DireccióN: Av. San Marín 39 CÓdigo postal




descargar 82.87 Kb.
títuloDireccióN: Av. San Marín 39 CÓdigo postal
fecha de publicación24.11.2015
tamaño82.87 Kb.
tipoDirección
p.se-todo.com > Ley > Dirección
NÚMERO DE INSCRIPCIÓN A LA OLIMPIADA: 30

ESTABLECIMIENDO ESCOLAR: Escuela Secundaria Básica N°6

CUE: 061984800

TELÉFONO: (02982) 420287

DIRECCIÓN: Av. San Marín 39

CÓDIGO POSTAL: 7503

LOCALIDAD: Orense

PROVINCIA: Buenos Aires

ALUMNO AUTOR: Simón Pardo. 41.103.844. 4°1°. Orientación Cs. Sociales.

DIRECTORA: Adriana María Canata. 18.594.407. (02983) 15525447

PROFESORA: Sandra Marina Llanos. 17.455.229. (02983) 15562314

TEMA GENRAL

Transformaciones en el mundo del trabajo y en las formas de movilización en la Argentina de las últimas décadas

TÍTULO DE LA INVESTIGACIÓN

Conflicto docente en contextos de reformas educativas del período 1990-2001 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Carpa Blanca Docente

PRESENTACIÓN

Teniendo en cuenta para el siguiente trabajo de investigación la idea de “Carpa Blanca” como un hito, expongo cuáles fueron las causas y consecuencias del proceso desarrollado entre el 3 de abril de 1997 y el 30 de diciembre de 1999.

El problema a desarrollar es el proceso denominado popularmente como “Carpa Blanca Docente” que ocurrió en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires entre las fechas antes nombradas, y mi hipótesis es que: aquel proceso que transcurrió durante tres navidades y dos años nuevos, fue el cambio más significativo en la forma de protesta en la historia de la docencia argentina.

Como fuentes históricas recurro a la revista “Canto Maestro”, al Manual para alumnos Categoría C provisto por la UNL y a tres fuentes orales; a la filósofa y profesora de pedagogía Irene Petrazzini, quien participó activamente en la carpa ayunando durante la semana de elecciones ejecutivas de 1999; a la docente y exsecretaria general de SUTEBA (Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires) Tres Arroyos Ethel Gómez y a la docente, y también exsecretaria general de FEB (Federación de Educadores Bonaerenses) Tres Arroyos, Alicia Hurtado.CONTEXTO

Según la acepción de liberalismo en las ciencias políticas, este es una orden de ideas o conjunto de principios y doctrinas que defienden la no intervención estatal en la economía y la sociedad, y sostiene que el orden natural es producto de los actos del individuo como ser libre.

El nombrado concepto se gestó a lo largo del S. XVIII, aunque como tal no aparece hasta el S. XIX, considerada como una fuerza por sí misma que forjará la libre iniciativa individual, movida por el deseo de lucro, de la libre competencia entre una multitud de empresas como reguladoras de la producción y de los precios, de la libre elección de la actividad económica de trabajo y del libre juego de “leyes naturales”.

Llevada a la Argentina de la última década de 1900, el llamado neoliberalismo toma las ideas básicas del primer liberalismo aunque entiende que hay momentos en los que es indispensable proteger los intereses de los trabajadores dado que considera algunas de las distorsiones que produce la libre competencia.

Este neoliberalismo acarrea con la concepción de hacer convivir la libertad individual con la búsqueda del mejor orden político en un contexto de cambio continuo, de nuevas expectativas sociales y económicas. Y es por ello que aquella Argentina de los años ‘90 sufrió transformaciones tales como la precarización y flexibilidad laboral, la privatización de las empresas estatales (Agua y Energía del Estado S.E.; Aerolíneas Argentina S. E.; Gas del Estado S.E.; YPF S.E., etc.), la eliminación de la promoción industrial, la apertura casi por completo de las importaciones y la resignación del Estado al control y regulación del mercado financiero.

Todas aquellas medidas fueron llevadas a cabo, por expresas palabras del entonces presidente Carlos Saúl Menem, “por una cuestión de necesidad […] para poder cumplir con nuestros (del Estado) verdaderos fines de justicia, independencia y soberanía […] por dos causas principales de esta hora, (que) son “la reconstrucción del hombre argentino y la reconstrucción del Estado argentino. (Citó a Juan D. Perón)”1

Además de las reformas nombradas, se recortó el presupuesto en áreas sensibles como la salud y la educación y se les implementaron reformas importantes. El presupuesto en obras públicas se vio relegado y la moneda Austral (₳ // 1985-1991) fue disuelta ese año cuando se creó el Peso Convertible (AR$ // 1991-presente) A este se lo sometió a la llamada “Convertibilidad” que consistía en la paridad entre el dólar estadounidense (U$S) y el recientemente creado peso (AR$). En el campo laboral, también se reglamentó de manera restrictiva el derecho a huelga y se redujo la capacidad de negociación con las organizaciones sindicales. .

Estas modificaciones propuestas por el poder Ejecutivo y aprobadas por el Legislativo, fueron avaladas por dirigentes sindicales que se transformaron en sostenedores de la política gubernamental y se beneficiaron de los negocios que las privatizaciones producían dejando huérfanos a sus representados.

Los “sindicalistas se transformaron en administradores y empresarios, y sus gremios, en empresas, con la conformación de compañías aseguradoras, bancos sindicales para inversiones, farmacias y compañías de turismo. Al finalizar el S. XX, aparecían como la contracara de los sindicatos combativos de principios de ese siglo, que luchaban por mejorar las condiciones de trabajo y de vida de los asalariados”5.

Tan solo unos pocos permanecieron escuchando a sus bases e intentaron utilizar la táctica de golpear para negociar. Este compromiso sindical, ejemplificando con los gremios docentes bonaerenses, fue con sus representados al igual que con los alumnos de su jurisdicción, con los padres y con cada persona que apoyó sus reclamos y entendió que no eran iguales a otros gremios que utilizaban las negociaciones fraudulentas como medio de arreglo a los petitorios de sus bases.

La historia de la docencia argentina estuvo caracterizada por la protesta de los asalariados y por una mala o desregularizada respuesta del Estado como empleador y prestador del servicio educativo.

A partir del golpe de Estado producido el 24 de marzo de 1976, fecha que marca la oscuridad de la actividad sindical en la Argentina, la docencia del país pone sobre tela de juicio la desorganización y falta de apoyo popular que los paros generales producían. Por esta causa, se innovaron las formas de protesta y se regularizó la situación sindical de los afiliados para culminar finalmente en lo que fue el hito máximo de la protesta docente poco más de veinte años después: la Carpa Blanca.

DESARROLLO

El primer gran movimiento social docente del que las entrevistadas tienen recuerdo y además fueron partícipes, es el del paro de 19581. En aquel momento pedían un cambioen la forma en la que los docentes podían acceder al trabajo. Luchaban por el derecho de los docentes de tener un puntaje y un listado oficial, en el cual todos los trabajadores de la educación estuvieran inscriptos y los mejores calificados y con más experiencia tuvieran mejores puntuaciones.

El segundo gran movimiento social del que también participaron, fue la Marcha Blanca Docente de 1988 que tuvo origen en intentos de reformas educativas pensadas en los Congresos Pedagógicos.

En la ciudad de Embalse, Provincia de Córdoba, el 27 de febrero de 1988Alfonsín en su discurso de inicio en el Segundo Congreso Pedagógico2 decía que se encontraba “frente a esta congregación de representantes de toda la Argentina, que recoge como un espejo el tejido plural, diverso de nuestra sociedad, siento con orgullo que estamos empezando a enfrentar juntos uno de los mayores desafíos de la democracia argentina en su pasaje de crecimiento a la modernidad y en general, a los requerimientos del nuevo siglo: la construcción de un nuevo sistema educativo”3

Con su discurso, el doctor y expresidente Alfonsín daba a conocer un hecho que para la mayoría de los argentinos estaba naturalizado: la falta de respuesta a la sociedad contemporánea que la educación pública ofrecía, la decadencia en casi todos sus aspectos de la escuela pública partir de 1976 y el aumento de la oferta de escuelas privada en el país. Esta situación claramente debía cambiar.

Según palabras de Alicia Hurtado, partícipe del Congreso, contradiciendo

1 El presidente del momento era el recientemente asumido Arturo Frondizi.

2 El Primer Congreso Pedagógico comenzó en 1984 y se extendió hasta 1988.

3 Fragmento discurso de Raúl Alfonsín 1988. http://www.fmmeducacion.com.ar/Sisteduc/Segundocongreso/discurso1.htm

la pluralidad representativa de la que habla el expresidente, “se convocó a todo el mundo, y ¿sabés quiénes fueron? Los que defendían la escuela privada básicamente”

Paradójicamente, quienes luchaban contra un neoliberalismo,representado por la voluntad de lucro de la educación privada que comenzaba a notarse en el país, tuvieron la libertad de elegir si participar o no del encuentro, y muchos eligieron no hacerlo.Volviendo a citar a la gremialista explico que “muchos no se dieron cuenta, no se dieron cuenta que era una oportunidad histórica realmente”.

Entonces, un congreso que debió haber sido democrático, tuvo una desigualdad numérica en la representación. Haciendo mías palabras de Alicia explico que “defendíamos la escuela pública […] y nos mataron a manotazos (aquellos quienes representaban a las escuelas privadas) donde quizá no serían un 80 (porciento), pero sí un 70 a 30

Dado que el Congreso propuesto por el gobierno radical tenía un carácter formal, democrático y fehaciente, al que se debía respetar llevando a cabo las reformas votadas, se encauzaron lo proyectos de ley basados en las elecciones tomadas por los congresistas.

Viendo peligrar su trabajo, a causa de los cambios4 desfavorables para la educación pública que se implementarían en un futuro no muy lejano, y con problema salariales coherentes con la época llamada de “Hiperinflación”, los docentes llevaron a cabo la Marcha Blanca y el paro docente de 1988.

“El 14 de marzo de aquel año comenzó el paro por tiempo indeterminado. Las negociaciones con el gobierno nacionaly con los gobiernos provinciales fueron infructuosas. El paro se cumplía con un gran acatamiento en todo el país, inclusive por parte de otros sindicatos tradicionalmente enfrentados a la CTERA-quien había organizado el paro- como la FEB”5.

“La huelga se extendió durante 42 días. Intervino el presidente Alfonsín quien exhortó a levantar el paro aunque se rechazaron las presiones.

4 Ley de Transferencia Educativa y Ley Federal de Educación

5 Resumen hecho a partir de http://adnrionegro.com.ar/2014/05/que-fue-la-marcha-blanca-%E2%80%A2-unter-roca/

Los gobernadores realizaban ofertas en sus jurisdicciones para intentar llegar a acuerdos con los sindicatos provinciales. El 16 de abril, pasado el mes de conflicto, el gobierno declaró la conciliación obligatoria, que fue acatada en un principio pero como las negociaciones fueron infructuosas, vencido el plazo legal de la conciliación, se retomó el paro el 19 de mayo.”6

“Fue entonces que la docencia argentina protagonizó la lucha en defensa de la escuela pública junto al pueblo: el 18 de mayo de 1988, desde el norte, el sur y el oeste del país partió una marcha que convergió en la Capital Federal el 23 de mayo. Con un acto en el Obelisco, miles de trabajadores de la educación de todo el país llenaron varias cuadras de la avenida 9 de julio. Al día siguiente, en un Congreso de la CTERAse decidió el levantamiento de la medida de fuerza.”7

“Se había conseguido la aprobación de un nomenclador básico común y la unificación salarial en 21 de las 25 jurisdicciones. También el Congreso Nacional había sancionado un paquete impositivo para proveer un mayor financiamiento a la educación y estaba presente la expectativa por lograr la sanción de una ley de Paritaria Docente.”8

Aspectos como el salario docente, la financiación para la educación y un sueldo básico unificado en todo el país conseguido en aquella Marcha, fueron reclamados nuevamente en el movimiento social que comenzó en abril de 1997.

“La Marcha Blanca terminó de legitimar políticamente a la CTERA como la defensora permanente de la escuela pública.”9

A modo de síntesis, del CONPE (Congreso Nacional Pedagógico) resultó la descentralización del sistema educativo10en el año 1992. Y, como dice Irene Petrazzini: “El Ministerio de Educación de la Nación, en la época de Menem, pasa a ser un Ministerio sin escuelas”. “Las desiguales posibilidades financieras,técnico-pedagógicas y político-educativas de las jurisdicciones provinciales que se han hecho cargo de los servicios transferidos fueron las
6; 7; 8 y 9 Ibídem

10 Ley 24049/92

causas del empeoramiento de aquello contra lo que se venía luchando.”11

En relación a estoque cuenta Petrazzi sobre el ’92, fue central en los reclamos de la Carpa Blanca la solución al problema de que, si bien las escuelas ya habían pasado a ser responsabilidad de cada una de las provincias, los fondos con los que contaba el Ministerio de Educación de la Nación no pasaron a la DGCyE (Dirección General de Cultura y Educación) de cada jurisdicción.

Por otra parte, el deterioro -post Ley 24049- del sector docente se debióa su imposibilidad de dar respuesta a las demandas y problemas heterogéneos que debían afrontar en el desempeño profesional, las condiciones materiales y simbólicas desfavorables para trabajar y el desmejoramiento de la remuneración.

. Petrazzini, quien fue partícipe de esas capacitaciones y lo narra en primera persona, refiere que la pérdida de sentido y de motivación para la tarea se debió a la desvalorización profesional y social. Acompañando las otras desmejoras, la mala designación de qué, cómo y cuándo enseñarles a los educadores llevó a que los docentes afianzaran más la idea de su atraso, incapacidad e incompetencia para ejercer su cargo.12

Entendiendo que la Ley Federal de Educación13 de 1993 concebía la idea de una escuela general básica de nueve añosy unasecundaria o polimodal de tres14,el Estado como uno de los ofrecedores de educación necesitaba, pero no se encontraba en condiciones de sufrir, modificaciones en un período de tan solo cinco años.

Aparte de ello, el “experimento” -llamado así por las tres entrevistadas- de convertir la EPB15 en EGB16 ya había sido implementado en España, y había
11 Idea tomada de Roberto H. Albergucci

12 En las esporádicas capacitaciones, los docentes debían leer textos de elevado nivel que afianzaba esta idea.

13 Ley 24195/93

14 Dejando de lado la antigua primaria de siete años y la secundaria de cinco

15 Escuela Primaria Básica

16 Escuela General Básica

sidoremovido por su falta de éxito.“Y… viste… siempre vamos atrás de la orquesta nosotros” comenta sobre el tema Ethel Gómez, quien, junto con las otras dos entrevistadas, manifiesta que se resistió fervientemente a la reforma dada a su probada ineficacia.

Sobre esto dice Petrazzini “Maestras que se encontraban con chicos de diez, once o doce años, se encontraban ahora con adolescentes de catorce o quince

Alicia, por su parte comenta en primera persona, “lo chicos tenían mucho menos profesores… y estábamos algunos de los que no teníamos ni idea de lo que teníamos que dar […] yo soy profesora de ciencias naturales, o sea, yo sabía de pescaditos, de helechos […] y pasamos a tener física y química […] o sea que dependía de tu buena voluntad y yo estoy absolutamente segura que alguien formado en física y química hubiera sido mucho mejor17

Explicado sintéticamente, las escuelas que dependían del gobierno nacional pasaron a los muchos menos poderosos gobiernos provinciales, pero no el presupuesto para la financiación. Aquella ley que sí contemplaba que la administración pasara a cada una de las jurisdicciones, no contemplaba que los fondos nacionales también sean redireccionados.18Esto causó un desfinanciamiento “legal” de la educación, que golpeó duramente sobre todo en las provincias más pobres. Estaba enmarcado el gobierno nacional en, explica la filósofa, “ese afán que tiene el neoliberalismo de diferenciar que quien puede, puede; y que quien no puede, bueno

El pasaje de las escuelas del Ministerio de Educación de la Nación hacialas jurisdicciones se llevó a cabo por medio de consensos,no sobre la fuerza de la

Ley o del poder de la autoridad autoconferida. El marco legislativo no era el fin


17 Materias como Historia y Geografía fueron fusionadas en Cs.Sociales. El título de magisterio no permite enseñar, por ejemplo, Historia o Geografía, pero sí Cs. Sociales. En cambio, el título de profesor no permite enseñar Cs. Sociales aunque sí Historia y Geografía.

18 En política estatal, la descentralización es la delegación de la administración, pero no de los fondos. La desconcentración, en cambio, incluye la delegación de la administración y la de los fondos.

real, era un medio calificado en una democracia para implementar cambios.19

Apoyando esto, Adriana Piggrós20, sostiene que “en los años del neoliberalismo, del menemismo y del fracaso de la Alianza, vimos cómo se caía el Sistema Educativo Nacional, cuando se dictó la Ley de Transferencia y en 1993 se terminó de desarticular el sistema educativo nacional con una idea de federalismo absolutamente equivocada, absolutamente del mercado, absolutamente tendiente a la última privatización de la educación, con el modelo de Chile […] pero ese era el modelo21

La Carpa Blanca comenzó el mediodía del tres de abril de 1997 en la vereda paralela al frente de la entrada principal del Congreso Nacional. La Carpa fue emplazada en la Plaza de Congreso, que se encuentra sobre la Av. Callao, entre Av. Rivadavia e H. Yrigoyen.

Los jefes de los sindicatos mayoritarios de la CTERA22 comenzaron una huelga de hambre. Estos gremialistas, se encontraban emplazados allí buscando una respuesta favorable a algunas de las peticiones que tenían en representación y defensa de la educación pública.

Luego de quince días en que los principales representantes de los sindicatos educativos de la Argentina optaran por no comer, y estar presentes dentro de una Carpa de lona blanca con ventanas transparentes, las primeras descompensacionesporinanición comenzaron.

Detrás de la organización del emplazamiento se encontraron cuatro mil quinientas personas y voluntarios, junto a los mil quinientos docentes de todo el país que ayunaron en la Carpa.

Luego de que los primeros sindicalistas se cansaran de ayunar sin respuesta, y dadas las descompensaciones que sufrieron, los afiliados a los gremios que engloba la CTERA comenzaron a relevarlos.
19 Idea tomada de Alberto H. Albergucci

20 Pedagoga y Diputada Nacional por el Frente para la Victoria.

21Extracto de la revista Canto Maestro. 40 años. Octubre 2013. N°22

22 Centrar de Trabajadores de la Educación de la República Argentina

La Carpa en cuestión, fue un punto de visita para los porteños del barrio de Monserrat o para quienes visitaron la capital. Era abierta al público y quien quisiera podía visitar, hacer preguntas a los ayunantes y dejar su firma en apoyo a los reclamos que se realizaban.

Comenzó en abril, cuando el clima porteño estaba con temperaturas moderadas, pero el invierno estaba a un paso. Luego de un mes aproximadamente, fecha a la que no pensaban que se iba a llegar ayunando, los docente recibieron una donación de parte de Raúl Portal23.Éste donó a la Carpa un caloventor y un aire acondicionado habiendo visto que el gobierno de Carlos Saúl Menem no daría una respuesta inmediata. Además, les proporcionó un órgano para que, quien se encuentre presente y supiera tocar, lo pudiera hacer.

VIDA COTIDIANA:24

La Carpa era de gran porte, y se dividía en dos partes; la primera, era una especie de living, de hall, en el que se recibía a quienquiera que fuera a visitar a los siete docentesayunantes. La otra parte, dividida de la primera por una cortina, era una especie de habitación en la que los docentes que residían, usaban para dormir.

La vida de quien vivía en la Carpa comenzaba alrededor de las seis de la mañana cuando se debía levantar del colchón que estaba apoyado sobre la vereda de la Plaza de Congreso. De allí se dirigía hacia unos baños químicos provistos por la organización de cuatro mil quinientas personas, y se preparaba para poder atender a los medios, aproximadamente a las siete.

Los médicos pagos por CTERA y todos los gremios que este engloba, llegaban a la carpa a monitorear la presión, el peso y el estado anímico de quienes pasaban la noche allí.

Vista la falta de respuesta por parte del gobierno menemista, se

23Periodista, conductor de radio y televisión argentino

24 Los datos fueron extraídos de las entrevistas a causa de la imposibilidad mía de encontrar bibliografía sobre el tema

organizó una huelga de hambre de todos los maestros del país. En las fechas del 10 y 1125 de septiembre de 1997 doscientos mil docentes ayunaron cada uno en su lugar de residencia, y unos trescientos cincuenta en la Plaza de Mayo.

Cada sábado al mediodía, día no hábil, diferentes dirigentes gremiales, daban un discurso en el que reivindicaban la lucha docente y peleaban por la escuela pública. En ese acto, los docentes ayunantes que estaban desde el sábado anterior eran despedidos y los docentes que ingresaban eran presentados y alentados a no abandonar su ayuno.

Esta forma de despachar a unos y recibir a otros fue utilizada además como una herramienta para no acallar las voces de la sociedad sobre la pelea docencia-gobierno.

El ayunoconsistía en ingestas líquidas cada media hora de té, café, mate, leche, agua, caldos y/oSprite. Comenzaban a las siete y media de la mañana hasta el mediodía. Se tomaban con un descanso de una hora, y volvían a reanudar hasta finalizar a las doce de la noche, cuando los docentes se iban a dormir. Si bien quienes ayunaban eran controlados diariamente y reiteradas veces al día, algunos tenían descompensaciones producto de la inanición de siete días corridos.

Irene, quien ayunó en la Carpa, cuenta que cuando ella estuvo, que fue en la semana26 de elecciones de 1999, eran solo cuatro los ayunantes en vez de los siete que eran regularmente, dado que nadie quería dejar de ir a votar y la carpa absolutamente sola no podía quedar.

Ella además explica que utilizaban un guardapolvo blanco, símbolo de la docencia argentina junto a un cartel colgado del cuello por medio de una cinta con la bandera argentina, que decía “Maestro Argentino Ayunando”. Sábato dijo “Resistan, porque han logrado hacer de un guardapolvo blanco elsímbolo más auténtico de la verdad y la justicia27

25 Día del docente argentino en conmemoración al fallecimiento de Domingo Faustino Sarmiento

26 Semana del sábado 23 al sábado 30 de octubre de 1999.

27 Frase que se encuentra en un cuadro en la sede de SUTEBA Tres Arroyos (Coronel Pringles 124, TA)

Al tener un día de tareas continuas durante casi dieciséis horas, los ayunantes tenían momentos de esparcimiento en los que podían realizar caminatas por el barrio, aunque siempre utilizando el guardapolvo, las insignias y el cartel de “Maestro Argentino Ayunando”

Cada grupo de docentes que llegaba, creaba un pin que llevaba prendido al guardapolvo y que debía dejar en la carpa como legado de su ayuno. Al lado de este, portaban otro que le proporcionaba CTERA y el cartel mencionado con anterioridad.

La vida interna de la Carpa fue realmente intensa y reconocida,dado que era una especie de museo-protesta que durante los mil tres días que estuvo instalada convocó a dos millones ochocientos mil argentinos y extranjeros. Estos últimos se hicieron presentes en noventa y cinco delegaciones y apoyaron la lucha docente.

Además de albergar a fraternos y a venidos de otros rincones del mundo, la Carpa se convirtió en un punto de encuentro más de la city porteña, tal como lo es el Cabildo o Plaza de Mayo. En ese punto de encuentro se dejaba un registro de la presencia y el apoyo a la lucha docente por medio de una firma en libros que se encontraban a la entrada de la Carpa.

Esas lonas blancas fueron testigos de treinta y seis cátedras de la Universidad de Buenos Aires que se dieron en su interior, y de cuarenta y seis programas radiales en vivo y veintinueve de televisión.

Irene recuerda un apoyo popular a la lucha docente, que reclamaba básicamente por el financiamiento educativo a las provincias que había sido retirado, haciendo hincapié a la importancia de la educación pública como medio de ascenso social.

Además se reclamaba, como rememoraEthel, por tener una fecha fija de cobro cada mes y derechos a los que los docentes no accedían. Si bien en gremios como el ferroviario, los beneficios de una cobertura médica eficiente eran moneda corriente hacía más de setenta años, el docente sufría las desventajas de un Estado ineficiente.

Petrazzini recalca que otra de las luchas principales era la de la defensa de la escuela pública en relación con su no absolución. El gobierno, ya llamado menemista a cuatro años de iniciarse la Carpa, tenía como ideal la privatización de todas las escuelas estatales que dieran rédito económico ya que veía a la educación como un agujero fiscal enorme.

Idea descabellada para los docentes, que pasarían a ser parte de una empresa privada y dejarían de ser empleados estatales de la provincia en la que trabajasen. Esa defensa de la escuela pública, tomó como ejemplo el caso del vecino país de Chile, quien tenía un sistema educativo mayoritariamente privado,alque había intentado revertir en pos de tener una educación pública como la que existía en la Argentina.

La vida cultural y social de la Carpa fue realmente grande y el gremio docente fue apoyado por artistas de renombre.Se organizó el Maestrock28, un recital de rock con 11 conjuntos de primer nivel. También famosos visitaron la carpa, tal como León Gieco, Mercedes Sosa,Eduardo Galeano, y Alfredo Alcón.

Quienes visitaron la carpa también tuvieron sus opiniones sobre el tema. Galeano dijo “En los naufragios el capitán grita: las mujeres y los niños primero y es verdad porque son los primeros en ahogarse y cundo yo escucho: la educación y la salud son lo primero, siempre recuerdo esa frase y es verdad, la educación y la salud son los primero son ahogarse”. Por su parte, el actor Alfredo Alcón pensaba que “los año de la recuperación de la democracia (estuvieron marcados) con hitos históricos como la Carpa Blanca de mil tres días en el ‘9729

Por otra parte, mil doce organizaciones internacionales, pedagógicas, sociales, políticas, ambientalistas y casas de altos estudios adhirieron a la idea de la Carpa, quien se basaba en continuar con las clases, dado que los alumnos no debían quedarse sin maestros por mil tres días, pero hacerpresencia frente al Congreso, en pos de mostrar simbólica y directamente a los legisladores, cómo

28 Realizado el 10 de diciembre de 1997.

29Sacados de la revista Canto Maestro. 40 años. Octubre 2013. N°22
era la situación docente en el país quehacían huelga de hambre.30
De todas formas, mientras estuvo instalada la Carpa, los simbolismos fueron reforzadospor doce paros nacionales, seis marchas multitudinarias a Plaza de Mayo, dieciséis veces se fue a estadios de fútbol a explicar la temática del conflicto docente y se realizaron actos de grandes dimensione de otros grupos sociales. Unidos con agrupaciones como José Luis Cabezas, Mario Bonino, María Soledad Morales, Teresa Rodríguez, Sebastián Bordón, Miguel Brú, AMIA, Memoria Activa, jubilados, desocupados, Marcha Global Infantil, Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, periodistas, judiciales, médicos, estudiantes, entre otros, pedían unidos al gobierno intervención para cambiar la situación de los desamparados por el Estado.31
De acuerdo con lo contado por las entrevistadas, la respuesta del gobierno menemista fue nula hasta el último de los días, pero el gobierno de De la Rúa, en tan solo veinte días pudo arreglar la situación. Amén de ello, durante los mil tres días que se irguió la carpa sobre Plaza de Congreso, fue sostenida económicamente por medio de la CTERA.

La Carpafue difícil de mantener durante tantos años ya que el gremio debía hacerse cargo todo;tal es el caso delos pasajes de ida y de vuelta de quienes vivían lejos paraque llegaran a laCiudad Autónoma de Buenos Aires.

Como también los costos de la “última cena” del viernes a la noche de quienes iban a comenzar el ayuno, dado que el sábado al mediodía les tocaba comenzar a sostener la huelga de hambre; y por último la comida de quienes habían estado una semana completa sin comer. El sindicato también se encargaba de pagar el alquiler de la Carpa y los sueldos de los docentes que iban a ayunar dejando sus puestos por causas particulares.

La entrevistada fue convocada a fines de la Carpa, siendo que se encontraba a unos seiscientos kilómetros de distancia, dado que se había hecho un llamamiento nacional a todos los docentes afiliados

30 y 31 Ibídem

Como referí con anterioridad, el emplazamiento era un punto de encuentro social. Los jueves, día marcado históricamente en la Argentina, se acompañarona las Abuelas de Plaza de Mayo en sus caminatas; también apoyaron a los jubilados en las caminatas que realizaban los días miércoles y que culminaban en la Carpa.

El diez de diciembre de 1999 asumió el cargo de presidente el radical Fernando De la Rúa. Como hizo Alfonsín, el recientemente electo presidente escuchó el reclamo docente de cambio del momento.

Exactamente veinte días después de asumir en el cargo, la Carpa Blanca Docente estaba siendo desarmada luego de mil tres días de ayuno.

Lograron que de las arcas del Estado salieran seiscientos millones de pesos, que se utilizarían en Educación. También consiguieron que se creara el presupuesto de financiación de la educación por parte del Estado Nacional.

Los sueldos docentes aumentaron, se creó el incentivo anual docente y se dictaminó el quinto día hábil como fecha de cobro.

Por el lado de los otros reclamos, se logró que se destinen fondos para la refacción de las Escuelas y que se creara un presupuesto coparticipativo, en el que se equiparara a las provincias de menores recursos con las de mayores.

Al decir de Hugo Yasky, “constituir la CTERA[…]le dio contenido a una de las principales epopeyas sociales que se vivieron en la resistencia que fue la defensa de la educación pública. La Carpa Blanca fue el símbolo más alto de la resistencia al menemismo pero también el símbolo más alto de la construcción de la identidad de un colectivo como es el colectivo docente, que se impregnó a sí mismo de ese compromiso con la defensa de la escuela pública, pero que además tuvo la virtud de permear a otros sectores de la sociedad32

“CTERA tuvo una larga historia de lucha, en la que supo acuñar una consigna que todavía forma parte de un sueño a conquistar que esrecuperar la alegría de enseñar; recuperar la alegría de enseñar hablade un maestro,

32 Hugo Yaski fue secretario general de SUTEBA en la época de la Carpa Blanca.

una maestra, una profesora, un profesor plenamente reconocido en su tarea y en el compromiso social que esto supone.”33

33 Síntesis de textos presentes en la revista Canto Maestro. 40 años. Octubre 2013. N°22

CIERRE

Montesquieu en su libro “Del Espíritu de las Leyes” sostiene en el capítulo V del libro IV que “En el gobierno republicano se necesita de todo el poder de la educación […] (y) afecta especialmente a las democracias”

Escribiendo esto, él da fe de la necesidad imperiosa de una república de tener un pueblo con una buena educación que permita a los ciudadanos poder ser parte de la sociedad.

A mí parecer, esto mismo solicitaban los maestros y maestras que emplazaron la Carpa Blanca. Pedían por una educación que les permitiera ser parte de la “cosa pública1” que es la Argentina.

La educación de calidad que se le estaba siendo negada a los ciudadanos de aquella época, fue, el motor impulsor del movimiento social. Creo también que fue de una relevancia histórica el hecho de que, si bien fue pacífico, lograron sus cometidos.

En su carácter de simples maestros, en comparación con la envestidura que se le confiere a los legisladores, supieron movilizar al pueblo tan solo con su presencia. Esta Carpa fue, en todos sus aspectos, el hito más trascendental en la historia de los movimientos sociales docentes.

Probaron que ninguna razón económica es mayor a la condición humana, a su condición docente. Ellos educaron de alguna manera, la moral política y dieron a conocer que la educación es más importante que la voluntad “de leyes naturales” que el neoliberalismo defiende.

Comprendí con ellos que no todos los movimientos sociales son violentos, espontáneos, aunque aun así diría que hicieron una revolución. La Carpa Blanca docente provocó una “revolución educativa” de la que hoy se tiene recuerdo.

Espero poder, en investigaciones posteriores, saber qué fue de lo logrado en el revés pacífico y simbólico más importante de la historia de la democracia argentina. No hicieron nada, pienso, solo estuvieron allí.

Tuvieron la entereza de ser. Porque ser, en un lugar y momento tan desfavorable, es un mérito. Fueron defensores de ellos mismos por el solo hecho de estar plantados frente al Congreso de la Nación. Un coraje que no creo que muchos tengan.

1 La palabra república se conforma de las palabras latinas res y popolos, es decir, “cosa del pueblo”

Aparte de lo que expliqué, también creo que el hecho de haber ayunado, demostraba a quienes legislaban en aquel momento que no era una broma y que era una temática urgente en un país enmarcado en “leyes naturales”.

La escuela es donde a uno le enseñan que no está solo en este mundo, a que hay intereses que tenemos en común y voluntades de la mayoría. Aquellos quienes nos transmitieron esos valores dieron la cátedra máxima de ello. Demostraron con el ejemplo que “unidos y organizados” pudieron conseguir lo que de otra manera no hubieran podido.

Creo que Menem y su neoliberalismo, les dio la libertad de acción. No supo darse cuenta que, esa libertad aparentemente desaprovechada, dado que “no hicieron nada” dentro de esas paredes de lona blanca, fue el empujoncito mínimo que se necesitaba para que la sociedad se dé cuenta de qué pasaba en el país.

Aquellos educadores fueron docentes de todos. El pueblo argentino pudo ver cómo, quienes educaban a sus hijos, hacía una huelga de hambre enfrente de la institución que los representaba a ellos mismos. Los políticos tuvieron la silenciosa obligación de ver una realidad negada.

Confirmo y ratifico nuevamente mi hipótesis, la Carpa Blanca fue, y sigue siendo, el cambio más significativo en la forma de protesta de la historia de la República Argentina.

“… Les tomó mil días, para no contar más lejos, obtener un modesto aumento de salario, alrededor de sesenta pesos mensuales, pero la comparación no mide el tamaño de la reivindicación sino la desmesura de la injusticia que los atormentaba, la que desalienta a millones de argentinos. Sin violencias, con imaginación y entereza, instalaron nuevos métodos para la lucha gremial, resistieron los empellones del poder altanero, soportaron la fatiga propia y la ajena, eludieron las tentaciones de la rendición anticipada, desoyeron los consejos maliciosos y demandaron hasta conseguir, en la libertad democrática, el mandato de la ley. Probaron, contra toda evidencia, que ninguna razón económica es superior a la condición humana. Cuando ayer desarmaron la Carpa Blanca, festejaban la victoria de otra etapa cumplida, en una larga historia que aquí no termina, para beneficio de la escuela pública.

Con el mismo acto dejaron inaugurada la esperanza para el desamparo de tantos, que desde ahora tendrán un espejo donde mirarse. Se puede y se debe, enseñaron sin pizarrón ni tiza pero con legítimo orgullo.

Con el paso del tiempo, tal vez se extraviarán en la memoria los nombres de los mil quinientos ayunantes, pero eso no importa. Igual serán leyenda en el imaginario popular, porque así se cuentan los sueños, porque así se recuerdan las epopeyas de los mansos. La Carpa Blanca fue un espacio abierto para el encuentro de nobles sentimientos. Desfilaron hombres y mujeres de todas las disciplinas o ideologías, famosos y anónimos, artistas y filósofos, líderes y ciudadanos, padres y alumnos, para exponer solidaridad y respeto, pero también para sostener en alto la emblemática ilusión de un triunfo popular verdadero. Hay pocas batallas sindicales que lograron semejante plebiscito en el país y en el mundo…”

Jose M. Pasquini Durán. Extracto de la Editorial del diario Página/12, el día 31 de diciembre de 1999.

EVALUACIÓN DE LA EXPERIENCIA

La primera dificultad que encontré fue decidir sobre qué movimiento social investigar. Nuestro pueblo, al tener tan solo dos mil quinientos habitantes, no ha sido protagonista de un hecho social de tales características.

En un principio, dado que Orense es un pueblo netamente agropecuario, me decidí por investigar la temática de los cortes de ruta en el puerto de Necochea (a 100 km de mi localidad) por parte de los camioneros.

Vista la imposibilidad mía de dar con quienes los protagonizaron, me decidí por un movimiento en el que los integrantes pudieran ser encontrados por un medio claro. Elegí el conflicto docente y la vía era el sindicato de SUTEBA, el cual tiene su sede a 69 km de Orense.

Era más cercano y a la vez yo conocía a Ethel Gómez, la exsecretaria general de SUTEBA Tres Arroyos.

Concreté las entrevistas con las tres mujeres y me dieron datos realmente interesantes. Además, leí información pero me ví en la encrucijada de que los libros no proporcionaban lo necesario para encarar una investigación de semejante envergadura.

Hice hincapié en la previa y en la organización interna de la Carpa, en los detalles finos, porque vi además que las personas comunes a las que yo les preguntaba sobre la Carpa Blanca no sabían siquiera que los maestros ayunaban.

Considero que los resultados de la investigación son relevantes y pusieron de manifiesto cuán poco sabía yo también sobre el tema.

BIBLIOGRAFÍA

ALBERGUCCI, Roberto H.; Educación y Estado: Organización del Sistema Educativo; Docencia; Buenos Aires; marzo del 2000.

BRANDARIZ, Carolina; DEMICHELIS, Alejandro; DE ACHA, Fernando; GALVÁN, Leandro; MONESTÉS, Carlos; ROGALSKI, Roxana; ZALDUENDO, Matías; Canto Maestro; Octubre de 2013; n°22; CABA.

BRANDOLINI, Carolina; DIBURZI, Nélida; GILETTA, Carina; LARKER, José; Olimpíada de Historia de la República Argentina; Edición 2012; UNL.

CASTAÑEDA JIMENEZ, Juan; DE LA TORRE LOZANO, María Olivia; LARA RAMÍREZ, Luz Patricia; MORÁN RODRIGUEZ, José Manuel;Metodología de la Investigación; Universidad de Guadalajara; México D.F.; 2005.

LLOPIS PLA, Carmen; Didáctica de las Ciencias Sociales; Docencia; Buenos Aires; 1996.

MONTESQUIEU, Barón de;Del Espíritu de las Leyes; Atalaya; Barcelona; 1993.

ANEXO

Entrevistas realizadas a:

  • Irene Luisa Petrazzini. Profesora de psicología y pedagogía. Tesorera de la sede se SUTEBA Tres Arroyos.

  • Ethel Gómez. Maestra. Exsecretaria y fundadora de SUTEBA Tres Arroyos.

  • Alicia Hurtado. Profesora de Cs. Naturales. Exsecretaria de FEB Tres Arroyos.


ADJUNTO CD CON EL AUDIO EDITADO DE LAS ENTREVISTAS



similar:

DireccióN: Av. San Marín 39 CÓdigo postal iconDirección Postal Ciudad Estado Código postal

DireccióN: Av. San Marín 39 CÓdigo postal iconDirección, ciudad, código postal

DireccióN: Av. San Marín 39 CÓdigo postal iconDirección, ciudad, código postal

DireccióN: Av. San Marín 39 CÓdigo postal iconNuestra direccion : mones quintela nº 1254,ciudad de bella union,...

DireccióN: Av. San Marín 39 CÓdigo postal iconDirección postal

DireccióN: Av. San Marín 39 CÓdigo postal iconDirección Postal

DireccióN: Av. San Marín 39 CÓdigo postal iconDirección Postal

DireccióN: Av. San Marín 39 CÓdigo postal iconDirección Postal

DireccióN: Av. San Marín 39 CÓdigo postal iconDirección postal

DireccióN: Av. San Marín 39 CÓdigo postal iconDirección postal




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
p.se-todo.com