El Ministerio Público ha decidido acusar Juan José Bautista por el delito de homicidio contra Silvia Suárez






descargar 84.63 Kb.
títuloEl Ministerio Público ha decidido acusar Juan José Bautista por el delito de homicidio contra Silvia Suárez
página1/3
fecha de publicación01.11.2015
tamaño84.63 Kb.
tipoDocumentos
p.se-todo.com > Derecho > Documentos
  1   2   3
Litigación penal
Caso1
El Ministerio Público ha decidido acusar Juan José Bautista por el delito de homicidio contra Silvia Suárez.
LOS HECHOS:

Juan José Bautista fue al hotel “Cuatro Estaciones” el día 10 de Octubre de 2012 a las 19.00 en compañía de Silvia Suárez. Tomaron una habitación por la noche. A las 23.30 Juan José Bautista llamó a la policía diciendo que Silvia Suárez estaba muerta. Luego se constató, a través del examen médico forense, que Silvia Suárez murió ahorcada. Para ahorcarla se utilizaron las medias finas que Silvia tenía puestas al ingresar al hotel.
La fiscalía considera que Juan José se “auto fabricó” una coartada pero lo cree responsable del delito.
LA VERSIÓN DE JUAN JOSÉ BAUTISTA:

Él y Silvia Suárez eran amantes. Silvia Suárez tenía 25 años y él tiene 54. Ella ingresó a trabajar como pasante en el estudio en el que él trabaja. Trabajaba como asistente con varios abogados, pero inmediatamente él sintió que tenía una amabilidad especial con él. Se sintió atraído por ella y halagado por las atenciones que tenía con él e iniciaron una relación amorosa.

El día de los hechos, concurrieron al hotel Cuatro Estaciones para pasar un rato. Ingresaron en la habitación, él la desnudó ya que ella le pidió que le sacara la ropa (incluidas las medias finas, razón por la cual sus huellas se encontraron en esa prenda) e hicieron el amor.

A las 20.00 ella le dijo que tenía hambre y él le ofreció llamar al servicio de habitación. Pero ella se negó, diciéndole que tenía antojo de comer las papas fritas que hacen en el bar que está en la esquina del estudio donde trabajan (a aproximadamente cinco cuadras del hotel).

Él accedió y dejó la habitación, fue hasta el Bar, pidió las papas fritas, las pagó y volvió al hotel. Cuando volvió al hotel saludó al conserje diciéndole que había ido por su propio servicio de habitación y al subir a la habitación donde estaban, le pidió a un señor que salía del ascensor que le dijera qué hora era, razón por la cual se acuerda perfectamente que cuando volvió a la habitación eran las 21.10. Cuando entró a la habitación encontró a Silvia muerta, tirada en la cama boca arriba.

Decidió llamar a la policía porque sabía que cualquier intento de “zafarse” lo haría ver como culpable.

Como dato llamativo, Juan José Bautista dice que algo que sucedió es que su computadora portátil desapareció de la habitación en el tiempo en que no estuvo.
Los datos adicionales:

  • Juan José Bautista está casado con Clara Cortez hace 5 años. Clara dice que está dispuesta a perdonar la infidelidad y cree que es incapaz de matar a nadie.

  • Tiene un hijo de 17 años, Sebastián, con su primera esposa, Verónica Vera, de quien se divorció hace 7 años. Verónica tiene un cáncer terminal y le quedan 8 meses de vida, le preocupa el futuro de Sebastián. Dice que no cree que Juan José pueda matar a alguien. Pero no quiere dar las razones por las que se divorció, sólo refiere que “Juan precisaba cosas que ella no podía darle”. Sebastián está terminando el colegio en una escuela privada de altísima categoría, que paga Juan José.

  • Juan José trabaja en uno de los estudios más importantes de la ciudad, que se dedica principalmente a representar empresas vinculadas al negocio del petróleo. Tiene un sueldo muy alto y viaja bastante al exterior, ya que sus clientes tienen negocios alrededor de todo el mundo. Trabaja allí hace casi 20 años.

  • Hay una mucama del Hotel Cuatro Estaciones que el día de los hechos ingresó a la habitación a hacer la limpieza sin saber que había gente. Cuando entró vio a Juan José y a Silvia abrazados “muy enamorados” según sus propios dichos. Dice haber visto la computadora portátil. Esto fue a las 19.20 aproximadamente.

  • Hay un video de seguridad que muestra que Juan José salió del hotel efectivamente a la hora que dice, retornando a las 20.55. La cámara que tomó el video está instalada en el hall del hotel.

  • El encargado del hotel recuerda haberlo visto entrar con un paquete de comida.

  • El hombre del ascensor al que Juan José hace mención existe, era un pasajero del hotel llamado Pablo Mármol que estaba dejando la habitación para retornar a su lugar de procedencia y recuerda haber visto a Juan José y haberle dicho la hora.

  • No existe información sobre el ingreso a la habitación de una tercera persona, ni mientras estuvo Juan José ni en el momento en que se ausentó.


TESTIGOS DE LA ACUSACIÓN

  • Investigador a cargo del caso: Jorge Jáuregui

  • Encargado de seguridad del hotel Cuatro Estaciones: Víctor Vázquez

  • Colega de trabajo en el estudio de Juan José Bautista: Bruno Burgos

  • Ex novio de Silvia Suárez: Cristian Cortez

  • Médico Forense: Ramón Pedrana


TESTIGOS DE LA DEFENSA

  • Camarera del hotel Cuatro Estaciones: Marta Muñoz

  • Encargado de turno del hotel Cuatro Estaciones: Pedro Piedrabuena

  • Actual esposa de Juan José Bautista: Clara Cortez

  • Si la defensa lo requiere, podrá declarar el acusado sometiéndose a las reglas del examen y el contraexamen

TESTIGOS DE LA ACUSACIÓN

Jorge Jáuregui. Investigador del caso

Perfil del testigo

  • Jorge Jáuregui es tiene 55 años, está casado desde hace 30 años con Manuela Morales, con quien tiene dos hijos, una mujer de 23 años que es maestra y un varón de 28 que está estudiando ingeniería.

  • Ingresó a la policía a los 21 años y proviene de una familia de policías (su padre fue oficial de la fuerza hasta retirarse y sus dos hermanos, uno mayor y uno menor, también ingresaron a la fuerza. Su hermano menor tuvo que dejar la institución por un supuesto hecho de corrupción en la división narcóticos que nunca fue esclarecido. Su hermano mayor se retiró hace 10 años, a los 48 años de edad, por incapacidad debido a que recibió un disparo en una pierna en un procedimiento y no puede movilizarse bien; todo el mundo habla de su hermano mayor y de su padre como excelentes efectivos).

  • Jorge Jáuregui trabaja en la división homicidios desde hace 5 años, tiene una hoja de servicio sin antecedentes disciplinarios y nunca ha recibido una queja.

  • Todos los años participa de los cursos de capacitación y perfeccionamiento que se organizan para su división.

  • Sus compañeros lo conocen como una persona meticulosa y muy profesional


Su declaración

El día 10 de octubre de 2012 el comando recibió, a las 23.30 hs., un llamado por un supuesto hecho de muerte ocurrido en una habitación del Hotel Cuatro Estaciones. La jefatura nos envió a mi y a mi compañero, Patricio Hernández, al lugar del hecho.
Llegamos al hotel Cuatro Estaciones a las 00.05 del 11 de octubre aproximadamente y el encargado de turno, Sr. Pedro Piedrabuena, nos indicó que el pasajero que había realizado el llamado era Juan José Bautista, quien se encontraba en la habitación 1805, en el 8vo piso del hotel. También nos dijo que les había avisado que había encontrado muerta a su acompañante y que había llamado a la policía para aclarar los hechos, sin mencionar nada más.
Mi compañero y yo subimos a la habitación 1805 y Bautista nos abrió la puerta. Se trataba de una habitación de hotel regular, con una cama de dos plazas y dos mesas de luz una a cada lado de la cama. Tenía un ventanal de pared a pared que daba a la calle, pero sin balcón. Las ventanas de la habitación estaban cerradas, al igual que las cortinas, por lo que era imposible ver desde dentro hacia afuera o viceversa.
En el medio de la cama se encontraba tendida, aparentemente muerta, quien luego sería identificada como Silvia Suárez. Se encontraba boca arriba, con la cabeza volteada hacia el lado izquierdo de la cama, el brazo derecho estirado hacia un lado e la cama y el izquierdo a la altura de su cabeza. Vestía sólo ropa interior de color negro. Su cuerpo estaba sobre la cama hasta las rodillas, cayendo el resto de sus piernas al piso. Al lado izquierdo de la víctima, se encontraba una media fina de color negro (aparentemente la que ella usaba) que procedimos a levantar y preservar como evidencia. Posteriormente del informe del médico forense sabríamos que la víctima había sido ahorcada con esa media. También sabríamos que en la media se encontraron las huellas de Juan José Bautista. La víctima no presentaba signos de violencia de ningún tipo.
En la mesa de luz que estaba a la derecha de la cama se encontraron dos botellas pequeñas (como las que suelen utilizarse en los minibares de los hoteles) de vino y una botella grande de champagne (estos elementos también fueron levantados y preservados como evidencia). Las únicas huellas encontradas en esos elementos fueron las de la víctima y de Juan José Bautista.
El resto de la habitación aparecía normal, no había desorden ni signos de lucha de ningún tipo. La puerta de la habitación no había sido forzada.
Una vez que nos ocupamos de levantar y preservar la evidencia, nos dirigimos al Sr. Juan José Bautista, quien se encontraba en una silla al lado de la ventana y lucía claramente abatido. Nos refirió que la víctima era su amante, que tenían una relación hace unos meses, aproximadamente cuatro. Nos dijo también que es casado y estaba muy avergonzado por la situación, que su profesión es abogado por lo que conoce sus derechos pero también sus obligaciones y que estaba claro en que correspondía dar parte a la policía y cooperar en todo lo que fuera necesario con la investigación.
Con relación al hecho, Bautista refiere que concurrieron al hotel junto a Silvia Suárez ese día y se registraron a las 19.00. Que llegaron a la habitación y ella le pidió que la desvistiera. Hicieron el amor y aproximadamente a las 20.00 ella le dijo que tenía hambre. Que él le ofreció llamar al servicio de habitación pero ella fue insistente en pedirle que fuera a comprarle las papas fritas que siempre comía en el bar que está en la esquina del estudio donde trabajan.
Refirió que como el bar estaba a cinco cuadras del hotel, accedió a ir a comprar las papas. Se vistió y dejó la habitación aproximadamente a las 20.30. Sobre el punto debo informar que revisadas las cámaras de seguridad del hotel hemos constatado la salida de Bautista a esa hora. Y revisadas las cámaras de seguridad del Bar llamado “Buena Vida”, hemos constatado también que aproximadamente a las 20.45 Bautista ingresó a comprar comida. Según la filmación del bar, la operación no duró más de 20 minutos, luego de lo cual dejó el Bar, retornando al hotel, donde ingresó aproximadamente a las 21.05 hs., según lo ha relatado Pedro Piedrabuena, quien tuvo un pequeño diálogo con él.
Hemos constatado también que efectivamente intercambió saludos con Pablo Mármol, pasajero que dejaba el hotel y estaba alojado en ese piso, quien al ingresar al ascensor del que bajaba Bautista a pedido suyo le informó que eran las 21.10.
Volviendo a la entrevista que sostuvimos en la habitación, Bautista nos refirió insistentemente que había desaparecido su notebook en los momentos en que estuvo ausente de la habitación. Que era la computadora de su trabajo y tenía información que llamó “sensible” de casos que estaba atendiendo y que quizá alguien había ingresado a la habitación para robarla y al encontrarse con Silvia Suárez, decidió poner fin a su vida para no dejar testigos.
Luego de revisada la habitación, entrevistados los empleados del hotel y levantada toda la evidencia del lugar del hecho, hicimos una búsqueda de la computadora en el hotel y en sus inmediaciones, sin obtener resultados. El único testimonio que refuerza el dicho de Bautista sobre la existencia de la computadora es el de Marta Muñoz, que dice haberla visto al ingresar a la habitación. En la oficina de Bautista nos han dicho que en función a la cantidad de empleados que tienen no están en condiciones de decirnos si la computadora existe o no, pero que es altamente probable que Bautista, siendo uno de sus abogados más relevantes, estuviera con una computadora personal en función a que siempre lleva trabajo a su casa.
En el curso de la investigación entrevistamos tanto a la actual esposa como a la ex esposa de Bautista y si bien ambas fueron coincidentes en la imposibilidad de que este sujeto pudiera matar a alguien, no hemos podido establecer la causa de su ruptura matrimonial. Su primera esposa nos ha referido que bajo ningún concepto diría por qué terminaron y que dado el corto tiempo de vida que le queda, no le preocupa que se le ordene judicialmente, ya que no dirá nada. Su actual esposa nos ha dicho que está dispuesta a perdonarlo, que considera que esto fue una cuestión menor y que lo único que quiere es que el caso termine y se constate la inocencia de su marido.
Durante el transcurso de la investigación no hemos encontrado evidencia de la presencia de ninguna otra persona en la habitación donde ocurrió el homicidio ese día, por lo que sostenemos que el responsable es Juan José Bautista.

Víctor Vázquez: Encargado de seguridad del hotel Cuatro Estaciones
Perfil del testigo

  • Víctor Vázquez tiene 42 años, es divorciado desde hace 3 años y tiene un hijo de 16 años

  • Fue policía durante 10 años, cuando decidió dejar la fuerza para asociarse con otros ex policías e instalar un servicio de seguridad privada. En 2008 el Hotel Cuatro Estaciones le ofreció un contrato como encargado de seguridad de sus cuatro sucursales locales, por lo que dejó la empresa en la que estaba asociado y asumió la exclusividad con ese trabajo.

  • No cuenta con antecedentes de formación específica en la materia, más allá de cursos generales sobre provisión de seguridad a grandes empresas.


Su declaración
El día 10 de octubre de 2012 me llamaron de la sucursal centro del hotel en el que me desempeño porque había ocurrido un posible hecho delictivo. Llegué al hotel aproximadamente a las 00.15, cuando la policía ya había llegado al lugar pero instruí al personal de seguridad y de servicio del hotel que colaboraran en todo cuanto la fuerza les solicitara para aclarar los hechos.
No puedo declarar sobre lo que sucedió en la habitación del Sr. Juan José Bautista esa noche, pero sí estoy prácticamente seguro que nadie más pudo haber ingresado al hotel. Si bien no contamos con cámaras de seguridad en los pasillos del hotel (por políticas institucionales referidas a preservar la privacidad de los pasajeros) si tenemos cámaras que cubren toda la superficie del lobby, las entradas y salidas principales y accesorias, las salidas de emergencia y las salidas de las cocheras del edificio. Hemos realizado una búsqueda exhaustiva y no hemos encontrado el ingreso ni salida de ninguna persona extraña al hotel. Dado que se nos informó que el Sr. Bautista informó que una computadora le había sido sustraída de la habitación, hemos prestado especial atención en ese detalle al observar los videos y no hemos encontrado nada extraño.
También hemos posibilitado que el personal policial revisara todas las instalaciones de los empleados del hotel (baños, casilleros, espacios comunes) y no se ha encontrado la computadora en ninguno de estos espacios.
Finalmente, hemos instruido a todo el personal que tuvo contacto con la pareja esa noche que brindara absoluta colaboración en la investigación, ya que como empresa nos interesa que este asunto se esclarezca lo antes posible y se deslinde nuestra responsabilidad en el asunto, puesto que no da una buena imagen al hotel la posibilidad de que personas extrañas puedan ingresar sin más a las habitaciones.
Bruno Burgos - Colega de trabajo en el estudio de Juan José Bautista
Perfil del testigo

  • Bruno Burgos tiene 54 años y estudió derecho con Juan José Bautista

  • Está casado con Juliana Páez hace 25 años y tienen dos hijas juntos

  • Ha compartido gran parte de su vida laboral y social con Juan José Bautista, puesto que ingresaron a trabajar juntos al estudio y han mantenido una relación estrecha en todos estos años

  • Sabía de la relación que Juan José tenía con la víctima, ya que Juan José se lo había contado en confianza.

  • Si Juan José perdiera su trabajo es altamente probable que los clientes que maneja le sean derivados a Burgos.


Su declaración
Soy abogado y trabajo en el mismo estudio que Juan José. Nos recibimos juntos, compartimos muchas cosas durante la universidad y desde entonces hasta ahora somos muy amigos. Cuando terminamos la universidad postulamos los dos a este estudio y si bien Juan José ingresó a trabajar primero (tenía un promedio más alto que yo en la universidad y yo siempre tuve claro que él conseguiría un buen trabajo) a los seis meses yo también ingresé a trabajar a la firma. Si bien Juan José se ocupa de una cartera de clientes más importante, siempre hemos tenido una excelente relación laboral y personal, manteniendo nuestra amistad durante años.
Silvia Suárez era una pasante que ingresó a trabajar al estudio en abril. Su misión era asistir a un grupo de cinco abogados, entre los que estábamos Juan José y yo. Era una chica muy linda, muy llamativa, de esas que te volteas a ver cuando vas por la calle. Enseguida generó un vínculo estrecho con Juan José pero a mi no me llamó la atención porque él siempre ha sido una persona extremadamente amable y educada, sobre todo con los pasantes que ingresan a hacer su práctica a la firma, a quienes siempre ha ayudado y procurado que se vayan del estudio con una buena formación cuando terminan su pasantía.
La verdad es que me sorprendió cuando Juan José me contó que se había enganchado en una relación con Silvia. No le he conocido ningún vínculo extramatrimonial en todo nuestro tiempo de amistad, aunque también debo decir que él siempre fue muy reservado con sus relaciones personales (a su primera mujer los amigos la conocimos cuando ya llevaban como un año saliendo, y de la segunda nos enteramos prácticamente cuando nos invitó a la fiesta de matrimonio). Juan José nunca fue de alardear de sus conquistas ni de hablar de sus relaciones, así que si bien me sorprendió, fue más por la imagen que yo tengo de él que por el conocimiento efectivo de su vida sentimental.
La cosa es que a fines de septiembre más o menos, una tarde me mandó un mail preguntándome si quería ir a tomarme algo con él después del trabajo. Como hacía tiempo que no charlábamos, accedí encantado. Nos fuimos a un bar por ahí cerca de la oficina como a las 19.00. Nos tomamos unos cuantos whiskys y como a las dos horas de charla, le pregunté si le pasaba algo porque lo notaba como en una actitud de querer decirme algo y no animarse. Finalmente me dijo que tenía algo que contarme pero que no podía salir de allí esa conversación. Yo le dije que no se preocupara, que yo no diría ni una palabra y ahí fue cuando me lo tiró: estaba enredado con Silvia desde hacía como tres meses.
Si bien me sorprendió, traté de no hacerlo sentir incómodo y le dije que lo entendía, que Silvia era una hermosa mujer, además de joven y que estaba seguro que si el resto de nuestros colegas se enteraran él sería la envidia de la oficina. Él me dijo que lo mismo había pensado él cuando se “metió en esta” pero que ahora estaba desesperado, que nunca había sido hombre de engañar a sus parejas y que apenas habían estado juntos las primeras veces se había dado cuenta de su error. Que hace unas semanas le había dicho a Silvia que quería que terminar con esta historia y que ella se había puesto como loca y le había dicho que si la dejaba se mataba. Me contó que él había tratado de razonar con ella, de hacerle entender que por más que siguieran juntos esto no tenía ningún futuro porque él era un hombre mayor, con una vida hecha y ella era una nena, que con el tiempo se iba a cansar de él y se iba a dar cuenta que esto era un error, pero que ella había insistido en que él era el amor de su vida y que no podía dejarla. Finalmente, me dijo que ella le había dicho que si la dejaba ella iba a llamar a su mujer y a contarle absolutamente todo. Juan José estaba bastante desesperado, diciéndome que no sabía qué hacer, que la situación lo había desbordado y que no tenía idea de qué era lo mejor.
Yo le aconsejé que hablara con su mujer y le contara la situación, honestamente no le vi otra salida. Pero él me dijo que le daba mucho miedo que su mujer lo dejara por esto, que no se animaba a contarle. Sonaba muy, pero muy angustiado. Finalmente me dijo que mejor volvía a su casa, que no quería seguir pensando en esto. Las veces que busqué volver a conversar con él me evadió el tema. La verdad es que todo esto me resulta muy extraño. Yo conozco a Juan José de toda la vida, no lo creo capaz de matar ni una mosca. Pero la desesperación a veces nos lleva a cosas que no entendemos ni quienes conocemos de toda la vida a las personas.
  1   2   3

similar:

El Ministerio Público ha decidido acusar Juan José Bautista por el delito de homicidio contra Silvia Suárez iconEl 9 de junio de 1956 se produce un alzamiento en contra de la dictadura...

El Ministerio Público ha decidido acusar Juan José Bautista por el delito de homicidio contra Silvia Suárez iconInvestigacióN: La investigación ha sido llevada a cabo por José Manuel...

El Ministerio Público ha decidido acusar Juan José Bautista por el delito de homicidio contra Silvia Suárez iconPrioste de la festividad de San Juan bautista de Pallasca, en la ciudad de Lima

El Ministerio Público ha decidido acusar Juan José Bautista por el delito de homicidio contra Silvia Suárez iconBibliografía Juan A. Broadus, Tratado Sobre la Predicación, Casa Bautista de Publicaciones

El Ministerio Público ha decidido acusar Juan José Bautista por el delito de homicidio contra Silvia Suárez iconJuan Carlos Romero de Articulo 19, Mike O’Connor de cpj, Elia Baltazar...

El Ministerio Público ha decidido acusar Juan José Bautista por el delito de homicidio contra Silvia Suárez iconJuan Bautista Alberdi, el inspirador de la Constitución Nacional...

El Ministerio Público ha decidido acusar Juan José Bautista por el delito de homicidio contra Silvia Suárez iconJuan Bautista Alberdi, el inspirador de la Constitución Nacional...

El Ministerio Público ha decidido acusar Juan José Bautista por el delito de homicidio contra Silvia Suárez iconJuan Bautista Aguirre y Carbo (Daule, actual Ecuador, 11 de abril...

El Ministerio Público ha decidido acusar Juan José Bautista por el delito de homicidio contra Silvia Suárez iconDirigida por armando suárez

El Ministerio Público ha decidido acusar Juan José Bautista por el delito de homicidio contra Silvia Suárez iconSEÑor fiscal superior jefe de la oficina descentralizada de control...






Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
p.se-todo.com