Las normas lingüísticas, las dudas de los traductores y los errores más comunes cuando traducen al español




descargar 156.2 Kb.
títuloLas normas lingüísticas, las dudas de los traductores y los errores más comunes cuando traducen al español
página2/3
fecha de publicación28.10.2015
tamaño156.2 Kb.
tipoDocumentos
p.se-todo.com > Literatura > Documentos
1   2   3
Parte del producto industrial es capital agrícola41.

El segundo orden responde a la estructura CIRCUNSTANCIA + SUJETO + PREDICADO; CIRCUNSTANCIA + VERBO + SUJETO, etcétera.

Ahora, veinte años más tarde, se publica esta obra, Más

allá de los límites del crecimiento...42

En aquella ocasión, le pedí que revisara la base de datos...

El conocimiento de la existencia de estos órdenes permite, además, unir la sintaxis con la normativa, pues mientras el primero impide el uso de puntuación entre sujeto y predicado o entre verbo y objeto directo; el segundo, la exige después de la circunstancia correspondiente cuando esta tiene cierta extensión. Hemos aplicado, pues, la norma.

Transgreden el orden lógico oraciones como éstas:

Atendemos cientos de personas, madres con niños sin pareja, adultos y adultos mayores.

También habría que ordenar y corregir textos como el siguiente:

La Corte dispuso que, tras la muerte de un hombre, la primera esposa

—de la que se encontraba divorciada vincularmente— tiene derecho a

cobrar parte de la pensión que percibe la viuda, que también se había

casado con el fallecido43.
Dice Álex Grijelmo en El genio del idioma: «El orden planea sobre toda la sintaxis del castellano, de modo que regula las relaciones entre las palabras, sus concordancias, la cronología de los hechos (“llegó y comió” significa que primero llegó; “comió y llegó” significa que primero comió). A menudo el lugar que ocupa una palabra concierne al significado completo de la frase, o cuando menos a su énfasis...44

A pesar de que nuestra lengua nos da libertad para ordenar las palabras, no debemos olvidar que el orden existe y que es esencial para establecer la comunicación.
LAS CONSULTAS LINGÜÍSTICAS DE LOS TRADUCTORES. EL DICCIONARIO PANHISPÁNICO DE DUDAS.

El traductor, profesional responsable, sabe que su labor es sumamente delicada y reconoce que duda ante el texto. La duda lingüística es saludable; primero porque nos hace humildes —no lo sabemos todo—; segundo porque, como bien decía Aristóteles, es el principio de la sabiduría.

A veces, nos da pudor confesar nuestras dudas o mostrar indecisión. Hemos equivocado el camino, pues, según los griegos, el que nada duda nada sabe. Nuestros alumnos reconocen que hay que aprender a dudar y cuando, después de un aprendizaje, dicen «ahora dudamos más que antes», consideramos que la tarea ha comenzado con éxito. Ya piensan la lengua, por eso dudan.

Desde el punto de vista lingüístico, nos llegan expresiones como éstas: «dudo con frecuencia», «no salgo de la duda», «tengo una duda que no me la puedo sacar», «me atormenta esta duda cruel», «hay dudas que matan». Adviertan la gradación semántica que muestran estos sintagmas: afirmación sincera, estado de incertidumbre, sentimiento de sufrir una especie de prisión, pérdida de la paciencia, entrega sin lucha. Estos estadios por los que todos pasamos alguna vez son saludables, beneficiosos, pero el último, la entrega sin lucha, no nos conduce a destino; acumulamos dudas y más dudas, y después hasta dudamos de lo que dudamos. André Gide no dudaba de la realidad de sus dudas; nosotros tampoco, por eso son muy valiosas las consultas que los traductores nos hacen a diario para despejar el camino de malezas, mejor aún, para que no se bifurquen los caminos.

En 2005 se publicó el tan esperado Diccionario Panhispánico de Dudas, que responde a un ferviente pedido de los hablantes de español, quienes —como leemos en la «Presentación» de la obra— «quieren oír de manera directa la voz propia de las Academias, que tienen secularmente reconocida la competencia de fijar la norma lingüística para el mundo hispánico»45. Destacamos el verbo «fijar» —‘hacer estable algo’, ‘precisar’—; las Academias no inventan reglas, no las imponen; recogen los usos que nosotros, integrantes de la comunidad lingüística española, consideramos correctos y difundimos como modelo de cultura. El uso dicta la norma, y esta es —como ya dijimos en nuestro primer encuentro— «el conjunto de preferencias lingüísticas vigentes en una comunidad de hablantes, adoptadas por consenso implícito entre sus miembros y convertidas en modelos de buen uso»46.

Este Diccionario es Panhispánico porque las veintidós Academias han trabajado mancomunadamente durante más de cinco años para exponer y analizar los usos de los países que representaban. Por ende, este Diccionario es también Panhispánico por su contenido, porque guarda las consultas de miles de hablantes de español que viven en México, República Dominicana, el Perú, la Argentina, Chile, el Uruguay, Guatemala, Venezuela, Bolivia, Colombia, etcétera.

Este Diccionario normativo fue compuesto por todos nosotros, pues la norma nace del uso que comúnmente admitimos para que sea posible la comunicación; las Academias volcaron, pues, en sus páginas nuestras preferencias lingüísticas.

También se explica en la «Presentación» de esta obra que se propone «aclarar la norma establecida y atender a la vez a lo que algunos lingüistas llaman “norma en realización”; de ahí que oriente también sobre lo no fijado y formule propuestas guiadas por la prudencia y el ideal de unidad lingüística». Por ejemplo, reconoce que no es infrecuente que el verbo errar se conjugue como regular en algunos países de América cuando significa ‘equivocarse’ y ‘vagar por un lugar’ (lo corrobora con un ejemplo de Borges: «Si nuestras previsiones no erran»), y en España cuando significa ‘vagar’, pero recomienda conjugarlo como irregular en todos los casos. Es, pues, «una obra abierta, que nace con el propósito declarado de mantener una actualización continua»47. Y es una obra abierta porque deberá recoger gradualmente los cambios que con el tiempo impongamos los hablantes y porque admitirá las posibles correcciones que se le hagan. Es tiempo de pensar en la lengua. Este Diccionario corrobora nuestra afirmación. No contiene todas las respuestas, pero sí las que diariamente necesitamos para clarificar nuestra escritura, para quitarle esos impedimentos que tantas veces la oscurecen, para esclarecerla.

Sobre la base de este libro, nos referiremos, entonces, a las consultas que nos hacen los traductores.

  1. ¿Podemos usar indistintamente deber + infinitivo y deber de + infinitivo con el significado de ‘obligación’?

La respuesta es negativa. El único sintagma que significa obligación es deber + infinitivo. Por ejemplo: Debe pagar sus deudas. La perífrasis deber de + infinitivo significa ‘suposición’: Debe de tener ochenta años. El DPD aclara que, con este sentido, «la lengua culta admite también el uso sin preposición», y esto ocurre en la Argentina y en España.


  1. ¿Con qué preposición debe usarse el verbo discrepar?

El verbo discrepar denota ‘estar en desacuerdo con alguna persona o cosa’. El uso culto ha impuesto la preposición de: Discrepamos de sus opiniones o Discrepa de usted en temas políticos. El DPD agrega que, a veces, se usa indebidamente la preposición con. Admitimos esta afirmación si estamos en desacuerdo con la otra persona, pero si dos o más personas coinciden en la divergencia, debe usarse esa preposición: Discrepamos con usted en este punto, es decir, usted no está de acuerdo con ese punto, y nosotros tampoco.


  1. ¿Es correcto usar el verbo considerar acompañado de como? Por ejemplo: Consideraron como válidas las propuestas docentes.

Si la palabra que sigue a como es un sustantivo o una construcción sustantiva, en función predicativa, el uso de como es opcional. Por ejemplo: Considera a Marta como su hermana o Considera a Marta su hermana. En este caso, el hablante se inclina por el uso de como, pues, según el DPD, tiene valor «aproximativo o atenuativo». En cambio, cuando como va seguido de un adjetivo —recordemos el primer ejemplo— en función predicativa, el hablante culto prefiere omitirlo: Consideraron válidas las propuestas docentes. De cualquier modo —contestamos la consulta—, no se tacha de incorrecto su uso. Sí, es un anglicismo sintáctico usarlo para introducir el predicativo de verbos como denominar, elegir, nombrar: La nombraron *como Consejera Cultural de la Embajada. Corrección: La nombraron Consejera Cultural de la Embajada. También es anglicismo usarlo con el significado de ‘en el papel de’: Actuó Jorge Marrale *como el Padre Mario. Corrección: Actuó Jorge Marrale en el papel del Padre Mario.


  1. ¿Debe decirse Leímos el primero y el segundo artículo o Leímos el primero y el segundo artículos?

Ambas formas son correctas. Cuando los adjetivos numerales ordinales preceden a un sustantivo, este puede escribirse en singular o en plural. Cuando el sustantivo precede a los adjetivos numerales ordinales, siempre va en plural: Leímos los artículos primero y segundo.


  1. ¿Se admiten todos los adjetivos terminados en –ante, -ente e –iente, como amante (de «amar»), preocupante (de «preocupar»); absorbente (de «absorber»), contrayente (de «contraer»); hirviente (de «hervir»), rugiente (de «rugir»)?

El sufijo –nte, que significa ‘que ejecuta la acción expresada por la base’, forma adjetivos verbales. Tradicionalmente se llaman participios activos. Este sufijo toma la forma –ante cuando el verbo base pertenece a la primera conjugación; -ente o –iente, si pertenece a la segunda o a la tercera. Por lo tanto, si los verbos están registrados en el Diccionario académico, pueden formarse estos adjetivos, que son, en realidad, participios activos. Aclaramos que no todos los participios activos están en la obra de la Real Academia Española; se necesitarían más tomos para que cupieran todos. Algunos de estos adjetivos se sustantivan y presentan una forma para el masculino y otra para el femenino: dependiente, dependienta (de «depender»), sirviente, sirvienta (de «servir»). A veces, la forma masculina toma un significado, y la femenina, otro. Es el caso de asistente y asistenta. En la Argentina, el asistente es un ayudante y también un profesional que ha completado la carrera de Asistente Social; con la denotación de ‘ayudante’ se lo usa como sustantivo común en cuanto al género (el asistente, la asistente); con el significado de ‘asistente social’, también se usa asistenta:

En este mismo sentido, la asistenta social agregó que «el objetivo

es que sean los propios jubilados y pensionados los que lleven sus

dudas y preguntas para que el personal policial las responda»48.
En España, entre otros significados, el asistente (sólo sustantivo masculino) es ‘cada uno de los dos obispos que ayudan al consagrante en la consagración de otro’; en cambio, asistenta, sustantivo femenino, denota ‘mujer que sirve como criada en una casa sin residir en ella y que cobra, generalmente, por horas’.


  1. ¿Puede decirse la década de los años noventa?

No, es redundante. El sintagma correcto es la década de los noventa. Noventa debe escribirse con letras, no con números arábigos, pues no indicamos un año exacto.


  1. ¿Debe decirse los veinte millones de muertes o las veinte millones de muertes?

El sintagma correcto es los veinte millones de muertes, pues millón es un sustantivo masculino.


  1. ¿Es correcta la oración Los rascacios son peces que se valen del camuflaje al punto tal que se los conoce con el nombre de peces piedra?

La incorrección reside en que la locución conjuntiva no es *al punto tal que, sino a tal punto que.


  1. ¿Debe decirse Podrá terminar el libro en la medida en que usted trabaje con disciplina, en la medida que usted trabaje con disciplina o en la medida de que usted trabaje con disciplina?

Los dos primeros sintagmas son los correctos, es decir, en la medida en que usted trabaje con disciplina y en la medida que usted trabaje con disciplina. En la medida en que y en la medida que son locuciones conjuntivas.


  1. ¿Es correcta la oración Elisa fue palideciendo a medida de que Rafael le daba la noticia?

No, es incorrecta, pues la locución conjuntiva es a medida que, no *a medida de que.


  1. ¿Dónde debo colocar una cita de diez renglones: en el cuerpo de mi trabajo o aparte y centrada?

En el cuerpo del trabajo, sólo se admiten citas de hasta cuatro renglones. Cuando sobrepasan este número, se expondrán centradas o marginadas hacia la derecha, y en un tamaño de letra menor que el usado en el trabajo.


  1. ¿Con qué palabra puedo reemplazar el anglicismo light en las oraciones Comercializan este yogur light y Este es el siglo de la mujer light?

En español, se usan las siguientes palabras: hipocalórico o bajo en calorías, para el primer ejemplo; frívola, liviana, superficial, para el segundo.


  1. ¿Es correcta la oración La niña apareció justamente en el lugar durante la explosión?

En esta oración, es incorrecto el uso de la preposición durante, pues sólo acompaña a unidades de tiempo; se aconseja, además, cambiar de lugar el adverbio justamente. Debe corregirse así: La niña apareció en el lugar justamente en el momento de la explosión.


  1. ¿Es correcta la construcción «norte e iberoamericanos» en la oración Pueden inscribirse los autores de origen inglés y francés, y otros norte e iberoamericanos?

Sí, pero debe escribirse norte- e iberoamericanos, pues el DPD considera que norte- es una forma prefija, y para no repetir, en este caso, la palabra «americanos», los prefijos se coordinan con guión.


  1. ¿Lleva tilde el pronombre esto en la siguiente oración: Esto no es más que una sobredosis de droga? ¿Qué ocurre con los demás pronombres demostrativos?

Esto nunca lleva tilde porque es un pronombre demostrativo neutro. La misma regla corresponde a eso y a aquello. Respecto de los demás pronombres demostrativos (este, ese, aquel; esta, esa, aquella, con sus plurales) deben escribirse sin tilde de acuerdo con las reglas de acentuación, sea cual fuere la función que cumplan, es decir, sean sustantivos, como en Este no es el libro que te pedí, o adjetivos, como en Esos libros son los mejores. Este, ese, esta, esa, aquella, estos, esos, aquellos, estas, esas, aquellas son palabras graves terminadas en vocal y en –s, por lo tanto no llevan tilde o acento ortográfico. El pronombre aquel es palabra aguda terminada en –l, por consiguiente tampoco la lleva. Aclara el DPD que sólo se les pondrá tilde cuando funcionan como sustantivos si existe riesgo de ambigüedad. Por ejemplo: ¿Traerá ésta mañana el documento? (ésta es sujeto de la oración); en este ejemplo, ésta lleva tilde, pues sin ella puede interpretarse de otra manera: ¿Traerá esta mañana el documento?


  1. ¿Cuándo lleva tilde aún y cuando no la lleva?

El vocablo aún lleva tilde cuando significa ‘todavía’: Aún no llegó; Esta joya es aún más antigua que esa; Compró tres casas y aún dice que es pobre; Aún si fuera humilde..., pero su soberbia lo envilece; Releímos tu tesis doctoral, y nos parece aún más original.

No lleva tilde cuando denota ‘hasta, también, incluso’ (Hablaron todos, aun los más tímidos); cuando va precedido de ni con el significado de ‘ni siquiera’ (Ni aun operada parece más joven) o cuando tiene sentido concesivo en la locución conjuntiva aun cuando (Aun cuando se lo ruegues, no te ayudará), en aun + adverbio (Revisó el texto, pero aun así han quedado errores) y en aun + gerundio (Aun explicándolo Carolina, no lo entenderán).


  1. ¿Puede decirse Para adónde va?

No, pues ninguna preposición debe preceder a adónde en la interrogación directa. Adónde ya contiene la preposición a. Debe decirse, entonces, ¿Para dónde va? o, mejor aún, ¿Adónde va?


  1. ¿Debe decirse Se vendió 1 200 000 cabezas de ganado o Se vendieron 1 200 000 cabezas de ganado?

De acuerdo con las normas gramaticales, es una oración pasiva con se, por lo tanto, el sujeto plural es 1 200 000 cabezas de ganado, y el predicado, se vendieron, es decir, «fueron vendidas». La oración correcta es Se vendieron 1 200 000 cabezas de ganado.


  1. ¿Es correcto decir ¿Qué tan largo es el río Paraná? o ¿Qué tan ancho es el Río de la Plata? usando la locución adverbial qué tanto o qué tan?

Según el DPD, la locución adverbial qué tanto y su variante apocopada qué tan eran comunes en el español medieval y clásico, y hoy se usan en algunos países de América, como Chile, Colombia, Guatemala, México. A pesar de ser locuciones correctas, no son muy empleadas en el español de la Argentina. Aquí preferimos decir: ¿Cuál es la longitud del río Paraná?, ¿Cuánto tiene de ancho el Río de la Plata?, ¿Cuál es el ancho del Río de la Plata?


  1. ¿Cuál es la opción correcta: El ritmo cardíaco cumple 0,8 segundo o segundos?

La oración correcta es El ritmo cardíaco cumple 0,8 segundos.


  1. Antes de los prefijos pos- y post-, ¿el artículo depende del sustantivo que los acompaña? Por ejemplo: la pos guerra, el pos parto.

Sí, elegimos el artículo la (la posguerra [en una sola palabra]) porque guerra es un sustantivo femenino y el artículo el (el posparto [en una sola palabra]) porque parto es un sustantivo masculino.

Posguerra y posparto se escriben en una sola palabra de acuerdo con la regla que dice que todo prefijo debe unirse con la palabra correspondiente, excepto cuando precede a una sigla (pos-YPF) o a un nombre propio (pos-Revolución de Mayo).

Respecto del prefijo post- (‘detrás de’, ‘después de’), las Academias recomiendan en el DPD el uso de su forma simplificada pos-, pues resulta difícil la articulación de una palabra como postromántico cuando se unen st en posición final de sílaba y la r simple que representa el sonido vibrante múltiple /rr/. Lo mismo ocurre con postconciliar, postdata, postgrado. Si la palabra comienza con la consonante s —por ejemplo, sonambulismo—, se usará el prefijo post- (postsonambulismo) para evitar la unión de dos eses. Si la palabra comienza con la consonante t —por ejemplo, traductorado—, se usará el prefijo pos- (postraductorado) para evitar la unión de dos tes.


  1. ¿Cómo se usan las mayúsculas y las minúsculas en los siguientes textos?:

a) En su defecto, el usuario deberá averiguarlo mediante alguno de los siguientes experimentos:

Mojando la hoja por uno de los cantos: El líquido correrá más en la dirección de la fibra.

En este ejemplo, es mejor usar un punto después de la palabra «cantos», pues no pueden usarse dos veces los dos puntos.
b) Ilusiones ópticas

Efecto: Un círculo parece menor que un cuadrado.

Corrección: Los trazos curvos rebasan los lindes.

La mayúscula después de los dos puntos es correcta porque empiezan dos oraciones.
c) acefalía49: La Academia mantiene esta grafía, pero debería...

agrafia o agrafía50: Así registra la academia esta palabra...

En estos casos, suelen colocarse punto y mayúscula.



  1. En la oración Me viene a la memoria la típica estación de Tokio, donde una horda de empleados expertos, bien vestidos y educados, toman a su cargo el auto, le llenan el tanque, lo lavan y controlan el aire de las gomas, ¿el verbo concuerda en singular o en plural con el sintagma horda de empleados?

De acuerdo con la norma morfosintáctica, la concordancia es correcta en singular y en plural, pues horda (‘comunidad de salvajes nómadas’, ‘grupo de gente que obra sin disciplina y con violencia’) es un sustantivo colectivo, pero según la norma lexicosemántica, horda, por su significado, no es el sustantivo adecuado. Debió emplearse multitud.


  1. ¿Es correcto decir Esta mañana han hecho cambios en la oficina o debe decirse Esta mañana hicieron cambios en la oficina?

Es correcto decir han hecho cambios porque nos referimos a una acción realizada en un pasado próximo (esta mañana); ese es el significado del pretérito perfecto compuesto (modo indicativo), tiempo puente entre el pasado y el presente. La conjugación en presente del auxiliar haber corrobora esta explicación.

El pretérito perfecto simple se usa para indicar que la acción se realizó «ayer» o «hace tiempo»; es una acción acabada, perfecta. Por ejemplo: En 2005 hicieron cambios en la oficina. De cualquier modo, es común entre nosotros la neutralización de ambos tiempos, por eso decimos también Esta mañana hicieron cambios en la oficina. Como esta neutralización es característica de la norma culta argentina, no se considera incorrecta.


  1. ¿Cuál es el sintagma correcto un solo cable, un sólo cable, tan sólo uno, tan solo uno o solamente uno?

El único sintagma incorrecto es *un sólo cable, pues en este, solo es adjetivo y no debe llevar tilde. El vocablo solo puede ser adjetivo (Sírvame té solo) o adverbio (Solo invité a mis primas). De acuerdo con las reglas generales de acentuación, no debe llevar tilde, pues es palabra grave terminada en vocal. En caso de ambigüedad, es decir, cuando no puede interpretarse rectamente la oración, se recomienda tildar el adverbio: Vivió solo en París; Vivió sólo en París.


  1. En la oración Y entonces ¿cómo lo hacemos?, ¿va con mayúscula o con minúscula la palabra que sigue al signo de interrogación? ¿Es necesaria la coma después de entonces?

En este ejemplo, después del signo de interrogación, deberá usarse la minúscula; la coma es obligatoria para separar el tópico temático (Y entonces) de la oración interrogativa.


  1. ¿Es correcta la siguiente oración: Pruebe hacer ejercicio y comer sano? El sintagma hacer ejercicio y comer sano, ¿es objeto directo y modifica al verbo probar?

La oración es incorrecta, pues cuando probar denota ‘intentar’, ‘experimentar’, ‘hacer prueba’, ‘hacer la prueba de’, rige la preposición a. Entonces, la oración correcta es Pruebe a hacer ejercicio y a comer sano, es decir, «Haga el intento». De acuerdo con esta afirmación, el sintagma a hacer ejercicio y a comer sano desempeña la función de complemento régimen o de régimen del verbo probar. Cuando probar tiene otros significados, es modificado por un objeto directo: ¿Probó la torta de chocolate? (‘comer’); Probó la salsa y la notó salada (‘gustar’); Probaremos al muchacho durante tres semanas (‘examinar sus cualidades’); Se probó el tapado, y le quedaba grande (‘examinar si es a medida’); El testigo probó que el dueño de la tienda había matado a la empleada (‘justificar algo con pruebas’).


  1. ¿Es correcta la oración Los muchos objetivos solo se dividen en tres grupos?

Es un anglicismo decir *los muchos objetivos. Lo correcto es Los diversos objetivos se dividen en tres grupos. El adjetivo diversos es sinónimo de muchos y de varios.


  1. ¿Es correcto el gerundio en la oración Expusieron métodos de organización incluyendo bases de datos?

Indudablemente un gerundio (adverbio verbal) no puede modificar a un sustantivo como lo hace un adjetivo: ... métodos de organización incluyendo... Este es un caso de gerundio adjetivado que debe corregirse. Por lo tanto, la oración correcta es Expusieron métodos de organización que incluían bases de datos.


  1. ¿Es correcto decir Llegó al país en los años 1850?

No, es un anglicismo. Debe decirse Llegó al país en los años cincuenta del siglo XIX.


  1. ¿Puede decirse En los años 60 y 70, las áreas funcionales de fabricación intentaron trabajar a menudo demasiado aisladas, con números arábigos?


No, no deben usarse los números arábigos 60 y 70 porque no se precisa el año. Deberán escribirse las palabras sesenta y setenta.


  1. ¿Puede decirse El pintor Miguel Ángel Buonarroti murió en Roma, en los quinientos?

No, es un italianismo. Debe decirse ... murió en Roma, en el siglo XVI; ... murió en Roma, en la segunda mitad del siglo XVI, o deberá buscarse la fecha exacta ... murió en Roma, en 1564.


  1. ¿Es correcta la oración Desconoce sus futuros industrial y económico? Usamos el plural futuros porque nos referimos al «futuro industrial» y al «futuro económico».

No, es incorrecta. Podemos referirnos a ambos futuros en singular: Desconoce su futuro industrial y económico.


  1. ¿Puede decirse En el teatro, es tal cual como lo muestran en su casa?

El adverbio de modo tal denota ‘así’. No debe usarse juntamente con los adverbios cual y como. Hay dos posibilidades correctas: En el teatro, es tal cual lo muestran en su casa o En el teatro, es tal como lo muestran en su casa.


  1. Cuando citamos una oración entrecomillada, ¿dónde se coloca el punto que cierra la cita? Por ejemplo: «El nombre de un libro está siempre en el libro».

Ese punto se coloca siempre fuera de las comillas de cierre.


  1. Cuando se citan varias oraciones después de una introducción, ¿está bien separarlas con punto? El último punto, ¿va dentro del entrecomillado o fuera de él? Por ejemplo: Gerardo se puso de pie y dijo: «¡Se terminó! Me voy. Ya no quiero escucharlos más. Buenas noches».

Sí, es correcto que las oraciones entrecomilladas se separen con punto o con signos de interrogación o de exclamación. El último punto debe colocarse fuera de las comillas de cierre.


  1. ¿Es correcto colocar dos signos de interrogación juntos cuando citamos una pregunta dentro de otra pregunta? Por ejemplo: ¿Alguna vez te has preguntado: «¿Aprenderé todas estas normas?»?

De acuerdo con el ejemplo, los dos signos de interrogación de cierre no quedan juntos; están separados por las comillas que cierran las palabras textuales. Por lo tanto, es correcta su colocación.


  1. ¿Podemos decir Estuvieron presente en la reunión importantes empresarios estadounidenses?

No, hay un error en la oración. El adjetivo presente, que funciona como predicativo, debe concordar en número con el sustantivo empresarios, núcleo del sujeto de la oración. Por lo tanto, la oración correcta es: Estuvieron presentes en la reunión importantes empresarios estadounidenses.


  1. ¿Pueden usarse como adverbios las palabras claro, dulce, duro, fino, fuerte, infinito, lento, rápido, sano, suave? Por ejemplo: Le pegó duro; Habla rápido; Come sano; Lo quiere infinito.

Sí, estas palabras también son adverbios y alternan con las formas en –mente.


  1. ¿Debemos decir la ágil ala o el ágil ala?

Debemos decir la ágil ala, pues ágil es un adjetivo que empieza con «a» tónica. El cambio de artículo rige para los sustantivos femeninos que comienzan con «a» tónica (el agua, el ala, el ama, el arma, el arpa, el asa, el hacha, el hada, el hambre, etc.). La palabra que acompaña a los sustantivos precedentes es el, artículo femenino del español antiguo. Proviene del pronombre demostrativo latino illa (illa aqua > ella aqua > ell’ aqua > el’ agua > el agua).
Estas consultas reales, enviadas por sus colegas, revelan el hacer profesional de cada día, las dificultades con las que tropezamos y el deseo de perfeccionamiento. Nuestra lengua vive. La consulta simboliza, entonces, la necesidad de saber para que viva bien. Ninguna pregunta es estéril, pues el que la hace aspira a reorganizar su escritura, a armonizar sus discordancias. La respuesta no censura el error; encamina, orienta y comunica la regla. A veces, no hay errores, y cada respuesta confirma una certeza. Es un camino de regreso enriquecido, fundado en la medida; es la convicción de que por las palabras existimos y nos damos. Como bien dijo el poeta español Juan Ramón Jiménez, no podemos tener «parado»51 nuestro español. Nosotros agregamos: como tampoco podemos tener parado nuestro corazón ni mudo nuestro espíritu.

Si el hombre huye de las palabras, huye de sus alas, es decir, del goce pleno de su libertad. Si el hombre huye de sus alas, no podrá sentir nunca la alegría del reflorecimiento, el despertar de sus silencios, de su unidad; no podrá penetrar nunca en el sueño simbólico de la rosa.

Escribe Octavio Paz: «El viento no se oye a sí mismo, pero nosotros le oímos; las bestias se comunican entre ellas, pero nosotros hablamos a so­las con nosotros mismos y nos comunicamos con los muertos y con los que todavía no nacen. La algarabía humana es el viento que se sabe viento, el lenguaje que se sabe lenguaje y por el cual el animal humano sabe que está vivo y, al saberlo, aprende a morir»52.
1   2   3

similar:

Las normas lingüísticas, las dudas de los traductores y los errores más comunes cuando traducen al español iconErrores Comunes que Pueden Arruinar los Beneficios de Su Ensalada

Las normas lingüísticas, las dudas de los traductores y los errores más comunes cuando traducen al español iconPropuesta de la comisión general de asignaturas básicas y comunes...

Las normas lingüísticas, las dudas de los traductores y los errores más comunes cuando traducen al español iconEl blog viene desde los tiempos de la prehistoria, cuando los antiguos...

Las normas lingüísticas, las dudas de los traductores y los errores más comunes cuando traducen al español iconPor que en ella capturé todos los nombres de las graduaciones de...

Las normas lingüísticas, las dudas de los traductores y los errores más comunes cuando traducen al español iconLas muertes de los Pendragon
«sí». Oía los comentarios más importantes y los más triviales con la misma e insípida concentración

Las normas lingüísticas, las dudas de los traductores y los errores más comunes cuando traducen al español iconLa conversión de k la diatriba ideológica del poder
«en la universidad», responde, las más de las veces, a la ideología de turno. Fue aquello lo que escuché al abuelo de k a principio...

Las normas lingüísticas, las dudas de los traductores y los errores más comunes cuando traducen al español iconPrefieren expresarse a través de las bandas de rock o de las murgas que se arman en los barrios
...

Las normas lingüísticas, las dudas de los traductores y los errores más comunes cuando traducen al español iconLa Bibliografía
«los ensayos y errores», de los períodos de reposo tras los cuales se aceleran los progresos, etc. Muestran también la última relación...

Las normas lingüísticas, las dudas de los traductores y los errores más comunes cuando traducen al español iconTrabajo: Análisis de errores e interlengua de un aprendiz polaco...

Las normas lingüísticas, las dudas de los traductores y los errores más comunes cuando traducen al español iconEl acontecimiento más relevante y perturbador del periodismo en los...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
p.se-todo.com