haya llegado a ese nivel, estaremos confiados que producirá hombres en La Tierra que serán capaces, en un momento favorable, de establecer el estado allí – uno que no será meramente un Estado de Judíos sino realmente Un Estado Judío."

Ahad Ha'am personificaba el elemento dominante en el movimiento Sionista. Sólo después, cuando ellos encontraron que sus esfuerzos eran fútiles, a la vista de terribles persecuciones que no amainaban no importa cuánto los Judíos trataran de mezclarse, fue que se volvieron a trabajar por un hogar nacional Judío.

El factor principal que moldeó su opinión mundial era un nacionalismo basado no sólo en la noción de crear un hogar físico Judío, sino también crear una nueva clase de Judío para edificar y mantener este hogar nacional. Muchos de los primeros intelectuales Sionistas sentían que siglos de vida en ghettos y persecución habían robado a los Hebreos de su orgullo y fortaleza. Para edificar un hogar nacional requería un Judío auto suficiente y con amor propio: un Judío que pudiera labrar la tierra, defenderse a sí mismo, y edificar La Tierra. Para edificar un Estado se requería un Hebreo.  

Estos primeros Sionistas sabían por supuesto que la religión preservó la identidad Judía en los ghettos y shtetls de Europa, pero en el moderno Estado Judío, ellos sentían que no había necesidad para ello.

Esta actitud era parte de la razón por la cual muchos líderes rabínicos estaban opuestos al Sionismo. Ellos reaccionaban al antagonismo hacia la religión por los primeros Sionistas seculares y a la idea de un Estado falto de valores religiosos.

Rabí Tzaddik Hacohen Rabiniwitz, quien era conocido como el Tzaddik de Lublin (1823-1900) tipificaba este entendimiento:

"Nosotros ciertamente sabemos que si fuéramos creyentes y en verdad confiáramos en la salvación de [YAHWEH] y fuéramos observantes de los mandamientos de Elohim, aun hoy estaríamos habitando en La Tierra Kadosh. ¿Por qué pereció La Tierra? 'Porque ellos abandonaron mi Toráh cual Yo puse delante de ellos.' Ya se ha hecho claro que los Sionistas rechazan todos los mandamientos y se agarran a toda forma de abominación. Se puede asumir que si los Sionistas obtienen el dominio ellos buscarán remover de los corazones de Israel, creencia en [YAHWEH] y en la verdad de la Toráh. Ellos han echado sus vestiduras de asimilación y se han puesto un manto de celo apara que puedan aparecer celosos por parte de Judaísmo. Ellos de hecho están cavando una mina debajo de nuestra fe y buscando guiar a Israel de debajo de las alas de la Shejinah, la Presencia Divina."      

 

Diego Ascunce

Hora Mesiánica

www.geocities.com/horamesianica

horamesianica@yahoo.com
 

similar:

No se puede estudiar el Sionismo sin estudiar a cuatro personalidades Judías que jugaron un papel muy importante en ello. Por lo tanto, le echaremos un vistazo a estas cuatro personas antes de proseguir iconPor qué y cómo estudiar las tapas de las revistas: el papel de la noción de dispositivo

No se puede estudiar el Sionismo sin estudiar a cuatro personalidades Judías que jugaron un papel muy importante en ello. Por lo tanto, le echaremos un vistazo a estas cuatro personas antes de proseguir iconMiércoles 7 de septiembre, 2: 30 pm
«¿Saben? Estados Unidos no es tierra para nosotros los mexicanos». Ricardo Aldape ha llegado a esta conclusión muy a su pesar. Su...

No se puede estudiar el Sionismo sin estudiar a cuatro personalidades Judías que jugaron un papel muy importante en ello. Por lo tanto, le echaremos un vistazo a estas cuatro personas antes de proseguir iconTaller con cuatro sesiones de cuatro horas bajo un esquema de

No se puede estudiar el Sionismo sin estudiar a cuatro personalidades Judías que jugaron un papel muy importante en ello. Por lo tanto, le echaremos un vistazo a estas cuatro personas antes de proseguir iconPor cierto, el dogmático entiende como incontestables e irrefutables...

No se puede estudiar el Sionismo sin estudiar a cuatro personalidades Judías que jugaron un papel muy importante en ello. Por lo tanto, le echaremos un vistazo a estas cuatro personas antes de proseguir iconEn La Ribera, la última de las cuatro ferias de La Salada, un orden...

No se puede estudiar el Sionismo sin estudiar a cuatro personalidades Judías que jugaron un papel muy importante en ello. Por lo tanto, le echaremos un vistazo a estas cuatro personas antes de proseguir iconEste es un material inédito, de un enorme valor para los interesados...

No se puede estudiar el Sionismo sin estudiar a cuatro personalidades Judías que jugaron un papel muy importante en ello. Por lo tanto, le echaremos un vistazo a estas cuatro personas antes de proseguir iconEn el ámbito estadístico, se denomina población al conjunto de todos...

No se puede estudiar el Sionismo sin estudiar a cuatro personalidades Judías que jugaron un papel muy importante en ello. Por lo tanto, le echaremos un vistazo a estas cuatro personas antes de proseguir iconDeficiencia tanto de docencia como de Alumnado
«Yo creo que fue más que nada fue como un acuerdo, tenían muchos problemas por diversas cuestiones, pero aún así llevan una relación...

No se puede estudiar el Sionismo sin estudiar a cuatro personalidades Judías que jugaron un papel muy importante en ello. Por lo tanto, le echaremos un vistazo a estas cuatro personas antes de proseguir iconLa iglesia tuvo que haber sido muy importante para Dios, por el hecho...

No se puede estudiar el Sionismo sin estudiar a cuatro personalidades Judías que jugaron un papel muy importante en ello. Por lo tanto, le echaremos un vistazo a estas cuatro personas antes de proseguir iconPor qué quiero estudiar fisioterapia






Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
p.se-todo.com