Le llama la atención, y mucho, que en el único país del mundo que no tiene nombre aunque ellos y algunos otros le denominen erróneamente como




descargar 41.03 Kb.
títuloLe llama la atención, y mucho, que en el único país del mundo que no tiene nombre aunque ellos y algunos otros le denominen erróneamente como
fecha de publicación31.01.2016
tamaño41.03 Kb.
tipoDocumentos
p.se-todo.com > Derecho > Documentos


Antes y Después
A Gerónimo le llama la atención, y mucho, que en el único país del mundo que no tiene nombre (aunque ellos y algunos otros le denominen erróneamente como América) a pesar de ser el mercado de estupefacientes, es decir, drogas, más grande del mundo, nunca pasa nada para el ciudadano estadounidense.
Es decir, en Estados Unidos no hay combate al narcotráfico, hay alguna acciones aisladas que nada representan pues lo que hay es un consumo masivo, el más grande del planeta y por lo mismo, como es un negocio de más de 500,000 millones de dólares al año, es un negocio ‘protegido’y muy bien protegido por el gobierno.
En todas partes, particularmente en México y Colombia constantemente nos enteramos de que han atrapado valiosos cargamentos de drogas diversas y que han sido ‘incinerados’, o que se han ‘confiscado’ bienes a los narcotraficantes y otras muchas acciones, incluso la pérdida de vidas de nuestros connacionales.
De la misma manera, conocemos los nombres y fotografías de los ‘capos’ más buscados, y de vez en cuando sabemos que han atrapado o dado muerte a alguno de ellos.
Sabemos del Chapo Guzmán, (no confundirlo con el Chepo de la Torre que es otro boleto), los hermanos Arellano Félix, el ’Señor de los Cielos’, Caro Quintero, Pablo Escobar Gaviria, Gonzalo Rodríguez Gacha, los hermanos Ochoa, o los Rodríguez Orejuela, etc.

Curiosamente, ninguno de estos ‘capos’ son estadounidenses, siempre, de ‘todas, todas’ son extranjeros, es decir, no son estadounidenses.
Estados Unidos es el paraíso para el narcotráfico.
Tal parece que allá, ni se les combate, ni se les atrapa y al gobierno ‘le encanta’ que su país sea el número uno en consumo de drogas en el mundo. ¿Cómo no les va a encantar si genera un tráfico de dólares impresionante?
Empero, como en el resto del mundo los demás estamos equivocados, ellos se han autonombrado Policías del mundo y anual o semestralmente emiten una Calificación acerca de cómo, según su criterio, opinión y manera de hacer las cosas, los demás países están combatiendo el narcotráfico.
¿No es ridículo?
Lo que es más ridículo aún (y algunos otros epítetos más fuertes) es que los medios de comunicación de ese país no se ‘ocupan’ del asunto, más que para destacar y seguir destacando la captura de ‘capos’ de la droga que por alguna extraña coincidencia, siempre pero siempre son extranjeros, jamás de los jamases se atrapa o ha atrapado algún estadounidense en estas actividades.
Si acaso, por ahí, como quien no quiere la cosa, se ha detenido algún ‘pandillero’ que tenía en su posesión unos gramos de cocaína (adulterada) y/o algunos ‘carrujos de mariguana’ pero como eran ‘para consumo personal’, con una pequeña multita o fianza se acaba el problema, se le toman las huellas digitales, el fulanito queda ‘fichado’, se abre un expediente, se envían copias a todas partes, a todas las organizaciones policíacas o de cualquier otra índole y en unas horas vuelve a aposentarse en las afueras de la escuela o del parque que constituye su ‘lugar de trabajo’. Tán, tán.
¡Ah! Pero que al Presidente no se le ocurre ‘tener un amorío’ o ‘frecuentar’ la compañía de alguna estrellita (o estrellota) de cine, modelo o artista, porque entonces ‘no se la acaba’.
O que algún atleta ‘se dope’ o consuma cuatro aspirinas, porque entonces los medios de comunicación se vuelcan en busca de los más recónditos ’secretos’ de su familia (desde que llegaron en el Mayflower) y se exponen todos los sórdidos detalles a la vergüenza ‘del respetable’, pues el ‘público tiene derecho a saber’.
Kennedy, Clinton y hasta Nixonsufrieron los embates de unos medios de comunicación desaforados, empecinados en demostrar la veracidad de sus ‘noticias’ y en incrementar la venta o ‘ratings’ de sus negocios.
La reputación, el ‘daño moral‘, político o lo que fuese, era totalmente secundario, la búsqueda del siguiente dólar, lo importante.
Todo el mundo (excepto los estadounidenses por supuesto) sabemos que en Texas, Arizona y California hay enormes sembradíos de mariguana (y amapolas), que según dicen los enterados proporcionan entre el 30 y el 35% de los que se consume allá, y sabemos también que son absoluta y totalmente milagrosos.
Milagrosamente se siembran solos, se riegan solos, solos se cultivan, solos se cosechan, se distribuye el producto por arte de magia, el dinero producido por su distribución y venta se ‘lava’ solo, ni un solo ciudadano estadounidense está involucrado en ello; todo es milagroso en un país que ni siquiera es católico.
¿Como serán las cosas, que las mantas de ‘camuflaje’ con las que se protegen los sembradíos ya aprendieron a colocarse solitas?
Haciendo memoria, Gerónimo (que la tiene muy buena) no puede acordarse de alguna noticia referente a haber atrapado algún responsable de esto, que esté en la cárcel, en una prisión de máxima seguridad, que haya sido detenido por esos maravillosos agentes de la Ley que militan en el F.B.I, la C.I.A., la D.E.A., o las fuerzas de ‘elite’ del Ejército, los Marines o alguna otra organización de las miles de organizaciones estadounidenses que protegen al mundo, a la libertad y a la democracia (incluyendo la Patrulla Fronteriza).
Jamás hemos sabido de ‘quemas’ de estupefacientes (como recurrentemente sucede en México o en Colombia), tampoco hemos tenido el privilegio de ver fotos y/o videos de estadounidenses esposados, protegidos con chalecos antibalas (con su emblema del FBI o de la DEA.) siendo conducidos con la cabeza gacha a una prisión federal.
Afortunadamente, (para ellos) en Estados Unidos tampoco mueren Agentes, , Policías, Soldados o Civiles en el combate al narcotráfico, o jueces, abogados, ‘autoridades’, o periodistas que pudieran revelar nombres.
Allá no pasa nada.
Mientras el narcotráfico, el consumo de drogas y demás aspectos relativos ‘florece’ florece también otra industria (muy estadounidense): la venta de armas.

Si el narcotráfico produce más de 500,000 millones de dólares, la venta de armas produce quizá más del doble.
¿Cómo creen que el gobierno y los ’hombres de empresa’ estadounidenses van a perder esos dos negocios?
No seamos ilusos, no creamos lo que Holywood o (su sucursal D.C.) nos ponen ante los ojos.
Capone, Nitti, Dillinger, Nelson, Bonnie and Clyde, fueron ‘noticia’ en los años 20’, pero no eran narcotraficantes, solamente asesinos y gángsters, y Elliot Ness y sus Intocables (ayudados por Holywood) acabaron con ellos.
La triste realidad es que los Narcos son más poderosos y mejor organizados que los gobiernos y poseen más recursos y más libertad que los mismos gobiernos.
Entre otras cosas, tienen más dinero y menos compromisos: pueden ‘comprar’ a quien se les antoje, desde autoridades del más bajo nivel hasta las del más alto, periodistas, comentaristas, artistas, modelos, cantantes, jueces, organizaciones, empresas, conglomerados, Congresos, Presidentes.
Y todo ello, como dijo Francisco Martín Moreno, porque Estados Unidos pone el dinero y las armas para que esta pesadilla sea posible.

Esta muy claro, diáfanamente claro, a Estados Unidos no le interesa porque no le conviene económicamente el que se sepa quien o quienes están involucrados en el turbio asunto, tampoco le interesa ni le conviene que se acaben los negocios derivados de estas actividades.

Que en otros países haya combate al narcotráfico les conviene, porque así desvían la atención sobre lo que ocurre en su propio territorio y se pueden dedicar a lo que verdaderamente les interesa directamente: el petróleo y las armas mientras a la niñez y juventud estadounidense ‘se la lleva el tren’.

Al fin y al cabo son más de 298 millones de estadounidenses, siempre habrá cómo reponer a los que se mueran, y además, no solamente pertenecen a los Estados Unidos los territorios de la zona continental, como Alaska, sino que también son parte de ‘la Unión’ otras Islas y territorios como Hawaii, Baker y Howland, Guam, Islas Marianas del Norte, Islas Vírgenes, Jarvis, Johnston, Kingman Reef, Midway, Navassa, Samoa, y Wake.
De momento, salvo algunos remanentes de viejas rencillas, los Estados Unidos no están involucrados en alguna Guerra (abierta es decir) en contra de ningún país, ni se han decidido por invadir alguna Isla indefensa que tenga petróleo en su territorio o su mar territorial, y eso es una situación anormal, que pronto será corregida (recuerden estas palabras).
El Gobierno estadounidense terminó con Sadam Hussein, y aunque nunca encontraron las armas de destrucción masiva que tanto proclamaron al mundo Sadam tenía, de cualquiera de las maneras le ahorcaron.
Obviamente, no había armas de destrucción masiva ¿Saben porqué? Porque Estados Unidos nunca les vendió ninguna.
No se sabe porque acaso no llegaron a ponerse de acuerdo en el precio o por alguna otra razón, pero si no tenían era porque Estados Unidos no les vendió ninguna y no tuvieron tiempo de ‘plantar’ algunas ya que estaban bajo supervisión de otras naciones.
Se vieron ‘muy listos’ en lograr embaucar a España e Inglaterra y otras naciones en ‘su’ guerra contra Sadam, pero eso mismo funcionó en su contra en lo referente a las armas de destrucción masiva.
A Barak Osama ya le molestaba demasiado el que le dijeran Obama a cada rato hasta que decidió ‘hacer algo
Después de haberlo buscado por más de diez años, el gobierno y las agencias estadounidenses al fin se decidieron a revelar lo que siempre había sabido: hicieron pública la localización de Bin Laden, obtuvieron su ADN y le mataron y quien sabe que hayan ‘otorgado’ al gobierno del país que le albergaba.

El gran misterio es como logró Obama que los Bush (padre e hijo) revelaran el secreto de la localización de Bin Laden y quizá más misterio aún, como lograron tener escondida esa información por más de 10 años.

Deben haber repartido una enorme cantidad de dólares.
Empero, con estas dos acciones los Estados Unidos ahora tienen un problema gigantesco, la industria militar estadounidense está en receso: les urge una guerra para reactivarla.
Por lo mismo, Gerónimo opina que estamos viviendo una situación peligrosa, un Antes y Después, aunque no puede precisar después de qué o antes de qué, pero de lo que si puede estar seguro es que no tendrá nada que ver con el combate al narcotráfico, y si muy probablemente con el petróleo.



similar:

Le llama la atención, y mucho, que en el único país del mundo que no tiene nombre aunque ellos y algunos otros le denominen erróneamente como iconCada país del mundo tiene sus propias normas de derecho de autor

Le llama la atención, y mucho, que en el único país del mundo que no tiene nombre aunque ellos y algunos otros le denominen erróneamente como iconResumen Andrés escribe contándonos quién es, cómo es su familia,...

Le llama la atención, y mucho, que en el único país del mundo que no tiene nombre aunque ellos y algunos otros le denominen erróneamente como iconEn lingüística histórica, se llama
«actualmente», aunque lo que significa es «realmente», o «de hecho», o como "policy" que parece que significa policía, cuando en...

Le llama la atención, y mucho, que en el único país del mundo que no tiene nombre aunque ellos y algunos otros le denominen erróneamente como iconComenzando a hablar siempre me encuentro más bien en un embarazo,...

Le llama la atención, y mucho, que en el único país del mundo que no tiene nombre aunque ellos y algunos otros le denominen erróneamente como iconTaller de Lectura y Escritura
«imperio», como se lo llama ahora. Un imperio que mantiene el apellido «yanqui» y que, de la mano de algunos líderes populistas,...

Le llama la atención, y mucho, que en el único país del mundo que no tiene nombre aunque ellos y algunos otros le denominen erróneamente como iconEl Zodiaco Chino tiene miles de años de antigüedad y es mucho más...

Le llama la atención, y mucho, que en el único país del mundo que no tiene nombre aunque ellos y algunos otros le denominen erróneamente como iconHay una barriada en Cartagena (Murcia) que se llama Lo Campano. Es...

Le llama la atención, y mucho, que en el único país del mundo que no tiene nombre aunque ellos y algunos otros le denominen erróneamente como iconLas ventajas de ser invisible
«especialista», y él sabía mi nombre aunque yo no llevara ninguna tarjeta identificativa, como se hace en las jornadas de puertas...

Le llama la atención, y mucho, que en el único país del mundo que no tiene nombre aunque ellos y algunos otros le denominen erróneamente como icon103 Racionalizando la emoción 115 En busca del tiempo perdido 119...
«Trabajaré con ellos como si fueran actores consagrados con experiencia profesional». Así lo hice, y salió bien. Con la Royal Shakespeare...

Le llama la atención, y mucho, que en el único país del mundo que no tiene nombre aunque ellos y algunos otros le denominen erróneamente como icon103 Racionalizando la emoción 115 En busca del tiempo perdido 119...
«Trabajaré con ellos como si fueran actores consagrados con experiencia profesional». Así lo hice, y salió bien. Con la Royal Shakespeare...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
p.se-todo.com