Klzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklz






descargar 22.9 Kb.
títuloKlzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklz
fecha de publicación24.10.2015
tamaño22.9 Kb.
tipoDocumentos
p.se-todo.com > Derecho > Documentos



qwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnm





Los Textos Periodísticos
Departamento de Lengua Castellana y Literatura
Colegio Dulce Nombre de María – PP. Escolapios



Contenido del artículo


LOS TEXTOS PERIODÍSTICOS 5

CARACTERÍSTICAS LINGÜISTICAS DE LOS TEXTOS PERIODÍSTICOS 5

LOS SUBGÉNEROS PERIÓDISTICOS 6


LOS TEXTOS PERIODÍSTICOS

CARACTERÍSTICAS LINGÜISTICAS DE LOS TEXTOS PERIODÍSTICOS


En el siglo XIX el periodismo era muy distinto a la actualidad: se basaba en una mezcla explicita de información y de opinión. Así por ejemplo, no era de extrañar encontrar claramente a que ideal político estaba sujeto cada periódico. Éstos poseían normalmente extensísimos estudios sobre cierta noticia por lo que se le daba más importancia a la formación que a la información.

Actualmente vivimos en un mundo de tecnologías de la información, un mundo conectado entre sí donde obtenemos información de cualquier parte. Es probable, incluso, que vivamos en un mundo de sobreinformación lo que produce una especie de efecto ‘‘rebalse’’: es tanta la información que se posee que podemos vivir más desinformados que antes cuando había menos medios de información.

El periodismo es considerado como el cuarto poder del Estado democrático occidental por muchos teóricos de la modernidad. Hoy día se habla mucho del futuro del periodismo escrito, el cual vive una crisis muy potente. Hay que tener en cuenta que prácticamente el 70% de los contenidos del periódico están publicados desde por la mañana en internet y que solo algún escritor importante es reservado para por la noche, por lo que sostener un periódico, con la crisis actual se está haciendo realmente difícil para la gran mayoría, además hay que tener en cuenta la gran competencia que existe entre ellos y el estado de la publicidad.

La difusión de la cultura y de la información ha sido muy importante desde la aparición del periodismo, aunque éste se va a encontrar con ciertos problemas como la deformación de sus contenidos (normalmente simplificandolos), el olvido de que los receptores no suponen una masa homogénea, su sometimiento a los principios de la sociedad de consumo, el carácter pasivo de la recepción y la imposibilidad de diálogo (con las cartas al director no hay gran fluidez en la comunicación).

En España tenemos poseemos multitud de canales de difusión y comunicación, entre canales de televisión, prensa escrita e internet, los cuales se dividen en medios de información generalizada (El País, El Mundo, ABC, El Ideal) e información especializada (Expansión, Mundo Deportivo, Marca, As).

Hoy en día los medios de comunicación, y en especial la prensa escrita se presenta desde una determinada ideología pero intentan tener una cierta independencia. Hoy en día sigue existiendo el periodismo ideológico los cuales son órganos de difusión de ciertos partidos políticos o sindicatos. Sin embargo el tipo de periodismo que predomina actualmente es el periodismo informativo (generalista) y explicativo (análisis y explicación extensa de noticias, como Le Monde diplomatique, periódico de tirada internacional). Éste último tipo es considerado por algunos teóricos como el futuro del periodismo.

No obstante, dentro del periodismo generalista encontramos una vertiente informativa y otra explicativa. En ocasiones estas dos vertientes se mezclan y es difícil distinguirlas (Editoriales). Tanto uno como otro tienen una serie de rasgos comunes: la novedad, el interés, la concisión, la claridad y el tipo de construcción utilizado.

El espacio periodístico está fuertemente gerarquizado, de forma que el uso de ciertos mecanismos permite a la redacción resaltar determinadas informaciones y marginar otras, como son: el lugar relativo, el lugar en la página, la extensión, la tipografía y códigos iconográficos, el montaje de la noticia, etc.

LOS SUBGÉNEROS PERIÓDISTICOS


Por un lado encontramos los que pretenden informar y por otro los que pretenden opinar sobre esa información.

  • Informativos: pretende transmitir información, pues difudir noticias es la función fundamental que satisface la necesidad básica del lector. Así, la información consiste en la difusión objetiva de relatos de hechos novedosos que tienen un interés general, realizada periódicamente. En esta objetividad (veracidad) pueden influir distintos factores, tanto internos (selección del material, redacción de la noticia,…) como externos (Estado, agencias de prensa, empresa editora). Deben cumplir una serie de características lingüisticas, tales como: un lenguaje conciso y correcto, léxico especializado, sinónimos, subordinación adjetiva, estilo directo, etc. Suelen ser, además, frecuentes los errores de construcción. Dentro de este subgénero distinguimos:

    • La noticia: es la base de la información periodística y pretende ser veraz, cierta, concisa y directa. La noticia responderá siempre a esos seis elementos que el periodismo anglosajón y norteamericano propone y que recibe el nombre de ‘6W’ (what, who, when, where, why, how). Este subgénero desarrollará normalmente el mismo tipo de estructura: antetítulo, título, subtítulo (sumario) y cuerpo, en el que se ampliaran los detalles y datos complementarios. Suele ser narrada de forma sencilla y clara por un periodista, que se vale de las agencias de prensa que transmiten las noticias.

    • El reportaje: se suele contraponer con la crónica, aunque tienen ciertas diferencias. La teoría periodística clásica señala que el reportaje es más o menos objetivo. Consiste en el desarrollo extenso de una noticia con diversos puntos de vista para que el receptor genere una opinión propia. Es realizada por un reportero, que suele ser un especialista en el tema y que nos cuenta unos hechos con mayo extensión que en la noticia, tratado con más libertad expresiva, incluyendose el origen, las consecuencias, los puntos de vista de los protagonistas y el porqué del asunto. Puede ser de dos tipos: reportaje de acción y reportaje de acontecimiento. En la crónica (considerada más bien como opinativa) el que la realiza suele dar su opinión.

    • La entrevista: debe hacerse desde un carácter más o menos parcial y neutral, aunque no siempre. Es realizada por un entrevistador y establece un diálogo entre el periodista y una persona. Entre ellas encontrontramos la entrevista biográfica, en la que se relatan aspectos del carácter y peronalidad del entrevistado, y las entrevistas informativas, del tipo pregunta-respuesta. Se tienen muy en cuenta el lenguaje no verbal y las opiniones transmitidas por el entrevistado. Sigue una estructura clara: presentación + descripción del ambiente + entrevista.

  • Opinativos: mantiene los rasgos propios de la comunicación periodística (actualidad, interés,concisión y claridad. Además engloba otro tipo de lenguaje, ya que mediante él se van a expresar análisis subjetivos, interpretaciones argumentadas y juicios de valor. Así, la libertad expresiva de los autores es mucho mayor, aunque se tengan que acoger a los distintos libros de estilo de los diferentes periódicos (que intentan establecer aspectos éticos, legales y temáticos en los que se muevan las publicaciones del periódico. Se suele utilizar un léxico culto, un mayor empleo de recursos literarios, etc. Distinguimos varios tipos:

    • Editorial: valoración crítica sobre una noticia, que se realiza de manera no rubricada (sin firma), pero que si que pertenece a cierta empresa de comunicación y la cuál es responsable última de éste, aunque a veces si que puede aparecer firmado. Manifiesta la posición ideológica del periódico ante asuntos relevantes, cuyo principal objetivo es condicional la opinión pública, ocupando un lugar destacado y fijo en el periódico. La redacción es tarea del equipo de editoriales o incluso del propio director. Aunque su estructura puede variar, suele tener una primera parte expositiva, y una parte sugerente final, en la que se valoran y enjuician los hechos.

    • Artículo de opinión: es un claro ejemplo de subgénero informativo de opinión. Puede ser, entre otros, una columna, y que tiene una distancia o espacio típico acerca de una notica. La empresa contrata a un escritor que la desarrollará y será el responsable último de ésta, firmandola él mismo, aunque lógicamente habrá una responsabilidad subsidiaria por parte de la empresa. Éste destaca por lo su claridad expresiva y su fuerza sugestiva, por lo que la impronta del autor es muy importante. Como formas de discurso aparecen la exposición y la argumentación.

    • Cartas al director: por su propia idiosincrasia, no pueden más que ser opinativas ya que las emite una persona subjetiva y son una forma de contactar con un periódico. Es característica por su brevedad que obliga al lector a condensar sus ideas.

En el estilo de opinión hay una enorme intervención del sujeto; pronombres personales, pronombres posesivos, desinencias verbales, términos que expresan juicios de valor, asjetivos valorativos, reiteraciones. Es necesario evitar el uso del lenguaje funcional tan usado por tecnócratas y políticos, la translacion lingüística (palabras con carga emocional fuerte para condicionar una actitud), adjetivos cargados de significado profundo, palabras tendentes al enegma y lo esotérico. Tambien hay expresiones que se acercan a la formulación épica de los hechos y el recurso al lenguaje de transmisión oral.

Los dos subgéneros que tradicionalmente se han llamado híbridos (información y opinión) son la crónica (el autor da su opinión con un enfoque personal sobre una noticia y donde introduce elementos de percepción subjetiva con temas variados como crónicas de guerra, parlamentarias,…) y la crítica (un género muy común y que normalmente está fundamentada para realizar una valoración personal ya sea positiva o negativa, teniendo una doble finalidad: informar sobre un contecimiento y emitir un juicio sobre la calidad del mismo).

…CONCLUSIÓN PERSONAL…






Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
p.se-todo.com