Cuenta el Talmud, el libro con el que los judíos interpretamos las palabras de Dios, acerca de un padre de familia preocupado por sus hijos. Coincidentemente




descargar 31.15 Kb.
títuloCuenta el Talmud, el libro con el que los judíos interpretamos las palabras de Dios, acerca de un padre de familia preocupado por sus hijos. Coincidentemente
fecha de publicación24.12.2015
tamaño31.15 Kb.
tipoDocumentos
p.se-todo.com > Historia > Documentos
Cuenta el Talmud, el libro con el que los judíos interpretamos las palabras de Dios, acerca de un padre de familia preocupado por sus hijos. Coincidentemente, este padre tenia 4 hijos y un día los llamo a su lado diciéndoles: cada uno de ustedes tráigame una vara de la madera mas fina y fuerte que puedan conseguir. Al poco tiempo este hombre agarro cada una da las varas y a pesar de estar hechas de nobles maderas, una a una las fue rompiendo con relativa facilidad. Al rato no quedaba ninguna vara entera. Al terminar les volvió a decir a sus hijos: vayan otra vez y tráiganme cada uno una vara de madera. No paso mucho tiempo antes que regresaran los hijos con alguna decepción ya que imaginaron la repetición del incidente anterior. Sin embargo, esta vez, el padre anudo y ato las varas de manera que las cuatro parecían solo una. El mismo trato de quebrarlas nuevamente y le fue imposible. Le pidió a cada hijo que tratara, aun todos juntos si preferían, de romper aquella unión de maderos, pero por más que trataron la atadura de troncos se mantuvo unida y entera. Ningún esfuerzo por destruirla la había siquiera afectado.
No importa cuan valioso y noble sea su actuar en la vida, les dijo el padre a los hijos. SI caminan solos y separados siempre habrá algo, algo, pequeño o grande que los, podrá destruir. Yo les aseguro que si se mantienen unidos no habrá fuerza alguna en el mundo que los pueda destruir.
Hoy con inmensa humildad pero cargados de ilusiones, proyectos y anhelos cuatro hermanos nos presentamos ante ustedes como una sola asociación: La asociación Corazones Solidarios. Y aun a riesgo de sonar vanidoso quiero decirles que hemos juntado en una misma atadura a cuatro instituciones maravillosas, de actuar noble y espíritu bondadoso, instituciones cada una que mantiene permanente y tercamente el corazón dispuesto y el brazo extendido.
Venimos hoy ante ustedes a presentar oficialmente la campaña vive intenso de la asociación corazones solidarios. El sueño es colocar un millón de pulseras en los brazos de los peruanos solidarios y bondadosos. Estas pulseras serán entregadas a cambio de una donación de cinco soles. La pulsera esta exhibida en los principales canales de distribución de Wong y Metro, además en Mac Donals, en las agencias del BWS, pastelerías San Antonio, y de manera general en gimnasios peluquerías y hasta de manera ambulante en los principales centros comerciales de Lima. Además, a partir de esta semana empezamos en provincias y, como para tantas otras cosas, Arequipa es la primera.
En unos meses, cuando la campaña haya acabado, le pediremos nuevamente al BWS, que en una ceremonia publica como esta entregue al país las cuentas de este reto. Queremos que la transparencia, la honestidad, y la pulcritud del manejo de las cuentas, además de nuestro empeño, sean nuestra principal y más notable característica.
Sin embargo, esta es solo la primera campaña. Tenemos la alforja cargadas de proyectos, desde un concierto en setiembre, novedosas iniciativas, etc. Tal vez las primeras serán asistencialistas pero llegara el momento y es este el gran reto que nos imponemos hoy de realizar campañas que consigan apoyos sostenible para las poblaciones mas humildes. Ustedes escucharan mucho de nosotros a partir de ahora.
Hoy somos cuatro instituciones las que conformamos Corazones Solidarios pero con cada campaña incluiremos una nueva institución de ayuda al prójimo necesitado.
Devarim Yotzim min ha lef nijnazim el ha lef. Esta escrito por mas de tres milenios en la Biblia que Todo lo que sale del corazón del que habla llega al corazón del que lo escucha. Por eso, porque mis palabras no salen vacías de mi boca y porque mi lengua puede trabarse o apurarse, les ruego que no me escuchen solo con sus oídos y con su mente, y abran sus corazones y reciban al mío que de par en par se entrega ahora a este auditorio para contarles de nosotros de la Asociación Corazones Solidarios y de nuestra primera campaña a la que hemos llamado vive intenso.
Desde hace algunos meses, un grupo de personas a las que todo los separa nos hemos unido basados en un solo hilo unificador: el amor al prójimo, el entendimiento que quien sufre es alguien como yo o como usted, y que el tiempo de la indiferencia ante el dolor ajeno acabo, o al menos debió acabar hace ya mucho tiempo.
Cuatro instituciones maravillosas, estelares, hemos decidido unir esfuerzos con dos objetivos fundamentales. El primero y más evidente es el de la recaudación de fondos. Pero de manera creativa, original. Y el segundo objetivo, tal vez el mas importante, es el de demostrar que es posible y necesario trabajar juntos. Es tal vez un mensaje pedagógico para todo el país. Que no es posible que sigamos siendo una sociedad donde nos jaloneamos todo, todo. Hemos lamentablemente los peruanos creado una sociedad de desconfianza y esto tiene que cambiar. Debemos empezar a creer unos en otros, a confiar, a recuperar la creencia que la gente actúa de manera natural de buena fe. Y hay que hacerlo ya, porque mañana puede ser muy tarde.

Permítanme presentar a mis hermanos en este sueño maravilloso.
Adainen: la asociación de damas de apoyo al instituto de enfermedades neoplásicas. Esas maravillosas y tan bondadosas mujeres que enfrentan diariamente a los afectados por una enfermedad que no solo daña el cuerpo, además hiere profundamente el espíritu, el del afectado y el de su familia. Una enfermedad que no te deja hasta que te ha estrujado el espíritu y te lleva a veces a rendirte y entregarte. Estas señoras con sus uniformes blancos y su lazo azul deben ser muy parecidas a los Ángeles que el todopoderoso ha prometido enviar a cuidarnos. Aquí estamos nosotros la Asociación Corazones Solidarios que queremos hacer todos los esfuerzos posibles para que nadie que lo necesite se quede sin su tratamiento, que la quimioterapia no sea un imposible, que la leucemia no sea un mal intratable por el costo. Sabemos de la inmensa magnitud del reto, pero hay Ruby, señoras de ADAINEN corazones que no huyen de la tormenta, y que por el contrario la enfrentan a pecho abierto y de pie. Para eso nos hemos juntado para empezar un nuevo Perú, uno lleno de amor y solidaridad con los enfermos de cáncer.
Fundación ANAR: Debo confesar que no imaginaba la magnitud de la labor de esta institución. Lo cual significa que no imaginaba la gravedad y la inmensa tragedia que significa en nuestro país la violación o el maltrato a los niños y adolescentes. Al escuchar las cifras y el esfuerzo del espectacular grupo humano que conforma la fundación de ayuda a niños y adolescentes en riesgo, hace que uno se pregunte por su propia condición de ser humano y como hemos sido capaces de llevar a nuestro país, y probablemente al mundo en general a niveles tan desquiciados de abuso y maltrato de los débiles entre los débiles. A los niños. Y cuando nos enteramos que muchas veces, tal vez la mayoría de los maltratadores son familiares o cercanos a la victima, entonces todas nuestras creencias en las capacidades humanas tambalean. Si alguien puede dormir tranquilo sabiendo que cerca, a veces demasiado cerca, un niño, una criatura puede estar siendo abusado es porque ha perdido la última fibra de sensibilidad humana. Nosotros en corazones solidarios, no solo renovamos y declaramos públicamente que sentimos el maltrato infantil como la mas grave de las actitudes humanas, que nos ofende que como sociedad hayamos permitido que esto suceda y que a partir de hoy estaremos siempre atentos y muy dispuestos a combatir este flagelo que duele tanto, tanto…
Hablar de la Asociación Emergencia Ayacucho, no es hablar de una institución a la vez hermosa y maravillosa, de ideales nobles y espíritu bendecido: hablar de AEA es hablar de la historia del Perú de los último y tan dramáticos veinte años. Porque aunque no queramos y nuestros mecanismos de defensa mentales quieran borrar el pasado reciente de nuestra patria, señores esta tierra hermosa sufrió una de las olas de violencia demencial mas sangrientas de la historia mundial. Una violencia extraña porque no se puede, siquiera separar a los buenos de los malos. Una historia donde sin duda hay culpables señalables, pero responsables: todos, todos.

La AEA se forma raíz de la vista de un gran hombre a las alturas de Ayacucho. Un hombre que probablemente sea nombrado santo prontamente. Cuando Juan Pablo II visito Ayacucho quedo conmovido, yo diría pasmado ante la situación de los niños cuyos padres habían sido asesinados o desaparecidos. Por quien? Que importaba. Había criaturas indefensas, inocentes, abandonadas. A partir de entonces se crea esta institución que ha velado de manera silenciosa por estos niños. Porque tengan un albergue, una sopa caliente en las nevadas noches altiplanicas, una escuela, una vida. Hoy estos que fueron niños son ya adultos o adolescentes, pero el trauma sufrido por la demencial violencia les impide reintegrarse a la sociedad de manera normal. Es ese ahora el gran reto de la AEA y allí estamos juntos. A partir de ahora Corazones Solidarios asume el reto de apoyar a AEA y ser parte del sueño y anhelo de ver a estos jóvenes hacer una vida nueva, digna, decente y porque no triunfadora y exitosa.
Las palabras, queridos amigos, son una creación humana y como tal tienen capacidad finita. El hombre no tiene más capacidades que las que sus limitaciones detienen. Por eso, y porque la finitud de las palabras no pueden expresar la gratitud, el afecto y el amor infinito que sentimos por estas tres instituciones y sus voluntarias, elevo mi ruego al Todopoderoso para que sea EL quien en su infinita bondad las premie y las colme de bendiciones. Solo el sabrá valorar la inmensa obra que vosotras hacéis. Los hombres a veces mezquinos, a veces envidiosos no podemos hacerlo.
Hay una cuarta institución que forma parte de Corazones Solidarios. Es la institución por la que yo trabajo y la que inicio el sueño que hoy nos convoca. El bikur Jolim, la beneficencia de la comunidad judía. No estaría bien que yo dedique este tiempo a hablar sobre mi institución y las virtudes, si es que alguna tenemos. SI, en cambio, me parece importante dejar claro algún aspecto. La beneficencia de la comunidad judía esta basada en leyes cuatro veces milenarias dadas por Dios al pueblo judío en el desierto en su peregrinaje de Egipto a la tierra santa. Y esta labor esta basada en dos pilares claramente establecidos en nuestra legislación moral. Am Israel Arevim tze la tze y Tikum Olam. La primera quiere decir simplemente que en el pueblo de Israel cada uno de nosotros es responsable el uno por el otro. No hay forma en que yo pueda ser plenamente feliz si mi hermano pasa hambre, o frió. Esta es la beneficencia al interior de las comunidad judía y así como en el Perú en todo el mundo se repite este concepto. Es tal vez eso lo que nos ha permitido sobrevivir a través de milenios y a través de tantos intentos de destruirnos.
Pero ese es solo uno de los dos pilares de nuestra concepción de caridad. El otro llamado Tikum Olam significa reparar el mundo. Y esa es una obligación que trasciende por mucho las estrechas fronteras comunitarias. Esta claro que nosotros mismos, los seres humanos, hemos deteriorado el mundo que Dios nos dio. Pues nos toca ahora a todos, judíos o no, corregir con actos de bondad este mundo lleno de mezquindades, odios, egoísmos, indiferencias que hoy tenemos.


La comunidad judía ha estado siempre presente en la ayuda a nuestros hermanos peruanos necesitados. Trayendo doctores desde Israel para operar ojos en Sullana y Ayacucho, u operando labio leporino, o construyendo un salón multiusos en San Juan, o con un bus que es posta médica, o apoyando como nadie a las victimas de las crisis climáticas. El problema es que antes lo hacíamos en silencio y tal vez eso ha distorsionado la imagen de la comunidad y nos ha colocado como un grupo humano más bien cerrado y aislado.
Desde hace algún tiempo, pero señaladamente desde la presidencia comunitaria del Sr. Isaac Galsky, la comunidad como tal y con la frente alta y el corazón henchido participa y participara de todas las causas nobles que beneficien a los peruanos, principalmente a los mas necesitados, a los mas pobres. Hemos dejado atrás el silencio pero mantenemos nuestra preocupación por nuestro país. Y es solo para este aspecto de la beneficencia que participamos en la ACS: Esta recaudación no será para uso interno de la comunidad.
Se que estoy excedido en el tiempo que se me otorgo para decir algunas palabras. Pero sucede que la emoción me desborda cuando de obras de bien, de bondad, de caridad, de solidaridad empiezo a hablar.
Y sobre esto quiero hablar ahora. Seré breve, creanme.
Nada de este sueño hubiera sido posible sin las empresas privadas que nos apoyan. Y sobre esto quiero manifestar mi inmensa sorpresa, al menos personal, en dos temas. Primero en la facilidad que fue conseguir que nos apoyen las empresas que hoy están con nosotros. En algunas basto una sola entrevista, en otras, inclusive fue suficiente una simple llamada telefónica. El Perú es un país maravilloso con gente maravillosa, con empresarios con autentica y genuina responsabilidad social y a veces no nos damos ni cuenta de ello. Pero hay un tema adicional que me sorprende aun ahora y que yo quiero rescatar. Las empresas que nos apoyan lo hacen, sin duda, con un costo económico, claro que para ellos estos apoyos significan costos los cuales valoramos, apreciamos y agradecemos infinitamente. Pero hay un aspecto, tal vez desconocido que no esta vinculado solo al dinero y que sin embargo estas empresas están aportando a caudal lleno. Quiero reconocer públicamente el entusiasmo el empuje, las ganas, el cariño y porque no el amor que los funcionarios de las empresas privada comprometidas con este sueño le están poniendo al proyecto.
El sueño de entregar un millón de pulseras rojas a cambio de una donación de cinco soles ya no es una ilusión solo de la asociación corazones solidarios. Hoy hemos formado un trípode maravilloso conformado por la ilusión, la asociación y la empresa privada.

Al Banco Wiese Sudameris, ejemplo de banca seria. responsable pero entusiasta, y solidaria. A E.Wong Y Metro ejemplo de dedicación y entusiasmo por las causas nobles. Al Grupo Sindicato Pesquero del Perú, que puso el pecho delante de nuestra institución cuantas veces fue necesario. A L.S. Andina cuya impecable distribución de las pulseras demuestra un profesionalismo envidiable, a la agencia de publicidad Ogylvy genios de la creación y el entusiasmo y que muy pronto lanzaran comerciales de televisión de esta campaña, a Mac Donalds que además de vender la cajita feliz tiene el espíritu feliz, a la Pastelería San Antonio que no solo tienen tortas dulces, sino mucho mas importante tienen el corazón dulce, y a la Fundación Telefónica lideres en la preocupación por el Perú,
A todos ustedes, nuestra inmensa, e interminable gratitud. Donde estaríamos ahora sin ustedes? Tal vez seguiríamos soñando sin ningún viso de llevarlo a la realidad. Los queremos tanto, que el cariño se ha convertido en admiración.
Permítanme ahora apenas un minuto para dirigirme a los periodistas que hoy nos acompañan: la asociación corazones solidarios tiene el sueño de poner un millón de pulseras rojas en el brazo de los peruanos recibiendo de ellos como señal de solidaridad cinco soles.
Como ustedes han escuchado, somos instituciones que ayudamos a los enfermos entre los enfermos, a los pobres entre los pobres, a los desvalidos entre los desvalidos. Hoy, periodistas responsables necesitamos, necesitamos de ustedes. Queremos que asuman este sueño como vuestro. No tenemos ninguna capacidad de hacer campañas millonarias de publicidad. Sin embargo el efecto de sus reportajes es mucho mayor que cualquier inversión en propaganda. A vuestro corazón me dirijo entonces como al comienzo. Estén con nosotros, hagan de la pulsera roja vive intenso de corazones solidarios un tema regular de conversaron y de publicación. Sigan de cerca el camino de la entrega de pulseras. Así como a veces hablamos de bolsones de corrupción o de dictadura, empecemos hoy la buena nueva de bolsones de bondad y solidaridad.
Salgamos juntos, los tres: la asociación, los periodistas y los empresarios de la anomia, del desgano, del pesimismo. Grandes retos le esperan a esta nueva asociación, grandes planes nos aguardan pero ninguno se realizara solo. Sin ustedes, periodistas, empresarios, poco o nada podemos hacer.
Hasta hoy el camino ha estado pergeñado de momentos felices y a la vez de inmensa preocupación. Esto ha sido casi una montaña rusa. En algún momento el proyecto se caía, recuerdas Javier, Erika? Nosotros mismos en nuestro directorio hemos tenido recientemente un dolor inmenso acompañando en el sufrimiento a la más entusiasta, a la más querida de todas. Pero así es, nadie nunca ofreció un jardín de rosas, y además aceptamos los retos, para eso estamos aquí. Y sin embargo recién estamos al comienzo. Y sin embargo recién estamos lanzado la campaña. Falta tanto por hacer…


Permítanme terminar de una manera poco habitual. La asociación corazones solidarios no pretende cambiar el mundo, ni siquiera cambiar el Perú, pero queremos decirles a todos que si podemos mejorar el mundo con pequeños, pequeñísimos detalles. Que no son los grandes acontecimientos los que mejoran las sociedades. Son, como el lema vive intenso, el hoy, el abrazo al hijo, el decir te amo al ser querido, la sonrisa dada en la calle, la llamada a un viejo amigo. Y para explicarles que eso es posible, déjenme hacer mío un hermoso poema aunque a este le falte la frase final que yo añadiré:

Un hombre que cultiva su jardín, como quería Voltaire.

El que agradece que en la tierra haya música.

El que descubre con placer una etimología.

Dos empleados que en un café del sur juegan un silencioso ajedrez.

El tipógrafo que compone bien esta pagina, que tal vez ni siquiera le agrada.

Una Mujer y un hombre que leen los tercetos finales de cierto canto.

El que acaricia un animal dormido.

El que justifica o quiere justificar el mal que le han hecho.

El que agradece que en la tierra haya Stevenson.

El que prefiere que los otros tengan razón.

Esas personas, que se ignoran, aun sin saberlo están salvando el mundo.
La frase que falta dice así, los que quieren rescatar al prójimo necesitado entregando unas extrañas pulseras rojas, aun sin saberlo, están también salvando el mundo.

similar:

Cuenta el Talmud, el libro con el que los judíos interpretamos las palabras de Dios, acerca de un padre de familia preocupado por sus hijos. Coincidentemente iconP. ¿Se puede pensar que Dios es un Padre bueno, a la vista del holocausto,...
«Dios nos grita a través de nuestro dolor». Entrevista con el filósofo José Ramón Ayllón

Cuenta el Talmud, el libro con el que los judíos interpretamos las palabras de Dios, acerca de un padre de familia preocupado por sus hijos. Coincidentemente iconRespondiendo a una Carta Llena de Preguntas
«¿Dios es amor? Yo soy padre de cuatro muchachos y todo el mal que pudiera evitarle a mis hijos se lo evitaría, si pudiera; sin embargo,...

Cuenta el Talmud, el libro con el que los judíos interpretamos las palabras de Dios, acerca de un padre de familia preocupado por sus hijos. Coincidentemente iconCon saludo grande como las ganas que mantenía nuestro primer padre,...

Cuenta el Talmud, el libro con el que los judíos interpretamos las palabras de Dios, acerca de un padre de familia preocupado por sus hijos. Coincidentemente iconLa escritora chilena Isabel Allende (1942-) ha gozado de gran popularidad...
«inmersa por completo en el mundo que creaba con el poder omnímodo de las palabras, transformada en un ser disperso, reproducida...

Cuenta el Talmud, el libro con el que los judíos interpretamos las palabras de Dios, acerca de un padre de familia preocupado por sus hijos. Coincidentemente iconA mis 12 años de edad estuve a punto de ser atropellado por una bicicleta....
«¿Ya vio lo que es el poder de la palabra?» Ese día lo supe. Ahora sabemos, además, que los mayas lo sabían desde los tiempos de...

Cuenta el Talmud, el libro con el que los judíos interpretamos las palabras de Dios, acerca de un padre de familia preocupado por sus hijos. Coincidentemente iconResumen Con apoyo en las propias palabras del autor, se da cuenta,...

Cuenta el Talmud, el libro con el que los judíos interpretamos las palabras de Dios, acerca de un padre de familia preocupado por sus hijos. Coincidentemente iconArgumento: Un equipo de investigadores viaja a Egipto para descifrar...

Cuenta el Talmud, el libro con el que los judíos interpretamos las palabras de Dios, acerca de un padre de familia preocupado por sus hijos. Coincidentemente iconReglas de textualidad
«¿Ya vio lo que es el poder de la palabra?» Ese día lo supe. Ahora sabemos, además, que los mayas lo sabían desde los tiempos de...

Cuenta el Talmud, el libro con el que los judíos interpretamos las palabras de Dios, acerca de un padre de familia preocupado por sus hijos. Coincidentemente iconLa familia cristiana en tiempos de incertidumbre
«El Padre, el ausente inaceptable»1, explicando el proceso de secularización de nuestra sociedad europea, cuenta referente a la Revolución...

Cuenta el Talmud, el libro con el que los judíos interpretamos las palabras de Dios, acerca de un padre de familia preocupado por sus hijos. Coincidentemente iconEste es el listado de Libros de Varieduca. Con el comando Control...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
p.se-todo.com