Entrevista "Algunos dicen pavadas, yo tengo que construir". Entrevista: canciller Almagro




descargar 155.44 Kb.
títuloEntrevista "Algunos dicen pavadas, yo tengo que construir". Entrevista: canciller Almagro
página2/6
fecha de publicación02.01.2016
tamaño155.44 Kb.
tipoEntrevista
p.se-todo.com > Ley > Entrevista
1   2   3   4   5   6

Uruguayos piden el doble de licencias médicas cada mes. Fuera de control. De 16.000 pasaron a 31.000 desde que liberaron sistema

La cantidad de licencias por enfermedad se duplicó, en promedio, desde que se eliminó la figura del certificador médico del BPS a mediados del año pasado. Las certificaciones, según el nuevo sistema, las realizan profesionales externos sin que el organismo ejerza controles para evitar posibles abusos.
El "aumento desmedido" en las certificaciones, como lo calificó la representante de los empresarios en el BPS, Elvira Domínguez, supone un costo millonario para el organismo, que es el que paga el subsidio.
Domínguez presentó un par de ejemplos, basados en cifras oficiales del BPS, para ilustrar el problema. En enero de 2008, se certificó a 12.470 trabajadores por un monto de $ 36 millones; en el mismo mes de 2011, los números se dispararon al doble: 23.788 certificaciones, que costaron $ 80 millones al BPS. En noviembre de 2008 hubo un total de 16.000 liquidaciones, frente a 31.188 registradas en el mismo mes de 2011, lo que representó erogaciones por $ 110 millones.
"El riesgo que estamos corriendo es que en algún momento esto no lo podemos seguir financiando", alertó Domínguez.
Para la representante, este fenómeno no solo tiene costos importantes para el BPS sino que tiene un impacto perjudicial para las propias empresas, que se traduce en pérdida de productividad y costos extraordinarios para sustituir al trabajador ausente.
Domínguez prevé que se revisará él actual sistema. (El País 24.12.2011)
5. Detenidos desaparecidos
Se excavará hasta 2013. Desaparecidos. Mujica definió ampliación del convenio con los antropólogos

La Presidencia resolvió extender por un año el convenio con el equipo de antropólogos e historiadores de la Universidad de la República que se encarga de la búsqueda de desaparecidos durante la dictadura militar.
El presidente José Mujica y el secretario de Presidencia, Alberto Breccia, acordaron el pasado viernes extender por el plazo de un año el convenio que mantiene el gobierno con el equipo de investigadores de la Udelar que trabaja en la búsqueda de restos óseos de personas desaparecidas en dependencias militares durante la dictadura militar (1973-1985).
Habitualmente la prórroga se realizaba por tres meses, razón por la cual el actual convenio vencerá en febrero próximo. Por ello, el Ejecutivo estableció que a partir de febrero de 2012 el convenio se extienda por 12 meses.
"El gobierno considera que es necesario darle estabilidad y continuidad al equipo de investigadores, más de una veintena de personas que trabajan por la Udelar en investigaciones históricas y arqueológicas", expresó a LA REPÚBLICA el secretario de Presidencia, Alberto Breccia.
Asimismo, dijo que la decisión implica para el gobierno una erogación de "U$S 250 mil a U$S 300 mil".
Breccia añadió que las excavaciones proseguirán, tanto en los batallones números 13 y 14 como en aquellas dependencias ?militares o civiles? en donde surjan datos. "Siempre llegan datos e información de las más diversas fuentes, algunas creíbles, otras dudosas y en otros casos descartables".
La idea de retomar la búsqueda en el Batallón Nº 13 ya había sido planteada por el equipo de investigadores, como así también continuar con las excavaciones en el 14 a raíz de la reciente aparición de los restos del maestro Julio Castro.
Por otro lado, el secretario de Presidencia dijo que detrás de los archivos que se están abriendo y de los datos y cuerpos que se descubre "está la labor admirable de una gran cantidad de científicos y de investigadores, pero ese trabajo es solventado y cuenta con una decisión política de la Presidencia de la República".

A la vez, dijo que la Asociación de Detenidos Desaparecidos sabe y reconoce la actitud y actuación del gobierno, pero no es el caso de los familiares del maestro Julio Castro.
En ese sentido cuestionó que "los familiares de Castro, tanto en el momento de realizar la conferencia de prensa, cuando aparecieron los restos del maestro, como en declaraciones públicas posteriores, no hicieron la distinción que hubiera sido menester realizar sobre la actuación de los sucesivos poderes ejecutivos".
Comparó que los gobiernos de Julio María Sanguinetti y Luis Alberto Lacalle tuvieron una actuación con respecto a los derechos humanos con la que el gobierno de Jorge Batlle tuvo diferencias, lo que a su vez cambió en los gobiernos de Tabaré Vázquez y José Mujica, cuando se habilitó la investigación de los casos.
"Cuando se hizo el reconocimiento por el hallazgo del cuerpo de Castro, a través de una carta que se remitió a la Asamblea General, en la misma se mencionó al Poder Judicial y al grupo de Antropología Forense de la Universidad de la República, soslayándose y dejándose de lado algunos hechos que son de evidente notoriedad. En primer lugar que el equipo de antropólogos está trabajando por orden del Poder Judicial pero a partir de un convenio que se realiza con Presidencia", cuestionó Breccia.
Agregó que se ha "soslayado" el hecho de que fue este Poder Ejecutivo, encabezado por José Mujica, el que determinó que los hechos denunciados en la desaparición de Julio Castro "no estaban comprendidos por la Ley de Caducidad y, por tanto, habilitó su desarchivo por parte del Poder Judicial". (La República)




6. Política exterior
Tres visiones del problema. Ex cancilleres hablan sobre el presente y el futuro de las relaciones exteriores
Belela Herrera, vicecanciller 2005-2009
"Las afinidades ideológicas no son incompatibles".
Siempre se ha manejado la idea de que la política exterior respondía a una política de Estado. ¿Pero alguna vez lo fue?
Con anterioridad a los gobiernos del Frente Amplio (FA), no hubo ofrecimientos para consensuar una política de Estado. Desde 2005, el FA hizo el intento, pero desde la oposición se criticó y se critica mucho la política internacional.
¿Se corre algún peligro si se funda la política exterior en afinidades ideológicas?
El gobierno del FA se ha caracterizado por mantener en sus relaciones internacionales una gran amplitud, contemplando el interés nacional, dentro de los principios de respeto a los derechos humanos, los valores democráticos, la autodeterminación y la no intervención, y el respeto a los compromisos internacionales y la solución pacífica de las diferencias. Las afinidades ideológicas no son incompatibles con estos principios.
¿Uruguay debe modificar sus relaciones de vecindad para mejorar su inserción internacional?
En relación con su inserción internacional, no creo que sea incompatible apostar al buen relacionamiento con los vecinos ni que haya necesidad de modificar las relaciones de vecindad.
¿Qué resultados ha tenido la reformulación de la política exterior llevada adelante por el FA?
Un gran aumento del reconocimiento internacional y la profundización de nuestras relaciones con el Mercosur y, a través del mismo, una presencia en el G20. La mejora en nuestras relaciones con Argentina y un cambio en nuestra pauta exportadora por medio de las ventas automotrices por los acuerdos establecidos con Argentina y Brasil, entre otros.
¿Cuál puede ser el desarrollo de las relaciones internacionales del país en el corto y mediano plazo?
Habrá un desplazamiento de nuestros focos de atención (sin descuidar las relaciones con EEUU y la Unión Europea) y un aumento de nuestras vinculaciones con el sur, sobre todo con los países emergentes, aunque deberemos vigilar atentamente que tal vinculación no nos impida diversificar las exportaciones a productos de mayor tecnología.
Lo dijo Sergio Abreu
Senador de la república, ex canciller
"Acá hay una gran crisis de gestión y de conducción. La política exterior no está ajena a eso". (El Observador 24.12.2011)




"No existe el cuidado de mantener" la política exterior. Didier Opertti, canciller 2000-2005

¿Existe una política de Estado en materia de política exterior?
De política de Estado no hay nada, aunque hay algunas continuidades. Con EEUU, la relación no ha cambiado cualitativamente aunque puede haber un estilo diferente. Hubo un acercamiento mayor a Irán y a Palestina que puede tener un efecto negativo. El regionalismo es más retórica que realismo y cada vez hay más proteccionismo. El regionalismo de corte proteccionista va en contra del Mercosur abierto. Este es un regionalismo ensayado en base a coincidencias y de alineamientos ideológicos que nos alejan de los principios básicos.
¿Pero no hay un mantenimiento de los principios básicos?
El Estado uruguayo apostó a la salida pacífica de las controversias después de la dictadura. Casi 30 años después se ignora. Si había una política de Estado, se quebró. El concepto de política de Estado sí existe, pero no existe el cuidado de mantenerlo. Se está creando una nueva política, pero tengo dudas de que llegue a consolidarse porque hay diferencias de enfoque.
¿Se corre peligro si se funda la política exterior en afinidades ideológicas?
El riesgo parece bastante notorio cuando se dejan los mecanismos de integración regional al gobierno de turno. No es un ensayo de regionalismo sólido.
¿Qué consecuencias puede tener el acercamiento a Venezuela?
El ingreso de Venezuela al Mercosur significa introducir un país que no está en una situación correcta de sistema democrático. Y la propuesta de su ingreso no es una fórmula jurídica sostenible. Para hacerse, se deben modificar los tratados de Asunción y Ouro Preto puesto que tendría que ser algo del mismo nivel y el Parlamento paraguayo siempre tendría que decidir, puesto que el principio de consenso es un principio del Mercosur.
¿Cuál puede ser el desarrollo de las relaciones internacionales del país?
Eso tendría que responderlo el canciller. No coincido con la política revisionista de los acuerdos que pacificaron el país. No coincido con establecer relaciones de confianza absoluta, creyendo que se garantiza la solución a los problemas. (El Observador 24.12.2011)
"El tema de la afinidad queda en la alfombra roja". Sergio Abreu, canciller 1990-1995

¿La política exterior del FA rompió con una política de Estado?
Cuando llega el FA comienza a haber una fuerte expresión ideológica. El tema Cuba es un punto de referencia. El frenteamplista nunca ha rechazado la intervención cubana ni ha querido siquiera hablar de Stalin y el genocidio ucraniano. Todo eso hace que en materia de política exterior, como en muchas otras cosas, tenga una visión de derechos humanos distinta de los izquierdos humanos. Tiene una visión de política exterior de principio de no intervención, pero depende de quién sea el que participa de esa acción.
¿Se ha producido un alejamiento mayor durante la administración de Mujica?
Hay una contradicción a veces explícita, a veces más lateral, de que va y viene. Utiliza una diplomacia presidencial mucho más activa, mucho más fuerte y mucho más contradictoria que la que manejaba Vázquez. Es un modelo anárquico sentimental.
¿Y cómo responde la Cancillería?
Falta un equipo negociador permanente y multidisciplinario, falta profesionalidad y falta contacto y conexión política con el resto de las fuerzas. Ahí sí se rompió la política de Estado. Acá hay una gran crisis de gestión y de conducción. La política exterior no está ajena a eso. El Consejo de Ministros está más cerca de ser un condominio que discute los gastos comunes del apartamento que un órgano de conducción.
¿Qué consecuencias puede tener el país por el acercamiento a Venezuela que alienta el presidente?
Esto del Mercosur es una cosa terrible. Analizarlo en profundidad, es decir que avancemos un golpe de Estado de derecho internacional y olvidemos los derechos humanos básicos del pueblo paraguayo, que es el único que tiene derecho a pronunciarse o no. Pero en este tema también juega el financiamiento porque Venezuela ha dado dinero para el Bandes, para el Hospital de Clínicas y lo que está haciendo es un condicionamiento financiero. Eso marca una relación más dependiente.
¿Se corre algún peligro si se funda la política exterior en afinidades ideológicas?
La verdad es que deja a Uruguay muy frágil porque no lo hace predecible y así se aprovechan los presidentes que tienen una estrategia y un posicionamiento mayor. Esto es subirse al carro de los países más grandes y dejar de lado a Paraguay como si fuera una triple alianza de carácter diplomático jurídico. El tema de la afinidad queda en la alfombra roja, pero después entran y te cortan tus dedos y te negocian la devolución. Esto agrava la fragilidad de un país asimétrico. Uruguay tiene que definir qué va a ser: si va a ser un país bisagra o va a ser Gibraltar, si va a ser una conexión, una articulación o va a quedar colgado. (El Observador 24.12.2011)




7. Malvinas
Gran Bretaña pide a Uruguay que libere los puertos a sus buques. Malvinas.

Para Londres, la prohibición es injustificada y contraproducente.
En un nuevo episodio de la tensión diplomática que envuelve a ambos países, Gran Bretaña pidió formalmente a Uruguay que deje entrar a sus barcos a puerto, porque no hacerlo supone una medida "injustificada" y "contraproducente".
Hablando por teléfono con el canciller Luis Almagro, su homólogo británico William Hague planteó que "los buques con bandera británica deben seguir teniendo acceso a los puertos de Uruguay".
El contacto se produjo "para conversar acerca del camino a seguir", tras la decisión de Uruguay de impedir que barcos con bandera de Islas Malvinas (Falkland para los ingleses y para los propios habitantes de las islas) ingresen a las terminales portuarias uruguayas en base a una resolución tomada el miércoles 21 por los países del Mercosur en Montevideo.
Un comunicado de la embajada británica en Montevideo dio detalles de la conversación y la calificó como "cordial y constructiva", subrayando que el gobierno británico tiene "la esperanza de una solución satisfactoria".
Tras la conversación con Hague, el canciller Almagro declaró a varios medios que la decisión adoptada por Uruguay "es consecuente con el posicionamiento histórico del país sobre las Malvinas", al tiempo que sostuvo que "reconocer la bandera de las Falkland sería reconocer la jurisdicción y la soberanía británica".
A su vez, una fuente cercana a Almagro dijo a El País que la conversación "no ha cambiado en nada" la situación.
"Fue una instancia más" dentro de "los pasos diplomáticos que se tienen que dar", señaló el informante.


Soberanía. El primer ministro británico, David Cameron, aseguró que el Reino Unido no entregará a Argentina la soberanía de las Islas Malvinas y criticó la decisión del Mercosur de bloquear el acceso a sus puertos de los buques con esa bandera. En su mensaje navideño a los habitantes de las islas, Cameron calificó de "injustificada y contraproducente" la decisión del Mercosur. "Que quede muy claro. Siempre vamos a mantener nuestro compromiso sobre cualquier cuestión de la soberanía. La base de nuestra política es vuestro derecho a la autodeterminación", dijo Cameron en su mensaje a los isleños.
Cameron indicó que su gobierno quiere tener una relación "constructiva" con Argentina, pero que su actitud hacia las Malvinas es "inaceptable".El Reino Unido "no puede aceptar" que se cuestione el derecho de autodeterminación de los isleños, reiteró Cameron en varias ocasiones en su mensaje. "Argentina sigue con sus esfuerzos injustificados y contraproducentes para impedir la navegación alrededor del archipiélago y para impedir que los empresarios lleven a cabo un comercio legítimo", aseveró.
Cameron indicó además que "el compromiso" del gobierno británico es con "la seguridad y la prosperidad de los territorios de ultramar, incluidas las Falkland", y que la soberanía de las islas sólo se negociará si los isleños lo desean porque "una democracia no puede hacerlo de otra forma".

Protocolo. Tras conocer la decisión primero del gobierno del presidente José Mujica y luego la de todos los países miembros del Mercosur, el gobierno británico manifestó su "gran preocupación" por la medida e inició una serie de contactos en la región en busca de desactivarla.
En lo que refiere a Uruguay, la Cancillería británica citó al embajador en Londres, Néstor Moreira, y a la vez su representante diplomático en Montevideo, Patrick Mullee, solicitó una reunión con Almagro.
Este encuentro se concretó a mediados de esta semana y en el mismo el canciller le informó oficialmente de la decisión uruguaya y del Mercosur.
La Cancillería elabora un protocolo de acción para que la Prefectura Nacional Naval aplique cuando los barcos con bandera de Malvinas soliciten el ingreso a puertos nacionales. El tema no es fácil, puesto que esos barcos cuentan con un certificado que es del Reino Unido como bandera subsidiaria, el que fue expedido por el gobernador de Malvinas.
Un informe elaborado por Prefectura para ser utilizado como insumo por el Ministerio de Relaciones Exteriores, señala que no hay nada en la ley marítima que impida a buques con bandera de Malvinas operar en puertos uruguayos. (El País 24.12.2011)
La hora de la diplomacia. El canciller Almagro habló con su par británico para distender la situación

Pablo Solari twitter.com/solaripablo
Tras una semana de creciente tensión diplomática y una andanada de críticas de la oposición a la decisión adoptada, el canciller Luis Almagro habló ayer con su par británico William Hague y le explicó que la negativa de Uruguay a recibir barcos con bandera de las islas Falkland (Malvinas) "no es una actitud hostil, sino racional".
La "muy buena relación" que existe entre estos dos viejos conocidos del mundo diplomático ayudó a mantener un diálogo "franco y amable", comentó Almagro a El Observador tras una conversación que duró cerca de 25 minutos.
Tiempo suficiente para que el gobierno del primer ministro David Cameron expresara su "preocupación" y "decepción", según dijo Hague desde Londres. Decepción por la medida que tomó Uruguay y preocupación porque se extendió a todo el Mercosur.
"Dejamos en claro la decisión adoptada por Uruguay y dijimos que es consecuente con el posicionamiento histórico sobre las Malvinas", contó Almagro. "Reconocer la bandera de las Falkland sería reconocer su jurisdicción y la soberanía británica", agregó. El canciller uruguayo le dijo al británico que el gobierno del presidente José Mujica "no tiene ningún problema" con los barcos que utilizan otra bandera y que cubren la ruta Montevideo - Malvinas. "Nuestra posición no es hostil, es una posición racional", le dijo Almagro a Hague. "Eso lo dejamos claro", aseguró el canciller. El miércoles varios periódicos londinenses informaron que la Secretaría de Defensa británica estaba alerta ante cualquier movimiento de Argentina en la zona del archipiélago y que si era necesario desplegaría buques militares en el Atlántico sur. Para el Reino Unido, Argentina pretende "bloquear" el acceso a las islas por mar y aire, lo que es percibido como una "amenaza", según el tono de los comunicados que emitió Londres. En este sentido, Almagro recordó en su conversación con Hague que para Uruguay y la región las islas Malvinas son "un enclave colonial" y que por ello no podían reconocer su bandera como legítima. Almagro destacó que en esos términos se expresó Naciones Unidas, que reclamó el diálogo entre Argentina y Gran Bretaña. "La posición de Uruguay al respecto es clara. Le recordamos que Argentina quiere retomar el diálogo y la negociación. Nosotros somos partidarios de la resolución pacífica de esta controversia", dijo el canciller uruguayo a El Observador. En efecto, una resolución del Comité de Descolonización de la ONU pidió en el 2007 retomar el diálogo entre ambos países para dirimir la soberanía de las islas. En el diálogo telefónico, el canciller británico subrayó que los buques con bandera británica deben seguir teniendo acceso a los puertos de Uruguay. "La conversación fue cordial y constructiva, y tenemos la esperanza de una solución satisfactoria", dijo un comunicado de la embajada británica en Montevideo. Según Almagro, la relación con Reino Unido "no cambió".

"La relación es muy buena: tenemos una diferencia puntual sobre Malvinas, nada más", sentenció. Para el gobierno de Mujica, la posición adoptada de "solidaridad libérrima" con Argentina -al decir del presidente- no implica intervenir en el diferendo entre Argentina y Gran Bretaña. "Uruguay no interviene ni toma partido, adopta una decisión consecuente con su posición histórica y con las decisiones de la ONU", concluyó Almagro.
Menos diplomático que Hague y Almagro fue el primer ministro británico David Cameron, quien en un mensaje enviado a los habitantes de las Falkland (conocidos como "kelpers") dijo que la actitud de Argentina es "inaceptable", "injustificada" y "contraproducente". "Siempre vamos a mantener nuestro compromiso sobre cualquier cuestión de la soberanía. La base de nuestra política es vuestro derecho a la autodeterminación", advirtió Cameron a los "kelpers".
Pesqueros

Los barcos con bandera de las islas Falkland que han llegado a Uruguay en los últimos años son cerca de 30, según estimó la Cancillería. Los operadores privados aseguran que el puerto de Montevideo perderá unos US$ 300 millones. El gobierno habla de US$ 14 millones.
Lo dijo

José Mujica
Presidente de Uruguay (martes 20 de diciembre)
"Nuestra decisión implica considerar a las islas como una posición colonial inglesa. En consecuencia no puede reconocerse su bandera" .

Cristina Fernández
Presidenta de argentina (martes 20 de diciembre)
"Quiero agradecer lo de las Malvinas porque no es una causa nacional, es una causa global. Cuando apoyan a Argentina lo hacen en defensa propia".

Luis Almagro
Canciller de uruguay (miércoles 21 de diciembre)
"Uruguay y el Mercosur tienen que ser consecuentes: no podemos decir que las islas son un enclave colonial y después reconocer su bandera" .

David Cameron
Primer ministro británico (viernes 23 de diciembre)
"Que quede muy claro: siempre vamos a mantener el compromiso sobre cualquier cuestión de la soberanía. La actitud de Argentina es inaceptable" .

(El Observador 24.12.2011)



1   2   3   4   5   6

similar:

Entrevista \"Algunos dicen pavadas, yo tengo que construir\". Entrevista: canciller Almagro iconLa entrevista la entrevista es el género mediante el cual un profesional de la información

Entrevista \"Algunos dicen pavadas, yo tengo que construir\". Entrevista: canciller Almagro iconEntrevista-a-vargas-llo aspx >Este fue el segmento de la entrevista...

Entrevista \"Algunos dicen pavadas, yo tengo que construir\". Entrevista: canciller Almagro iconEntrevista: La entrevista es la comunicación directa entre el reportero...

Entrevista \"Algunos dicen pavadas, yo tengo que construir\". Entrevista: canciller Almagro iconEntrevista: podrás ver, leer, y escuchar diversas entrevistas relacionadas...

Entrevista \"Algunos dicen pavadas, yo tengo que construir\". Entrevista: canciller Almagro iconJosé Luis Jordán Peña Madrid
«al sistema», nosotros los pacíficos, apuntamos su culpa a la misma antropomagma, [Ved Nota N] a las personas trastornadas con vectores...

Entrevista \"Algunos dicen pavadas, yo tengo que construir\". Entrevista: canciller Almagro iconCanciller de España reconoce que en Venezuela o hay presos políticos

Entrevista \"Algunos dicen pavadas, yo tengo que construir\". Entrevista: canciller Almagro iconChina concede importancia a inquietudes e intereses de Africa: canciller

Entrevista \"Algunos dicen pavadas, yo tengo que construir\". Entrevista: canciller Almagro iconTítulo original: La sombra del caudillo
...

Entrevista \"Algunos dicen pavadas, yo tengo que construir\". Entrevista: canciller Almagro iconEntrevista-por-competencias-como-es-y-que-evalua/ >entrevista por...

Entrevista \"Algunos dicen pavadas, yo tengo que construir\". Entrevista: canciller Almagro iconAlmagro: negociaciones 'no están trancadas'. Uruguay. 'No vamos a cerrar nunca la puerta'




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
p.se-todo.com