Gloria Cuartas se convirtió en un rostro familiar en Colombia cuando fue elegida alcaldesa de Apartadó, un municipio del noroeste del país, epicentro de la




descargar 222.55 Kb.
títuloGloria Cuartas se convirtió en un rostro familiar en Colombia cuando fue elegida alcaldesa de Apartadó, un municipio del noroeste del país, epicentro de la
página1/5
fecha de publicación13.11.2015
tamaño222.55 Kb.
tipoDocumentos
p.se-todo.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4   5
Gloria, la valerosa

Gloria Cuartas se convirtió en un rostro familiar en Colombia cuando fue elegida alcaldesa de Apartadó, un municipio del noroeste del país, epicentro de la guerra en- tre los paramilitares y la guerrilla, que la entonces joven política convirtió en una especie de laboratorio de la pacificación. Uno de los frutos de su gestión, tal vez el más sólido y perdurable, fue la creación de la Comunidad de Paz de San Jo- sé de Apartadó: sus habitantes se declararon neutrales y exigieron a las tres partes en conflicto, las dos ya citadas y el Ejército, que respe- taran su neutralidad, con la espe- ranza de ser eximidos de los horro- res de la guerra. El experimento no funcionó del todo: desde que exis- te, hace 15 años, más de 150 luga- reños han sido asesinados. «Ahora mismo, mientras hablamos explicaba hace unos días, en Barcelona los paramilitares están rodeando la comunidad, y amenazando de nuevo la vida de sus habitantes».

El éxito del proyecto ha radi- cado sobre todo en la exposición internacional del conflicto (el de Apartadó), mucho más presente desde entonces en la agenda de las oenegés, así como en un cierto efecto dominó: otros núcleos de población han copiado la iniciativa y conseguido similares resultados. Cuartas, mientras tanto, ha pagado el precio de convertirse en una de las mujeres más amenazadas de Colombia, pero también en una voz de referencia de la izquierda. Y como tal, después de más de una década de lucha, siempre en San José (y siempre amenazada), llegó a la masi- va manifestación del 20 de julio del 2010, en Bogotá: la celebración del bicentenario de la independencia.

El exterminio de la UP

«En esa marcha coincidimos todas las entidades de lucha social de Co- lombia. Era una suma de luchas, de grandes y pequeños proyectos diseminados por todo el país. Todos estábamos allí, y de allí salió esto». Esto es Marcha Patriótica, un movimiento social amplio, con cerca de 2.000 entidades de base, pero también político, que quizás acabe participan- do en la refriega electoral. «Puede; puede que vayamos a las elecciones». Como sea, no es sino en clave política que debe leerse la irrupción de un movimiento de estas características en Colombia, más en las circunstancias actuales, cuando em- pieza otro proceso de paz. Muchos no son conscientes, pero que haya al- go visible a lo que se pueda llamar iz- quierda suele ser en este país algo di- fícil, violento, trágico casi siempre.

«Creo que formamos parte del origen del diálogo que hay ahora en- tre el Gobierno y las FARC». Cuartas pasó por Barcelona hace una semana y en su calidad de portavoz y una de las figuras más visibles del movimiento habló en Casa Amèrica del proceso de paz, justamente, y de «la participación de los actores sociales» en el proceso. «Marcha reconoce el conflicto y apoya el diálogo», dice. «No somos producto de la negociación, como lo fue en su día la Unión Patriótica: nos anticipamos».

La Unión Patriótica (UP): el partido de izquierdas que surgió en 1985 de la negociación entre el Gobierno de Belisario Betancur y las FARC. Miles, literalmente, de militantes, fueron asesinados entonces, entre finales de los 80 y principios de los 90; una campaña de exterminio en toda regla. ¿Ha cambiado tanto el país en tan pocos años? «Ese 20 de julio –dice Cuartas– yo pensé que no conocía a Colombia. Hasta entonces era un país de derechas donde los otros éramos minoría, pero no, resulta que habíamos so- brevivido a 20 años de neoliberalis- mo y de guerra sucia, y que todos habíamos estado haciendo cosas, proyectos. Y vi que lo que sobre to- do había cambiado es que había una demanda ciudadana por el de- recho a la vida, y que era imposible que volviera a ocurrir lo de la UP».

En las filas de Marcha, dice Cuar- tas, está la gente que ha sido perseguida y humillada, y expulsada de sus trabajos, de sus tierras y de sus casas por su forma de pensar. Y sale a relucir una expresión común en Colombia: la mano negra. «Pero yo prefiero hablar de otra cosa, de una burguesía colombiana que no acep-ta que una salida política al conflic- to debe replantear la manera como hemos vivido y repartido la tierra». Si hubiera un acuerdo de paz, añade, la «oligarquía gangsteril» colombiana no va a aceptar de entrada los cambios. «Todo depende de la correlación de fuerzas políticas. Por eso Marcha es importante».

11-11-2012

El Gran Wyoming: “España se ha derechizado tanto que llamamos ‘centro’ a la extrema derecha”

Fernando Olalquiaga

Jot Down

José Miguel Monzón Navarro (Madrid, 1955), muchísimo más conocido en esta desolada parte del mundo como el Gran Wyoming , traspasó un día la entrada de la Facultad de Medicina y allí, entre batas blancas, cadáveres de indigentes a medio diseccionar y voluminosos tratados de anatomía humana, se encontró de cara con la realidad del franquismo y el submundo de la disidencia. Y mientras se quemaba las pestañas memorizando patologías y vías de abordaje, formaba parte de la incipiente escena del rock nacional y se forjaba un nombre en el mundo del espectáculo. Hay quien presupone que una conversación con él será festiva y desenfadada, pero en este caso, al entrar la conversación en ciertos temas que ya no nos atrevemos ni a mencionar, lo que encontramos es a un Wyoming ciertamente indignado. Y vistas las connotaciones que el término está tomando últimamente, quizá en este caso se quede algo corto.

Estudiaste Medicina, terminaste la carrera y estuviste ejerciendo durante un tiempo. ¿Cómo pasaste de ahí al mundo del espectáculo?

Cuando terminé la carrera había 30.000 médicos en paro, así que no tenía trabajo en la medicina; hacía suplencias en el ambulatorio de un pueblo cuando el titular se iba de vacaciones y cosas así. Mientras estudiaba ya había tenido un grupo de rock, y como ya estaba trabajando en un bar haciendo un show, tenía trabajo entre una cosa y otra. No fue una decisión de romper con algo, sino que al no buscar trabajo en la medicina, no me salió nunca.

¿Siempre te había gustado actuar?

Sí, empecé en un grupo de rock & roll en 1975, cuando tenía 20 años; y ya era un grupo profesional, cobrábamos dinero y tal. Y mientras estudiaba seguí haciéndolo.

¿Alguna vez te has arrepentido de no haber seguido con la Medicina?

No, porque me ha ido muy bien.

¿Sigues en contacto con médicos?

Sí, por eso estoy contento.

¿Qué te cuentan?

Que la situación es complicada. Y fíjate en lo que ha terminado. Lo de la Sanidad es un desastre.

¿Qué se ha hecho mal?

La Administración está en contra de la sanidad pública, sin más; está dividida en dos. En Estados Unidos, por ejemplo, los médicos son Dios, mientras que los ingenieros de caminos, los arquitectos y todas esas profesiones, son medio standing. Cuando yo terminé, por ejemplo, estuve ayudando a un ginecólogo en el quirófano, y ese hombre en una mañana operaba tres cosas distintas. Esto tenía una remuneración extra de, a lo mejor, 100 euros. Por lo mismo, en la medicina privada, puedes ganar tranquilamente 200.000 euros en una mañana. Estamos hablando de unas cifras importantes. Si a alguien le diagnosticas un cáncer pero le dices que lo has pillado a tiempo, que le vas a operar y, encima, le curas, le pides 60.000 euros y te los va a dar sin pestañear, si los tiene. Y si no los tiene se tendrá que ir a otro sitio.

Y estamos yendo hacia ese modelo.

Estamos yendo hacia ese modelo a marchas forzadas. Esperanza Aguirre tenía un compromiso y se lo han exigido. El Colegio de médicos está dividido en dos: los que están por la labor de la sanidad pública universal y los que preguntan por qué la medicina es lo único que está socializado; cosa que es verdad, se cobran las obras públicas y todas las demás profesiones, pero la medicina no. Y esto divide en dos a la clase médica. Esperanza Aguirre está a favor de ese último modelo, descaradamente. Hizo un plan para cambiar la Sanidad pública que ya está en marcha. Hicieron unas jornadas en el hotel Ritz —como tengo muchos amigos médicos me lo van contando, y están indignados incluso los médicos ideológicamente afines al PP— que llamaron “La Sanidad: una gran oportunidad de negocio”. Imagínate el panorama. Esto ya corresponde a los cinco nuevos hospitales que ha hecho la Comunidad de Madrid, que no son suyos, aunque los enseñe así. Es como si enseña El Corte Inglés. Esos hospitales ya los han hecho personas ajenas a la Sanidad, y los alquilan. Todo este cambio de la Sanidad de Madrid se llevó a cabo sin ningún tipo de debate o discusión, y se firmó todo el mismo día que trincaron a Luis Montes, al que acusaban de 200 asesinatos. Es tan complicado de explicar… Mira, t anto en la Sanidad como en la Educación se tiende a un modelo: un modelo cutre para el gentío, para los inmigrantes y la gente de poco nivel adquisitivo. Y la Educación la están deteriorando a marchas forzadas sin ningún tipo de argumento, porque no tiene nada que ver con la crisis. En los últimos presupuestos generales, los tres apartados que se han llevado el mazazo son Educación, Sanidad y Cultura. Y el que menos, Defensa. Esto es un modelo de sociedad, no es otra cosa: es mucho más importante comprar helicópteros de ataque que una educación de calidad. Mientras que Alemania dice que por aquí vamos bien y hay que seguir recortando en Sanidad y Educación, ellos tienen una educación pública acojonantemente buena y han subido un 10% el presupuesto destinado a ella. Es decir, los alemanes nos están imponiendo un modelo que no quieren para sí mismos. Yo no sé cómo hacer que la gente lo entienda. Cada vez que nos dejan dinero nos dicen una cosa que es muy jodida, que es que tenemos que hacer lo que ellos llaman “reformas estructurales profundas”, que es tanto como acabar con la soberanía de los Estados. Oiga, deje que nosotros nos organicemos la vida como queramos, que nos ha ido muy bien. Es imposible entender cómo es posible que un sistema de sanidad que ha funcionado desde los años 40, un sistema que no es una cosa de ahora —la Seguridad Social es algo que viene de Franco— resulta que hoy es absolutamente inviable. Ahora, precisamente cuando la sociedad es más capaz de generar dinero. Pues es inviable porque se quiere cambiar, simplemente.

¿Por qué se quiere cambiar?

Porque es un modelo de sociedad. El estado del bienestar no es obligatorio. El occidental, que es el que tenemos nosotros, nace en los años 40, y se lo inventan los conservadores británicos —no los laboristas— como un intento de frenar el auge del comunismo tras la segunda guerra mundial. O le daban algo a la clase obrera, o esto iba mal. Así que lo que se planteó seriamente fue darles educación y sanidad. Y se inventa un modelo que se llama estado del bienestar. Es algo que ha funcionado muy bien en toda Europa, sin ningún problema, y ahora hay que desmontarlo porque hay un gran negocio detrás. A la educación privada concertada no le han recortado aportación alguna, todos han sido en la educación puramente pública. Es más, recientemente a determinadas sectas ultra religiosas, concretamente los Legionarios de Cristo, les han regalado solares para que hagan cosas. Están trabajando en una dirección. Al exigirnos reformas estructurales profundas es como si vas a pedir un crédito al banco y te lo concede pero exigiéndote que a cambio tienes que ir a misa, cambiar tu forma de vida o no darle la paga a tus hijos. Oiga, deje que yo organice mi casa, yo necesito el dinero para comprarme la casa, pero lo que haga con mi dinero es mi problema. Esta cara no se la han plantado a Europa.

Lo que van a pedir los alemanes es que demuestres que vas a devolver el dinero que te prestan.

Bueno, pues a lo mejor recorto en Defensa. Pero ese capítulo les parece bien como está. El problema es lo que ellos dicen. La pregunta del millón es por qué nosotros tenemos que recortar en Educación un veintitantos por ciento y ellos suben el presupuesto de Educación un 10% cuando su Educación está a años luz de la nuestra. En infraestructuras, en alumnos y en calidad. Te voy a poner un ejemplo: mis hijos han ido al instituto, pero también al Liceo francés. El Liceo francés es una educación pública francesa; para los franceses es gratis, y su nivel de calidad no tiene absolutamente nada que ver, todavía, con el nuestro. Están a años luz. La educación pública francesa es el primer criterio de calidad cuando alguien quiere que sus hijos estén formados. Lo primero en Francia, de lejos, es la educación pública. Si quieres que tu hijo monte a caballo, esquíe o tenga una educación religiosa, lo llevas a las monjas, pero sabiendo que la educación pública está muy por encima en cuanto a calidad. En España, y en Madrid concretamente, Esperanza Aguirre hizo unas pruebas para medir por dónde iba la cosa, y el Liceo francés quedó el primer colegio de Madrid. Es un colegio público de 4.000 niños, el más grande de Madrid. Es decir, es el que tenía todas las papeletas para ser el último o, por lo menos, por debajo de la media. Estuvo incluso por encima de la media de la mayoría de los colegios privados. Eso quiere decir que la educación pública y la masificación no tienen por qué implicar un deterioro; pero eso se llama presupuesto, se llama incentivar al profesorado, se llama profesorado cualificado. Estos señores tienen años sabáticos periódicamente, se van al extranjero, se forman en idiomas… hay una inversión acojonante. Muy por debajo de la alemana. Entonces, me parece que es provocar y generar violencia social. El aguante del pueblo español me sorprende. Todavía no se ha hecho lo que hay que hacer de verdad, que es tomar la calle. Pero tomarla, no salir a dar una vuelta, porque lo que están haciendo es una auténtica vergüenza para el futuro de nuestros hijos. Esto no tiene vuelta atrás.

¿No tiene solución?

No. O se para o es irreversible, es muy difícil rearmarlo. Esto ha costado mucho tiempo, mucho sacrificio y mucha inversión. Si se desmonta la sanidad pública, no tiene vuelta atrás. Yo veo muchas series de televisión, me encantan, y ahora estoy viendo Breaking bad. Es acojonante. Está basada en la historia de un hombre al que le diagnostican un cáncer; ha recibido muchos premios en química pero no tiene dinero, cosa muy común en Estados Unidos. Y se hace delincuente para pagarse el tratamiento. “Si no tiene dos millones de euros, aquí usted no se cura.”

¿Hasta qué punto pueden tener culpa los mismos médicos, o el resto de personal sanitario?

Cero. Los médicos están indignados. Yo he tenido que estar en urgencias por un accidente y, como saben que soy médico y trabajo en la televisión, médicos y enfermeras me dicen que están absolutamente indignados con lo que se está haciendo.

Pero algunos médicos, amparados en su plaza, pasan consulta solamente unas pocas horas en la Sanidad pública…

Pero cumplen con su trabajo. Yo he estado en una consulta donde tenía ochenta y tantos pacientes. No tenemos por qué hacer la medicina pública de Burkina Faso, no hay ninguna razón. En los últimos años se ha dilapidado el presupuesto de la sanidad pública. Pero ¿cómo le cuentas esto a la gente? La gente no quiere saber nada. El año pasado hubo una huelga de médicos para exigir un mínimo de diez minutos de atención por paciente, que no me parece un exceso, y la respuesta fue “ni de coña”. El problema es que en la manifestación solo había médicos. Es que la gente… los que están malos ese día no van y a los que no están malos les importa un carajo. Respondiendo a tu pregunta, los médicos ya han hecho dos huelgas para pedir calidad de asistencia, y se la han negado.

¿Cómo han dilapidado el dinero de la sanidad pública?

Han montado cinco hospitales en la periferia de Madrid que son pura propaganda política. Pero es que la gente no sabe que hay cinco hospitales nuevos y no hay ni una sola cama más, ni un solo médico más. Es decir, es propaganda. En una época en que estás a veinte minutos de cualquier centro serio no hay ninguna necesidad de hacer un hospital en cada pueblo. Lo hacen para ganar votos. Se han llevado las camas y el personal a esos hospitales. Han despoblado unos hospitales para vestir otros. Pura y exclusiva propaganda. Pero es que esos hospitales son muchísimo más caros porque tienen una gestión privada. Conozco a médicos que han estado en reuniones de alto nivel, y lo que hay es una deserción acojonante. Hay médicos de mucha calidad que se están yendo, porque ya no soportan el desprecio sistemático. Y esa es la gran baza. Por ejemplo, si a ti te atienden de un infarto en el Hospital de Fuenlabrada, que es un hospital nuevo, no tienen unidad de hemodiálisis, que es lo caro. Te atienden al principio y luego te mandan a La Paz. Lo caro lo sigue pagando el sistema público. Estos señores cobran por paciente, por asistencia… digamos que lo que es barato lo cobran caro y lo que es caro no lo tienen. ¿Qué ocurre? Te voy a decir cómo se desgasta el sistema de salud público. Estos señores, cuando tienen a alguien que está de paso y que no le corresponde, lo cobran, y lo cobran caro, porque ese hombre es del área de Chamberí y lo está tratando él, y eso no entra en el convenio. Muy bien. Pero estos señores están derivando constantemente a La Paz a gente que sí es de su área. Lógicamente, los médicos han dicho que si unos cobran por los que no son suyos, también se les tiene que pagar a ellos por los suyos que derivan. Y esto se dijo en una reunión con el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid. Y dijo que no, que eso es imposible de gestionar porque no hay capacidad. Y los médicos le dijeron que no hacía falta que lo hiciera él, porque ya lo habían hecho ellos, y le sacaron las cuentas, que eran acojonantes; tanto lo que esos señores cobraban como lo que debían. Pues el consejero dio un puñetazo sobre la mesa, literalmente, y dijo que ese no era el motivo de la reunión y que de eso no se iba a hablar. Y ahí se zanjó para siempre. Es decir, les estamos dando pasta a unos señores empresarios en detrimento de la calidad de la Sanidad. Esto es la realidad, y se llama política. No tiene nada que ver con la crisis, es un modelo de sociedad, sin más. Estamos gobernados por el FMI, el BCE y otras instituciones que no estaban previstas. Si a alguien le preguntan cómo poner el mundo en manos de los políticos, la solución está muy clara, y es la que han planteado. Esto no es política, crisis ni Merkel, es esa institución que han llamado “la troika” y tiene muy claro lo que hay que hacer.
  1   2   3   4   5

similar:

Gloria Cuartas se convirtió en un rostro familiar en Colombia cuando fue elegida alcaldesa de Apartadó, un municipio del noroeste del país, epicentro de la iconNació en Arauquita municipio de Colombia. Tenía casi 17 años cuando...

Gloria Cuartas se convirtió en un rostro familiar en Colombia cuando fue elegida alcaldesa de Apartadó, un municipio del noroeste del país, epicentro de la iconLa República Argentina permite los matrimonios entre personas del...

Gloria Cuartas se convirtió en un rostro familiar en Colombia cuando fue elegida alcaldesa de Apartadó, un municipio del noroeste del país, epicentro de la icon¿Cuál de estos países fue una provincia de Colombia hasta 1903, cuando...

Gloria Cuartas se convirtió en un rostro familiar en Colombia cuando fue elegida alcaldesa de Apartadó, un municipio del noroeste del país, epicentro de la iconEl Rostro del Antisemitismo

Gloria Cuartas se convirtió en un rostro familiar en Colombia cuando fue elegida alcaldesa de Apartadó, un municipio del noroeste del país, epicentro de la iconChicha (provincias del Norte y Noroeste)

Gloria Cuartas se convirtió en un rostro familiar en Colombia cuando fue elegida alcaldesa de Apartadó, un municipio del noroeste del país, epicentro de la iconSan Hilario dadivoso se convirtió de golpe en el involuntario héroe...

Gloria Cuartas se convirtió en un rostro familiar en Colombia cuando fue elegida alcaldesa de Apartadó, un municipio del noroeste del país, epicentro de la icon2- a la gloria del gran almirante miguel grau del perú

Gloria Cuartas se convirtió en un rostro familiar en Colombia cuando fue elegida alcaldesa de Apartadó, un municipio del noroeste del país, epicentro de la iconSector turistico municipio de cartago valle del cauca planificacion...

Gloria Cuartas se convirtió en un rostro familiar en Colombia cuando fue elegida alcaldesa de Apartadó, un municipio del noroeste del país, epicentro de la iconVersión taquigráfica del debate de casi 20 horas en el que se convirtió...

Gloria Cuartas se convirtió en un rostro familiar en Colombia cuando fue elegida alcaldesa de Apartadó, un municipio del noroeste del país, epicentro de la icon"porque la campaña de 1952 (cuando fue elegido Carlos Ibáñez) fue sólo "un saludo a la bandera"




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
p.se-todo.com