Tomás Moro: el santo de Utopía




descargar 2.03 Mb.
títuloTomás Moro: el santo de Utopía
página6/10
fecha de publicación26.12.2015
tamaño2.03 Mb.
tipoUtopía
p.se-todo.com > Derecho > Utopía
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

“La virtud es definida como una vida ordenada según la naturaleza, y los hombres son orientados por Dios. Se considera injusticia, el hecho de que un hombre trate de impedir a otro que sea feliz.” (Hernández Arias)



“La naturaleza invita a los hombres a que se ayuden unos a otros viviendo alegremente; a obrar en bien de la humana sociedad. Todas las acciones y las virtudes deben estar dirigidas al placer y a la felicidad. Placer es el estado del alma o del cuerpo en que uno se complace obedeciendo a la naturaleza. Son verdaderos placeres aquellos referidos al alma o al cuerpo. Los del alma son la inteligencia y la beatitud que se origina de la contemplación de la verdad. A esto hay que agregar el recuerdo de una existencia bien vivida y la esperanza segura de los futuros bienes. los placeres del cuerpo son los que producen en los sentidos una manifiesta impresión y una salud carente de todo malestar.” (Hopenhayn)
"Sobre todo los preocupa el problema de la felicidad humana... Parecen inclinarse a pensar que la felicidad depende, si no totalmente, al menos en su mayor parte del placer... no cifran la felicidad en toda clase de placeres, sino en los buenos y honestos. Entre ellos unos ponen la felicidad en la simple virtud y otros, en cambio, entienden que ésta sólo es el camino hacia la felicidad, en la cual radica el supremo bien humano. Definen la virtud como el vivir de acuerdo con la naturaleza... la razón nos orienta a libramos de furores y vivir en alegría, y a considerarnos sujetos por lazos de bondad y humanidad con nuestros semejantes, a cuya dicha debemos contribuir... Puesto que definen la virtud como el vivir de acuerdo con los dictados de la Naturaleza, entienden que ella nos lleva a todos hacia el placer, meta última de todas las acciones. También señalan que, inclinándonos a vivir en sociedad, la Naturaleza nos induce al placer... piensan los utopianos que tanto nuestras acciones como nuestras virtudes se encaminan al placer, última meta nuestra y mayor felicidad, y llaman placer a todo movimiento o estado en que nos deleitamos naturalmente. Por ello, con acierto limitan el placer a la satisfacción de los apetitos a que la Naturaleza nos induce, o sea, sólo aquellos compatibles con la razón y los sentidos; obedeciéndolos no heriremos a nadie ni perderemos grandes goces." (Moro, II)
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

similar:

Tomás Moro: el santo de Utopía iconUniversidad Santo Tomás

Tomás Moro: el santo de Utopía iconModerna II marco Antonio Huesbe 06/10/05
«utopia» a su obra pensando en Erasmo y erasmo en su elogio a la locura piensa en moro

Tomás Moro: el santo de Utopía iconEl siglo XIII y Santo Tomás de Aquino

Tomás Moro: el santo de Utopía iconNota de prensa la Universidad de Santo Tomás otorga un importante...

Tomás Moro: el santo de Utopía iconUtopía tecnológica

Tomás Moro: el santo de Utopía iconUtopía arcaica

Tomás Moro: el santo de Utopía iconUtopía y el sueño

Tomás Moro: el santo de Utopía iconUtopíA-ANTIutopía-distopia

Tomás Moro: el santo de Utopía iconHistoria, leyenda y Utopía

Tomás Moro: el santo de Utopía iconLa utopía de la comunicación. Clemencia Correa




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
p.se-todo.com