Tomás Moro: el santo de Utopía




descargar 2.03 Mb.
títuloTomás Moro: el santo de Utopía
página7/10
fecha de publicación26.12.2015
tamaño2.03 Mb.
tipoUtopía
p.se-todo.com > Derecho > Utopía
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

“Dios recompensa a quienes han regalado placer. Los Utopienses, consideran como algo bajo y vil, el hecho de que el más fuerte oprima o destruya al más débil por placer. Podemos diferenciar dos clases de placeres: del alma y del cuerpo.” (Hernández Arias)



Política
“No es ya la religión sino la política, la que funda lo social. Por eso, para los utopianos no es un problema la pluralidad religiosa; más exactamente, es la primacía de lo político lo que permite e incluso obliga a ser tolerantes en materia de religión, hasta el punto de que la intolerancia religiosa es perseguida como un delito civil, como una alteración del orden público.” (Campillo Meseguer)
“La creencia religiosa pasa a ser una cuestión privada cuando lo público aparece como esfera autónoma, cuando lo político pasa a fundar por sí mismo lo social. La pluralidad religiosa sólo es posible sobre la base de la unidad política. Esta separación entre lo religioso y lo político, que tan claramente aparece en Moro, pasará a ser uno de los rasgos característicos del pensamiento político moderno.” (Campillo Meseguer)
"En efecto, cuando un hombre se apodera, por una razón u otra, de todo cuanto puede, síguese de ello que, por rica que sea una comarca, si unos pocos se reparten entre sí la riqueza, los demás caerán en la indigencia... por lo que estoy convencido de que hasta que se haya suprimido la propiedad no habrá distribución equitativa ni justa de las cosas ni será el mundo felizmente gobernado, pues mientras aquélla se mantenga la s amplia y, con mucho, la mejor parte de la humanidad estará sometida a una carga de pesares y ansiedades... Tampoco mientras haya propiedad privada podrá recobrarse el cuerpo social." (Moro II.)
"¿No piensas que si me presentara ante algún rey, para proponerle sabias leyes y arrancar las semillas malignas que en él viese, sería expulsado de su corte, o ridiculizado por mi empeño?... Por cierto, si propusiese yo cosas como las inventadas por Platón en su República, o las practicadas por los utopianos en la suya, aunque podrían parecer mejores, como sin duda lo son, resultarían tan distintas de nuestras instituciones, fundadas sobre la propiedad, que allá no se conoce, que mal podría yo esperar que tuviesen efecto alguno." (Moro II)
Justicia
“Cada 30 familias se eligen por año entre sus miembros un magistrado llamado Filarca. A la cabeza de 10 filarcas se encuentra un Protafilarca. El total de los Filarcas, unos 200, eligen, mediante escrutinio secreto a un príncipe haciéndolo entre cuatro candidatos que propuso previamente el pueblo; cada cuarta parte de la ciudad designa un candidato y lo recomienda luego al Senado.
El príncipe es un magistrado perpetuo a menos que de señales de tiranía. Año por año se eligen los protafilarcas; se reeligen, a menos que existan serios motivos en contra de los mismos. Los restantes magistrados se renuevan anualmente.
Cada tres días los protafilarcas se reúnen en consejo con el príncipe, deliberan acerca de los asuntos públicos y allanan, si es que existen, las divergencias entre particulares. Concurren cotidianamente dos filarcas a las sesiones del Senado. Los mismos no lo hacen nunca dos veces seguidas. En el Senado no se ratifica nada que no haya sido previamente discutido con tres días de anterioridad a la votación.
Se castiga con pena capital el hecho de deliberar sobre los negocios públicos fuera del Senado o de los comicios públicos.
Estas reglas fueron establecidas para evitar que el príncipe pudiera oprimir al pueblo y modificar el régimen de acuerdo con los protafilarcas.
Toda cuestión de importancia que se juzgue, es enviada a la Asamblea de los filarcas; estos, luego de consultar con sus familias, deliberan entre sí, y presentan su opinión al Senado. A veces la cuestión es llevada al Consejo general de la isla.
Nunca se discute en el Senado una proposición el mismo día en que ha sido presentada, y que la discusión se aplace hasta la siguiente sesión. De esta forma nadie se halla expuesto a decir lo que primero le viene a los labios y a tener entonces que defenderlo en vez de sostener lo que será de mayor conveniencia al interés público. (Hopenhayn)
Cultura
“Ejemplifica a Utopía, donde hay pocas leyes y gran virtud, tiene abundancia porque todo es común. Mientras haya un solo hombre, dueño absoluto de lo suyo, habrá injusticia y pobreza. Por otro lado donde hay orden, organización, bien común, trabajo, estudio y dedicación, habrá prosperidad justicia y paz.” (Haiek)
“La ciencia común a todos es la agricultura, que es practicada por todos (hombres y mujeres), para ello se preparan desde niños en las escuelas y los campos. Además de la agricultura, se practican otras ciencias como tejer, carpintería, albañilería, herrería. La función de los sifograntes es velar para que los hombres trabajen cada uno en su arte; también hay un espacio para la música y la reflexión.” (Haiek)
"Tal era el ingenio de los utopianos, que les bastó la llegada de estos inesperados huéspedes para aprender todas las artes que conocían por entonces los romanos y les fueron transmitidas por los náufragos, y que luego desarrollaron por sí mismos; tantas ventajas fueron capaces de extraer del fortuito arribo de algunos de los nuestros a sus tierras. Si un accidente similar trajo alguna vez utopianos a Europa, hasta tal punto no mejoramos gracias a ello que ni siquiera lo recordamos... Pues si bien les bastó a ellos aquel azar para apoderarse de nuestras invenciones útiles, creo que pasaría mucho tiempo antes de que aprendiésemos o aplicáramos alguna de las buenas instituciones que allá tienen. Y ésta es la verdadera causa de que, no siendo nosotros inferiores a ellos en entendimiento o recursos materiales, tengan allá mejor gobierno y sean s felices." (Moro,II)
Religión

1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

similar:

Tomás Moro: el santo de Utopía iconUniversidad Santo Tomás

Tomás Moro: el santo de Utopía iconModerna II marco Antonio Huesbe 06/10/05
«utopia» a su obra pensando en Erasmo y erasmo en su elogio a la locura piensa en moro

Tomás Moro: el santo de Utopía iconEl siglo XIII y Santo Tomás de Aquino

Tomás Moro: el santo de Utopía iconNota de prensa la Universidad de Santo Tomás otorga un importante...

Tomás Moro: el santo de Utopía iconUtopía tecnológica

Tomás Moro: el santo de Utopía iconUtopía arcaica

Tomás Moro: el santo de Utopía iconUtopía y el sueño

Tomás Moro: el santo de Utopía iconUtopíA-ANTIutopía-distopia

Tomás Moro: el santo de Utopía iconHistoria, leyenda y Utopía

Tomás Moro: el santo de Utopía iconLa utopía de la comunicación. Clemencia Correa




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
p.se-todo.com