Resumen Los jóvenes universitarios son el sector de población que hemos elegido para nuestro estudio ya que son los primeros adoptantes de las redes sociales y aquellos que las están integrando en sus dinámicas de relación con mayor facilidad.




descargar 86.97 Kb.
títuloResumen Los jóvenes universitarios son el sector de población que hemos elegido para nuestro estudio ya que son los primeros adoptantes de las redes sociales y aquellos que las están integrando en sus dinámicas de relación con mayor facilidad.
página2/3
fecha de publicación15.11.2015
tamaño86.97 Kb.
tipoResumen
p.se-todo.com > Contabilidad > Resumen
1   2   3

5. Análisis de resultados

5.1. Las redes sociales como un contexto controlado de autoexpresión

La exposición de la intimidad es un fenómeno del sujeto contemporáneo. Las redes sociales permiten compartir con otros una especie de diario íntimo, son ventanas de intimidad abiertas a los ojos de los demás, donde se genera una estructura propicia para que los sujetos muestren parcelas de su vida de diversas formas. La simple observación de un perfil nos puede llevar a pensar cómo el día a día de su mentor se exhibe en el escaparate de la red. Ello ha generado un frente de posturas alarmistas, frecuentes en los medios de comunicación que nos presentan a un joven que muestra sin pudor su imagen. Sin embargo, en nuestra investigación hemos podido constatar que tal consideración no es del todo acertada ya que los jóvenes entrevistados ejercitan en su mayoría distintos mecanismos para conservar su privacidad y controlar el acceso de terceros a su perfil.

Observando el gráfico 1 podemos decir que, en conjunto, al 80% de los jóvenes les preocupa que la información que suben a la red pueda ser utilizada o malinterpretada por terceros. Esta percepción de vulnerabilidad es vivida con intensidad por prácticamente 6 de cada 10 entrevistados. Encontramos una relación positiva y significativa entre la preocupación por esta cuestión y el género4. Un 16% de las universitarias admiten no dar importancia a lo que otros hagan con su información, mientras que entre ellos el porcentaje alcanza a uno de cada cuatro (26%).

Prueba de esta búsqueda de seguridad es el conjunto de estrategias que ponen en práctica para controlar su imagen (gráfico 2). La gestión de la privacidad la llevan a cabo de forma consciente y activa a través de las posibilidades que ofrecen las propias plataformas. Controlar qué información suben a la red y cambiar las opciones de privacidad para limitar el acceso de terceros a las mismas, concitan el acuerdo de prácticamente la totalidad de los universitarios. Podemos por tanto afirmar cómo los jóvenes no son tan impulsivos y tan poco reflexivos en la exhibición de sus contenidos como cabría esperar, sino que los estudian de forma cuidada. En las reuniones de grupo fueron frecuentes frases como: “el entorno está controlado, tú eliges quien forma parte”.

Otra práctica mencionada por la mayoría (90%) consiste en blindar su perfil a la vista de desconocidos. También encontramos en este punto una relación significativa entre género y la acción de blindar el perfil,5. De igual manera que aparece en estudios europeos (EU Kids Online 2011:36), son las chicas las que con mayor frecuencia configuran un perfil privado en la red social. En sentido contrario, debemos mencionar cómo el número de universitarios favorable a que su perfil sea lo más abierto posible se acerca al 10%. Una explicación que podemos apuntar es que la percepción de vulnerabilidad puede tener su contrapartida en vivir las redes como plataforma de búsqueda de identidad, que no apunta sólo al centro de cada uno o al reducido círculo de los más cercanos, sino que tiende lazos de relaciones virtuales buscando formas de aprobación.

Si bien estas prácticas son comunes a casi todos los usuarios de las redes sociales, otras acciones son llevadas a cabo por menor número de universitarios. Así el 85% de los jóvenes aceptan como amigos sólo a personas que conocen. En este punto, nuestros datos coinciden con los obtenidos en una reciente investigación realizada en España sobre los hábitos de los adolescentes en el uso de las redes sociales (Bringué y Sabada 2009: 19) donde los autores constatan que la relación de éstos en la red con personas que desconocen es practicada por aproximadamente el 13% de los adolescentes españoles.

Le siguen en importancia un conjunto de tácticas más proactivas de protección de la intimidad y que están más directamente relacionadas con el control de contenidos, como pedir a amigos que retiren fotos suyas que no les agradan (60%), vigilar toda la información que sobre ellos se suben a las redes (57%) o des-etiquetar fotos suyas que otros han subido y no quieren que sean publicadas (47%) son las menos practicadas. En todos estos casos, es el colectivo femenino quien las lleva a cabo con mayor frecuencia. En este punto, los resultados obtenidos en una investigación con adolescentes de Bringué y Sábada (2011: 201-208) son coincidentes con los nuestros. Los autores concluyen como los chicos parecen más arriesgados o más abiertos que las chicas a la hora de colgar información de carácter personal.

La conducta menos frecuente entre los jóvenes (36%) es retocar fotografías que suben al perfil. Siendo las diferencias en relación al género significativas estadísticamente6. Mientras prácticamente 5 de cada 10 universitarias reconoce que las practica, sólo 2 de cada 10 universitarios confiesan practicarla. Socialmente es una conducta que puede resultar menos confesable, sobre todo para ellos.

A la luz de estos datos, podemos concluir que los universitarios estudiados, en su conjunto, son cautos y seleccionan a quienes (personas conocidas, amigos) y bajo qué premisas se exhiben en la red (cambian las opciones de privacidad, retocan las fotos, etc). Constatamos sin embargo diferencias por género. Las mujeres son más prudentes y cautas con la información que colocan en sus perfiles, resultando preocupante el número de hombres que admiten aceptar como amigo a un desconocido.

No podemos finalizar este apartado sin mencionar cómo hemos detectado entre el colectivo universitario un sentimiento que podríamos denominar de fatalismo, de indefensión. Entendido éste como la creencia de que es difícil poder controlar la información que sobre ellos se exhibe en las redes (tabla I). Lo cual a veces les lleva a justificar ser más laxos con la información, disminuyendo la vigilancia y el control de la misma: ”Si no lo puedo controlar no me voy a preocupar”. “Sobre las fotos que no tengo control,… bueno, así es la vida”. En la tabla I aparecen las respuestas dadas por el conjunto de encuestados a ítems relacionados con esta cuestión.

Este sentimiento de fatalismo puede servir de razonamiento para que muchos jóvenes justifiquen, tal vez por desconocimiento, desidia, dificultad u otras razones, el no actuar para controlar la información propia en la red, escudándose en la complejidad que ello supone.

5.2. Elementos del perfil que sirven como indicadores perceptivos

La interacción social en la red tiene características particulares, no necesitamos ver al otro para comunicarnos con él. El único indicador que tenemos de la imagen del otro es la representación que este hace de su propia identidad. En la vida real el sujeto no decide voluntariamente su nombre, su sexo, edad, etc. En la red la realidad es distinta, el sujeto puede ser lo que quiere ser. Ya no es suficiente con sacar fotos, sino que es necesario distribuirlas inmediatamente. Subir una fotografía al Facebook o al Tuenti implica articular una relación con el otro. En esa foto se da a conocer parte de su vida y mediante ella se puede establecer un contacto con el otro. Antes, los factores que a uno le conferían el éxito o la aceptación en un grupo eran, por ejemplo, lo que decía, si resultaba ingenioso. En la actualidad podemos triunfar por las imágenes que cada cual presenta de sí mismo ante los demás.

Prácticamente la totalidad de los jóvenes estudiados, tanto en las reuniones de grupo como en la encuesta (gráfico 3), coinciden en afirmar que “las fotografías” son el aspecto del perfil más visitado. Su importancia reside en la información que contienen, convirtiéndose en indicadores que les ayudan a inferir cualidades del otro observado. “Lo importante es si la persona te suena, si el ambiente te suena”. Las fotografías les ayudan a contar historias (a donde ha ido, qué ha visto, con quien se relaciona, en definitiva en qué entorno se mueven). Podríamos decir que la historia del autor de un perfil puede conocerse por su álbum.

Hay que tener en cuenta que, en principio, las fotografías son uno de los aspectos del perfil más difíciles de manipular. Es cierto que cada imagen individual que el sujeto sube se puede retocar. No obstante, la historia que cuenta el conjunto de las imágenes (algunas subidas por el sujeto u otras por sus amigos) que se muestra en un perfil es más difícil de controlar y nos da una idea de cómo es la vida de esa persona.

En relación a este punto todos los participantes de las reuniones de grupo estaban de acuerdo en afirmar que los elementos de las fotografías en los que se fijan y que las hacen más o menos atractivas son, si resultan divertidas “es importante que te hagan reír” y también si están cuidadas o retocadas. “Suelo ver si están retocadas, en sepia o en blanco y negro…etc. Esto indica que se aburre mucho o que quiere más visitas”.

Además, subir fotos también tiene una componente social. En las reuniones todos los participantes confirmaron que en torno a las fotografías se hace grupo, las fotos se comparten, cohesionan al grupo e incluso llenan su tiempo de ocio. “Cuando te sacas fotos es cuando haces algo en común”. Incluso la relación del grupo puede tener como finalidad llenar de contenido los perfiles, permitiendo desde puentes de comunicación entre los miembros hasta condicionar sus conductas. “Al final no me gustaba Tuenti ya que llegó un momento con mis amigas que, en lugar de divertirnos nos dedicábamos a sacar fotos para subirlas a Tuenti”.

En relación al número de fotografías de los perfiles, investigadores como Ellison, Steinfield & Lampe (2007) sugieren que el número de ellas en un perfil es el principal indicador del éxito social, sin embargo en nuestra muestra este elemento no ha resultado relevante de cara a adquirir más popularidad (tabla II). Sólo ha sido considerado como significativo por un porcentaje residual de entrevistados (7%).

El resto de los elementos del perfil no tienen el peso de los anteriores, siendo en sí mismos un complemento a las imágenes. De entre ellos, el segundo en importancia es la información que escriben en el tablón, en el muro o lo que dice la frase de estado (57%). El siguiente nivel en esta clasificación lo ocupa el contenido de los comentarios de otros en nuestro tablón/muro (53% de acuerdo). En este sentido, en las reuniones manifestaron que la importancia de estos últimos radicaba en que eran vistos como un indicador de popularidad, “muestra cuanta gente se interesa por ti”. Indicadores como la edad o procedencia, son tenidas en cuenta por el 41% de los entrevistados. En último lugar se sitúan las frases o los grupos a los que se adhiere, así como la información sobre gustos que aparece en el mismo, con un acuerdo cercano al 30% de entrevistados que manifiestan fijarse en ellos. Hay dos elementos del perfil a los cuales los jóvenes asignan un interés residual, como son la información profesional y la cantidad de comentarios.

Nuestros datos (tabla II), contradicen parcialmente las conclusiones a las que han llegado Lampe, Ellison & Steinfield (2007), en relación a la importancia de los elementos del perfil. Mientras que para estos autores los elementos del perfil que pueden crear nexos entre los usuarios por su importancia de cara a crear y mantener relaciones sociales son los estudios, la universidad, etc…, en nuestra investigación podríamos decir que el análisis pormenorizado de las fotografías de los perfiles, es el que contribuye a crear las relaciones. Es posible que las diferencias se deban a cuestiones culturales.

En este punto hemos podido constatar que los contenidos de los perfiles también trabajan como mecanismos de proyección en los cuales nos vemos, nos comparamos con los demás y juzgamos el grado de similitud con nosotros. Al menos, así lo reconocen prácticamente 7 de cada 10 entrevistados (Gráfico 4). En las reuniones de grupo surgió esta cuestión en relación a las fotos del perfil. Para ellos la importancia de las fotos y la razón de más peso para mirar en primer lugar una imagen era ”Si crees que hay elementos en común contigo”.

5.3. Credibilidad de la información del perfil

Una reflexión obligada al estudiar los perfiles de otros, es la relativa al grado de credibilidad que asignan al contenido de los mismos. En las reuniones de grupo se observó como a los jóvenes, en general, la credibilidad de los perfiles no les preocupaba. A priori consideraban creíbles los perfiles de los demás, “no entiendo lo del mentir hasta dónde se puede llevar. Es muy difícil que tú puedas tener control sobre la mentira”. Los jóvenes universitarios estudiados no parece que se planteen, al observar un perfil, si su mentor miente o no. Por principio se diría que no, a juzgar por el número de entrevistados (66%) para los cuales ni siquiera llega a ser una cuestión que les preocupe (gráfico 5).

También en las reuniones, en relación a esta cuestión, comentaban cómo a su juicio hay dos niveles de información en el perfil y por tanto la importancia de la veracidad de los contenidos varía en función de a qué nivel de información nos refiramos. Un primer nivel, el fundamental del perfil, son las fotografías, las imágenes que se suben tal y como en el apartado anterior hemos constatado. Un segundo nivel, complemento del anterior, lo constituyen el resto de los elementos del mismo. En este sentido admiten que se pueda mentir en el perfil, en los elementos de este segundo nivel en aspectos como dónde has trabajado, a dónde quieres ir o incluso en una frase que suben al muro, ya que esta información compromete poco, no es la esencia de la imagen. “Hay gente que se pone nombre falso aunque el resto del perfil sea verdadero”. Por el contrario en las fotos es más difícil el engaño puesto que no sólo dependen de lo que el sujeto escriba, además resulta difícil falsificar todas las fotografías que se suben. En la encuesta estas afirmaciones se confirman ya que para uno de cada dos entrevistados el perfil es un reflejo de cómo es la persona.

6. Conclusiones

Aunque los datos no son extrapolables al conjunto de los universitarios españoles usuarios de redes sociales, sí nos dan un indicio bastante sólido (el 84% de la muestra inicial tenían Tuenti y/o Facebook) para afirmar que las redes constituyen una tendencia consolidada con una gran influencia en las vías de relación de este colectivo.

Los jóvenes de la Universidad del País Vasco están preocupados y ocupados con la privacidad. La ejercitan llevando a cabo un control sobre los contenidos que exponen en las redes sociales. Son conscientes de lo que comparten y con quien lo comparten. No subir información íntima o cambiar las opciones de privacidad son las acciones que prácticamente la totalidad de ellos ejercita. Por sexo, las mujeres son más celosas de sus contenidos. Si bien tanto unos como otros, reconocen cierto fatalismo e impotencia, ante la dificultad de controlar el uso de su información en las redes.

Para ellos, no todos los elementos de información de su perfil tienen la misma importancia de cara a comunicar su imagen. Las fotografías son el elemento más relevante del mismo. El resto de los contenidos son simples complementos. De este modo, la percepción de la identidad virtual es construida, fundamentalmente, por las imágenes que uno presenta de sí mismo ante los demás.

Las fotos juegan un importante rol social. Compartiéndolas se alarga la experiencia del placer de estar con las personas que uno quiere. Otra razón del éxito de las imágenes es la confianza que en ellas se deposita en relación a la veracidad de las mismas, ya que consideran que en ellas es difícil el engaño. Sorprende que admitan posibles desviaciones en la credibilidad del resto de los elementos del perfil, a los que no dan importancia.

7. Limitaciones

Queremos mostrar dos limitaciones que tiene este estudio. Una primera tiene que ver con la naturaleza descriptiva de los resultados, lo que hace imposible estudiar relaciones causales entre las variables exploradas. En segundo lugar, debemos mencionar en relación a la muestra seleccionada (jóvenes universitarios de la Universidad del País Vasco) el alcance limitado de los resultados obtenidos con la misma, sería deseable poder contrastar nuestros resultados con muestras de otras universidades y áreas geográficas.

Para finalizar, cabe observar que este trabajo ha sido una primera toma de contacto, lo que significa no poder abarcar muchos de los aspectos del mismo. Entre ellos se puede señalar una tendencia, la egología virtual, entendida ésta como la ciencia de ocuparse de uno mismo, de ocupar el terreno, de reforzarse, de revaluarse y de figurar por todos los medios posibles. ¿Qué mejor escenario que las redes sociales para lograrlo?. Esto es lo que la autora Llucia Ramis (2010) denomina “egosurfing”. Se trata de un comportamiento similar al de quien se para a mirarse en los escaparates, una obsesión que parece afectar cada vez a más internautas, una especie de exhibicionismo en la red. Queremos que los demás nos busquen a nosotros, eso es el “egosurfing”. Como confiesan los jóvenes en las reuniones de grupo, una de las ventajas de las redes es que les permite estar ahí. “Te sirve para estar en el candelero cuando ya no estás, para seguir estando en Madrid cuando llevas tiempo en Bilbao”. En palabras de Ramis: “en las redes sociales no buscamos a los demás, quizás estamos allí para ampliar, hacer crecer y dar peso a nuestro yo”.
1   2   3

similar:

Resumen Los jóvenes universitarios son el sector de población que hemos elegido para nuestro estudio ya que son los primeros adoptantes de las redes sociales y aquellos que las están integrando en sus dinámicas de relación con mayor facilidad. iconJovenes y espacios publicos
«espacios de los ritos», producen una dinámica distinta a los «espacios de cotidianeidad» en la medida que, los primeros son espacios...

Resumen Los jóvenes universitarios son el sector de población que hemos elegido para nuestro estudio ya que son los primeros adoptantes de las redes sociales y aquellos que las están integrando en sus dinámicas de relación con mayor facilidad. iconLas actitudes religiosas de los jóvenes son complejas y originales....

Resumen Los jóvenes universitarios son el sector de población que hemos elegido para nuestro estudio ya que son los primeros adoptantes de las redes sociales y aquellos que las están integrando en sus dinámicas de relación con mayor facilidad. iconEn la ciudad y estado de Zacatecas, las actividades culturales son...

Resumen Los jóvenes universitarios son el sector de población que hemos elegido para nuestro estudio ya que son los primeros adoptantes de las redes sociales y aquellos que las están integrando en sus dinámicas de relación con mayor facilidad. iconEl manual, además, no es una obra cerrada, sino que muchos de sus...
«Y, desde luego, a aquellos vanguardistas de profesiones nóveles, recién desembarcadas, como son los gerentes de comunidad, los científicos...

Resumen Los jóvenes universitarios son el sector de población que hemos elegido para nuestro estudio ya que son los primeros adoptantes de las redes sociales y aquellos que las están integrando en sus dinámicas de relación con mayor facilidad. iconComo hemos visto la filosofía política es la relación de los individuos...

Resumen Los jóvenes universitarios son el sector de población que hemos elegido para nuestro estudio ya que son los primeros adoptantes de las redes sociales y aquellos que las están integrando en sus dinámicas de relación con mayor facilidad. iconEl nombre fue elegido por los consumidores, a través de las redes sociales de la marca

Resumen Los jóvenes universitarios son el sector de población que hemos elegido para nuestro estudio ya que son los primeros adoptantes de las redes sociales y aquellos que las están integrando en sus dinámicas de relación con mayor facilidad. iconM ontes debuta en la ficción con esta historia de mujeres en guerra...
«Los tacones rojos son un signo de seguridad en las mujeres para saltar los charcos de la vida», dice el autor en relación con el...

Resumen Los jóvenes universitarios son el sector de población que hemos elegido para nuestro estudio ya que son los primeros adoptantes de las redes sociales y aquellos que las están integrando en sus dinámicas de relación con mayor facilidad. icon1. ¿QUÉ son las redes sociales? ¿CÓmo funcionan?

Resumen Los jóvenes universitarios son el sector de población que hemos elegido para nuestro estudio ya que son los primeros adoptantes de las redes sociales y aquellos que las están integrando en sus dinámicas de relación con mayor facilidad. iconLos medios de comunicacióN, su relacion con los jovenes y las distintas...

Resumen Los jóvenes universitarios son el sector de población que hemos elegido para nuestro estudio ya que son los primeros adoptantes de las redes sociales y aquellos que las están integrando en sus dinámicas de relación con mayor facilidad. iconResumen esta investigación se divide en dos partes diferenciadas....
«profesionalmente interesados». Las personas se preguntan cuáles son sus posibles repercusiones, una vez que se han producido. Por...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
p.se-todo.com