En la ciudad de Buenos Aires a los tres días del mes de agosto del año dos mil cinco, se reúnen los integrantes del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados de




descargar 222.07 Kb.
títuloEn la ciudad de Buenos Aires a los tres días del mes de agosto del año dos mil cinco, se reúnen los integrantes del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados de
página1/6
fecha de publicación17.11.2015
tamaño222.07 Kb.
tipoDocumentos
p.se-todo.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4   5   6
Y VISTOS:
En la ciudad de Buenos Aires a los tres días del mes de agosto del año dos mil cinco, se reúnen los integrantes del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados de la Nación para dictar el fallo definitivo en esta causa N° 15 caratulada “Doctor Juan José Mahdjoubian s/ pedido de enjuiciamiento”.
Intervienen en el proceso, por la acusación, los señores representantes del Consejo de la Magistratura del Poder Judicial de la Nación doctores María Lelia Chaya y Pedro Joaquín Da Rocha, y por la defensa los doctores Julio E. S. Virgolini y Adrián Maloneay y la Defensora Pública Oficial designada en virtud de lo establecido en el artículo 17 del Reglamento Procesal de este Jurado, doctora Estela Fabiana León.
RESULTA:
I. Que por resolución n° 6/05, dictada en el expediente 309/02, “Orio, Eduardo D.E. (Consejero) c/ tit. Juzg. Instrucción N° 29 – Dr. Juan J. Mahdjoubian” y sus acumulados expedientes 310/02, “Fiscalía General N° 3 ante la Cám. Nac. De Apel. En lo Crim. Y Correc. s/ remite denuncia”; 318/ 02, “Goyeneche Argibay, Mariano E. c/ tit. del Juzg. de Instrucción N° 29 – Dr. Mahdjoubian Juan”; 321/02, “Ferreira Zully Raquel c/ titular del Juzgado de Instrucción N° 29 – Dr. Mahdjoubian Juan” y 52/03, “Vázquez, Guillermo Raúl c/ titular del Juzgado de Instrucción N° 29 Dr. Juan J. Mahdjoubian”, el Consejo de la Magistratura decidió acusar al juez a cargo del Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Criminal de Instrucción (arts. 53 y 114, inc. 5° de la Constitución Nacional y 7, inc. 7°, de la ley 24.937, t.o. decreto 816/99) por la causal de mal desempeño de sus funciones, con relación a tres órdenes de hechos: en primer lugar la demora en iniciar un sumario administrativo y la omisión en formalizar la denuncia penal con relación a los hechos que surgen de la edición del programa de televisión “Telenoche Investiga”; en segundo término la omisión de adoptar las medidas pertinentes por el mal trato del secretario Dr. Daniel Mauro hacia empleados, detenidos y profesionales; en tercer término por las irregularidades que surgen de la tramitación de diversas causas.
En cuanto al primer cargo, sostiene la acusación que el juez acusado, si bien varios días antes de la emisión del programa de Telenoche Investiga tomó conocimiento de un presunto delito de acción pública que tendría relación con una causa tramitada en el juzgado a su cargo, no formalizó la denuncia penal y demoró la instrucción de un sumario administrativo. Destaca que por los dichos del secretario Mauro el magistrado se enteró de que éste se había reunido en su despacho con el Dr. Seyahian y el comisario Cabral por una causa que tramitaba en el juzgado, iniciada por una denuncia presentada por Seyahian ante el Departamento de Defraudaciones y Estafas de la Policía Federal en ocasión en que se hallaba de turno el juzgado de instrucción 29. Que con relación a esa denuncia Mauro había conectado a Seyahian con personal de dicha dependencia para efectuar una investigación privada y que se había realizado una filmación mediante una cámara oculta. Considera que el hecho de que el periodista Otero haya efectuado la denuncia no eximía al juez de hacerlo “por haber tomado conocimiento de un presunto ilícito cometido en ámbito de su juzgado y que involucraba a su personal”.
Con relación al segundo cargo, expresa la acusación que el magistrado estaba enterado del maltrato que el secretario daba a algunos empleados a quienes les gritaba y les arrojaba agua. Asimismo echó agua a un detenido de nacionalidad boliviana que se había quedado dormido y le faltó el respeto al Dr. Juan José Richarte en ocasión de consultar un expediente en la secretaría.


En cuanto al tercer cargo, el reproche se refiere a las irregularidades en el trámite de diversas causas. En la n° 22.381/98, “Peterson, Todd s/ defraudación”, se cuestiona al juez por no haber exigido el bono de colegiación e impedido el ejercicio de la defensa a los defensores de Vázquez a quienes se les impidió la aceptación del cargo.
Los reproches que indica en la causa n° 34.500, “Bercovich, Enrique y otros” se refieren a la no exigencia del bono de colegiación a determinados abogados y en la anormal finalización del sumario, dado que lo clausuró “ante la mera manifestación de la querellante, como si estuviera frente a cuestión de naturaleza civil de acción disponible por las partes”.
En la causa 14.988, “Otturi, Juan Emilio y otro, s/ defraudación”, el único cuestionamiento consiste en no haber exigido el bono de colegiación, dado que las demás irregularidades han sido desistidas por la acusación en el informe final.
En las causas de A.F.A. números 46.267, seguida contra Miele, Macri y Grondona, y 61.484 contra Grondona, Sáenz Valiente y otros las principales imputaciones se sustentan en haberse enfrentado con el tribunal superior, con perjuicio a los intereses de los imputados y admitido la compulsa del expediente a los periodistas Francis y Paenza. En relación con la primera cuestión — enfrentamiento con el tribunal de alzada— indica la acusación que en la primera de las causas, una vez que el 21/11/02 la Cámara de Apelaciones revocó el procesamiento y cuestionó la decisión de primera instancia por haber omitido dar tratamiento a cuestiones esenciales, el 2/4/03 el Dr. Mahdjoubian sobreseyó a los imputados y entre otras expresiones dijo que lamenta “en sumo grado el tratamiento, también ‘llamativo’ dado por un Tribunal Superior a uno inferior, utilizando frases que sentí como descalificativos, impropias e injustas…” El 5/6/03 la cámara anuló el sobreseimiento por autocontradictorio. El 23/6/03 el juez acusado sobreseyó a los imputados repitiendo los argumentos de su primera resolución y agregó que “forzadamente y a pesar de esta convicción, aceptaré el razonamiento del Superior… para no contrariar el principio de economía procesal, es decir, a fin de evitar que nuevamente sea revocada mi decisión…” El 3/9/03 la cámara recomendó al juez Mahdhjoubian “evitar formular manifestaciones impropias de una decisión jurisdiccional”.
En el segundo de los expedientes de A.F.A., n° 61.484/00, al intervenir el tribunal de alzada el 18/ 9/02 y confirmar la resolución apelada en cuanto se rechazaba la nulidad parcial del procedimiento y de la declaración indagatoria de Sáenz Valiente, le otorgó un plazo de 30 días para definir la situación de los demás imputados. Le señaló que se trataba de una extraña situación dado que se había convocado a prestar declaración indagatoria al partícipe y no al supuesto autor, que había transcurrido más de dos años sin haberse definido la situación de diversos encausados, que se trataba de una investigación sin rumbo o rumbo sin investigación, y en consecuencia decidió “poner coto a la extraña situación advertida”. El 20 de septiembre el Dr. Mahdjoubian remitió las actuaciones al tribunal de la instancia superior “solicitando precisiones”. Expresó que no había podido entender el alcance de la directiva impartida, que la trascendencia e importancia que de la causa para algunos medios de comunicación determinaba la necesidad de recurrir a la cámara a fin de solicitar con carácter excepcional que se aclarara y precisara el alcance de algunos de los considerandos de la decisión. Que requirió que se le aclarara “si se debe citar a prestar declaración indagatoria a Julio Grondona previamente a la realización de la prueba pendiente y a la declaración del resto de los imputados como presuntos partícipes… En este sentido, como juez natural y director del proceso, es mi deber dejar expresada mi íntima convicción de que con la primera alternativa se estaría frustrando el rumbo y la estrategia que en esta instancia se le fijó a la pesquisa. En este supuesto sí, la investigación quedaría sin rumbo y debería ser V.E. quien, con su elevado criterio, establezca el nuevo derrotero de la investigación… Por todo lo expuesto, sin que el presente pedido de aclaratoria de directivas pueda interpretarse como una contradicción con lo ordenado por V.E., ni un alegato a favor de la posición de este magistrado, entiendo que resulta imperioso que, previo a resolver de conformidad con los considerandos de la resolución de la Alzada, mi Superior me aclare las dudas suscitadas en la interpretación de su decisorio y acoja favorablemente el pedido efectuado con relación a la extensión del emplazamiento de 30 días corridos para poder producir la prueba necesaria…” El 25/9/02 los jueces de cámara Dres. Navarro y Filosof resolvieron “Por recibido y por improcedente, devuélvase a la primera instancia, a sus efectos”.
Considera la acusación que el enfrentamiento con el superior atenta directamente contra el correcto funcionamiento de la administración de justicia y acredita por sí el mal desempeño.
En suma, acusa al magistrado de mal desempeño.
II. Que en su escrito de defensa, la asistencia técnica particular sostiene que la acusación es nula por “la indeterminación de los cargos concretos,… la ausencia de fundamentación en la construcción de los cargos… la ausencia de toda valoración de los descargos de Mahdjoubian”.
Con relación al primer cargo —demora en iniciar un sumario administrativo y omisión en formalizar la denuncia penal— aduce que en la acusación no se fundamenta “por qué el Juez conocía las irregularidades cometidas por el Secretario”. Que no se explica por qué el juez debió formar de inmediato un sumario administrativo ni formular una denuncia penal por un delito que “ya estaba siendo judicialmente investigado”. Que “el hecho de que el Juez conozca el desempeño funcional del Secretario no significa que deba conocer todo lo que éste hace y mucho menos que conozca… la presunta comisión de una conducta como la investigada… Por lo demás, el hecho de que el Juez estuviese al tanto de la existencia de reuniones habituales del Secretario con ciertas personas no prueba que conociera el hecho puntual que aquí se le imputa y que habría sido cometido por esas personas”. Que el conocimiento que el magistrado tuvo de la reunión en el juzgado entre Mauro, Seyahian y Cabral no significa que haya conocido “lo que presuntamente estaba pasando, ni el contenido de una reunión en la que no participó…” Que el Dr. Mahdjoubian actuó debidamente al ordenarle al secretario Mauro la elaboración de un informe “sobre su actuación y sobre el destino o trámite impartido a la causa a la que el Dr. Mauro se había referido… Las demoras en su confección no le son imputables porque, por lo menos hasta el momento de la emisión del programa, no existía premura ni razón de urgencia alguna y el Secretario justificaba razonablemente la tardanza en cierta dificultad en ubicar una causa que, al parecer, ya se había ido del Juzgado…”.
Con referencia al segundo cargo —omisión de adoptar medidas por el maltrato dado por el secretario a empleados, detenidos, abogados— manifiesta que el juez no debe ser responsabilizado por las faltas cometidas por el actuario, dado que “no todo lo que ocurría en la Secretaría le era comunicado al juez y… los excesos del Secretario no se cometían en presencia del Juez y tampoco le eran comunicados, salvo en una ocasión, en la que sí actuó enérgicamente en defensa del empleado”. Que no dispuso la formación de sumario contra el Dr. Mauro porque no tenía conocimiento de lo que hacía. Que si bien el magistrado acusado pudo haber presenciado algún exabrupto, ello es “propio de todo ámbito de trabajo en el que se desempeñan muchas personas y su reacción fue inmediata, oportuna y eficaz”. Que la promoción del mencionado sumario podría haber tenido efectos negativos en la “relación futura dentro de la Secretaría”.
En cuanto al tercer cargo —irregularidades en el trámite de diversas causas—, manifiesta que el hecho de no haber exigido el bono de colegiación (causas “Peterson”, “Bercovich” y “Otturi”) no constituye fundamento para un pedido de remoción, más aún si se tiene en cuenta que “en un 90% de los expedientes no se aportó el bono y no se intimó a la parte, siendo su consecuencia diferir la regulación de los honorarios hasta tanto no se cumpla con tal requisito”.
Agregó que la imputación en la causa “Peterson” de haber impedido el derecho de defensa al no permitir la aceptación del cargo al defensor de Vázquez, no se adecua a las circunstancias de la causa, pues ello únicamente ocurrió en ocasión del estado de secreto del sumario. Que el reproche es meramente formal al no haber causado perjuicio alguno.
Considera que la alegada irregularidad en el expediente “Bercovich” —la conclusión del sumario por el desistimiento de la querella— “carece de virtualidad para configurar un acto de mal desempeño… es una cuestión de criterio del juez”. Que es de práctica en los juzgados penales que el acuerdo entre querellante y encausado determina la conclusión del sumario.
Destaca que no se enfrentó con el tribunal superior en las dos causas de la A.F.A. —números 46.267 y 61.484—, sino que dejó constancia de su opinión y que ello se adecua al principio de independencia funcional. Menciona el voto en disidencia del consejero Dr. Casanovas al señalar que “la independencia de criterio respecto de la opinión de la Alzada, es evaluada positivamente por el propio Consejo de la Magistratura a la hora de seleccionar a los Jueces, razón por la cual sería un contrasentido que al momento de evaluar la actuación de un juez esa circunstancia sea valorada negativamente”.
En cuanto al acceso que los periodistas Francis y Paenza tuvieron a dichas causas, sostiene que al haber declarado como testigos tenían derecho a ser informados sobre el resultado del acto procesal que habían efectuado.
III. Que al declarar en el debate el juez Mahdjoubian hace especial mención al primer cargo de la acusación. Relata que el 18 de noviembre el Dr. Mauro le informa que el Dr. Seyahian había radicado una denuncia en el juzgado a su cargo y que se hallaba delegada al fiscal. Que uno o dos días antes de la emisión del programa “Telenoche Investiga” del 4 de diciembre de 2002, el secretario le comentó sobre la reunión que se había realizado en su despacho —unos 5 días previos al programa— en la que habían participado Seyahian y Cabral y le dijo que se había producido una “cámara oculta” por una causa en trámite en el juzgado 29. Que los había convocado “porque quería averiguar qué era lo que pasaba, porque se estaba comentando que existía una cámara oculta y que esa causa que había radicado Seyahian la había hecho en la sede policial donde este funcionario cumplía tareas”. De inmediato le ordenó al actuario la redacción de “un informe de todas las circunstancias de lo que me estaba explicando… de todas las circunstancias relativas a la causa”. Al día siguiente le reclamó el informe y Mauro le explicó que la causa se hallaba radicada en otro juzgado por conexidad. Al requerirle nuevamente el informe el actuario le contestó que ya lo había efectuado, sólo faltaba pasarlo en la computadora. Destacó que únicamente tuvo conocimiento de una “situación irregular” que había protagonizado el Dr. Mauro, pero que no se trataba de ningún delito y que la personalidad de Seyahian tampoco le hacía presumir ello. Que los avances de la “cámara oculta” mencionaban que se había filmado a un “ciudadano con poder” y que podía tratarse del Dr. Moreno Ocampo. Que la emisión del programa mencionado le interrumpió el sumario administrativo. Que no recuerda lo indicado por el Dr. Rossi en cuanto a que unos siete días antes de la filmación concurrió al juzgado a contarle al Dr. Mauro la probable existencia de dicho medio técnico y que en esa reunión se hallaba Seyahian y el magistrado. Que en relación a esto último agrega que “es probable que yo haya pasado como acostumbro pasar, golpeo y pregunto qué están haciendo. Es probable que Mauro… me haya dicho ‘estoy acá con Seyahian’ y que Seyahian estaba preocupado, que Mauro estaba preocupado y que Rossi estaba preocupado porque había una cámara oculta que le habían hecho al doctor Seyahian. Es probable que me haya dicho que la cámara oculta era para Moreno Ocampo y es probable que yo le haya dicho ‘arréglense ustedes como quieran, pero acá no vengan a molestar ni a entretenerme al secretario… Es probable que yo me haya enojado…”.
  1   2   3   4   5   6

similar:

En la ciudad de Buenos Aires a los tres días del mes de agosto del año dos mil cinco, se reúnen los integrantes del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados de iconEn la ciudad de Buenos Aires, a los ocho días del mes de junio del...

En la ciudad de Buenos Aires a los tres días del mes de agosto del año dos mil cinco, se reúnen los integrantes del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados de iconEn la ciudad de La Plata, a tres días del mes de noviembre del año...

En la ciudad de Buenos Aires a los tres días del mes de agosto del año dos mil cinco, se reúnen los integrantes del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados de iconBuenos Aires a los veintiocho días del mes de agosto del año dos...

En la ciudad de Buenos Aires a los tres días del mes de agosto del año dos mil cinco, se reúnen los integrantes del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados de iconEn la ciudad de Buenos Aires, a los 31 días del mes de octubre del...

En la ciudad de Buenos Aires a los tres días del mes de agosto del año dos mil cinco, se reúnen los integrantes del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados de iconBuenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 6 días del...

En la ciudad de Buenos Aires a los tres días del mes de agosto del año dos mil cinco, se reúnen los integrantes del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados de iconEn la Ciudad de San Rafael, Mendoza, a los veinte días del mes de...

En la ciudad de Buenos Aires a los tres días del mes de agosto del año dos mil cinco, se reúnen los integrantes del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados de iconEn la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, a los siete días del mes de agosto de 2013, a las 14 y 45

En la ciudad de Buenos Aires a los tres días del mes de agosto del año dos mil cinco, se reúnen los integrantes del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados de iconEn Buenos Aires, Capital de la República Argentina a los 16 días...

En la ciudad de Buenos Aires a los tres días del mes de agosto del año dos mil cinco, se reúnen los integrantes del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados de iconEn la ciudad de Eldorado, Provincia de Misiones, a los veintiocho...

En la ciudad de Buenos Aires a los tres días del mes de agosto del año dos mil cinco, se reúnen los integrantes del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados de iconEn Mendoza, a cinco días del mes de marzo del año dos mil doce, reunida...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
p.se-todo.com