Secretaría de Comunicación Frente Sandinista de Liberación Nacional






descargar 80.34 Kb.
títuloSecretaría de Comunicación Frente Sandinista de Liberación Nacional
fecha de publicación17.02.2016
tamaño80.34 Kb.
tipoDocumentos
p.se-todo.com > Derecho > Documentos





Secretaría de Comunicación

Frente Sandinista de Liberación Nacional




VAMOS A GANAR...

EL PUEBLO VA A TRIUNFAR !
Palabras de Daniel

27 Aniversario de la Liberación de El Sauce

11 de julio del 2006


Hoy es un día de celebración aquí, en El Sauce; el día en que este pueblo conmemora el 27 Aniversario de su Liberación. Yo sé que ustedes están aquí, recorriendo estas calles con alegría, optimismo, esperanza, desde las nueve, diez de la mañana. Han llegado de muchas comunidades a este encuentro, a esta gran Asamblea del Pueblo de El Sauce.
Hoy en la tarde cuando ingresamos y caminamos por estas calles, que siempre recorremos; encontramos a las familias, a las ancianas, ancianos; a las mujeres, a los hombres, a la juventud, a los niños, las niñas, a lo largo de ese recorrido.
Queridas niñas y niños de El Sauce; queridos muchachos, muchachas ¡juventud, divino tesoro! como bien lo decía nuestro gran Rubén Darío; queridas mujeres, hombres; queridas familias. Todos cobijados bajo el mismo cielo; todos ilumi-nados por el mismo sol; todos, también cantándole a la luna por la noche y admirando la estrellas. Viendo caer aquellas estrellas que se desprenden del cielo.

Todos, hermanos sauceños, hermanos nicaragüenses que nos escuchan en estos momentos, compartiendo la misma tierra, los mismos ríos, lagos, mares; los mismo bosques, que Dios le dio a Nicaragua.
Hoy, estamos aquí reunidos una vez más para conmemorar este Aniversario, para participar de esta fiesta, esta celebración, de esta gran alegría...
Me dicen que vea al globo, que dice: Unida, Nicaragua Triunfa. Efectivamente, unidos todos los nicaragüenses, todo el pueblo, toda la nación, es que Nicaragua va a poder triunfar. ¿Qué significa triunfar? Significa vivir con dignidad, progresar; que el progreso sea para todos y no para unos pocos.
Triunfar significa crédito para los campesinos, los productores; triunfar erradicar de una vez y para siempre el analfabetismo de nuestra Patria; significa que las familias nicaragüenses, tengan acceso, tal y como lo manda la Ley, la Constitución, tengan acceso gratuito a la salud y la educación. Eso significa triunfar.
Triunfar significa que los nicaragüenses no sigan yéndose a rodar fortuna a otros países, exponiéndose a ser humillados, discriminados, encarcelados, perseguidos; exponiéndose a ser asesinados. Porque ¡cómo no nos va a partir el alma y no nos va a doler! la forma en que fue asesinado un hermano nicaragüense en Costa Rica ¡despedazado por los perros!
Cuando los conquistadores hace más de 500 años, don Pedro Arias Dávila, aquel famoso conquistador; cuando nuestros antepasados indígenas, nuestros tatarabuelos... porque todos tenemos sangre indígena y como decían Rubén Darío y Sandino: “nos sentimos orgullos de que en nuestras venas corra sangre indígena.” Y cuando nuestros tatarabuelos le protestaban a los que les habían venido a robar la tierra y además los explotaban como esclavos... entonces, ese conquistador don Pedro Arias Dávila, agarraba a nuestro hermano indígena que protestaba ¡y se lo tiraba a los perros!
Son famosas las Crónicas de Indias que cuentan cómo murieron muchos hermanos, destrozados por los perros... pero, eso fue hace 500 años. ¿Quién se podría imaginar que ahora, en pleno Siglo XXI y en la democrática Costa Rica, que se precia de ser tan desarrollada, civilizada? Allí, en Costa Rica... un hermano nicaragüense ¡destrozado por los perros!
En tiempos de Pedro Arias Dávila no se había inventado la televisión, ni existía la radio y, gracias al avance de los medios de comunicación, todos fuimos testigos de cómo ese hermano nicaragüense era destrozado por los perros, mientras las autoridades costarricenses, que estaban ahí presentes, y los otros costarri-censes que estaban ahí ¡no movieron un dedo para salvarle la vida a nuestro hermano! Para ellos... valían más los perros, que la vida de un ser humano.
El 2 de julio que me encontraba en Matagalpa, se me acercó Jaime Aráuz, el Alcalde de El Tuma-La Dalia, y me dijo: “Comandante, mataron a cuatro campesinos de La Dalia, en Guatemala.” Cuatro campesinos que tuvieron que dejar esas tierras fértiles, donde podrían trabajar, porque, sencillamente ¡no hay trabajo! y tuvieron que irse a rodar fortuna a Guatemala y allí ¡encontraron la muerte!
Luego, en Malpaisillo, donde estuvimos reciente-mente, conocí a la viuda de un hermano de Malpaisillo que se fue buscando camino hacia Estados Unidos a buscar el trabajo que no encuen-tra en su propia tierra y, murió en México, cuando iba rumbo a Estados Unidos.
Claro que él iba sin visa, porque los pobres no tienen derecho a la visa; solo los grandes poten-tados, los grandes capitales, los grandes oligar-cas tienen derecho a la visa. Los pobres y los campesinos, a lo único que les dan derecho estos potentados, estos oligarcas, es a morirse. ¡nada más! es el único derecho que les reconocen.
Cuatro hermanos en Guatemala, uno en Costa Rica y otro, el día de hoy venía la información, de otro hermano también muerto en México, buscando la ruta. Ya había hecho dos viajes a Estados Unidos y lo habían regresado; iba en el tercer intento ¡y murió!
Triunfar significa que las familias nicaragüenses no se sigan desgarrando de esa manera; porque si tenemos trabajo en Nicaragua, la gente no tiene porque irse a buscar trabajo a otros países, sino que se queda trabajando en su propia comunidad, en su comarca, en su pueblo, en su propio país, junto con su familia. Ya no tendría porqué abandonar a su familia.
Tenemos el reto de hacer realidad los sueños y las esperanzas de todas las familias nicaragüenses; por eso decimos, esta Unidad Nica-ragua Triunfa, está más allá de las banderas políticas, porque el hambre, el desempleo, la falta de salud ¡no tienen banderas políticas! Golpean por igual al que está en una familia liberal, o conservadora; o al que está en un grupo que fue de la Resistencia, o al que es católico, evangélico.
¡Por igual golpea el hambre! El hambre no anda preguntando: ¿vos sos sandinista para castigarte? ¡no! simplemente, afecta por igual a todas las familias; el desempleo afecta por igual a todas las familias.
La falta de crédito, de financiamiento para los productores, afecta a todas las familias. La falta de crédito, de financiamiento con intereses justos, bajos, afecta a los productores agrope-cuarios, agrícolas, a los que están en la gana-dería de carne o de leche; afecta a la pequeña industria, al artesano.
Afecta a aquella humilde mujer que saca un crédito para conseguir una maquinita de moler, o de coser y que luego, como los intereses son muy altos, no pueden pagarlas y ¡van y se las quitan! Y si empeñaron la casa, o la finquita ¡la perdieron! por políticas usureras que se han impuesto en este país, en estos 16 años... y que ¡van a desaparecer con el triunfo de esta Gran Unidad de Nicaragua, de nicaragüenses!
La salud afecta por igual a todas las familias; cuando llega una familia de escasos recursos a un puesto de salud, a un hospital, no les preguntan si es liberal, sandinista, conservador; simple-mente les preguntan su nombre, sus datos y después les dan la receta. Y si la gente les preguntan: bueno, pero es que yo no tengo cómo comprar los medicamentos; les responden, pues vea cómo hace para comprarlos.
Y si el caso es más grave, que no se resuelve con medicamentos y es necesario un examen clínico, una radiografía, una tomografía, o resonancia magnética... ¿de dónde va a sacar la gente para pagar? ¿de dónde, si está sin trabajo, si está en la pobreza y en la extrema pobreza? ¿de dónde, si tiene que irse a otros países?
Fíjense que en estos 16 años, en paz, sin guerra; nosotros ayudándole a gobernar a la señora Chamorro; ayudándole a gobernar al doctor Alemán; ayudándole a gobernar al Ingeniero Bolaños... ¡nosotros no les hemos hecho lo que ellos nos hicieron cuando estábamos en el Gobierno! Ellos se fueron a hacernos la guerra...!
Nosotros ganamos las elecciones en 1984 y, muchos de ellos, en lugar de reconocer el resultado electoral, y que viviéramos en paz, lo que hicieron fue a promover la guerra y el bloqueo contra el pueblo nicaragüense. Nosotros no les hemos hecho eso, porque no tenemos espíritu vengativo y sabemos que, al final de cuentas, el que sufre las consecuencias, es el pueblo.
Cuando la señora Chamorro me pidió que la acompañara a Washington a una reunión con los organismos internacionales, con todos los cooperantes internacionales... yo fui a Washington a pedir por Nicaragua. No fui a decir: No le ayuden a Nicaragua, ¡como hacían ellos! ¡No! Nosotros nunca hemos hecho eso, ni lo vamos a hacer... porque amamos a Nicaragua, y jamás actuaríamos de esa manera, porque sería traicionar a nuestro país.
Les decía que, en estos 16 años, con estos Gobiernos, donde dicen ellos que han ingresado muchos millones de millones... Si ustedes se ponen a hacer las cuentas de los millones que hablaba el gobierno de la señora Chamorro y les sumamos los que dicen que llegaron en el gobierno del doctor Alemán –porque el doctor Alemán también hablaba de que millones vienen, millones vienen- y, si a esto le agregamos los millones de los que nos ha venido hablando y nos sigue hablando el Presidente Bolaños... entonces, nos preguntamos: ¿qué se hacen esos millones? ¿dónde van a parar?
¿Por qué tanta pobreza en Nicaragua, por qué no tiene trabajo la gente, si hay tantos millones? Quiere decir... ¡que alguien se está quedando con esos millones! y, no es el pueblo; porque si esos millones estuvieran llegando al pueblo, no andarían allí, las madres de familias liberales, sandinistas, con las recetitas, pidiendo para los medicamentos. ¡No andarían! Porque es duro, es triste, es doloroso, pedir; es humillante pedir y, es terrible para un ser humano, tener que pasar por la vergüenza de pedir para poder sobrevivir, para comer, para los medicamentos, para enviar a los niños a la escuela. ¡Es terrible!
Con todas esas facilidades de las que tanto nos hablan ellos; dejándolos gobernar, porque los hemos dejado gobernar... ¡fíjense bien! Nosotros hemos dicho, que terminen su período de gobierno. Condiciones ha habido aquí, con todos estos Gobiernos, para sacarlos fácilmente. Pero hemos dicho, no, hay que dejarlos que completen su período de Gobierno para darles la oportunidad de cumplir con lo que prometieron.

Sobre todo, con lo que prometieron, ¡a los que les creyeron! porque, nosotros, no les creemos, lógicamente; los sauceños no les creen. Pero, desgraciadamente, hay gente que está en la pobreza, en la miseria y, por muchas razones, a veces, por el miedo que les meten... les creen.
Y ¿qué ha pasado? ¡No les han cumplido! Ni a los que les dieron el voto les han cumplido, porque los que les dieron el voto están en el desempleo, están pasando hambre, no tienen trabajo, no tienen salud; los que les dieron el voto tienen que sacar a sus niños de la escuela, porque no pueden seguirlos manteniendo en la primaria; o los sacan de la secundaria y luego, ¡lo que les cuesta enviarlos a la universidad, o a una carrera técnica!
En estos 16 años, han salido de Nicaragua, en lo que llamamos un exilio económico-social, provo-cado por la situación económico-social, se han ido, han emigrado, muchos más nicaragüenses que los que emigraron en los años 80. En aquellos momentos tan difíciles, emigraron 200 mil nicara-güenses; ahora, en estos 16 años han emigrado 800 mil nicaragüenses.
Este es un país en donde todas las cosas tienen su límite. El pueblo puede aguantar mucho, puede sacrificarse... todos estamos dispuestos al sacrificio, si todos estuviéramos dispuestos a compartir los beneficios y enfrentar las dificul-tades, ¡eso sería diferente!
Pero, cuando son unos pocos los que están pro-gresando... porque efectivamente, ha habido progreso. Ellos dicen medias verdades porque hablan de que: “Nicaragua está progresando;” ¡no! deberían de ser serios y decir la verdad: “los grandes capitales están progresando, la oligarquía está progresando... el pueblo, no está progresando.” El pueblo va para atrás, ¡esa es la realidad! los productores cada día, están en peores condiciones y quieren trabajar, producir.
Demos gracias a Dios que nos presta vida, nos da fortaleza espiritual, fe para seguir luchando; demos gracias a Dios que nos da la oportunidad de estar aquí, reunidos en esta conmemoración y que tendremos elecciones el próximo cinco de noviembre. Ahí está la gran oportunidad, el gran momento ¡de cambiar este país!
Hay que cambiar este país y cambiarlo ¡de verdad! Hay que construir en Nicaragua una verdadera democracia, económica, social, política. Hay que hacer cambios radicales en nuestro país, esto no es un asunto de ponerle paños tibios; este país no se cura con paños tibios. La pobreza, la miseria, el hambre, no aguantan paños tibios.
Esto demanda soluciones profundas y ¿cómo lo podemos lograr? ¡Con el voto de los nicaragüenses! que, en su inmensa mayoría están en la pobreza, porque el 82% de ellos, están en la pobreza. Uniendo todo ese voto, ese 82%, con el voto de los productores agropecuarios, pequeños industriales, comerciantes, transpor-tistas, que también están pasando grandes difi-cultades ¡están quebrando!
Porque cuando en un país no hay trabajo, sencillamente, la capacidad de compra de la gente, es mínima y los negocios quiebran con facilidad. De repente, alguien que tiene trabajo, logra fiar en la pulpería y al cabo del tiempo quedó sin trabajo... ¡le quedó debiendo a la pulpería! otros que iban a comprar a la tienda, zapatos y ropa; otros que iban al comedor... se ve afectado el comerciante, el que tiene un mediano, pequeño negocio; se ve afectado el transportista, se ve afectado todo el mundo.
Que no me digan que han sido un éxito las políticas económicas en este país, porque si fuera así, Nicaragua no estaría en estos momentos... en el último lugar de la pobreza en América Latina, a la par de Haití. ¡Así está Nicaragua!

Nosotros vamos a sacar a Nicaragua de esa situación de pobreza, de extrema pobreza. Vamos a dignificar a todo el país ¿cómo? con trabajo. Un pueblo se dignifica con trabajo, porque cuando hay trabajo ¡toda la economía camina! la gente ni siquiera tiene que andar pidiendo limosna para comprar medicamentos, porque tiene un salario con el cual puede adquirir esos medicamentos.
Cuando hay trabajo, la gente puede comprar la comida; puede pagar el precio del transporte ¡que es tan caro en estos tiempos! Para viajar de El Sauce a León ¿cuánto cuesta el pasaje? 30 córdobas y, si van dos, serían sesenta de ida y sesenta de vuelta... 120 córdobas ¡imagináte!
Y si tenés que viajar de El Sauce a Managua, porque hay que atender una situación médica que solo en Managua, pueden atenderla ¿cuánto cuesta el pasaje a Managua? cincuenta córdobas; más el acompañante del enfermo; cien córdobas de ida y cien de regreso: doscientos pesos, ahí nomás.
Si la gente tuviera trabajo, si tuviera un buen salario, la situación sería diferente; pero, es que la gente no tiene cómo pagar, porque, cuando uno va al bus... ¡ahí no hay al fiado! En la pulpería, en la comidería, podés hacer la fuerza que te fíen, pero, a la hora del pasaje... si no tenés para pagar ¡no te transportan!
¿Cómo vamos a resolver este problema, nosotros? Lo vamos a resolver, en primer lugar, porque tenemos experiencia de gobernar. Somos los únicos que tenemos experiencia de gobernar ¡y en situaciones verdaderamente difíciles!
¡Ah! Si nosotros hubiésemos gobernado en estas situaciones en que gobernó la señora Chamorro, el doctor Alemán y en que ha gobernado el Ingeniero Bolaños... estoy totalmente seguro que Nicaragua no estaría en la cola, sino que estaría ¡a la cabeza de la economía latinoamericana! Sería un pueblo pujante, progresando.
Y, el nicaragüense que saldría a Costa Rica, Guatemala, o Estados Unidos, lo haría para ir a pasear, a disfrutar; o para ir a intercambio de conocimientos, para ir a estudiar carreras superiores. ¡Sería diferente! Porque, una cosa es viajar cuando uno quiere conocer, porque el muchacho o muchacha quieren tener más prepara-ción, más conocimiento; tal vez aprender inglés en Nicaragua, y perfeccionarlo en Estados Unidos, a través de una beca... pero, otra cosa es tener que viajar ¡por hambre! Otra cosa es tener que andar escondido, huyendo de las autoridades en el país que vas llegando, porque sos perseguido, sos lanzado a los perros, sos asesinado... ¡eso no puede continuar en este país! ¡No puede continuar!
Conversando con algunos periodistas; hace poco estuve conversando con unos de la televisión italiana, cuando estuve por Italia, donde hay ahora, un Gobierno amigo. Muchos de los Ministros de ese Gobierno estuvieron en Nicaragua, en los años 80; venían a cortar café, a brindar solidaridad a Nicaragua.
Tuve una entrevista con la televisión italiana y después con un periódico; luego, aquí, recientemente, estuve conversando con dos periodistas norteamericanos y me preguntaban: ¿cómo van a hacer ustedes para cumplir con esto de que van a darles trabajo? Porque todo mundo dice que va a dar trabajo.
Cuando la señora Chamorro le pedía el voto a la gente, les decía que les iba a dar trabajo; cuando el doctor Alemán le pidió el voto a la gente, les decía que les iba a dar trabajo; cuando el Ingeniero Bolaños le pidió el voto a la gente, les decía que les iba a dar trabajo.
Me preguntan los periodistas ¿cómo van a hacer ustedes? porque todos los otros candidatos andan prometiendo lo mismo. ¡Ah!, les respondo, es que hay una gran diferencia: Lo nuestro no es ninguna promesa, porque ¡ya lo hicimos cuando estuvimos en el Gobierno y en condiciones sumamente difíciles...!
Cuando nosotros estuvimos en el Gobierno... a este pueblo nunca le faltaron los alimentos, ¡nunca pasó hambre! A este pueblo ¡nunca le faltaron los medicamentos, nunca le faltó la salud! A este pueblo no se le vio sometido a la humillación de andar, con la receta, pidiendo para los medicamentos... ¡qué capaz!
A los productores agropecuarios, industriales, grandes, medianos y pequeños... ¡nunca les faltó el financiamiento, ni les faltaron los implemen-tos agrícolas, ni los tractores!
Si nosotros ¡ya lo hicimos!... porque, imagínense... estos que andan de candidatos ¿por qué no lo han hecho, si han estado en el Gobierno y, en tiempos de paz, recibiendo millones? ¿por qué no lo han hecho? Por qué... ¿en lugar de hacer lo que prometieron, en lugar de cumplir con sus promesas? lo que hicieron fue –según ellos- ¡robarse más de 100 millones de dólares! Es lo que dicen ellos.
Cuando me preguntan ¿cómo vamos a hacer nosotros? Les respondo primero eso: ¡somos los únicos que tenemos experiencia de gobierno, en situaciones sumamente difíciles! Podemos asegurar que somos, ¡el único Gobierno en la historia de Nicaragua! y, quizás uno de los pocos Gobiernos en la historia de América Latina, que hemos logrado ¡darle respuesta al pueblo, en condiciones tan duras como las que se vivieron en los años 80!
Y les digo... ya no digamos ahora, que las condiciones son diferentes. La guerra y el ser-vicio militar, quedaron enterrados para siempre. Ya nadie habla de eso ¡no tiene sentido!
¿Qué vamos a hacer? vamos a sanear la deuda de los productores agropecuarios, de los ganaderos, de los agricultores; vamos a sanear la deuda de la pequeña industria, de la gente que trabaja por cuenta propia. Porque tenemos mucha gente que está endeudada y, no están endeudadas con los Bancos, fíjense bien, porque, ir a un Banco no es fácil en estos tiempos.
Están endeudados con cooperativas de crédito, que son movidas por organismos no gubernamentales; que lo hacen con buena voluntad, pero, las reglas que les han establecido los llevan a cobrar intereses muy altos; y los cobran mes a mes, lo que provoca que estos intereses sean, incluso, mayores que los que cobra el Banco. Al Banco no le interesa trabajar con los campesinos ni con los productores, y por eso, ellos tienen que recurrir a este tipo de crédito.
Hay algunos créditos con la Banca, que el Estado nicaragüense tendría que revisar, para buscar una reestructuración de toda esa deuda, porque ¿cómo vamos a enfrentar una situación como ésta, sin dar, en primer lugar, seguridad al que va a producir? Hay que darle seguridad.
Esa seguridad se va a brindar, quitándole la amenaza de la deuda; garantizándoles que, al que tiene su propiedad, nadie se la va a quitar, nadie se la va a ocupar, defender ese derecho. ¡eso nosotros lo garantizamos! Seguridad de que, junto con el saneamiento de la deuda, vamos a una reestructuración de mediano y largo plazo, se verán los casos.
Vendría un financiamiento masivo para todos los productores; y éstos con financiamiento, van a dar trabajo, es lo primero. Un productor no puede dar trabajo si no tiene financiamiento; un ganadero, un productor que está en la ganadería de carne, de leche; o que está en la agricultura, sencillamente, si no tiene financiamiento, no puede desarrollar más la actividad productiva, y no puede dar empleo.
Una pequeña industria, un artesano, los panade-ros, los comerciantes, ya con un crédito, pueden ponerse a trabajar, y eso, inmediatamente genera empleos, ¿para qué? Para que no se tengan que ir nuestros hermanos a otros países. Al haber empleo, la gente tiene capacidad de compra porque tenés salario. Se beneficia la que hecha tortillas, porque va a tener quien le compre las tortillas, no se va a quedar con las tortillas allí, al final de la tarde, al final de la noche.
Se beneficia la que vende queso; se beneficia la que vende comida; la de la pulpería, que ya se siente segura que le puede fiar a Pedro, le puede fiar a Felipe, a Juan, le puede fiar al otro ¿Por qué? Porque están trabajando y está segura que le van a pagar. Pero si no están trabajando ¿cómo les va a fiar?
Se dinamiza toda la economía y esto, indiscuti-blemente, lleva a otra pregunta que me la hacían los periodistas: está bien, me dicen ¿pero qué va a pasar con los productos? Porque hay un problema efectivamente, un productor puede matarse trabajando, saca una buena producción y luego, ¿dónde vende ese producto? ¿dónde logra un precio bueno o regular por ese producto? porque le quieren dar un precio totalmente botado, con el cual, no se paga el trabajo de ese productor.
Eso se llama buscar un mercado justo, lograr un comercio seguro y eso, lo tenemos también asegu-rado, hermanos... ¿Dónde vamos a colocar estos productos, después de garantizar que no les falten los alimentos a ninguna familia nicara-güense? ¿Dónde vamos a colocar los productos que queden, después de haber vendido el producto que demanda el nicaragüense? ¿En qué mercado?
Tenemos que luchar con el mercado de los Estados Unidos, que no es fácil, porque allí ¡hay un tremendo subsidio! Pero, gracias a Dios, ahora tenemos, en la América del Sur, Gobiernos y pueblos hermanos, el pueblo de Venezuela, el de Brasil, Argentina, Chile, todos esos países que nos están diciendo... nos dice Venezuela, por ejemplo, les entregamos petróleo y ustedes, nos pagan con sus productos: con frijol, con maíz, con carne, con lo que produce Nicaragua.
Vamos a tener asegurado el mercado, ¡que es importantísimo! porque, nada haríamos reestruc-turando deuda; nada haríamos dando financiamiento si después, ese producto se cae, se pierde. Sencillamente, tenemos ahora la posibilidad de un mercado en América del Sur, está abierto ese mercado.

Vamos a seguir luchando con el mercado de los Estados Unidos para buscar condiciones verdadera-mente justas para nuestra economía; pero, mientras llegamos a acuerdos con el mercado norteamericano, vamos a trabajar con el mercado suramericano y, en primer lugar, con los hermanos venezolanos para que allí se coloquen los pro-ductos de los trabajadores, de los productores, agricultores, ganaderos, de los industriales nicaragüenses, porque tenemos eso allí, ya asegu-rado. Es una alternativa.
Y me preguntan: bueno, y ustedes ¿cómo van hacer para dar salud, educación? Entonces, les digo: es que lo nuestro no es una promesa... ¡nosotros ya lo hicimos! Incluso, lo estamos haciendo sin estar en el Gobierno Nacional: ¡estamos alfabeti-zando a través de las Alcaldías! Mientras estos gobiernos, lo que han hecho es llenar de analfabetismo a Nicaragua; nosotros estamos alfa-betizando con la cooperación de Cuba, de los hermanos cubanos. Y, en la salud, igual... ¡ya lo hicimos! es un asunto de combatir la corrupción, acabar con la corrupción y utilizar ese dinero que hoy se lleva la corrupción.
Y ¿utilizarlo para qué? para que los puestos de salud, los centros de salud tengan medicamentos, no solamente para los niños que llegan hasta los 3, 4 ó 5 años, sino que tengan medicamentos para atender a los jóvenes, a los adultos, a los ancianos.
Que cuando llegue una familia a buscar atención médica, el médico la atienda con respeto, con cariño, con amor, y que luego le diga: ¡aquí están sus medicamentos! y, así la gente se pueda ir tranquila, de regreso a su casa. Y que nadie, de ninguna familia, tenga que andar empeñando su casita para pagarse una operación... ¡eso va a desaparecer con el Gobierno de esta Gran Unidad Nicaragua Triunfa!
Recordemos que, durante nuestro Gobierno, eso era pecado mortal, ¡era prohibido! era prohibido que a una familia le quitaran su vivienda, por un préstamo, esos préstamos de usura... porque es aprovecharse de la necesidad. Eso no es un espí-ritu cristiano, eso es un espíritu egoísta, totalmente individualista, que no tiene senti-miento.
¿Cómo no va a tener sentimiento una persona, frente a la tragedia de una familia, que va a ser desalojada de su casa, simplemente porque no pudo pagar una deuda? Una deuda, a la cual, tal vez ya le venía abonando con gran sacrificio; tal vez le habían prestado mil, y ya había venido pagando, entre intereses y el principal más de mil. Pero, como los intereses son mucho mayores, porque vienen creciendo mes a mes, al final, habiendo pagado la gente más de lo que le habían pres-tado... y esto pasa todos los días en estos momentos en Nicaragua... ¡pierden su propiedad!
¡Eso no va a pasar en el Gobierno de esta Unidad Nicaragua Triunfa! No vamos a permitir la usura, no vamos a permitir que despojen de su vivienda, de sus propiedades, a las familias.
La lucha va a ser el 5 de noviembre de este año 2006, y, para garantizar esta victoria hay que asegurar, que vote todo el mundo, que vaya a votar toda la gente que quiere salir de pobreza, que quiere prosperar, que quiere trabajo, salud, educación; todos los productores que quieren financiamiento y que quieren sanear su deuda... ¡todos a votar el día 5 de noviembre en la casilla 2! ¡En la casilla 2! ¡En la casilla 2!
Yo digo e insisto: ¡no le pongamos mucha atención a las encuestas! La verdadera encuesta va a ser el 5 de noviembre; y para asegurar la victoria, es importante que lleguen todos los votos a la casilla 2 ¡asta el último voto! No se puede desperdiciar un solo voto. Nadie se puede quedar en su casa; todo mundo tiene que ir, desde tempranito, a depositar su voto en la casilla 2.
Después, nadie se puede mover del centro de votación; los fiscales no se pueden mover del centro de votación ¡hasta que se cuente el último voto! porque, contando el último voto... ¡estaremos cantando la victoria de esta Gran Unidad Nicaragua Triunfa!
¡Fíjense lo importante que son los fiscales! Lo que acaba de pasar en México, el Partido de la Revolución Democrática venía bien arriba en las encuestas, lo ponían bien arriba; cuando se acercaban las elecciones, lo fueron poniendo parejo con el otro partido, el partido del Gobierno... ¡claro! estaban preparado el fraude, estaban preparando el fraude.
¿Qué pasó? que el Partido de la Revolución Democrática, Andrés Manuel López Obrador, no pudo garantizar fiscales en el 100% de las juntas de votación; tuvieron fiscales en el 70% y les faltaron cubrir un 30%. Entonces ¿quiénes contaron los votos en ese 30% de las urnas? ¡Los contaron los de la otra fuerza política, esos les contaron los votos!
Ahora que está todavía, la alegría en el mundo de ese gran campeonato de fútbol, donde Italia se coronó campeón... le mandamos felicitaciones al pueblo italiano y a los amigos italianos... ¡que viva Italia, Campeón Mundial de fútbol!

¿Qué nos deja claro esto? En un partido de fútbol, no puede faltar el portero, porque, si no hay portero ¡te meten el montón de goles! En las elecciones ¡no pueden faltar los fiscales! porque sino ¡te meten el montón de votos falsos!

Allí necesitamos que todos ustedes, hermanos, se preparen para ser fiscales; tenemos que garan-tizarnos fiscales de primera posición, fiscales que estén allí, esperando, por si acaso se enfermó el fiscal principal, que haya un suplente allí, para ocupar el lugar.
¡Ahí es donde vamos a garantizar la victoria! porque esta gente, va a hacer todo lo posible, para tratar de robarnos las elecciones, ¡como lo han hecho ya en las otras ocasiones! y, en donde, los Observadores ¡no han servido de nada! más que para darle la bendición al fraude... ¡para eso han servido los observadores aquí, en Nicaragua! simplemente, para bendecir el fraude. Así lo hicieron en 1996 los famosos observadores, vinieron a bendecir el fraude, la sinvergüenzaza, la zanganada.

No nos estemos confiando en observadores, ¡tene-mos que confiar en nosotros mismos! Tenemos que confiar en nuestros fiscales, los fiscales de esta Gran unidad Nicaragua Triunfa para que la victoria, sea una realidad, este próximo 5 de noviembre.
Esta tarde, -digo tarde- son las 7 de la noche con 22 minutos, pero como tenemos una hora más de lo que es el horario solar, realmente son las 6 de la tarde con 22 minutos del horario solar, fíjense que es mucho mejor hacer los actos a esta hora, porque el sol afecta mucho menos; yo observo que cuando hacemos los actos al medio día, todo el mundo está allí, ¡no es fácil! este sol ¡cómo golpea!
Y después, tenemos siempre, la sorpresa de la lluvia, ¡aquí nunca nos ha faltado la lluvia! Hoy, gracias a Dios, ni sol, ni lluvia; hemos tenido una nubosidad... porque sé que antes de que yo llegara, todavía estaba el sol golpeando fuerte, porque nos estábamos comunicando y me informaban: el sol está bien fuerte, la gente allí anda dando vueltas, buscando la sombrita, para protegerse.
Hemos logrado hacer esta Asamblea del pueblo, en estas condiciones excepcionales de clima, y aquí tenemos condiciones excepcionales; pero quiero decirles, hermanos, que en la zona del Rama hay inundaciones, muchos hermanos están siendo evacuados. Esa zona siempre ha sido muy afectada y, desde El Sauce, les hacemos llegar nuestra muestras de solidaridad a los hermanos del Rama, de todas esas comunidades que están siendo víctimas de las inundaciones. Y que el Gobierno... ¡trabaje! por que los compañeros del Frente, lo saben en el Rama, lo saben en todo el país, que allí donde se presente una tragedia de la naturaleza, ¡no tienen porqué estar esperando orientaciones! ahí tiene que estar en primer lugar, el compañero, la compañera, los compañeros del Frente Sandinista, dándole solidaridad, tendiéndole la mano a la gente que está pasando dificultades.
En esta tarde, nos acompañan los compañeros Eduardo Pastora y Ciro Araúz, liberal, que nos ha dicho unas palabras. También nos han acompañado la Reina saliente, Edith del Carmen Rivera y la reina entrante Belkis Centeno, ¡felicidades para las muchachas, para esta juventud!

De estos Alcaldes ¿quiénes están aquí? aquí me pusieron la lista de Alcaldes pero, no están todos aquí. Primero, no podía fallar, lógica-mente, Everth, el Alcalde de El Sauce; Milán, dicen que está enfermo, entonces para Milán nuestros saludos... ¡cuánta falta nos hace Milán con ese entusiasmo, con esa alegría, con esa energía que tiene siempre! Que recupere pronto la salud. Tenemos a David Figueroa, que es el Vice Alcalde de Milán, así es que David, saludáme a Milán.
Está aquí también, nuestro querido hermano Humberto Espinoza, el Alcalde de Telica; un Alcalde de los luchadores; dos veces Alcalde de Telica ¡y va por la tercera! un gran Alcalde realmente. Le tienen mucho cariño, mucho respeto en Telica, todo el pueblo, sin diferencia política, todo el pueblo le tiene un gran respeto, como se lo tienen también a Everth aquí, en El sauce.
Pase aquí, adelante, nuestro querido Alcalde de Nagarote, Felipe Reyes; otro gran Alcalde, haciendo una gran labor en Nagarote, con toda la población, con todos los nagaroteños, ¡sin dis-criminar a nadie! porque, cuando un Alcalde sandinista gobierna, no lo hace solamente para los sandinistas... ¡gobierna para todos y, en primer lugar para los que están en la pobreza, en las peores condiciones! También tenemos aquí al Alcalde de Santa Rosa del Peñón, compañero Melvin González.

Están con nosotros, los Secretarios Políticos, Carlos Fonseca Terán, que es el Decretario Político del Departamento de León, nuestro reco-nocimiento para el trabajo que viene desa-rrollando Carlos, de manera tenaz, entregada, abnegada.
El compañero Sigfrido Quiñónez, Secretario Polí-tico de El Sauce; Douglas Osorio, Secretario Político de La Paz Centro; Ramón Uriarte, Secretario Político de Achuapa; y Enrique Gómez, Secretario Político de Malpaisillo, que anda allí entre el público ¡saludes Enrique! Arsenio Reyes, Secretario Político de Telica, anda también por allí ¡felicidades Arsenio! A ver, y, aquí está Manuel, el Alcalde de El Jicaral.


Vamos a tocar un punto que es bien importante: el voto tiene que ser, como decimos, ¡en cascada! El voto tiene que ser en cascada, porque, así como vamos a ganar la Presidencia, también tenemos que ganar la Asamblea Nacional con una mayoría de Diputados, para que se puedan aprobar las leyes a favor del pueblo, de los campesinos, de los productores; a favor de las mujeres, de la juventud, de la niñez; a favor de la salud y la educación.
Aquí tenemos los candidatos a Diputados, que vienen por otras zonas del país, otros vienen por el Parlamento Centroamericano, etc., voy a pedirles que pasen aquí, a saludarlos. La compañera Felícita Zeledón, nuestra ex alcaldesa de Posoltega; el compañero Gustavo Pastora; se encuentra también con nosotros, el compañero Evertz Cárcamo, que es leonés, tiene parientes aquí en El Sauce.
Aquí está también el hermano, que se llama Wilber Solís, él es candidato a Diputado también, pero es máss conocido y reconocido, no solamente en Nicaragua, sino internacionalmente, como uno de los grandes continuadores de ese extraordinario artista, con el cual crecimos nosotros, Cantin-flas, ese gran artista mexicano, aquí está el Cantinflas nicaragüense.
Ahora vamos con los Diputados del Departamento de León, allí no pueden fallar esos votos, tenemos que sacar el mayor número, debemos crecer con más Diputados en este Departamento de León. Y los votos tienen que sumarse en todos los municipios, en todas las comarcas, en todas las localidades del Departamento de León:
Compañeros Filiberto Rodríguez y Juan Gabriel Hernández; compañeros Gladys Báez y Luis Espinoza; compañeros Juan Ramón Sarria y Fran-cisco Ochoa; compañero Domingo Medina y Eduardo Saavedra; compañeros Manuel Téllez e Isidro Ri-vera; y compañeras Nidia Loredo y María Auxilia-dora Briones. Para todos ellos... ¿En qué casilla? En la 2! ¿En qué casilla? En la 2!
Bueno, parece que se portó bien Unión Fenosa con El Sauce, no ha habido corte, están trabajando con energía normal, no están con plantas. Es que parece que Unión Fenosa respeta a los sauceños.
Este problema de la energía, realmente, es grave y no puede esperar... como dicen algunos allí, estaban diciendo algunos allí... que van a llamar a Unión Fenosa para preguntarle cómo es la cosa; que si Unión Fenosa no arregla este lado, va a volver a llamar... y que si no, van a cortar el contrato... ¡como que la gente está para aguantar tanto! Esto hay que arreglarlo ¡ya! y ¡se puede arreglar ya! si el Gobierno deja de bloquear la llegada del petróleo venezolano a Nicaragua... ¡ya estaría resuelto este problema!
Nosotros, vamos a resolver este problema ¡rápidamente! porque ya está el convenio con Venezuela; convenio entre las Alcaldías y Venezuela, ya está el compromiso, está formada la empresa. Venezuela va a suministrar los 10 millones de barriles que consume Nicaragua, ya sea una parte en crudo y la mayor parte en derivados del petróleo, en bunker, gasolina, diesel, gas para cocinar. De ese 100%, Nicaragua va a pagar el 60% a un plazo de 45 días y, el presidente Chávez me dijo, y así quedó claro en el convenio: ¡que Nicaragua, va a poder pagar con sus productos!
Es decir, los frijoles, el maíz, la carne nicara-güense podrían pagar, serían medio de intercambio para pagar; eso reactivaría más la economía. ¿Qué empresa petrolera, qué compañía, qué Gobierno le da esa facilidad a Nicaragua? ¡Ni uno..!
Pero además, el otro 40% queda a 25 años de plazo, con dos años de gracia y 1% de interés. ¿Qué vamos a hacer con ese 40% que va a quedar allí? Subsidiar el transporte urbano, el inter-urbano; garantizar que no falte el suministro de energía para las plantas que generan energía, y controlarlas, para que no cobren tanto.
Porque el problema es que aquí, ni llega la energía, los apagones son a cada rato, las familias están totalmente indispuestas, se afecta a los que tienen pulpería, los que tienen negocio son los más afectados, y la gente no puede trabajar.
Sencillamente, en estas condiciones, garantizando el bunker, para que esas plantas trabajen, con el petróleo venezolano, de esa manera... ¡ya no habrían apagones! y no estaría el problema, porque esto pasa... ¡están los apagones, pero la cuenta no baja! fíjense bien, la cuenta no baja, están los apagones, y si no pagaste ¡te cortan la energía! ¡Es una barbaridad!
Este es un problema que no puede estar esperando; y, por eso es que, a los que andan ahora con el cuento de que estas elecciones van para segunda vuelta, les decimos: que el pueblo nicaragüense no puede seguir esperando cortes de luz, no puede seguir esperando pasar más hambre, más desem-pleo... por lo tanto, no va a estar esperando una segunda vuelta... ¡esto se va a resolver en la primera vuelta! con los votos a favor de esta Gran Unidad Nicaragua Triunfa.
¡Viva al 27 Aniversario de la Liberación de El Sauce!

¡Viva el pueblo de El Sauce!

Y, el 19 de Julio... ¡nos encontramos en Managua, conmemorando el 27 Aniversario del Triunfo de la Revolución!
¡Sandino Vive!

¡Sandino Vive!

¡Sandino Vive!

¡Sandino Vive! ¡La lucha sigue!
La victoria está a las puertas...!
Nuestro reconocimiento, nuestro cariño, nuestro amor, nuestra solidaridad para las madres de los héroes, de aquella etapa histórica.
Nuestra solidaridad, nuestro amor para los hijos de esos caídos, para sus familiares; y, nuestro compromiso de reconocerlos y reivindicarlos, de manera plena, cuando esta Gran Unidad Nicaragua Triunfa, llegue al Gobierno Nacional. ¡Viva Nicaragua!

similar:

Secretaría de Comunicación Frente Sandinista de Liberación Nacional iconSecretaría de Comunicación Frente Sandinista de Liberación Nacional

Secretaría de Comunicación Frente Sandinista de Liberación Nacional iconSecretaría de Comunicación Frente Sandinista de Liberación Nacional la patria, que somos tod@S

Secretaría de Comunicación Frente Sandinista de Liberación Nacional iconUnida, Nicaragua Triunfa ! Frente Sandinista de Liberación Nacional

Secretaría de Comunicación Frente Sandinista de Liberación Nacional iconResumen Anastasio Somoza fue el último dictador de una dinastía que...

Secretaría de Comunicación Frente Sandinista de Liberación Nacional iconFrente Sandinista sellará Alianzas de Prosperidad con familias nicaragüenses

Secretaría de Comunicación Frente Sandinista de Liberación Nacional iconResumen del paquete legislativo de mariguana liberacióN, frente de...

Secretaría de Comunicación Frente Sandinista de Liberación Nacional iconGobierno Sandinista decreta 30 de mayo feriado nacional con goce de salario

Secretaría de Comunicación Frente Sandinista de Liberación Nacional iconEjército Zapatista de Liberación Nacional México

Secretaría de Comunicación Frente Sandinista de Liberación Nacional iconSecretaria nacional de la juventud: guía de orientación de estudios

Secretaría de Comunicación Frente Sandinista de Liberación Nacional iconHéctor Béjar comandó el Ejército de Liberación Nacional, una de las...






Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
p.se-todo.com