¿Existe una conexión entre la enfermedad de las encías y las afecciones cardíacas?




descargar 70.86 Kb.
título¿Existe una conexión entre la enfermedad de las encías y las afecciones cardíacas?
fecha de publicación06.03.2016
tamaño70.86 Kb.
tipoDocumentos
p.se-todo.com > Derecho > Documentos
Enfermedades Cardíacas y Enfermedad de las Encías

¿Existe una conexión entre la enfermedad de las encías y las afecciones cardíacas?
En términos generales, los datos indican que la enfermedad crónica de las encías puede contribuir al desarrollo de afecciones cardíacas. En Estados Unidos, es la primer causa de muerte tanto en hombres como en mujeres.

¿Cómo se da esta conexión ? La enfermedad de las encías es una infección bacteriana que puede afectar a otras condiciones externas a la boca. En el caso de las enfermedades cardíacas, una teoría es que la enfermedad de las encías puede hacer que las bacterias ingresen al torrente sanguíneo donde se adhieren a los depósitos grasos en los vasos del corazón. La afección puede generar coágulos y éstos provocar un ataque cardíaco.

Un informe de la Dirección General de Salud Pública en los Estados Unidos, afirma que una buena salud bucal es esencial para mantener la salud general del individuo. Por lo tanto, asegúrese de cepillar y limpiar con hilo dental sus dientes y visitar periódicamente a su dentista.

Si tengo alguna afección cardíaca, ¿hay requisitos especiales que debo cumplir para conservar mi salud bucal? 
Para conservar su salud bucal, respete estas sugerencias:

  • Cuide y mantenga una boca sana. Esto significa, como se mencionó anteriormente, cepillar y limpiar los dientes con un hilo dental, así como el uso del enjuague bucal y visitar periódicamente al dentista.

  • Asegúrese que su dentista sabe que usted tiene un problema cardiaco.

  • Siga las instrucciones de su médico y de su dentista. Utilice los medicamentos prescritos, como antibióticos, según las instrucciones recibidas.

¿Corro algún riesgo al someterme a procedimientos dentales? 
Si usted ya sufre de afecciones cardíacas, puede presentar riesgo de desarrollar una endocarditis bacteriana que es una infección de la pared interna del corazón o en las válvulas. Siempre que hay sangrados en la boca, ciertas bacterias de la boca pueden ingresar al torrente sanguíneo y depositarse en las válvulas cardíacas anormales o en los tejidos debilitados por problemas o afecciones cardíacos ya existentes. En estos casos, la infección puede dañar o inclusive destruir las válvulas o tejido cardíaco.

Hay ciertas precauciones a tomar si usted tiene alguna de las siguientes afecciones:

  • Válvulas cardíacas artificiales (prótesis)

  • Antecedentes de endocarditis

  • Defectos congénitos de corazón o de válvula cardíaca

  • Válvulas cardíacas dañadas (con cicatrices) debido a afecciones como fiebre reumática

  • Prolapso de válvula mitral con soplo

  • Cardiomiopatía hipertrófica

Asegúrese de informar a su dentista que usted tiene alguna afección cardiaca y cualquier medicamentos que tome para la misma. Su dentista anotará la información en su historia clínica y coordinará el tratamiento necesario con su médico.

La Enfermedad Periodontal y la Enfermedad Cardiovascular

La enfermedad cardiovascular afecta el corazón y/o los vasos sanguíneos. Más de 50 millones de estadounidenses experimentan problemas cardiovasculares y la enfermedad cardiovascular es la causa número uno de muerte e incapacidad en Estados Unidos. Para cuando se detectan los problemas de corazón, la causa subyacente (arteriosclerosis) normalmente está ya muy avanzada. Por lo tanto, es clave la prevención mediante la modificación de factores de riesgo, tales como la alimentación sana, el ejercicio y el no fumar.

 periodontitisEjemplo de periodontitis

Una investigación reciente muestra que la periodontitis puede estar asociada con el desarrollo de la enfermedad cardiovascular. Una teoría es que las proteínas inflamatorias y las bacterias en el tejido periodontal entran en el torrente sanguíneo y causan varios efectos en el sistema cardiovascular. Un estudio reciente1 examinó la presencia de las bacterias que se conoce causan la periodontitis y el engrosamiento de la pared del vaso sanguíneo comúnmente observado en la enfermedad cardiaca. Después de analizar las muestras de más de 650 sujetos, los investigadores concluyeron que un mayor nivel de engrosamiento del vaso sanguíneo estaba asociado con la presencia de la misma bacteria encontrada en la placa dental conocida por causar la periodontitis.

Muchos aspectos de su salud deben ser considerados al evaluar su estado periodontal y al desarrollar planes de tratamiento integrales. Para aquellos en riesgo de desarrollar, o aquellos con, enfermedad cardiovascular existente, los factores críticos a considerar incluyen la severidad de la enfermedad; la duración de la enfermedad; la presencia de otras afecciones médicas, como la diabetes, que podrían afectar la enfermedad cardiovascular, y la presencia de factores de riesgo simultáneos a las enfermedades periodontales. Adicionalmente, el dentista puede comunicarse con su médico para determinar el nivel de cuidado, el tratamiento para la afección y su bienestar en general.

Reducir bacterias y eliminar el biofilm, tanto por arriba como por debajo de la línea de las encías, son una parte esencial para la salud oral y sistémica. Esto puede lograrse con el curetaje y alisado radicular tradicional, además de un excelente cuidado en casa. Las instrucciones de higiene oral son una parte importante del plan de tratamiento para todos los pacientes, particularmente para los pacientes de alto riesgo, como aquellos que padecen de enfermedad cardiovascular. El tratamiento debe enfocarse en la prevención de la enfermedad periodontal y de la inflamación oral, ambas esenciales para el control de las complicaciones orales asociadas con la enfermedad cardiovascular. Y porque sabemos que la exposición bacteriana es un factor de riesgo para la gingivitis, aún entre pacientes sanos, se les debe motivar para que utilicen hilo dental regularmente y cepillen sus dientes dos veces al día con una crema dental que ofrezca protección antibacteriana.


Los científicos encuentran asociación entre la enfermedad periodontal y la enfermedad cardiovascular.

Nuevos estudios han asociado el tratamiento de la enfermedad periodontal severa con un efecto positivo sobre el flujo sanguíneo y con la elasticidad de las arterias lo que ha permitido establecer una asociación entre la infección gingival crónica y los problemas cardiovasculares. Los resultados fueron publicados en la 1ra edición de Marzo del New England Journal of Medicine. Los investigadores llevaron a cabo el estudio en el hospital odontológico de Eastman en Londres.

Evaluaron 120 pacientes que presentaban periodontitis severa, una infección bacteriana crónica que afecta las encías y el hueso que soporta a los dientes. Seis meses después del tratamiento intensivo para mejorar la condición gingival, los investigadores notaron lo que ellos llamaron una mejora "significativa" en la función de los vasos sanguíneos debido a la extensión de estos. Las arterias de los pacientes que recibieron el tratamiento intensivo eran 2% más amplias después de seis meses de haber empezado la terapia en comparación con los individuos que recibieron tratamiento ordinario.

El estudio reportó que "el grado de recuperación observado en los pacientes estaba asociado a la mejoría de la enfermedad periodontal". El Washington Post reportó que los científicos tienen diversos enfoques con respecto a los resultados. "Este estudio agrega mucho a una base de datos cada vez mayor de que existe cierta clase de relación entre la enfermedad periodontal y el riesgo cardiovascular”, reportó el Dr. Preston D Miller Jr. , presidente de la Academia Americana de Periodoncia.

El Dr. Moise Desvarieux, profesor asociado de Epidemiología de la Universidad de Colombia de la Escuela de Salud Pública Mailman también está de acuerdo. "Este estudio agrega una evidencia significativa de que hay una asociación entre la periodontitis y la enfermedad vascular demostrado a través de un diseño y un análisis riguroso." Sin embargo, el Dr. Daniel Meyer, director ejecutivo asociado de la Asociación Dental Americana División Científica, piensa que es demasiado temprano para conocer el importante papel que puede jugar la enfermedad periodontal con el riesgo de paro cardiaco, infarto y de otras condiciones cardiovasculares.

Él dice que hay un elemento importante que falta en este y en otros estudios sobre el efecto de la enfermedad periodontal sobre los problemas cardiovasculares. " por lo que considera importante lo relativo a los distintos factores de riesgo, tales como la dieta, el ejercicio y la salud en general que no se están considerando, " explica el Dr. Meyer. "Así mismo enfatiza que se está tomando en cuenta un solo aspecto de una enfermedad muy compleja y que existen muchos factores individuales implicados como para decir que la enfermedad periodontal contribuye con cierto porcentaje del riesgo."

La enfermedad periodontal puede estar asociada con el desarrollo de cáncer en los hombres.

Un estudio reciente reportó que los hombres que han desarrollado enfermedad periodontal podrían tener un mayor riesgo de desarrollar cáncer pancreático.

El estudio llevado a cabo por investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard, la Universidad de San Juan y el Instituto Oncológico Dana-Farber, evaluaron el estado de salud de más de 51.000 hombres profesionales entre 40 y 75 años de edad. Durante un período de seguimiento de 16 años entre 1986 y 2002, 216 hombres desarrollaron cáncer pancreático.

Después de analizar la edad, historia de fumador, diabetes, obesidad, dieta y otras variables potenciales, los investigadores concluyeron que los hombres con antecedentes de enfermedad periodontal eran 63% más propensos a desarrollar cáncer pancreático comparado con los hombres sin antecedentes de enfermedad periodontal.

A pesar que el estudio proporciona una asociación estadística a largo plazo entre la enfermedad periodontal y el cáncer pancreático, no establece una relación causa-efecto definitiva entre las dos condiciones. La enfermedad periodontal es una infección de los tejidos que rodean a los dientes, ataca justo debajo del margen gingival, donde produce pérdida de los tejidos de soporte. Los factores de riesgo asociados con la enfermedad periodontal incluyen fumar o masticar tabaco; enfermedades sistémicas tales como la diabetes; medicamentos como los esteroides, algunas drogas para utilizadas para el tratamiento de la epilepsia, el cáncer y algunos bloqueadores del canal de calcio; prótesis bucales que no se ajustan correctamente; obturaciones defectuosos; y el embarazo o uso de anticonceptivos orales.

El riesgo que presentan algunos sujetos a desarrollar la enfermedad periodontal puede ser controlado cepillándose dos veces al día y utilizando el hilo dental o un limpiador interdental una vez al día. El odontólogo puede proporcionar instrucciones adicionales sobre métodos de higiene o sobre productos que pueden ser utilizados en el hogar.

Evitar el uso de tabaco y seguir ciertas medidas de salud, como consumir una dieta balanceada, son factores importantes en la prevención de la enfermedad periodontal. Para obtener mayor información sobre enfermedad periodontal, visite la página web de la ADA www.ada.org
La Enfermedad Periodontal y la Diabetes

la enfermedad periodontal y la diabetes 
La diabetes es una enfermedad en la cual el cuerpo no produce o no utiliza adecuadamente la insulina. La insulina es una hormona indispensable para convertir azúcar, almidones y otros alimentos en energía necesaria para la vida diaria. De los 20.8 millones de niños y adultos en los Estados Unidos que padecen de diabetes, cerca de un tercio de ellos ignoran que ellos tienen diabetes.1 Una investigación reciente ha sugerido que la periodontitis con frecuencia se asocia con la diabetes y puede ser considerada como una de la complicaciones crónicas de la enfermedad. Un estudio reciente que consistía de más de 200 individuos examinó la relación entre la diabetes y la periodontitis. Los resultados del estudio indican que los individuos con diabetes tenían un mayor nivel de periodontitis que los individuos que no padecían la enfermedad.2

la enfermedad periodontal y la diabetes 

Los factores importantes a considerar al momento de la evaluación del estado periodontal y de la formulación de planes de tratamiento para los pacientes con diabetes, incluyen su grado de control metabólico, la duración de su enfermedad, la presencia de otras complicaciones a largo plazo de la diabetes, la presencia de factores de riesgo simultáneos y su nivel general de salud.

Se debe enfatizar la reducción de bacterias y la eliminación del biofilm, tanto por encima como por debajo de la línea de las encías. Esto puede lograrse con el curetaje y alisado radicular tradicional además de un excelente cuidado en casa. El tratamiento debe enfocarse en la prevención de la enfermedad periodontal y de la inflamación oral, que es esencial en controlar las complicaciones orales asociadas con diabetes. Y, porque sabemos que la exposición bacterial es un factor de riesgo para la gingivitis incluso entre pacientes diabéticos sanos, bien controlados, los pacientes deben ser animados a utilizar el hilo dental regularmente y a cepillarse dos veces al día con una crema dental que ofrezca protección antibacteriana.

la enfermedad periodontal y la diabetes

Diabetes y Problemas de Salud Bucal

diabetes y problemas de salud bucal 
¿Existe una relación entre la enfermedad gingival y la diabetes? 
De los casi 21 millones de estadounidenses que padecen de diabetes, muchos  se pueden sorprender al enterarse de una inesperada complicación asociada con esta condición. Una investigación muestra que existe un aumento en la frecuencia de la enfermedad gingival entre aquellos pacientes que padecen de diabetes, añadiendo la enfermedad gingival severa a la lista de otras complicaciones asociadas con la diabetes, como la enfermedad cardíaca, el derrame cerebral y la enfermedad renal.

la enfermedad gingival y la diabetes 
¿Existe una relación de dos vías?
La investigación emergente también sugiere que la relación entre la enfermedad gingival severa y la diabetes es de dos vías. Las personas que padecen de diabetes no solo son más susceptibles a padecer de una enfermedad gingival severa, sino que también la enfermedad gingival severa puede tener el potencial de afectar el control de la glucosa en la sangre y contribuir a la progresión de la diabetes. Las investigaciones sugieren que las personas que padecen de diabetes se encuentran en mayor riesgo de padecer problemas de salud oral, como la gingivitis (etapa temprana de la enfermedad gingival) y la periodontitis (enfermedad gingival severa). Las personas que padecen de diabetes se encuentran en mayor riesgo de padecer de enfermedad gingival severa ya que, generalmente, son más susceptibles a la infección bacteriana y tienen una capacidad reducida de combatir las bacterias que invaden sus encías.

El Informe del Médico General sobre Salud Oral establece que la buena salud oral es una parte integral de la salud total. Por lo tanto, asegúrese de cepillarse los dientes y de utilizar el hilo dental correctamente y de visitar a su dentista para chequeos regulares.

Si padezco de diabetes, ¿estoy en riesgo de padecer de problemas dentales?
Si sus niveles de glucosa en la sangre se encuentran mal controlados, usted está más propenso a desarrollar una enfermedad gingival severa y a perder más dientes que los no diabéticos.Como todas las infecciones, la enfermedad gingival severa puede ser un factor en el aumento de los niveles de azúcar y puede dificultar más el control de la diabetes.

Otros problemas orales asociados con la diabetes incluyen: aftas, una infección causada por un hongo que crece en la boca, y la boca seca, lo que puede causar dolor, úlceras, infecciones y caries.

¿Cómo puedo ayudar a prevenir los problemas dentales asociados con la diabetes?
Lo primero es controlar el nivel de glucosa en la sangre.  Luego, cuidar bien de sus dientes y sus encías, junto con visitas regulares al dentista cada seis meses. Para controlar el afta -una infección micótica-, mantenga un buen control diabético, evite fumar y, si utiliza dentaduras postizas, quíteselas y límpielas diariamente. El buen control de la glucosa también puede ayudar a prevenir y aliviar la resequedad de la boca causada por la diabetes. 

¿Qué puedo esperar en mi chequeo dental?  ¿Debo informar a mi Dentista acerca de mi diabetes?
Las personas con diabetes tienen necesidades especiales y su dentista e higienista están equipados para satisfacer esas necesidades – con su ayuda. Mantenga a su dentista e higienista informados acerca de cualquier cambio en su enfermedad y de cualquier medicamento que pueda estar tomando. Posponga cualquier procedimiento dental que no sea emergencia si su nivel de azúcar en la sangre no se encuentra bien controlado.

La Enfermedad Periodontal y la Obesidad

la enfermedad periodontal y la obesidad 
Muchos profesionales médicos consideran la obesidad como una enfermedad crónica. Es bien sabido que la obesidad va en aumento en Estados Unidos, y que miembros cada vez más jóvenes de nuestra comunidad se están convirtiendo en personas obesas debido a una mala nutrición y a malos hábitos alimenticios. La investigación ha demostrado que la obesidad aumentará el riesgo de hipertensión, diabetes tipo dos, artritis, enfermedad cardiovascular, problemas respiratorios y cánceres de endometrio, seno, próstata y colon.1 En un estudio de investigación reciente también se ha demostrado que la obesidad aumenta el riesgo de enfermedad periodontal y que puede ser la resistencia insulínica la que regula la relación entre la obesidad y la enfermedad periodontal.1 También se encontró que los individuos con índices de masa corporal (BMI, por sus siglas en inglés) elevada producen un nivel más alto de proteínas inflamatorias.1

la enfermedad periodontal y la obesidad 
Las clasificaciones de tener sobrepeso y ser obeso pueden referirse a más del 60 por ciento de adultos norteamericanos. Es aún más alto para algunas poblaciones en alto riesgo, tales como mujeres afroamericanas, colocando a estas personas en mayor riesgo de diabetes y de enfermedad cardiovascular. Algunos expertos estiman que dos de cada tres estadounidenses tienen sobrepeso o son obesos, y las proyecciones de las tendencias de obesidad para el futuro indican un aumento en la incidencia de obesidad en la población en general.1

Es muy importante que las personas comprendan la epidemia de la obesidad y que tomen medidas proactivas para tratar este asunto con sí mismos y para con los miembros de la familia que sean obesos. Debe hacerse hincapié en la buena nutrición y el ejercicio y las personas deben ser instruidas sobre el papel que la obesidad podría desempeñar en el desarrollo de la diabetes, la enfermedad cardiovascular y del cáncer.

la enfermedad periodontal y la obesidad 
El profesional de la salud dental registrará un minucioso historial médico y revisará cualquier problema médico que pudiera apuntar hacia la causa de la obesidad; referirá al paciente a su médico para que éste lleve a cabo una evaluación. También se evaluará el estado de la salud oral y se proporcionará tratamiento con base en el diagnóstico. Se enfatizará la reducción de la placa y de la inflamación que le acompaña, tanto arriba como debajo de la línea de las encías. Debe reforzarse el cuidado en casa y animar a los pacientes a que utilicen hilo dental regularmente y cepillen sus dientes dos veces al día con una crema dental que ofrezca protección antibacteriana.

Los ácidos grasos poli-insaturados pueden disminuir la incidencia de enfermedad de encías

Los ácidos grasos poli-insaturados puede disminuir la incidencia de enfermedad de encías.

Una nueva investigación muestra que la ingesta alimenticia de ácidos grasos poli-insaturados como el aceite de pescado, conocido por sus propiedades anti-inflamatorias, es una práctica promisoria para el tratamiento y prevención de la periodontitis, que es una enfermedad inflamatoria común en la cual los tejidos gingivales se separan del diente, produciendo la acumulación de bacterias y perdida potencial de hueso y dientes.

Tradicionalmente, el tratamiento de la periodontitis se concentra en la infección bacteriana. Estrategias más recientes de tratamiento focalizan la respuesta inflamatoria. Un artículo publicado en el fascículo de noviembre del Journal of the American Dietetic Association por los investigadores de la Escuela Medica de Harvard y de la Escuela de Salud Pública de Harvard, sugiere que la terapia alimenticia puede ser un método simple de prevención y tratamiento.

Según Asghar Z. Naqvi, MPH del Departamento de Medicina del Centro Médico Beth Israel Deaconess: “Encontramos que la ingesta del ácido graso n-3, particularmente el ácido docosahexaenoico y ácido eicosapentaenoico, están irreversiblemente asociados con la periodontitis en la población de los Estados Unidos”. “Al presente, el tratamiento de la periodontitis primariamente incluye la limpieza mecánica y la aplicación local de antibióticos. Por lo tanto, la terapia alimenticia, si es efectiva, debe ser un método menos costoso y seguro en la prevención y tratamiento de la periodontitis. Dada la evidencia que muestra el papel que tienen los ácidos grasos n-3 en otras condiciones inflamatorias crónicas, es posible que tratar la periodontitis con ácidos grasos n-3 podría representar un beneficio agregado en la prevención de otras enfermedades inflamatorias crónicas, incluyendo derrame cerebral.”

Los alimentos que contienen cantidades significativas de ácidos grasos poli-insaturados incluyen peces como el salmón, mantequilla de cacahuate, margarina y avellanas.

En la investigación fueron utilizados los datos provenientes del National Health and Nutrition Examination Survey. Se encontró que la ingesta alimenticia de ácidos grasos poli-insaturados docosahexaenoico (DHA) y eicosapentaenoico (EPA), estuvo asociada a la disminución en la prevalencia de la periodontitis. El ácido graso poli-insaturados ácido linolenico (LNA) no mostro dicha asociación.

Más de 9,000 adultos que participaron en el NHANES entre 1999 y 2004 recibieron exámenes dentales y participaron en el estudio. La ingesta alimenticia con DHA, EPA y LNA se obtuvo a través de entrevistas de re-llamada a las 24 horas de ingerir alimentos. Así mismo, también fueron registrados los datos relacionados con el uso suplementario de ácidos grasos poli-insaturados. El estudio NHANES también recolecto extensos datos demográficos, étnicos, educacionales y socioeconómicos, los cuales brindaron a los investigadores otros factores a tomar en consideración.
La prevalencia de la periodontitis en la muestra del estudio fue del 8.2%. Hubo aproximadamente 20% de reducción en la prevalencia de la periodontitis en aquellos pacientes que consumieron la mayor cantidad de DHA. La reducción correlacionada con el EPA fue pequeña, por otro lado, la correlación con el LNA no fue estadísticamente significativa.

Tres resultados interesantes surgen de este estudio, comenta Elizabeth Krall Kaye, Ph.D., profesor de la Universidad de Boston Henry M. Goldman de la Escuela de Medicina Dental:

  1. ingiriendo niveles moderados de ácidos grasos n-3 de los alimentos. La ingesta relativamente moderada de DHA y EPA puede reducir los rangos de enfermedad periodontal.

  2. La ingesta de altos niveles no redujeron adicionalmente los rangos de enfermedad periodontal.

  3. Los resultados no fueron diferentes cuando los investigadores examinaron la dieta más la ingesta de suplementos, es decir, es posible que se puedan obtener beneficios clínicamente significativos en el tratamiento de la enfermedad periodontal

De acuerdo con la Asociación Dental Americana, las enfermedades periodontales son clasificadas de acuerdo con la severidad de la enfermedad. Sus dos mayores etapas son la gingivitis y periodontitis. La Gingivitis es la forma leve y reversible de las enfermedades periodontales y solo afecta las encías. La Gingivitis puede conducir a formas más destructivas y severas de enfermedad periodontal denominada periodontitis.

Para más información acerca de la enfermedad periodontal y su prevención, visite ADA.org.

Comprendiendo el Estrés y su Efecto Sobre la Salud Bucal

En estos tiempos de dificultades económicas, en que la tasa de desempleo está en su punto más crítico desde la Grande Depresión de 1929, muchos americanos están bajo estrés debido a la ansiedad y a los problemas de orden financiero. Si no se trata, el estrés puede afectar la mente y el cuerpo, incluso la salud bucal.

El estrés se define como una respuesta fisiológica del cuerpo a situaciones o problemas que pueden afectar negativamente la actitud o el organismo de una persona. El estrés se divide en cuatro categorías: eustrés, distrés, hipoestrés e hiperestrés.

El eustrés es una forma de estrés positivo. Es un estrés motivador y permite que la persona concluya su proyecto o trabajo. El distrés es un estrés negativo que afecta las personas a través del miedo, frustración y a veces, la ira. El hipoestrés ocurre cuando alguien no está bajo estrés positivo y puede dar origen a más problemas, produciendo tedio y desesperación. El hiperestrés es el resultado del estrés cuando alguien se esfuerza demasiado para cumplir plazos.

Cuando aparece el estrés, más personas son afectadas por hábitos poco saludables o negativos que pueden influenciar su salud bucal, tales como el uso del tabaco y el alcohol, como afirmó el cirujano-dentista Dr. David Cochran, PhD, Presidente de la Academia Americana de Periodontología y profesor titular del Departamento de Periodontología del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en San Antonio. Los factores de riesgo – tabaco y alcohol – pueden influenciar el desarrollo de las enfermedades periodontales.

Un estudio publicado en el Journal of Periodontology en 2007 mostró que el estrés interfiere en la higiene bucal. 56% de los participantes del estudio afirmó que el estrés había afectado su capacidad de cepillarse los dientes y usar hilo dental.

La hormona cortisol está presente en el estrés. El cortisol se acumula en niveles crecientes y puede llevar a la enfermedad periodontal.

El estrés puede afectar la salud bucal de las personas, causando los siguientes problemas:

  • Aparición de aftas – Aftas son pequeñas heridas en la boca causadas por virus, bacterias y/o deficiencias del sistema inmunológico.

  • Disfunción de la Articulación Temporo Mandíbular y/o Bruxismo – Las personas bajo estrés pueden tener problemas que afectan la articulación temporomandibular (ATM), así como rechinar y apretar los dientes (Bruxismo) durante el día o cuando duermen.

  • Boca seca – El estrés puede afectar el nivel de salivación. Ciertos medicamentos pueden tener influencia sobre el flujo salival.

  • Gingivitis  Varios estudios muestran que el estrés puede afectar la capacidad de realizar una buena higiene bucal y esto desencadena la aparición de inflamación gingival (gingivitis).

Éstos son algunos de los problemas que pueden ocurrir cuando el estrés está presente. Consulte a su dentista, si está pasando por cualquiera de ellos. Intente aligerar el estrés ingiriendo una dieta nutritiva, durmiendo el número de horas necesario por la noche y ejercitándose para reducir la ansiedad y la tensión consecuentes del estrés.

Los anticonceptivos inyectables pueden ser perjudiciales para los dientes y las encías

Los anticonceptivos inyectables de progesterona pueden estar asociados con la mala salud periodontal, según un estudio publicado en el Journal of Periodontology de febrero del 2012.

El estudio se enfoca en los depósitos de acetato de medroxiprogesterona, también conocida como el DMPA, un anticonceptivo inyectable de sólo progestina de larga duración administrada intramuscular cada tres meses. Los investigadores encontraron que las mujeres que están tomando actualmente DMPA o que han tenido DMPA en el pasado son más propensas a tener gingivitis y periodontitis que las mujeres que nunca han tomado.

La gingivitis y la periodontitis son indicadores de mala salud periodontal. La enfermedad periodontal es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta al tejido de la encía y el hueso que soporta los dientes. Gingivitis, la forma más leve de la enfermedad de las encías, provoca el enrojecimiento de las encías, su inflamación y que sangren fácilmente. La periodontitis es la forma más grave de la enfermedad de las encías y puede conducir a la pérdida de dientes. La investigación ha asociado a enfermedad de las encías con otras enfermedades inflamatorias crónicas tales como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y la artritis reumatoide.

Los datos del estudio: Uso de depósitos de Acetato de medroxiprogesterona y la salud periodontal en Estados Unidos de mujeres entre 15 a 44 años, se obtuvieron de la NHANES (The National Health and Nutrition Examination Survey) 1999-2004 conjuntos de datos de uso público. Las participantes eran mujeres premenopáusicas no embarazadas, 15-44 años que habían proporcionado datos completos de uso del DMPA, indicando el uso actual del DMPA, uso previo de DMPA o ningún uso del DMPA en todas edades. Todos los participantes recibieron un examen dental que se observó la pérdida de inserción clínica, evaluación bolsa periodontal en dos o tres sitios por diente, y la presencia de hemorragia gingival.

Después de ajustar por edad, raza, educación, nivel de ingresos de pobreza y el consumo de tabaco, el estudio encontró que los consumidores de DMPA actuales y en el pasado han aumentado significativamente bolsas periodontales, sangrado gingival y pérdida de inserción clínica que las mujeres que nunca han usado DMPA. Los actuales consumidores de DMPA tenían más probabilidades de tener gingivitis, mientras que los recientes consumidores  de DMPA tenían más probabilidades de tener periodontitis.

"Las hormonas pueden jugar un papel en la salud periodontal de las mujeres", dijo la Dra. Pamela McClain, presidente de la Academia Americana de Periodontología y periodoncista  en Aurora, Colorado."Estos hallazgos sugieren que las mujeres que usan o han usado, una hormona- anticonceptiva inyectable basada en DMPA pueden haber aumentado la probabilidad de mala salud periodontal. Me gustaría animar a las mujeres que usan o han usado previamente esta forma de anticoncepción para mantener una excelente higiene bucal, y estar seguro de que visiten a un  profesional dental para una evaluación periodontal completa  anualmente".

similar:

¿Existe una conexión entre la enfermedad de las encías y las afecciones cardíacas? iconRecuerda que la sintaxis es la parte de la gramática que estudia...

¿Existe una conexión entre la enfermedad de las encías y las afecciones cardíacas? iconLas relaciones entre países deben trascender siempre las relaciones...

¿Existe una conexión entre la enfermedad de las encías y las afecciones cardíacas? iconEl inhumano júbilo de las oligarquías colonialistas y proimperialistas...

¿Existe una conexión entre la enfermedad de las encías y las afecciones cardíacas? iconNota de prensa la Directora del nida de ee uu ofrece una conferencia...

¿Existe una conexión entre la enfermedad de las encías y las afecciones cardíacas? iconOlvidada, pero mortífera. Una enfermedad causada por un insecto,...

¿Existe una conexión entre la enfermedad de las encías y las afecciones cardíacas? iconCiencia, Filosofía y racionalidad
«The two cultures» generó una gran polémica, pero ya en 1963 Snow habló de la posibilidad de una tercera cultura que estableciera...

¿Existe una conexión entre la enfermedad de las encías y las afecciones cardíacas? iconLas memorias de un ufólogo
«La materia –lo dijo Pauwels– es, tal vez, únicamente una máscara entre todas las máscaras». Hago estas referencias marginales por...

¿Existe una conexión entre la enfermedad de las encías y las afecciones cardíacas? iconLa Región Amazonas, está circundada por gran variedad de recursos,...

¿Existe una conexión entre la enfermedad de las encías y las afecciones cardíacas? iconTesis (idea o pensamiento central que sostiene el texto) que defiende...
«Las relaciones entre los intereses económicos y políticos de las grandes potencias y las guerras existentes en el mundo actual»...

¿Existe una conexión entre la enfermedad de las encías y las afecciones cardíacas? iconResumen La presente Ponencia establece una relación comparativa entre...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
p.se-todo.com