Las Líneas y Los Espacios: Intertextualidad en la obra de




descargar 47.51 Kb.
títuloLas Líneas y Los Espacios: Intertextualidad en la obra de
fecha de publicación12.01.2016
tamaño47.51 Kb.
tipoDocumentos
p.se-todo.com > Historia > Documentos

Las Líneas y Los Espacios:




Intertextualidad en la obra de


Gabriel Garcia Marquez

Joseph Boyle


Gabriel García Márquez, autor prolífico de cuentos y novelas, periodista, cuentista amplio y más tarde en su vida, voz mundial por los intereses de los colombianos, ha influido profundamente los escritores de nuestro tiempo. De hecho, ha creado un estilo “original” que se recoge hoy como “Realismo Mágico”. Sin embargo, por utilizar su estilo diverso, aunque fielmente basado en su carrera de periodismo, ha logrado escribir una historia nacional de Colombia. En el campo, esto es Macondo, García Márquez enfoca en la vida mágica del campesino. De Bogotá, él cuenta la historia política y personal de los secuestrados, explora el psique de los narcotraficantes y sus relaciones, representa las guerras de los revolucionarios y escribe hasta historias de amor. La obra que Gabriel García Márquez cuenta convincentemente las historias de la vida de los colombianos. Gabriel García Márquez crea una gran red de significado que como obra completa que forma una “meta-narrativa”. Esta meta-narrativa sirve para establecer una identidad nacional y además internacional en que de alguna manera, todos los cuentos y todas las novelas hasta los personajes de las historias, se conectan. En esa manera, Gabriel García Márquez crea, planta, cultiva esta meta-narrativa intratextual y intertextual para el consumo del país. “Cien Años de Soledad”, considerada central por todas sus grandes contribuciones literarias funciona como eje de esta teoría. Michael Bell describe el valor de la novela y su significado histórico: “Hundred Years has been generally recognized as expressing the Columbian historical experience assimilated to a regional one. It is the quintessential Latin American history” (57). Aún más que esto, García Márquez cuenta esta experiencia, creando una red intratextual de lo que facilita la creación de la meta-narrativa antes señalada. El autor abre ventanas temáticas a través de que conecta los personajes y sus historias formando una gran historia utilizando intratextualidad así. Además, este autor genio conecta sus temas, signos, motivos a la obra de otros creando intertextos de los que refuerza la profundidad de sus obras.

En general, intertextualidad “…is defined generally as the structural relations among two or more texts…” (Thaïs 246). Al mismo tiempo, se puede considerar la intratextualidad como la relación estructura dentro un texto dado o dentro los textos de un autor dado. Estas estructuras intertextuales y intratextuales aparecen en muchas formas diferentes a lo largo de la obra de Gabriel García Márquez. Los movimientos intelectuales literarios de las décadas sesenta y setenta en Europa configuraron lo que eventualmente evolucionarían en el actual movimiento literario de intertextualidad como un movimiento en total. Algunos de esos movimientos europeos han incluido “Russian formalism, structural linguistics, psychoanalysis, Marxism and deconstructionism at least” (Thaïs 240). Este ensayo relaciona pocas de las subdivisiones actuales que encuentran su origen en esa época, a saber, ciertas teorías que evolucionaron en Francia. No obstante, éste examina la intra y intertextualidad en la obra de Gabriel García Márquez como linear y espacial, tradicional y postmoderna de ciertos puntos de vistas de las teorías actuales.

Sin embargo, en el mundo literaria, la teoría intertextual que ha tenido la más influencia y ha sido la más dominante es la de ‘influencia’ (Thaïs 240). La teoría de ‘influencia’ se encuentra su origen en la cronología de la historia; representa una estructura linear del pensamiento literario de dos dimensiones. “The metaphor of influence says that literary history is like the natural flow of water and that there is a unidirectional ‘current’ or relationship between an anterior text and a posterior text. Text A influences Text B when the critic can demonstrate that Text B has ‘borrowed’ structure(s), theme(s), and/or images from A or the ‘lender’” (Thaïs 240). Esta acción de tomar prestado los elementos literarios ejemplifica el enfoque histórico que manda que la intertextualidad tenga que fluir en la dirección del pasado hasta el futuro en una manera linear. Claro, un autor de la literatura de una cultura dada por ejemplo, escribe, ya haber leído obras literarias e históricas del pasado. El tiempo corre solamente en una dirección, a saber hacia adelante. Esencialmente este flujo, como la historia y el tiempo, es linear y representa la progresión y la evolución de los elementos de “structure(s), theme(s), and/or images” de una obra de literatura. (Thaïs 240). Fundamentalmente, se puede considerar intertextualidad en este sentido, como un sistema que se construye con el paso de tiempo. Para ilustrar el comienzo de la carrera de Gabriel García Márquez y de aquí que el comienzo de la meta-narrativa, hay que remitir a la teoría intertextual de “la influencia”. En su ensayo A Synergy of Styles, Gloria Clark, citando a Plinio Apuleyo Mendoza, describe convincente la influencia de Kafka que arrancó en seguida la carrera de Gabriel García Márquez y que influiría su estilo de Realismo Mágico:

“Plinio Apuleyo Mendoza explains that the experience of reading a borrowed copy of Kafka’s Metamorphosis changed Garcia Marquez’s life: ‘His interest in the novel began the night he read Kafka’s Metamorphosis. He now recalls how he arrived back at his miserable student hostel in the centre of town, clutching this book which a fellow student had just lent him. He took his jacket and shoes off, lay on his bed, opened the book and read: ‘As Gregor Samsa awoke one morning from uneasy dreams, he found himself transformed in his bed into a gigantic insect.’ Gabriel closed the book, trembling. ‘Christ,’ he thought, ‘so this is what you can do.’ The next day he wrote his first story. He forgot all about his studies” (111, 112).
Es interesante que la novela si misma fue prestada. Esta influencia estilística de Kafka tuvo gran efecto y consecuentemente tendría una presencia permanente en mucha de la ficción que, o sea evolucionaría en “Realismo Mágico” y además, hasta las obras del estilo periodístico de Gabriel García Márquez. Sin embargo, no se puede explicar la apariencia de “Realismo Mágico” el la obra de García Márquez simplemente de esta teoría. Otra teoría que ilustra el producto final de García Márquez es “inspiración”.

“The metaphor of influence is counterbalanced by another powerful heuristic figure: ‘inspiration.’ As a rival theory of literary origins, inspiration promotes the individual author and innovation in relation to previous authors and the canon or tradition of texts. Whether inspiration comes from outside the writer, as in the classical divine adflatus and the Christian revelation, or from inside the writer, as in the neoclassical emphasis on craftsmanship and the romantic celebration of genius, this model of literary history presupposes a dynamic, even discontinuous relationship between past and present texts” (Thaïs 240, 241).
Es evidente que las dos funcionaban juntos para que la obra de Gabriel García Márquez sea única y profunda. Por ejemplo, se puede comparar el insecto de Kafka con la cola de cerdo que aparece en “Cien Años de Soledad”. Los dos son “defectos” físicos que resultan de algo que para nosotros, es extraño aunque para los personajes de las dos novelas signifique algo diferente. Para ellos que viven en Macondo:

“Ya existía un precedente tremendo. Una tía de Úrsula, casada con un tío de José Arcadio Buendía, tuvo un hijo que pasó toda la vida con unos pantalones englobados y flojos, y que murió desangrado después de haber vivido cuarenta y dos años en el más puro estado de virginidad, porque nació y creció con una cola cartilaginosa en forma de tirabuzón y con una escobilla de pelos en la punta. Una cola de cerdo que no se dejó ver nunca de ninguna mujer, y que le costó la vida cuando un carnicero amigo le hizo el favor de cortársela con una hachuela de destazar” (Cien Años 108).
Pero, para José Acadio Buendía, lo importante no es la extrañeza de la cola, sino: “No me importa tener cochinitos, siempre que puedan hablar” (Cien Años 108). Considera la cola como parte de la vida, una cosa de que hay que tener cuidado. En el caso del insecto de Kafka, el efecto tiene más que ver con lo fantástico que lo que el lector informado de Cien Años perciba como “Realismo Mágico”. Hay que darse cuenta que los personajes de Macondo ni saben ni tienen ninguna idea de lo que la técnica del autor. (No mencionar que ni conocen al autor.) La cola de cerdo es un hecho de la vida. En el sentido que lo fantástico de Kafka influye a Gabriel García Márquez, al mismo tiempo, Gabriel García Márquez demuestra la inspiración en la final manifestación de “Realismo Mágico”. Esta influencia quizás demuestra una evolución del estilo, realismo mágico, o sea una versión más desarrollada que el insecto fantástico de Kafka.

La intertextualidad que se manifiesta en la forma de la influencia de acontecimientos y experiencias del pasado se ve además en la niñez de Gabriel García Márquez. Hablando específicamente de García Márquez, Gloria Clark explica:

“…when García Márquez sits down to write, he is influenced at every step by the texts which he has read over the years. The reader, on the other hand, brings to the reading another set of texts. The acts of writing and reading presuppose, then, a web of intertextuality. It should be remembered in this context, that no two readers ever read a work in the same way, because the ‘web’ is always different. It follows then that if the texts which writers have read can have such a powerful influence on their writings, their experiences must have at least as much power. A writer writes from within a very personal experiential space, and a reader reads from within a different experiential space. This is what García Márquez is saying when he declares that his works are all based on true events. He taps into the experiences he has had and into the people he has observed in order to write his fiction” (Clark 112, 113).
Del punto de vista del espacio personal, García Márquez escribe, aunque la influencia ilustrada aquí es linear (por ejemplo, escritor “A” influye escritor “B” o en este caso la experiencia influye al escritor.) (Thaïs 240). Es tan evidente que la influencia de la niñez de Gabriel García Márquez representa la dependencia que los autores de ficción tienen en la construcción de una “referencia” a la realidad, de la que cuando autores de ficción escriben, en efecto crean un intertexto. “Garcia Marquez’s father attests to the truthfulness of that statement in an interview: ‘Cien años de soledad proves that he never forgot anything he saw or heard’” (qtd. in Clark 113). Además, el poder de la influencia aparece en la actitud de García Márquez, no sólo en su niñez, sino, también hacia la realidad del mundo:

“Márquez believed that ‘any novel is a process of unraveling the world,’ that a good novel must be a poetic transcript of reality. His own novels bear it out. In the world that he creates, the real and the fantastic merge, the anachronistic and the contemporaneous fuse or co-exist, and the narration moves backward and forward in time. It is a ‘poetic transcription’ of the reality of Latin America, where the winds of modernity and technological advance have not yet swept away the hard and simple ways of living and the beliefs in magic and miracles; where death and destruction, war and violence, horror and cruelty, the gruesome and the squalid, and the absolute power of the bloody dictators are still accepted as facts of life” (qtd. in Clark 113).
Por supuesto, la influencia linear de niñez ha tenido impacto profundo, manifestándose en la obra de Gabriel García Márquez en ese sentido.

En este punto en la discusión, es necesario pasar a otro aspecto, a saber el espacio de intertextualidad a diferencia de lo linear. Este punto de vista refleja las ideas más recientes y postmodernas. La teoría de lo semiótico como se aplica a la intertextualidad asume significado fundacional en esta discusión. Lo semiótico establece una relación compleja entre el texto y una amplia gama de otros textos o una cultura (Thaïs 246). En este sentido, las señales relacionan o conectan la significación del texto a otros textos o a la cultura. “The product of encoding signs or ‘semiosis’ can be termed a ‘text,’ so that the text may be as small as a phrase or gesture, or as large as a novel or football game (Thaïs 246).

Además, la definición fundamental más arriba debe expandirse para incluir la idea de que la intertextualidad fundamentalmente es la cultura expresada como una red de signos y por eso es un lenguaje conceptual compartido entre una cultura, cuyo literatura la expone.

La técnica de “Realismo Mágico” encuentra su origen en la literatura de Latinoamérica. “That magic realism was a device created independently by two major Latin American writers, Borges and Carpentier, only proves Carpentier’s point: that the technique is indigenous to the soil of South America and that its literary expression there was inevitable” (Mellen 16). Que “realismo mágico” fue creada por Borges y Carpentier, Gabriel García Márquez “[came] independently to magic realism” para establecerse como el maestro de la técnica (Mellen 16). Este hecho demuestra que “Realismo Mágico” es “deeply indigenous… to Latin America” (Mellen 16). Por eso, se puede comparar el arte, (indígena a Latinoamérica) de Fernando Botero a la técnica de realismo mágico. En su ensayo Larger than Life: the hyperbolic realities of Gabriel García Márquez and Fernando Botero, observa que: “Both Márquez and Botero exploit hyperbole; Botero’s people are larger than normal human beings and overshadow their surroundings; exaggeration takes the material form of volume. García Márquez’s people and events are similarly exaggerated; the Buendías for example, love longer, more passionately, more desperately, more prolifically, than other people” (339). En este sentido, las técnicas de exageración en las vidas de los Buendía y los cuerpos de la gente de Botero se hacen un signo a través de lo que crea un intertexto. En su libro Intertextuality in García Márquez, Arnold Penuel saca muchas conexiones entre Latinoamérica y España: “... ‘Eréndira’ is ultimately a complex literary statement, similar to a parable, on the nature of the relations between Spain and, by extension, on the nature of colonialism itself” (88). El ejemplo más obvio que Penuel da está entre la Madre de Eréndira, supuestamente España y su poder y Eréndira si misma, la colonia explotada. En este sentido, el personaje de Eréndira se hace conocido como un signo distinto, el de la colonia. En su libro, Penuel continua sacar motivos y signos que da definición a la obra de Márquez como narrativa de Colombia.

Ya he ilustrado la intertextualidad de estilo, técnica y signo. Pero, Márquez continua escribir la red de significado en casi todas las obras de ficción utilizando la apariencia de los motivos, los personajes, los temas que aparecen entre ellas. Pocos ejemplos obvios de esta conexión aparecen entre la novela de Cien años y “Eréndira”, Noticia de un secuestro y La siesta del Martes.

La novelita La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada tiene lugar en Colombia caribeño, la región de Macondo. Esta novela revela mucho en términos de contribuir a la meta-narrativa de Colombia. “In Eréndira, García Márquez reinterprets the process of colonization and its animating ethos through a symbolic portrayal of Spain’s colonization of America” (Penuel 89) Pero es suficiente notar una intratexto entre “Eréndira” y Cien años. Gabriel García Márquez abre una puerta por un instante en Cien años de soledad cuando en la tienda de Catarino, Aureliano Buendía paga “Sólo… veinte centavos” (145) para entrar la sala de la muchacha aquí no nombrada. La descripción de la mujer y su séquito es inconfundible: “En esa ocasión llegaron con él una mujer tan gorda que cuatro indios tenían que llevarla cargada en un mecedor, y una mulata adolescente de aspecto desamparado que la protegía del sol con un paraguas” (Cien años 144, 145). “Viajaba en unas angarillas que habían improvisado sobre el burro, y se protegía del sol inmóvil con el paraguas desvarillado que Eréndira sostenía sobre su cabeza. Detrás de ellas caminaban cuatro indios de carga con los pedazos del campamento…” (Eréndira 106). En la novela de Eréndira, Márquez describe a los hombres que pagan para tener relaciones sexuales con ella:

“La fila interminable y ondulante, compuesta por hombres de razas y condiciones diversas, parecía una serpiente de vértebras humanas que dormitaba a través de salones y plazas, por entre bazares abigarrados y mercados ruidosos, y se salía de las calles de aquella ciudad fragorosa de traficantes de paso” (139)
La descripción representa la diversidad de los hombres del desierto, pero el punto es que el hombre típico, representado por todos los hombres incluiría un hombre como Aureliano. Es interesante notar también que aunque paga, no tiene relaciones sexuales con la muchacha. García Márquez está comentando en el carácter de Aureliano y multiplica significado en que hace esta conexión. García Márquez utiliza el motivo de la levitación de los curas en Cien Años y Noticia de un secuestro. En Noticia, a pesar de mucha incertidumbre sobre su habilidad de realizar éxito en la liberación de los secuestrados, le afecta al padre García Herreros un dicho profético de su compañero de Antioquia. Otros se dan cuenta: “El doctor Patarroyo, que no lo conocía, se sintió impresionado por la energía que irradiaban sus ojos y su sentido del negocio, pero su acompañante lo vio distinto. ‘El padre estaba como flotando – ha dicho’” (271). Esta levitación indica el poder y confianza del padre y de los otros en este cuenta. Al fin, sí realiza éxito y obtiene la liberación de los secuestrados. En contrasto, el padre en Cien Años no tiene poder y representa la esterilidad de la religión aunque se eleva por levitación. Este motivo religioso aparece en las dos novelas aunque significa algo diferente. Otro ejemplo de una conexión directa que hace García Márquez, se encuentra entre el cuento La siesta del martes y Cien años de soledad. Aunque en Cien años no se menciona el nombre del criminal, la descripción del pueblo a donde van la mujer y su hija coincide con Macondo. El motivo de los almendros se ve en las dos obras como conexión. “Del otro lado de la calle, en la acera sombreada por los almendros, sólo estaba abierto el salón de billar. El pueblo flotaba en el calor” (La Siesta 155). “Fue también José Arcadio Buendía quien decidió por esos años que en las calles del pueblo se sembraran almendros rotos y polvorientos, aunque nadie sabía entonces quiénes los había sembrado” (Cien Años 130). A la vez, la descripción del crimen sí mismo en el cuento coincide con la descripción de la novela. En La siesta del martes García Márquez incluye cuidadosamente los detalles que tienen que ver con el coronel y la soledad de la Señora Rebeca: “La señora Rebeca, una viuda solitaria que vivía en una casa llena de cachivaches, sintió a través del rumor de la llovizna que alguien trataba de forzar desde afuera la puerta de la calle. Se levantó, busco a tientas en el ropero un revólver arcaico que nadie había disparado desde los tiempos del coronel Aureliano Buendía, y fue a la sala sin encender las luces. Orientándose no tanto por el ruido de la cerradura como por un terror desarrollado en ella por 28 años de soledad, localizó el la imaginación no sólo el sitio donde estaba la puerta sino la altura exacta de la cerradura” (La siesta 157-158) “La ultima vez que alguien la vio con vida fue cuando mató de un tiro certero a un ladrón que trató de forzar la puerta de su casa” (Cien años 236-237). Es interesante notar que hay más detalles dados en La siesta que en Cien años. En efecto, La siesta expande el significado de Cien años en este sentido.

Mientras su carrera, Gabriel García Márquez ha cambiado y adaptado su estilo para incluir varias novelas del género de periodismo. Estas novelas, junto con las de ficción cuenta la meta-narrativa, pero la conexión tiene que ver con estilo más que personajes y motivos. García Márquez conecta estas novelas como serie de género por el estilo periodístico, pero las conecta con las obras de ficción por no salir del estilo “Realismo Mágico”. Incluso la novela Noticia de un secuestro una de las novelas más seria en su carrera, incluye ciertos elementos mágicos conectando sus otras obras. Remitiendo específicamente a las vidas reales de los Colombianos García Márquez describe acontecimientos increíbles que nunca fueron contados antes. En la novela Crónica de una muerte anunciada, García Márquez actuando como voz del narrador, recuenta o hace una “crónica” (aunque es más como narrativa dramática) de lo que le contaron algunas personas y el narrador dice: “Siempre soñaba con árboles”, me dijo Placida Linero, su madre, evocando 27 años los pormenores de aquel lunes ingrato” (3). García Márquez no es el narrador en este caso, sino el periodista haciendo su reportaje. La novela Relato de un naufrago que estuvo diez días a la deriva en una balsa sin comer ni beber, que fue proclamado héroe de la patria, besado por las reinas de la belleza y hecho rico por la publicidad, y luego aborrecido por el gobierno y olvidado para siempre García Márquez es otra vez, reportaje aunque expresa su incredibilidad en el título largo y tal vez sarcástico. Antes del primero capitulo García Márquez incluye “La historia de esta historia” en que describe su papel en el proyecto: “Este libro es la reconstrucción periodística de lo que él me contó, tal como fue publicada un mes después del desastre por el diario El Espectador de Bogotá” (Naufrago 7). Aunque, según Márquez, es un esfuerzo “periodístico”, sigue escribir fielmente al estilo de “Realismo Mágico”.

En la novela Noticia de un secuestro, incluye “Gratitudes”, (aquí una palabra engañosa de Márquez), en que escribe en el estilo periodístico aunque no puramente. En “Gratitudes”, García Márquez escribe: “Maruja Pachón y su esposo, Alberto Villamizar, me propusieron en octubre de 1993 que escribiera un libro con las experiencias de ella durante su secuestro de seis meses, y las arduas diligencias en que él se empeñó hasta que logró liberarla” (Noticia 7). El aceptó el trabajo arduo de contar su historia escribiendo la novela en la tercera persona. Después de las “Gratitudes” nunca mencionó si mismo como participante de las acciones de la novela. En este punto es interesante notar que Gabriel García Márquez, fiel a la influencia de los textos anteriores, y el poder de la inspiración, integra en la novela su estilo de realismo mágico. Esta novela y especialmente la novela del Naufrago tienen la aparecía de ficción, pero no son… exactamente. Aunque basado en la realidad, incluye “Realismo Mágico”.

Esta combinación compleja entre su estilo de ficción, su técnica de “Realismo Mágico” y novelas de periodismo, conecta toda su obra para crear una meta-narrativa. “Realismo Mágico” tiene una presencia permanente en casi todas las novelas de ambos ficción y periodismo y los cuentos de Gabriel García Márquez. “By combining two careers, those of a journalist and a fiction writer, Gabriel García Márquez was foreshadowing what would happen in some of the works he would eventually write, which would be a subtle mixture of fact and fiction, of journalism with literary technique” (Clark 111). En “Cien Años de Soledad” la cantidad enorme de detalles que el autor incluye tiene el sabor de periodismo. En la primera oración de la novela el autor describe, en el estilo de periodismo, la acción y sus detalles relatos.

“Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos” (García Márquez 83).
La novela Crónica de una muerte anunciada, ejemplifica la fusión de estos dos estilos. Márquez recuenta la historia verdad en el estilo de periodismo, aunque contada en una manera que invoca el sentido de “realismo mágico”.

“El abogado sustentó la tesis del homicidio en legítima defensa del honor, que fue admitida por el tribunal de conciencia, y los gemelos declararon al final del juicio que hubieran vuelto a hacerlo mil veces por los mismos motivos. Fueron ellos quienes vislumbraron el recurso de la defensa desde que se rindieron ante su iglesia pocos minutos después del crimen. Irrumpieron jadeando en la Casa Cural, perseguidos de cerca por un grupo de árabes enardecidos, y pusieron los cuchillos con el acero limpio en la mesa del padre Amador. Ambos estaban exhaustos por el trabajo bárbaro de la muerte, y tenían la ropa y los brazos empapados y la cara embadurnada de sudor y de sangre todavía viva, pero el párroco recordaba la rendición como un acto de una gran dignidad” (47)
Mientras usando frases como “…en la reconstrucción de los hechos…”, “Según me dijeron años después…” y “Este dato, como muchos otros, no fue registrado en el sumario” en la misma oración dice que “sangre [es] todavía viva” (Crónica 48). Michael Bell escribe sobre este fenómeno de la influencia de su ficción sobre la realidad:

“His journalism employs all his skill of style and narrative while his fiction is informed by the political and social consciousness of a journalist who has investigated the workings of national and international politics at first hand” (38).
La influencia de lo real en la ficción mágica de García Márquez es intertextual, contando la historia de, en este caso un comentario de la cultura de Colombia rural. Es interesante notar que al fin de la novela Noticia de un secuestro, tal vez una de las novelas más seria, cuando el argumento del misterio casi está resuelto por los hechos colectados, García Márquez reporta que: “Tal vez la única persona convencida por aquellos días de que las cosas estaban a punto de llegar a término fue el astrólogo colombiano Mauricio Puerta…” (269). Al momento de la verdad, García Márquez introduce como interprete un astrólogo colombiano.

Gabriel García Márquez ha escrito obras de ficción que define la identidad de la cultura de Colombia y del continente. Las novelas periodísticas cuentan la historia de la gente más directamente para crear la meta-narrativa del país de Colombia. Sin embargo, el elemento de “Realismo Mágico” aparece a lo largo de toda su obra. Al fin, García Márquez cuenta la historia nacional de la tapicería que ha tejido a lo largo de su vida.

Obras Citadas
Bell, Michael. Gabriel Garcia Marquez, Solitude and Solidarity. New York: St. Martin’s Press. 1993
Black, Max. Models and metaphors: Studies in Language and Philosophy. Ithaca: Cornell UP. 1962
Clark, Gloria Jeanne Bodtorf. A Synergy of Styles: Art and Artifact in Gabriel García Márquez. Lanham and Oxford: University Press of America. 1999
Farris, Wendy. “Larger than Life: The hyperbolic Realities of Garcia Marquez and Fernando Botero”. Word and Image. 17. (2001). 339-359.
Márquez, Gabriel García. Cien Años de Soledad. Ediciones Cátedra: Madrid. 2003
---. Crónica de una muerte anunciada. Vintage Español: New York. 2003
---. La incredible y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada. Debols!llo: Barcelona. 1972
---. “La siesta del martes”. Con-Textos: literarios hispanoamericanos, 6 actos y 9 cuentos contemporaneous. Ed. Teresa Mendez-faith. Fort Worth: Harcourt Brace. 1986. 154-159.
---. Noticia de un secuestro. Penguin: New York. 1996
---. Relato de un naufrago que estuvo diez días a la deriva en una balsa sin comer ni beber, que fue proclamado héroe de la patria, besado por las reinas de la belleza y hecho rico por la publicidad, y luego aborrecido por el gobierno y olvidado para siempre. Tusquets Editor: Barcelona. 1970
Mellen, Joan. Gale Study Guides to Great Literature: Literary Topics Volume 5, Magic Realism. Gale Group: Farmington Hills, MI. 2000
Morgan, Thaïs. “The Space of Intertextuality.” Intertextuality and Contemporary American Fiction. Ed. Patrick O’Donnell, Robert Con Davis. Baltimore, London: John Hopkins UP. 1989. 239-279
Navajas, Gonzalo. “Intertextuality and the Reappropriation of History in Contemporary Spanish Fiction and Film.” Intertextual Pursuits: Literary Meditations in Modern Spanish Narrative. Ed. Jeanne P. Brownlow, John W. Krowk. Cranbury, NJ. Associated University Presses, Inc. 1998. 143-160
Penuel, Arnold. Intertextuality in Garcia Marquez. Spanish Literature Publications Co. York, SC. 1994
Worton, Michael, and Judith Still. Intertextuality, Theories and Practice. Manchester, New York: Manchester UP. 1990


similar:

Las Líneas y Los Espacios: Intertextualidad en la obra de iconJovenes y espacios publicos
«espacios de los ritos», producen una dinámica distinta a los «espacios de cotidianeidad» en la medida que, los primeros son espacios...

Las Líneas y Los Espacios: Intertextualidad en la obra de iconMujeres construyendo el siglo XXI espacios soñados, espacios construidos, espacios habitados

Las Líneas y Los Espacios: Intertextualidad en la obra de iconEl lenguaje de los medios de comunicación
«leer entre líneas» los textos periodísticos y ser conscientes de las emociones que la música o las imágenes despiertan en nosotros....

Las Líneas y Los Espacios: Intertextualidad en la obra de iconEn nuestra vida utilizamos el dibujo constantemente. Lo utilizamos...

Las Líneas y Los Espacios: Intertextualidad en la obra de iconUna de las novelas más emocionantes del añO
«En un lugar donde se convive con el rencor, las líneas del campo de fútbol son las fronteras contra la barbarie. Rafael Jiménez...

Las Líneas y Los Espacios: Intertextualidad en la obra de icon1919?-1989), en rne fue responsable de los servicios informativos...

Las Líneas y Los Espacios: Intertextualidad en la obra de icon1919?-1989), en rne fue responsable de los servicios informativos...

Las Líneas y Los Espacios: Intertextualidad en la obra de icon1919?-1989), en rne fue responsable de los servicios informativos...

Las Líneas y Los Espacios: Intertextualidad en la obra de icon1919?-1989), en rne fue responsable de los servicios informativos...

Las Líneas y Los Espacios: Intertextualidad en la obra de iconAnota en las siguientes líneas un resumen del texto




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
p.se-todo.com