Juan josé milláS






descargar 12.99 Kb.
títuloJuan josé milláS
fecha de publicación31.01.2016
tamaño12.99 Kb.
tipoDocumentos
p.se-todo.com > Derecho > Documentos

JUAN JOSÉ MILLÁS

Profesores

Lo lógico es que el cojo sea partidario de las muletas, el miope de las gafas y el dispéptico del Almax. ¿Quién no intenta mitigar sus carencias? Solo el ignorante contumaz se revuelca feliz en su pocilga. Si no logra disfrutar de Shakespeare, lo borra de la historia de la literatura. Si no ha podido con el Quijote, lo califica de coñazo insufrible. Si no comprende la filosofía, la tacha de entretenimiento inútil para vagos. Millán Astray, uno de los burros más notables y peligrosos de la historia de España, sacaba la pistola cuando escuchaba la palabra cultura. Nos recuerda un poco a Procusto, el célebre personaje de la mitología griega que cortaba o estiraba las piernas de los huéspedes que no se adaptaban a la longitud de su cama. El uno estaba convencido de que la medida canónica de todos los cuerpos era la de su lecho; el otro no soportaba que hubiera alguien con más conocimientos de los que poseía él.

Viene esto a cuento de la carta que Esperanza Aguirre ha dirigido a los profesores de la enseñanza pública de la Comunidad de Madrid. Plagada de faltas de ortografía, les anuncia en ella los recortes que ha decidido aplicar a la educación. La cama de Procusto. Si yo no sé colocar los acentos, que nadie de mi entorno sepa hacerlo. Es probable que Aguirre no haya escrito esa carta, quizá ni siquiera la leyó antes de darle curso (así están las cosas), pero seguro que fue revisada por la Consejería responsable de enseñar a escribir a los madrileños. No pasa nada, tenemos también un responsable de transportes que desconocía la existencia del Metrobús. Cuando saltó el escándalo, Aguirre resistió la tentación de eliminar ese billete a fin de adaptar la realidad al tamaño de su consejero, pero en lo de la ignorancia contumaz parece dispuesta a sacar la pistola. Dice que hacen falta más policías que profesores.

El País, 09/09/2011
1. Enuncia el tema del texto (1 punto)

2. Explica las características lingüísticas y estilísticas del texto (3 puntos)

3. ¿Qué tipo de texto es? (0,5 puntos)

4. Resume el texto (2 puntos)

5. Expón tu opinión argumentada sobre la educación como un derecho fundamental del individuo (3,5 puntos)
1. a) Tema (1 punto)

  • La ignorancia contumaz de la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre.

b) Características lingüísticas y estilísticas (3 puntos)

Se trata de un texto periodístico aparecido en el diario El País, un artículo de opinión con forma de ensayo (reflexión personal y subjetiva sobre un tema en concreto, en este caso relacionado con la situación provocada en la enseñanza pública madrileña por las autoridades autonómicas).

La forma de elocución empleada es la argumentación, pues el autor defiende una tesis (la ignorancia de Esperanza Aguirre es tal que prefiere más policía a una educación pública de calidad) con argumentos. Estos son variados, pero destacan los ejemplos claros con los que compara al personaje criticado: Millán Astray (“uno de los burros más notables y peligrosos de España”) y Procusto (personaje mitológico caracterizado por su ignorancia bárbara, al estirar o cortar las piernas de sus huéspedes para que se ajustaran a la cama).

Por tanto, la función del lenguaje predominante será la apelativa o conativa, pues el emisor pretende crear un estado de opinión en el receptor, a quien pretende convencer de la verdad de su tesis. Podemos verlo claramente en la interrogativa retórica del comienzo: “¿Quién no intenta mitigar sus carencias?”. También está muy presente la función expresiva o emotiva: el autor expresa sus opiniones y sentimientos, lo que se refleja en el predominio de la subjetividad y el léxico connotativo propios de un ensayo: “ignorante contumaz, pocilga, feliz… ”. Esta función también se advierte en el uso de expresiones propias del lenguaje coloquial: “coñazo, así están las cosas”.

La voluntad de estilo característica de los textos ensayísticos se aprecia en el empleo de numerosas figuras literarias: la enumeración de las primeras líneas, pregunta retórica de la 2ª línea, la metáfora (revolcarse en la pocilga, la cama de Procusto, sacar la pistola), el paralelismo (primer párrafo, a base de encadenar oraciones subordinadas condicionales), la paradoja (manda una carta plagada de faltas ortográficas al tiempo que anuncia recortes en educación, que haya un responsable de transportes que desconozca el Metrobús…) y, latente en todo el texto, uno de los recursos fundamentales del autor, la ironía (“Aguirre resistió la tentación de eliminar ese billete a fin de adaptar la realidad al tamaño de su consejero”). Por tanto, está presente también la función poética.

Una de las características del lenguaje periodístico es la claridad: por eso el modo verbal predominante es el indicativo y el tiempo el presente (“es, intenta, se revuelca, comprende, dice”…) y predomina la sintaxis compuesta, fundamentalmente la subordinación de todo tipo, así como el empleo de conectores de implicación lógica para que las ideas estén correctamente articuladas unas con otras: “Viene esto a cuento” al comienzo del segundo párrafo, “El uno, el otro; pero”.

Finalmente, la coherencia del texto se logra a través de los distintos mecanismos de cohesión, especialmente de las recurrencias léxicas (repetición de “ignorancia/ignorante contumaz”) y semánticas (empleo de antónimos, como “cortaba/estiraba”; sinónimos ("cama/lecho, cultura/conocimientos") y asociaciones pragmáticas en torno a la idea de la cultura ("Shakespeare, literatura, Quijote, filosofía, mitología, enseñanza...") y el intento de unos pocos atrevidos e ignorantes de hacer que desaparezca ("borra, entretenimiento inútil, pistola, eliminar") como reflejo de su abrumadora ignorancia.

d) Tipo de texto (0,5 puntos)

Se trata de un texto periodístico, un artículo de opinión con forma de ensayo, cuya forma de elocución predominante es la argumentación.

2. Resumen (2 puntos)

Solo un bárbaro ignorante está orgulloso de serlo y pretende que todos los demás sean como él. Es lo que le pasa a Esperanza Aguirre, quien en su terrible ignorancia ha enviado una carta a los profesores de la enseñanza pública madrileña con una enorme cantidad de faltas de ortografía anunciándoles recortes. Lejos de darse cuenta de su error, sigue firme en su propósito y ya ha insistido en que lo que sí es necesario es más policía.

  1. Respuesta libre (3,5 puntos)

similar:

Juan josé milláS iconJosé Juan Elizondo #6 13/05/2015

Juan josé milláS iconDirección juan josé afonso

Juan josé milláS iconProf: juan josé santibáÑEZ

Juan josé milláS iconEntrevista a Juan José Úbeda

Juan josé milláS icon1Nombre del Rey de España. Juan Carlos II de Borbón. Juan Carlos...

Juan josé milláS iconGorro verde catering juan Jose Artagaveytia

Juan josé milláS iconEntrevista con Juan José Rendón "Nadie le gana a Uribe la Alcaldía"

Juan josé milláS iconMaterias dispuestas Juan Villoro ante la crítica José Ramón Ruisánchez y Oswaldo Zavala (ed)

Juan josé milláS iconEl Ministerio Público ha decidido acusar Juan José Bautista por el...

Juan josé milláS iconTraducción joseph frank juan jose utrilia dostoievski el manto del...






Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
p.se-todo.com