El anciano y los tres jóvenes




descargar 118.61 Kb.
títuloEl anciano y los tres jóvenes
página1/3
fecha de publicación16.02.2016
tamaño118.61 Kb.
tipoDocumentos
p.se-todo.com > Historia > Documentos
  1   2   3



Esta semana iniciamos el mes de noviembre con el día de todos los santos y con el recuerdo de los difuntos. En este mes suele concluir el año litúrgico, y por ello solemos escuchar comentarios sobre la muerte, sobre el más allá y sobre el final de la historia.

Hay comentarios pesimistas y optimistas, comentarios creyentes y ateos, comentarios profundos y superficiales... Pensar en la muerte no es agradable, pero tampoco debe resultarnos algo tremendamente doloroso, sobre todo si tenemos esperanza y confiamos en la salvación de Dios
La conciencia que tenemos de la brevedad de la vida puede llevarnos al desencanto y a la desesperación, pero asimismo puede dar un sentido más profundo a todo lo que hacemos. En los buenos días de este mes vamos a escuchar la historia de personas que han pasado por la vida haciendo el bien, unos la Iglesia les reconoce como santos, otros han sido gente buena, y otros héroes anónimos que sin duda con su vida hicieron mucho más felices a la gente que les rodeaba

EL ANCIANO Y LOS TRES JÓVENES



«Un viejo de ochenta años se encontraba plantando árboles. Tres jóvenes que pasaban por allí comenzaron a reírse de él y a increparlo. “Pase que construyera una choza, pero dedicarse a plantar árboles a su edad...”, se decían unos a otros. En un momento se dirigieron al viejo burlándose de él:

—Podéis decirnos qué fruto esperáis recoger de vuestro trabajo, o ¿esperáis vivir muchos más años? ¿Para qué cargáis lo que os resta de vida con los cuidados de un mañana que no veréis? Lo mejor es que os dediquéis a pensar en vuestro pasado y no os perdáis en vanas esperanzas. Nada de esto os conviene.

El viejo, levantando su espalda encorvada por los años, les contestó: —Estáis muy equivocados. Toda empresa humana viene tarde y dura poco. La mano de la pálida muerte se ríe de los días que os quedan por vivir, y de los míos: iguales son por su brevedad nuestras vidas. ¿Hay algún momento en que podáis contar sin dudarlo con el minuto siguiente? Mis nietos y biznietos me agradecerán un día la sombra de estos árboles. Este es el fruto del que estoy disfrutando en estos momentos y con el que gozaré mañana y muchos días aún. Y hasta es posible que pueda contar más días que alguno de vosotros.

Lo curioso es que el viejo, al menos en esto último, tuvo razón, puesto que los tres jóvenes murieron antes que él. Uno se ahogó en el mar cuando partía para América; otro, ansioso de alcanzar grandes honores, murió en la guerra; y el tercero se cayó de un árbol mientras lo estaba podando. Y el anciano, después de rezar por ellos, grabó en sus lápidas lo que acabo de contaros.»
COMENTARIO:

La moraleja de la fábula parece clara: hemos de aprovechar la vida como si nos quedara poco tiempo, puesto que no sabemos cuándo nos llamará la Pálida Señora. Pero –se nos dice– además, que no debemos ser egoístas, y que debemos pensar en los que vendrán detrás de nosotros. Ellos podrán disfrutar de todo lo bueno que hayamos podido hacer y sufrirán las consecuencias de nuestra falta de interés. Los ecologistas, por poner un caso, nos lo recuerdan continuamente cuando nos piden que cuidemos el planeta para las próximas generaciones. Así pues, aprovechemos con responsabilidad el tiempo y disfrutemos con los demás de la vida que Dios nos da. Padrenuestro Buenos días



D. Bosco
El milagro de las castañas
El año 1849, el domingo siguiente a la fiesta de Todos los Santos, don Bosco acompañó a todos los muchachos del Oratorio, internos y externos, a visitar el camposanto y rezar por el alma de los difuntos. Les había prometido las castañas al volver a Valdocco. Mamá Margarita había comprado tres sacos, pero, pensando que su hijo no necesitaría más que unas pocas para divertir a los muchachos, puso a cocer únicamente dos o tres cazos. José Buzzetti, que se adelantó al grupo de muchachos a la vuelta, entró en la cocina, vio que hervía una olla pequeña y se lamentó con la mamá de que no había bastantes castañas para todos. Pero ya no se podía remediar la equivocación. Y en esto, que llegaron los muchachos y se agruparon ante la puerta de la capilla de San Francisco. Subió don Bosco al umbral para repartir las esperadas castañas. Buzzetti vertió la olla en un canastillo que sujetaba entre sus brazos. Don Bosco, creído que su madre había cocido todas las castañas compradas, llenaba de ellas la gorra que cada muchacho le presentaba.
Buzzetti, al ver que daba demasiadas a cada uno, le gritó:

-¿Qué hace usted, don Bosco? No tenemos para todos. Si sigue dando así, no llegan ni para la mitad.

-Sí que habrá, contestó don Bosco; hemos comprado tres sacos y mi madre las ha cocido todas.

-No, don Bosco; sólo éstas, éstas solas, repetía Buzzetti.

Sin embargo, don Bosco, contrariándole disminuir la porción, respondió tranquilamente:

-Demos a cada cual su parte, mientras haya.

Y continuó dando a los demás la misma cantidad que a los primeros.
Buzzetti movía la cabeza y miraba a don Bosco hasta que, por fin, no quedaron en el canasto más castañas que para dos o tres raciones. Sólo una tercera parte de los muchachos había recibido sus castañas y eran cerca de seiscientos. A los gritos de alegría sucedió un momento de silencio y de ansiedad. Los más próximos se dieron cuenta de que el cesto estaba casi vacío.

Entonces don Bosco, creyendo que su madre había guardado las otras castañas, por razón de economía, corrió a buscarlas. Pero vio, con sorpresa, que en vez de la olla grande había empleado la pequeña destinada para los superiores. ¿Qué hacer? Sin perder la calma, dijo:

-Se las he prometido a los muchachos y no quiero fallar a mi palabra.

Tomó un cazo grande, lo llenó de castañas y siguió repartiendo las pocas que quedaban.

Así empezaron las maravillas. Buzzetti estaba fuera de sí. Don Bosco hundía el cazo en el canasto y lo sacaba lleno hasta rebosar. ¡La cantidad que había en el canasto parecía que no disminuía! Y no fueron dos o tres, sino cerca de cuatrocientos los que recibieron castañas para saciarse.

Cuando Buzzetti devolvió el canasto a la cocina vio que aún quedaba dentro una ración, la de don Bosco, porque quizá María Auxiliadora le había reservado su parte.

La noticia del hecho fue corriendo, de los muchachos más próximos a los más apartados, y todos aguantaban la respiración, esperando el fin. Cuando el último recibió su parte, resonó un grito universal:

-¡Don Bosco es un santo, don Bosco es un santo!

Don Bosco impuso silencio a todos, pero le costó mucho trabajo lograr que cesaran de aclamarle, mientras le rodeaban apretujándole. Como recuerdo de este hecho prodigioso quiso don Bosco que se repartieran castañas a sus chicos en la tarde del día de Todos los Santos.
Buenos días




Gandhi es sobradamente conocido. Existen reseñas de su vida en cualquier enciclopedia y en muchos libros de texto. Hay un consenso universal que le señala como uno de los grandes hombres de la humanidad tanto por la nobleza de su doctrina como por la ejemplaridad y coherencia en su propia vida. Nació el 2 de octubre de 1869 en la India ( En esa fecha la India era colonia de Gran Bretaña) y, después de ejercer como abogado y liderar el camino hacia la libertad de la India, murió asesinado el 30 de enero de 1948 en Nueva Delhi. Esa fecha ha pasado a ser el Día de la No-Violencia y de la Paz.

Un poco de historia:

Después de licenciarse como abogado en Londres y de estudiar en profundidad las cuatro grandes religiones: hinduismo, budismo, islamismo y cristianismo, regresa a su patria.

En 1893 Gandhi emigró para Sudáfrica contratado como abogado por una empresa comercial de indios. Allí permaneció casi 20 años en los que desarrolló una tremenda labor en beneficio de la comunidad india. Entonces Sudáfrica era colonia del imperio británico. Gandhi encontró que allí había unos 150 000 emigrantes indios, que como el resto de los asiáticos eran tratados como personas inferiores, de segunda clase.

Gandhi personalmente sufrió las humillaciones que los blancos europeos le imponía a los asiáticos, fue expulsado de hoteles y de restaurantes, de vagones en los trenes, le lanzaron puñetazos, puntapiés y escupitajos. Todo eso se hacía en nombre de lo que llamaban la "civilización blanca".

Aprendió el comportamiento de la no-violencia en la historia y en la religión de su pueblo, en el ejemplo de Jesús de Nazaret, y de su propia esposa, que le apoyó a lo largo de toda su vida.

Gandhi organizó a los indios en un movimiento para nosotros extraño, era un gran movimiento masivo y pacífico de descontento, consistía en la no cooperación con las leyes abusivas de las autoridades y la resistencia sin violencia. Por ejemplo, si los detenían, no hacían resistencia; si los mandaban a los tribunales, no se defendían; si mandaban a cientos de ellos a las cárceles, se presentaban miles de voluntarios para que los encarcelaran.
Asumir la no-violencia como Gandhi supone creer que el bien triunfará sobre el mal, y la certidumbre de que los medios condicionan el fin, pues no es posible conquistar una paz auténtica por medio de la guerra, ni imponer el amor por medio del odio y de la violencia.
La no- violencia es un instrumento al alcance de todos: niños, jóvenes y adultos, con tal que crean y saquen de esa fe un amor igual para todos.
El verdadero nombre de Mahatma Gandhi es Mohandas Karamchand Gandhi. Mahatma no es un nombre, es más bien un título que por su bondad, su sencillez y modestia le puso el pueblo indio, lo que quiere decir Mahatma es: alma grande o alma noble
Orientaciones del tutor sobre esta cita textual de Gandhi:
NO QUIERO MI CASA AMURALLADA POR TODOS LADOS NI MIS VENTANAS SELLADAS. YO QUIERO QUE LAS CULTURAS DE TODO EL MUNDO SOPLEN SOBRE MI CASA TAN LIBREMENTE COMO SEA POSIBLE. PERO ME NIEGO A SER BARRIDO POR NINGUNA DE ELLAS. ME NIEGO A VIVIR EN CASA AJENA COMO UN INTRUSO, UN MENDIGO O UN ESCLAVO".
Buenos días


DESPERTADOR : 7 DE NOVIEMBRE DE 2005
L1.- Buenos días
L2.- Pasado mañana es un día de fiesta en Madrid. Es la Virgen de la Almudena. ¿Sabes algo sobre esta forma de llamar a la Virgen, la Almudena? ¿Sabes algo sobre la historia de esa imagen, de qué época es?
L 1.- Es probable que seas madrileño o madrileña y no tengas idea de todo esto. Es curioso que vivamos en una ciudad de cerca de cuatro millones de personas en que casi nadie sabe sus historias y tradiciones, quizá porque la mayoría viene de otro sitio, de otras tierras o pueblos.
L 2.- Por eso definía hace años Joaquín Sabina a Madrid como un lugar de cruce de caminos. "Allá donde se cruzan los caminos, donde el mar no se puede concebir... Pongamos que hablo de Madrid".

(SE ESCUCHA LA MUSICA MENCIONADA DE SABINA...)
L 1.- Este Madrid desconocido tiene por patrona a la Virgen de la Almudena. Su imagen fue encontrada en las antiguas murallas de la ciudad, cerca de la actual catedral de la Almudena, y dicen que hay que fecharla en el tiempo en que Madrid se llamaba "Magerit" y había sido fundada por los árabes.
L 2.- El miércoles es un buen día para pedir a María por esta ciudad llena de ruidos, de humos y problemas, pero que después de todo es nuestra ciudad. Escuchamos antes de leer la oración una canción que habla de María como la "Madre buena". Incluso Madrid tiene una Madre Buena en María.
(MARÍA, MARÍA- DE OTRA MANERA)
L 1.- María Auxiliadora de los cristianos.
L 2.- Ruega por nosotros.
L 1.- En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
L2.- Buenos días




La Virgen de la Almudena
Hoy vamos a dedicar los Buenos Días a reflexionar sobre la fiesta que se celebra mañana en nuestra ciudad, la Virgen de la Almudena, patrona de Madrid. Es curiosa la historia de este título de la Virgen, la Virgen de la Almudena. Muchos madrileños ni siquiera saben decir nada de ella. Podéis probar a preguntar a vuestros familiares o amigos si les suena de algo... La mayoría no sabrán deciros casi nada...
En cambio sería muy distinto si preguntaseis en Zaragoza por la Virgen del Pilar o en Sevilla por la Virgen Macarena...
La historia de la Almudena parece menos brillante... Dicen que la imagen fue escondida por algún cristiano madrileño en plena Edad Media, cuando la ciudad pertenecía a los musulmanes. Siglos después, fue encontrada en la antigua muralla de la ciudad y declarada patrona de Madrid.
Pero a lo mejor resulta que la historia de la Virgen de la Almudena es más apropiada de lo que parece para una ciudad como nuestro Madrid.: Parece que la Virgen, que Dios, que las cosas buenas, están escondidas o desaparecidas en esta ciudad llena de ruido y humo, llena de incomunicación, en que la gente tiene miedo a veces a salir a la calle, en que todavía hay chabolas y pobreza y gente que sufre por muchos motivos. Y sin embargo, basta hurgar dentro de una muralla, tirar ciertos muros, para encontrar gente buena, para recuperar la alegría y la esperanza y las ganas de vivir.
A lo mejor nos podemos preguntar hoy: ¿Qué murallas tengo que derribar para que me vaya mejor? ¿Qué murallas tengo que tirar para no perder la humanidad en esta ciudad a veces un poco inhumana? Piénsalo en unos segundos de silencio...
Creemos, como muchos cristianos a lo largo de la historia, también aquel que escondió la figura de la Virgen hace siglos, que María, la Madre de Jesús, puede estar a nuestro lado si sabemos buscar bien y en el sitio oportuno.
Ave María
Buenos días




Madre Teresa de Calcuta

La Madre Teresa es albanesa de nacimiento y su nombre original es Agnes Gonxha Bojaxhiu. En el año 1948 la Madre Teresa adquirió la ciudadanía hindú. A los 18 años de edad, la Madre Teresa ingresó a la Orden de las Hermanas de Nuestra Señora de Loreto en Irlanda. Recibió su formación religiosa en Dublín, Irlanda y en Dardjiling, India. En el año 1931, la Madre Teresa tomó el nombre de Teresa en honor a una monja francesa, Thérèse Martin quien fue canonizada en 1927 con el título de Santa Thérèse de Lisieux. En el año 1937 la Madre Teresa tomó los votos religiosos y enseñó por 20 años en el Colegio Santa María en Calcuta, India y en el año 1946, precisamente el 10 de septiembre, recibió otra llamada de Dios, el servicio hacia los más pobres. En el año 1948, el Papa Pio XII le concedió a la Madre Teresa permiso para dejar sus funciones como monja independiente y empezó a compartir su vida en las calles de Calcuta con los más pobres, los enfermos y los hambrientos .

La Madre Teresa fundó una congregación llamada las Misioneras de la Caridad.  Su trabajo inicial fue el de enseñar a leer a los niños pobres de la calle. En el año 1950, la Madre Teresa empezó a ayudar a las personas enfermas de lepra. En el año 1965, el Papa Pablo VI colocó a la congregación de las Misioneras de la Caridad bajo el control del Papado y autorizó a la Madre Teresa a expandir la Orden religiosa en otros países. Alrededor de todo el mundo se abrieron centros para atender leprosos, ancianos, ciegos y personas que padecen del SIDA y se fundaron escuelas y orfanatos para los pobres y niños abandonados.

El 5 de septiembre de 1997 la vida de Madre Teresa llegó a su fin. El Gobierno de India le concedió el honor de celebrar un funeral de estado y su cuerpo fue enterrado en la Casa Madre de las Misioneras de la Caridad. Su tumba se convirtió rápidamente en un lugar de peregrinación y oración.

Menos de dos años después de su muerte, a causa de su fama de santidad y de los favores que se le atribuían, el Papa Juan Pablo II permitió la apertura de su Causa de Canonización. El 19 de octubre de 2003 fue beatificada.

Cuanto más nos vaciemos, tanto más espacio

ofreceremos a Dios para que nos llene.

No es tanto lo que hacemos cuanto el amor que ponemos

en lo que hacemos lo que agrada a Dios.

Juntos construyamos una cadena de amor alrededor del mundo. ( Madre Teresa)



Juan Luís Guerra
Hace algunos años invité al Señor Jesús a cenar conmigo. Me encontró desalentado y lleno de problemas. Aunque tenía muchas cosas, pues la música me había dado fama y dinero, había también un gran vacío en mi vida.

Pensaba que el éxito y los reconocimientos podían llenarme por completo, pero no fue así. Nada pudo darme la paz que tanto ansiaba, hasta el día en que me hablaron de Jesús. El Señor me dijo: "No temas" y mi corazón. Sanó mis heridas y me dio su salvación, su amor y su paz, que sobrepasan todo entendimiento.

La canción "Testimonio", es un recuerdo de mi fe:

"No necesito pastillas para dormir si estás conmigo todos los sueños florecen cuando me hablas al oído. No necesito millones, ni acorralar los corazones, y solo en tu cafetera, todo el cielo enamorado, se cuela".


Aun no sé cómo agradecerle esta vida en abundancia, pues mi más hermosa canción se derrite ante su Gracia. Es muy poco lo que puedo hacer por Él, pues Él dio toda su vida por mí. Desde que le encontré por primera vez, cada vez que me hablan de Jesús me brillan los ojos. Él colocó todas las cosas en su lugar. Puso en mi corazón el derecho de decir públicamente a mi mujer que la amo, y lo importante que es, lo mismo que mi hijo, retrato de mi cariño.

Espiritualmente, ahora "ni es lo mismo ni es igual".

Jesús está tocando a tu puerta hoy, invítalo a cenar. Tan sólo abre tu corazón, pon tu vida en sus manos y descansa.

Juan Luís Guerra

Orientaciones del tutor: El hombre a veces piensa que el dinero y la fama son síntomas de felicidad. Pero este binomio no siempre colma de alegrías, como es el caso de esta cantante, Juan Luís Guerra, que tras conocer la religión católica su vida ha dado un giro sorprendente. Si no hay encuentro con Dios, no puede haber cambio” y seguro que este cantante se ha encontrado con Él
Padrenuestro
Buenos días


  1   2   3

similar:

El anciano y los tres jóvenes iconJovenes y espacios publicos
«espacios de los ritos», producen una dinámica distinta a los «espacios de cotidianeidad» en la medida que, los primeros son espacios...

El anciano y los tres jóvenes iconBoletín nº 8
«El alquimista impaciente» (2002), (premio del Círculo de Escritores Cinematográficos al mejor guión adaptado), el documental «En...

El anciano y los tres jóvenes iconLos medios de comunicacióN, su relacion con los jovenes y las distintas...

El anciano y los tres jóvenes iconExisten tres campos intelectuales; y por lo que sé, solamente tres...

El anciano y los tres jóvenes iconBienvenidos a Idhún, el mundo de los tres soles y las tres lunas,...

El anciano y los tres jóvenes iconHubo tres personas que pasaron muchas horas juntas durante todos...

El anciano y los tres jóvenes iconLa juventud como fenómeno sociológico es un hecho reciente. Antes...

El anciano y los tres jóvenes iconLa evidente desproporción entre atacar a jóvenes estudiantes de una...

El anciano y los tres jóvenes iconLas actitudes religiosas de los jóvenes son complejas y originales....

El anciano y los tres jóvenes iconB. Hemos visto que a los jóvenes españoles les preocupan muchas cosas....




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
p.se-todo.com